innovación, creatividad & pronoia

2.4 Diseño Insostenible

Se suele relacionar con “sociedad de consumo” a la adquisición de bienes materiales sin valor significante, consumidores poco concienciados, y uso irresponsable de los recursos naturales. Actualmente consumir constituye el interés central de nuestra vida social y nuestros valores culturales.

Este consumo no siempre es de bienes materiales, sino que también valores intangibles que un producto o servicio nos ofrece. Es precisamente la irresponsabilidad de la producción industrial, y de los diseñadores, la que ha degenerado en que esta desvinculación entre los usuarios y los productos.

Se ha calculado que el 80% de los productos y materiales que pasan por las manos de un consumidor se convierten en basura a las seis semanas. Resulta desalentador pero el mundo no es así. Lo hacemos así. ¿Qué os parece si empezamos a diseñarlo de otra forma?

El diseño sostenible no debe entenderse como metodología para reducir el impacto de productos desechados. Los diseñadores de productos o servicios, deberíamos plantear el diseño sostenible como una responsabilidad social corporativa que no sólo preste atención al reciclado de productos o la producción biodegradable, sino que además debería trabajar el significado del uso de esos productos y la vinculación de las personas con sus bienes de consumo.

Frente a “diseño sostenible”, muy relacionado con los productos ecológicos, otros términos como el “diseño social” o “social design” se han convertido en los últimos años en un término para referirse a prácticas creativas que inciden en la sociedad creando soluciones positivas de cambio social. Desgraciadamente, sus enfoque, aunque en esencia no son contrarios, suelen están distanciados de los enfoques comerciales, y muy relacionados con los diseños marginales, las asociaciones sin ánimo de lucro o la nueva oleada de emprendedores sociales.

El diseño social ha estado promovido por el “activismo en el diseño” aunque historia que se remonta al origen mismo del diseño y ha resurgido como respuesta a ciertas situaciones de cambio geopolítico, a condiciones sociales, prácticas económicas y desafíos medioambientales.

Este consumo no siempre es de bienes materiales, sino que también valores intangibles que un producto o servicio nos ofrece. Es precisamente la irresponsabilidad de la producción industrial, y de los diseñadores, la que ha degenerado en que esta desvinculación entre los usuarios y los productos.

Se ha calculado que el 80% de los productos y materiales que pasan por las manos de un consumidor se convierten en basura a las seis semanas. Resulta desalentador pero el mundo no es así. Lo hacemos así. ¿Qué os parece si empezamos a diseñarlo de otra forma?

El diseño social es plantear una idea constructiva que nos ayude a comunicar y significar un proyecto. Este debe ser coherente con la producción de objetos o servicios útiles a la sociedad y valerse de propuestas éticas y recursos materiales compatibles con el medioambiente y el contexto social.

Sus intervenciones quieren fomentar el debate social, el planteamiento de problemas y a su vez dotar de nuevos espacios y herramientas para la participación y empoderamiento ciudadano.

Insistimos en gastar nuestros esfuerzos por exigir o suplicar, a aquellos que no desean cambiar el sistema, que lo hagan. La pregunta es ¿por qué no cambiarlo nosotros?.

¿En qué medida somos responsables de perpetuar esta “sociedad de consumo”? ¿Existen casos o iniciativas de diseño o comunicación social en tu ciudad?

Comments (34)

  • Solmaria . 6 Mayo, 2017 . Responder

    Siendo parte ya somos responsables, comenzando por ser responsables de nuestras acciones y lo que apoyamos o no apoyamos, de lo que hacemos con nuestras cosas, de lo que compramos, donde lo compramos, etc

    Una de las cosas que hay de ejemplo en mi cuidad es http://sistemab.org/

  • Marta . 3 Febrero, 2017 . Responder

    Existen dos iniciativas que trabajan el tema del consumo consciente http://consumaconsciencia.org/ que nos habla de la entidades que proveen servicios o productos y nos ofrecen indicadores comunes y otros por sectores para que podamos evaluarla y decidir si con nuestras compras les apoyamos o no. También está http://www.consumaconciencia.com/ que es un TU MERCADO ONLINE DE PRODUCTOS RESPONSABLES: SALUDABLES, ECOLÓGICOS, DE COMERCIO JUSTO para acceder fácilmente a estos productos.
    Yo creo que estas dos iniciativas son complementarias y necesarias. En una conferencia a la que asistí Anita Roddick, la fundadora de BodyShop nos decía que como consumidores tenemos la obligación de saber en qué condiciones se han elaborados lo productos UE consumimos. Ella decía que su gran error fue permitir que Bodyshop saliese a bolsa porque en ese momento había perdido el control de su empresa para dárselo a sus accionistas. También hay un libro de Carlos Ballesteros que se titula “TU COMPRA ES TU VOTO: CONSUMO RESPONSABLE, ECOLOGIA Y SOLIDARIDA” un elocuente mensaje.
    Finalmente también quiero mencionar a “Consume Hasta Morir” que nos invitan a reflexionar sobre el consumismo usando las herramientas del a publicidad.

  • Itxaso Espinal . 1 Febrero, 2017 . Responder

    Somos completamente responsables de la Sociedad de consumo, desde el momento en el que somos parte de ella. Una sociedad se compone de personas, con opciones de actuar de forma X o Z; De hecho, quedará definida y se seguirá formando en base a los comportamientos mayoritarios, en este caso “Sociedad de consumo”. Además, el hecho de no conocer las leyes nunca ha eximido a nadie de ser culpable de sus actos, y por tanto no sirve decir que no sabemos. Informémonos, preguntémonos aquello que nunca nos hemos planteado y por lo menos, seamos conscientes de la dirección a las que nos dirigimos; sí, nosotros mismos.
    En Bilbao existen varias iniciativas, entre las que me gustaría subrayar Colaborabora https://www.colaborabora.org

  • MARIA DEL CARMEN PARDO MORENO . 14 Diciembre, 2016 . Responder

    Somos responsables y tenemos el deber no sólo el derecho de contribuir a la erradicación de dicha “sociedad del consumo”. Ya que hay que intervenir a nivel microsocial ( familia, amistades, barrio,…) como a nivel macrosocial ( instituciones educativas, políticas, empresas, a nivel rural y urbano,…). No vale el simple hecho, de que cumplimos con normativas europeas e internacionales en cuanto al desarrollo sostenible y medioambiental haciendo peatonal por ejemplo unas calles por unos días, sino que consiste en promover iniciativas, formas de vida consolidadas y que vayan en pro del bienestar social, de la salud, protección de nuestro entorno, patrimonio, recursos naturales, etc.
    No basta, con realizar acciones de sensibilización puntuales sino de introducir materias educativas en sistema educativo a nivel formal, no formal e informal de forma contínua y evaluable permanentemente en todos los ámbitos ( escolar, laboral,…). Haciendo participantes activos/as a toda la ciudadanía.

    En relación a si existen casos o iniciativas de diseño o comunicación social en mi ciudad he de comentar que en mi pueblo concretamente no pero si en mi región. A continuación expongo el enlace de la iniciativa:

    https://aecosextremadura.wordpress.com/

1 5 6 7

Deja un comentario

Kopy Theme . Proudly powered by WordPress . Created by IshYoBoy.com  .  Hosting por dinahosting  .  Contacto: info@disenosocial.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies