innovación, creatividad & pronoia

1.5 Ser Proactivo VS Ser Reactivo

¿Tu actitud ante la vida es “proactiva” o “reactiva”?

Finalizamos esta primera semana introductoria dividiendo a nuestros alumnos en dos grupos: Los que dirigen su vida y a los que se la dirigen. Una persona que dirige su vida sabe lo que quiere y trabaja cada día en obtener lo que quiere. Una persona a la que le dirigen la vida generalmente no tiene objetivos, y trabaja cada día para darle a quienes le dirigen lo que ellos quieren obtener. ¿Sabrías decir a qué grupo perteneces?

7-habitos-gente-altamente-efectiva-infografia

 

Así es como se configura el mundo. Las personas reactivas “reaccionan” ante los estímulos que les llegan de las personas proactivas. Las personas que dirigen su vida son proactivas, van hacia lo que quieren, deciden qué hacer con su tiempo, tienen planes para conseguir lo que quieren y están siguiendo sus planes.

Saben que existe el riesgo de que sus planes no salgan bien, pero entonces cambiarán su plan y volverán a probar. Una persona que dirige su vida ha aceptado que es responsable de su situación y de cómo cambiarla. Una persona proactiva, a la larga, avanza en su vida como consecuencia de sus estrategias.

Una persona a la que le dirigen la vida trabaja en modo reactivo la mayor parte de su tiempo. Simplemente alguien decide qué es lo que tiene que hacer con su tiempo y se ponen inmediatamente manos a la obra. Una persona reactiva no tiene planes, ellos forman parte de un plan de otra persona.

Una persona reactiva cree que su situación no depende de sus actos y que sólo los demás podrán cambiar su situación. Una persona reactiva, puede tener una gran vida porque quizás otros eligieron bien por él, pero ¿Es la vida que realmente quiere tener?

La pregunta que puedes hacerte es: ¿Estoy reaccionando a mi entorno o yo transformo mi entorno? o en en otras palabras ¿Soy reactivo o proactivo?. Te dejamos 5 consejos para poner en práctica estos días y pasar de hábitos reactivos a hábitos proactivos. Si los aplicas, pronto notarás la diferencia.

5 CONSEJOS BÁSICOS PARA TRANSFORMAR LA FORMA DE GESTIONAR TU AGENDA >> DE REACTIVO A PROACTIVO 

1. Tener iniciativa. Debes tomar la iniciativa sobre tus propios actos, es decir, debes asumir y ser consciente de cuáles son tus responsabilidades. Debes tomar autoconciencia del significado que quieres que tenga tu vida y tu trabajo y no eludir ciertas responsabilidades. El eludir dichas responsabilidades a la larga es perjudicial porque te resta efectividad, ya que no eres tú el que controla las decisiones sobre tu propio trabajo.

2. Cuida tu lenguaje. En relación con la iniciativa está el lenguaje. Más adelante os explicaremos la importancia de la PNL (programación neurolingüística) pero por ahora, esta imagen nos puede ser de gran utilidad:

lenguaje-proactivo-gestiontiempo-1

3. Aprovechar el Tiempo. El uso que haces del tiempo también es esencial en el proceso para convertirse en una persona proactiva. Siempre he pensado que el uso que se hace del tiempo es mejorable. Y es mejorable porque nadie se detiene a pensar en cómo mejorarlo, en cómo optimizarlo, en cómo transformarlo. Ser proactivo implica tomar conciencia de cómo empleas tu tiempo. Sobre este punto es muy interesante la distinción entre:

Círculo de preocupación (profesional reactivo).
En este círculo se trata de distinguir sobre qué preocupaciones tengo un control real y sobre cuáles no. Se trata del círculo propio de las personas reactivas. Un círculo en el que se invierte mucho tiempo y mucho esfuerzo en tratar de controlar aquello que no es posible controlar. Esto hace que la gestión del tiempo sea poco efectiva y se contagien de dichas preocupaciones, convirtiendo estas preocupaciones en negatividad.

Círculo de influencia (profesional proactivo).
Es el círculo en el que se centra la persona proactiva. Este es el círculo que tú puedes controlar e incidir sobre él de forma activa. El profesional proactivo siempre buscará estar dentro de este círculo de influencia y además intentará que dicho círculo cada vez sea mayor.

proactivo-reactivo-gestion-del-tiempo

4. Tener y ser. Estos dos verbos guardan una relación directa entre el Círculo de preocupación y el Círculo de influencia.

– Tener. Corresponde al Círculo de preocupación (“si tuviera…”).

– Ser. Corresponde al Círculo de influencia. Se centra más en el carácter y en la determinación ante la realidad que le rodea y de la que es perfectamente consciente. La grandeza de tener autoconciencia es que te permite ver opciones donde otros sólo ven inconvenientes (tener). A esto se le podría llamar Imaginación creativa, es decir, la capacidad que tiene el proactivo de hallar distintas respuestas, de buscar otras alternativas, de avanzar en otras soluciones. ¿Cómo? Mediante el uso de la imaginación y disminuyendo el tiempo de productividad por el de pensar en otras opciones.

5. Compromiso y promesas. Si quieres ser proactivo debes comprometerte a crear las circunstancias idóneas para un cambio que te permita una mayor efectividad. El compromiso  convierte una promesa en una realidad, es capaz de transformar la palabra en acción. El compromiso es lo que forja el verdadero carácter proactivo. Recordar que con este mismo punto (“jamás te defraudes a ti mismo”) finalizamos el tema anterior. El compromiso debe partir siempre de ti mismo y debe basarse en:

Conocimiento: ¿Qué es lo que prometo?
Capacidad: ¿Qué capacidad tengo de llevar a cabo lo que prometo?
Pasión: ¿Hasta cuánto deseo lo que prometo?

infografia_personas_con_exito-tiempo

La proactividad, el ser proactivo, no es sólo una actitud cuando organizas tu agenda, es una actitud ante la vida. Trabajar desde el optimismo, la creatividad, la persecución de metas y desafíos profesionales no está exento de miedos y de inseguridades. Pero si tomas conciencia de tu tiempo y le das el valor que realmente se merece, te darás cuenta de que tú y sólo tú eres el que decides cómo quieres que te afecten las cosas y de qué manera les harás frente. Dejarás de desperdiciar tu tiempo o dejarás de ponerlo al servicio de actividades vacías de sentido para ti.

Sírvete, por tanto, de la determinación, pasa a la acción, sé optimista, creativo, plantéate nuevas metas y nuevos desafíos, sé asertivo en tus planteamientos y no le temas a los cambios. Así y sólo así es cuando la gestión de tu tiempo te llevará a cumplir todos y cada unos de tus sueños.

Deja un comentario

Kopy Theme . Proudly powered by WordPress . Created by IshYoBoy.com  .  Hosting por dinahosting  .  Contacto: info@disenosocial.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies