1.4 Diseño social aplicado al diseño industrial

El mundo actual es un mundo de productos que van desde lo funcional a lo totémico. Muchos artículos que vemos en el mercado no sólo tienen una función práctica sino también un valor añadido, que normalmente atribuye el marketing utilizado por la marca. La gran mayoría de estos artículos responden al modelo de consumo capitalista, constante generador y abastecedor de necesidades de consumo.

El principal fin de la producción de objetos es hacer crecer el capital de la industria y las marcas sobre todas las cosas, sin importar si se atenta contra el medio ambiente, si se explota a los trabajadores, si se desplaza a pequeños productores y a la economía local, y sin importar, incluso, la calidad de los mismos productos. No loearinolecina@gmail.com tienen en cuenta los productores pero tampoco, y en esto tenemos gran parte de la culpa, lo tenemos en cuenta los compradores.

Imagen de previsualización de YouTube

El diseño industrial es una herramienta muy poderosa que puede ser esclava de las grandes empresas y crear necesidades en el público consumidor, también puede resolver problemáticas dentro de un contexto social. A esto último se le llama diseño social, y su principal objetivo, a diferencia del diseño mercantil, es contribuir a hacer un mundo mejor para todos.

Mientras los derechos humanos siguen en un segundo plano, y gracias al apoyo de muchos líderes políticos y la buena labor de muchas asociaciones en defensa del medio ambiente, la sostenibilidad está de moda. Sin embargo, la industria sigue más interesada en vender productos “sostenibles” que en crear realmente productos “sostenibles”. Esto nos ha llevado a que ahora podemos comprar casi cualquier producto de materiales reciclados sin importar si en el proceso de reciclado se invierte más energía que si se hiciera de nuevo. Como este ejemplo hay muchísimos, pero desde EN+ queremos centrarnos en aquellos diseños que sí tienen un interés social o ambiental y que están generando un cambio en la vida de personas que lo necesitan.

Imagen de previsualización de YouTube

El diseño es por esencia una herramienta que mediante el desarrollo de objetos o servicios debe mejorar la calidad de vida de las personas, por lo que nos sorprende y preocupa la ausencia del diseño industrial orientado a esa parte del mundo que más lo necesita.


Hemos estigmatizado de tal manera a los grupos más pobres, como suele pasar en el resto de ámbitos, que durante años el diseño indutrial los ha considerado como “no consumidores de valor” y por tanto, ajenos de nuestros servicios. Durante décadas nos han enseñado que el diseño en general es una disciplina refinada, depurada, cercana al árte y a la élite (si entendemos como “élite” a la clase media y alta de la sociedad”).

Revisando la historia de los grandes diseñadores nos encontramos con una extensa lista de iconos del diseño que repetitivamente, han proyectado fielmente más de lo mismo sobre los mismos de siempre.  Es en este contexto en el que cada alumno que accede a nuestras “escuelas de diseño y creatividad”, aprende a valorar la sensibilidad estética sobre la ética, sobrevalorando productos de poco valor, transformando mentes libres y soñadoras, en esclavos de nuestro sistema de producción insostenible y alejando sus mentes del cambio social innovador.

Pero hay alternativas. Dedicaremos cada jueves del curso a mostraros un ejemplo práctico de proyectos que nos muestran plataformas de comunicación y diseño orientadas al cambio social real y sostenible. Comenzamos este apartado con el proyecto de diseño: “Un techo para Chile”.

Diseño para la Innovación Social  es una iniciativa de la Universidad Católica de Chile, conscientes de que el diseño y los diseñadores podrían hacer algo para mejorar las condiciones de desigualda en salud, educación y pobreza. Este proyecto esta destinado al diseño centrado en el usuario, pero en este caso el usuario no son los compradores habituales sino las personas que viven en los campamentos de “Un techo para Chile”.

Imagen de previsualización de YouTube

ANEXO: Diseño coherente, consciente, responsable… necesario.

¿Qué opinas sobre el diseño actual?
¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?
¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

Licencia Creative Commons
Diseño Social aplicado a Diseño Industrial por EN+ se encuentra bajo una Licencia:
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en disenosocial.org

30 comments

  1. Stella García dice:

    Desde hace varios años, inicié el camino de la participación social, desde mi experiencia migratoria. Todo lo que tiene que ver con las propuestas que tienen que ver con el diseño social, la solución de problemas para ese 90% del mundo que necesitamos apoyo, me emociona.
    Aunque el sistema capitalista ha hecho un gran trabajo aislándonos,llevándonos a pensar en el sálvese quien pueda y como pueda, pienso que estamos en un momento donde ya no se puede parar este cambio. Hay que cambiar el paradigma del crecimiento indefinido, y pasar al decrecimiento y a la sostenibilidad. Es un cambio personal y social.
    Pero es ir en contra de la ambición desmedida de muchos interesados en mantener sus privilegios, a costa de lo que sea. En mi caso, con unos 50 años encima, quizás no vea el resultado,el cambio en su totalidad, pero abrimos camino.
    Y tenemos herramientas poderosas como la comunicación social, para que esto se sepa, llegue a todas partes, y la sociedad reaccione.
    No debemos olvidar la perspectiva social y humana,de todo diseño que hagamos o utilicemos.

  2. Lali dice:

    Hola a tod@s!

    Desde mi punto de vista creo que aun queda mucho por hacer en el campo del diseño social, ya que no existe una conciencia común ante esta necesidad. Como consumidores debemos asumir una mayor responsabilidad que pase, al menos, por cuestionar los métodos de producción utilizados.

    De todos modos, aunque aun se esté a medio camino, estoy segura de que el diseño industrial terminará por incorporar como base indispensable esta visión social de la que hablamos.

    Saludos!

  3. marga dice:

    yo creo que hay un gran avance hacia el diseño social y la creación de productos sostenibles que beneficien a la comunidad, quizás falle la red de difusión y la falta de interes y apoyo económico por las empresas para comercializarlos por el riesgo que conlleva, dentro de lo conocido es más seguro invertir.
    para mi el diseño social es algo que siempre está dentro de mi como una pequeña incoherencia en mi trabajo, como un recuerdo de algo inacabado… sigo buscando el equilibrio entre lo correcto y lo necesario

  4. Eva Denche dice:

    En nuestra sociedad siempre se busca el buen diseño, que quede bonito y se crean cosas realmente bonitas, eso esta claro. Y otras sin sentido y horrendas, todo hay que decirlo. Como un producto que vi el otro día que hace que los labios se vean mas grandes… en fin, sin comentarios sobre esto.
    Lamentablemente hay diseños buenos y sociales que parecen no interesar, les quitan beneficios a las multinacionales. Es una pena pero esta tan claro que podríamos todos ser un poco mas empaticos con las necesidades de otros países.
    Esto es ya una responsabilidad, se tiene que ser creativo, buscar ideas, objetivos, pero en favor de todos.
    En esta sociedad nos hemos vuelto egoístas, mientras no nos falte nuestro teléfono con acceso a internet y dinero para salir a tomas una cerveza parece que no reaccionamos.

  5. Sol dice:

    Me gustaría formar parte de un equipo de personas cuyos diseños y campañas de comunicación busquen el cambio y la mejora social. Es bonito dar tiempo e ideas a causas que son realmente útiles y no solo a vender productos caducos.

  6. Ana dice:

    Actualmente, por lo general, no interesa el diseño social. No es que sea incompatible con el buen diseño, no lo es. Pero tampoco interesa ahora mismo mejorar el diseño social.
    No interesa ese 90% si no ese 10% que nos puede pagar caro nuestro diseño y a la vez darnos publicidad para seguir vendiendo.

  7. Tomás dice:

    El 90% del diseño actual está pensado y creado para el consumidor medio/alto. La falta de interés y de información sobre el diseño social hace cada vez esto mas evidente. Sobre si el buen diseño es compatible con el diseño social….creo que si, solo es cuestión de querer hacerlo. Muchas veces pensamos que el ciudadano que necesita de un producto por carecer de medios, no entiende ó no ve si es un producto de buena calidad y diseño agradable, esto es falta de conciencia social.

    Sinceramente no pensamos en el otro 90% de la población para diseñar y ofrecer nuestros productos porque el ego creativo nos lo impide la mayoría de las veces. Es mucho mejor para nuestra marca personal como diseñadores, crear algo para una gran compañía ó marca que para alguien que solo lo va a utilizar y no le va a dar importancia al diseño o al propio diseñador.

  8. Núria dice:

    Si bien el sistema económico representa grandes retos, incluirlo en las discusiones de diseño puede ayudar a: identificar que productos tienen las características para impactar en el bienestar individual y colectivo, asumir una postura en relación al sistema económico y actuar de manera coherente en relación a las aspiraciones e intereses de los y las diseñadoras.

    Existe un interés general de los diseñadores/as por los usuarios. Esto no significa que todos los productos generan bienestar social/individual en los seres humanos, y tampoco es claro si todos los diseñadores tienen las herramientas para realizar diseño centrado en el usuario/a. Esto sin considerar los intereses de las empresas, que generalmente están orientados hacia las ganancias generadas por la mercancía vendida. Además, es probable que el modelo ha absorbido a un grupo significativo de diseñadores/as.

    Creo que debe haver una tendencia ahacia ver al usuario más real, más humano, y más interesante. Quizá, este enfoque, así como el diseño de experiencias, social, sustentable están generando alternativas en donde impere la lógica del ser humano, en vez de la lógica de las mercancías.

  9. jorge dice:

    Quiero intentar responder estas preguntas desde lo personal. Pues son las cuestiones del diseño industrial y lo social lo que me motivan a tomar este curso.

    Yo llegue desde el arte creativo y las visualizaciones virtuales en la comunicación visual al 3D CAD -CAM para la fabricación industrial en construcción naval. Siempre rechazó la etiqueta de Diseñador en mi función, como trabajador en 3D CAD prefiero ser etiquetado como visualizador de proyectos.

    La cuestión que nos suceded en el terreno de trabajar con herramientas digitales para la fabricación directa, las nuevas manufacturas aditivas, y los métodos de construcción con modelación de información es que los compradores de nuestros servicios son exclusivamente los que le ofrecen productos de lujos a los más ricos, como una embarcación de pesca recreativa por ejemplo.

    Cuando busco ofrecer servicios para fabricar productos para el 90% no encuentro manufacturas en mi país, pues hace rato que las industrias locales siguen cerrando y más productos se importan desde, primero desde Taiwán, luego de Hong Kong, China y ahora India e indonesia.

    Incluso cuando pienso en realizar mis creatividades y poner un estudio con una sala de exposiciones para el público, igual los productos tienen que estar dirigidos a los que pueden comprar esos meros adornos con título de arte. El Diseño y el artes están secuestrado juntos con sus practicantes para ser serviles al mundo de los más privilegiados.

    Este último tiempo he estado mirando los proyectos de innovación social, impacto social, bajo de la pirámide hasta llegar ha esto de diseño social. Veo que muchos proyectos son generados desde el mundo académico ONE OFF, y son difundidos y usado como dinámica en el que hacer social por parte de ONGs.

    También veo que algunos con capacidades y recursos para implementar empresas productivas a optado por emprendimiento social, produciendo productos que benefician directa o indirectamente a los más pobres.

    Todavía no he encontrados ejemplos que me sirvan de guía, para que un Diseñador o visualizador de proyecto pueda orientar su servicio a tiempo completo para el co-diseño y co-creación con los más necesitados.

    Supongo que lo que busco es Diseño industrial aplicado a Diseño social en otras palabras como poner las capacidades de proyectistas al servicio de proyectos productivos en emprendimiento social de grupos creativos con menos recursos.

    Si algunos de los lectores conocen ejemplos, les estaría muy agradecido si pudieran compartirlos he indicarme dónde puedo verlos.

  10. Dr. T dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?
    El diseño REAl y actual es Cradle to cradle: http://www.ted.com/talks/william_mcdonough_on_cradle_to_cradle_design?language=en
    Todo lo demás es diseño pasado de moda y prescindible
    El planeta ya no está para aguantar el consumismo de las masas
    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?
    No es que sean compatibles solamente si no que gracias al eco-diseño hacen tándem
    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?
    Desde Europa el otro 90% se percibe muy lejos para los consumidores, pero no lo está. Os comparto este documental https://vimeo.com/99620123
    Solo es cuestión de tomar conciencia

  11. Carolina dice:

    El diseño actual a sufrido una transformacion , si bien ahora está marcada la diferencia entre el diseño comercial y lo que es diseño social, surge un empoderamiento en el acceso y aplicación del diseño para que las personas comprendan sobre circunstancias que no necesitan una retribución mercantil.
    El diseñar implica una gran responsabilidad a nivel social, lo que se muestra genera un cambio social, resuelve problemas humanos y contribuye al bienestar social, lo que implica un compromiso por parte del que diseña.

  12. Jessica dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?
    Le falta conciencia social, y es elitista, pero no en su totalidad, no generalizaría. El diseño se concibió para comunicar de forma creativa y estética. Sigue comunicando, sigue siendo estético y creativo, replantearía el contenido, y la forma de “decir” el cual creo que lo hace elitista.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?
    Hay un solo diseño, que debe perseguir la excelencia, la sensibilidad, el buen gusto, estilo y estética adecuada a la comunicación. No se trata de uno u otro diseño, sino que fin persigue y como se comunica.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?
    No se piensa en tanto diseño comercial, ya que selecciona sus clientes, y estos son quienes tienen el poder adquisitivo para adquirir el producto o servicio. El resto se divide en no consumidores y en quienes no tienen el poder adquisitivo para obtener el producto.
    Ahora bien, apoyándome en mi respuesta anterior, sostengo que existe “un diseño”, y como lenguaje comunicacional que es, esta direccionado y posee una intención.

  13. Jorge García dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?
    El Diseño actual forma parte de la economía de mercado y eso hace que esté sujeto a las mismas normas: el cliente siempre tiene la razón. Y si quieres subsistir…
    A pesar de ello, el diseño nos ayuda a abrir mentes, emocionar y crear conciencia y experiencias únicas. existe una bipolaridad total como en otros ámbitos. Si hacemos negocio con la educación y la sanidad, con el diseño no va a ser menos.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Por supuesto que sí! y además es necesario. El talento puesto a disposición de la búsqueda de soluciones con un impacto social positivo es de la única manera que tiene sentido. El diseño bueno o malo solamente podemos valorarlo si soluciona un problema o no lo hace.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    La economía basada en el consumo nos hace buscar el máximo beneficio económico en el menor tiempo posible. Vemos los grandes problemas de la humanidad como responsabilidad de OTROS. Y si queremos afrontarlos, nos llaman utópicos.
    Desde mi punto de vista, el problema está en la educación y en los valores humanos que inculcamos en las escuelas y las familias. Si educamos a las niñas para ser trabajadoras y seguir unas normas, la individualidad y en vidas prefabricadas, la falta de pensamiento crítico y consciencia, hará que miren a otro lado cuando aparezca un problema frente a ellas.

  14. CELIA dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?
    El diseño actual, por lo general, va dirigido a las clases enriquecidas. Suele ser un diseño que sigue unas tendencias estéticas y que por lo general aporta poco al bienestar real de la sociedad. Es un diseño elitista, que crea objetos de poca utilidad pero que ensalzan aún más a esa élite.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?
    Sí que son compatibles. Basta con seguir siendo creativos, innovadores, estéticos y poner todo este potencial al servicio de las necesidades reales de la sociedad.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?
    Porque ese 90% no es rentable. No tienen los recursos económicos para permitirse bienes o servicios “extra”.

  15. Jaione dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?
    Los mercados actuales están configurados entorno al mundo occidental tanto los diseños como las ganancias.
    Creo que el diseño actual es poco innovador, se sigue la corriente del consumismo como si esta fuera la única posible y los consumidores la aceptamos como si estuviésemos condenados a ella. Me parece de vital importancia el papel de las personas que compramos, empotrar nos de esos procesos de diseño y de adquisición y exigir. Creo que achacar toda la responsabilidad a la “industria mala” no es coherente, si antes no miramos cada uno y valoramos nuestros actos.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles.
    No, si ta, y como hemos visto el diseño es funcional, siempre será social. Los diseños son para las personas, no deberían ser sus amos.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?
    Se diseña para el 10% que puede hacer beneficioso ese diseño, pensando únicamente en la rentabilidad. Pero más allá de la obiedad de ese hecho, el 90% de la población es invisible para la gran mayoría y no sólo a la hora de diseñar. La gran África olvidada, que parece pertenecer a otro mundo, a la que solamente miramos para extraer sus riquezas naturales o como espectáculo.

  16. Andrea dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?
    El diseño actual, como bien se ha dicho en el post, esta creado en torno al capitalismo. El consumismo es la base y el objetivo del actual diseño social, donde las grandes empresas se enriquecen, en la cual, las sociedades más pobres no tienen lugar. ¿Por qué? Porque la sociedad en la que vivimos actualmente nos crea necesidades que no necesitamos, valga la redundancia. Nos quieren hacer ver que lo indispensable para vivir, es un coche de 250 caballos, un móvil de 7 pulgadas etc. y cuando no somos capaces de conseguirlo, cuando no conseguimos estar a la altura del diseñado social actual nos crea frustración y dejamos de ser felices. Siempre se ha dicho que los que menos tiene son los que más aprecian las cosas; yo creo que esto es en una pequeña parte cierto. Pienso que la gente que menor poder adquisitivo tiene escapa a las necesidades adquiridas que el diseño social actual o el capitalismo impone.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?
    En mi opinión sí. Un diseño en que todos y todas estemos incluidos, en el que la situación de todas las personas se valoren y se traten para que todos podamos tener a nuestro alcance las necesidad de un sociedad SOCIAL es un buen diseño; de hecho, lo contrario no es un diseño SOCIAL sino un diseño CAPITALISTA.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?
    Principalmente yo creo que es porque no pertenecer a ese 90% y cuesta ver mucho más la necesidad REAL que se puedan tener y diseñar producto que las satisfagan. Por otro lado, teniendo en cuenta en el sistema en que vivimos, cuando se ofrece algo es básicamente para sacar provecho de ello, y si el 90% tiene un poder adquisitivo bajo el provecho que se pueda sacar probablemente puede que no sea muy elevado, aunque podría ser rentable igualmente, pero….

  17. DAVID DOMO dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Si nos paramos a pensar un momento, el diseño actual esta orientado hacia las personas potenciales que van a comprar ese producto. S i lo extrapolamos al cine, la mayoria de peliculas que se producen se producen mirando al cliente potencial que dispone de suficiente capital para ir y tener como aficcion ir al cine. Creo que las personas entre 25 a 35 años son los consumidores que mas interesa en esta industria,y se enfoca a ellos. La proliferacion de peliculas basadas en comics responden a una generacion de personas que consumian comics,peliculas como transformers….han tenido gancho porque era algo de la infancia de unos clientes potenciales que seguro que iban a verlo. Creo que todo funciona así, no importa tanto el buen diseño sino el diseño que atrae a cierto comprador, porque operamos ante una necesidad de maximizar beneficios a hacer un gran diseño.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Claro que son compatibles, y es mas facil que lo sean ya que al introducir la palabra social, al importarnos el contexto donde se mueven las personas, prestamos especial importancia a algo más que la cantidad de sujetos que van a adquirir el producto. Al ser un diseño social como hemos comentado en el primer temario, importa otra serie de cosas.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    por dar mas importancia a la rentabilidad del producto y a los clientes potenciales. Si un concesionario de coches como Porche orietaria su diseño al 90% no conseguiria vender coches a gente con dinero, y por lo consiguiente reduciria su dinero.

    No obstante este es el problema de la sociedad actual, el contabilizar todo, el anteponer la rentabilidad y los numeros a las personas.Por ello supongo que estamos todos en estos foros, para poder poco a poco realizar un cambio de paradigma social antes que nos destruyamos a nosotros mismos.

  18. Vega dice:

    Es difícil generalizar pero la mayor parte del diseño actual tiende a fomentar el consumo. Puede que como dice Natalia, un día explote aunque no las tengo todas conmigo.

    Creo que el buen diseño y el diseño social sí son compatibles y a la vista está algunos de los ejemplos que hemos podido ver. Había que apostar por dar ese paso, por no tener miedo al fracaso y dar luz a las ideas que muchas veces se quedan en un cajón por miedo a que no sean lo suficientemente buenas.

    Quizá no pensamos en ese otro 90% porque seguimos los estándares de la sociedad actual. Somos ovejas de un rebaño que vamos todas juntas siguiendo lo que ya está establecido.

  19. Andrea Igleaias Iglesias dice:

    1.¿ Que opinas sobre el diseño actual?
    El diseño actual está centrado en el consumismo, comprar sin necesidad y compulsivamente. Está orientado a personas con poder adquisitivo y los productos están diseñados con una vida útil limitada enfocada a la compra sucesiva del mismo producto.
    Respecto al diseño social, este comienza a tener un poco de presencia, pero bajo mi punto de vista se tendrían que
    dar a conocer más este tipo de proyectos

    2.¿ El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Bajo mi punto de vista para que fuera un buen diseño, debería centrarse en la universalidad del producto, que éste pudiera ser apto para toda la sociedad y todos los bolsillos, es decir no crear productos exclusivos. Lamentablemente esta idea en nuestra actual sociedad es impensable. Dejando esta visión tan optimista a un lado, podríamos decir que el diseño sí podría ser compatible con el diseño social, de hecho cada vez más se están viendo envases más minimalistas, con materiales reciclados, incluso supermercados en los que te llevas los envases de casa y los llenas allí y por tanto te ahorras el dinero del envase y la compra te sale mas económica, a la vez que ayudas al medio ambiente
    Ésto ya puede ser un paso en la buena dirección.

    3.¿ Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?
    Porque al diseñar productos se busca la mayor rentabilidad, y dado que éste 90% tiene recursos limitados, ésto no beneficia a las compañías.

  20. Paula dice:

    El diseño actual.. En muchísimas ocasiones me ofende.

    Compatibilidad? Por supuesto. Puesto que el diseño es plantear una solución a un proyecto, ya sea meramente comercial o social.

    Yo diría que sí pensamos en el 90% a la hora de diseñar. (me arriesgo) A la vista está que por este curso pasamos diseñadores que nos cuestionamos aspectos morales que vienen inherentes en el diseño.

    Con esto no quiero decir que estoy de acuerdo con la sociedad de consumo actual, ni legitimar el sistema de economía, puesto que es obvio que se destina muchísimo más tiempo y presupuesto a fines comerciales que sociales, centrados en ese 1%.

    Creo que la importancia reside en ser conscientes como individuo y como sociedad, y actuar en consecuencia.
    Cada uno de nosotros tenemos una responsabilidad para con la sociedad, formamos parte de ella y la diseñamos día a día.

  21. miriam dice:

    Esto es lo que me viene después de haberos leído.
    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?
    Considero que sigue existiendo una buena parte de dirigida a la estética del diseño, a fomentar el consumo por el consumo, marginando sectores. Recuerdo un Taller que tuve que preparar sobre/con materiales a reciclar para concienciar sobre las diferencias entre países pobres y ricas. Y me sorprendí descubriendo la cantidad de juegos que se pueden diseñar con una simple bote de plástico, incluso como a partir de una misma idea, brotan infinitas posibilidades de diseños. Y creo que aún tenemos, tendemos a uniformarnos.
    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?
    Me ha gustado mucho los ejemplos expuestos, los pequeños objetos de diseño social para resolver, para responder grandes cuestiones y en este sentido, aquí afirmo que para mi un buen diseño es aquel diseño social que responde a la necesidad de partida sin generar otras necesidades “utilitaristas”, como el consumo por el consumo. Así que como he leido por ahí, voy a ser optimista.
    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos? ¿por si realmente no son necesarios los productos diseñados?

  22. Silvia Gómez dice:

    Coincido en general con los compañeros que han comentado anteriormente.

    Estas son mis respuestas a los ejercicios del tema

    >> ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    El diseño es una herramienta que responde a las inquietudes sociales que haya en ese momento.
    Actualmente responde sobre todo a la demanda de consumo y se orienta hacia esos objetivos, mientras que la vertiente social del diseño se asocia más al voluntariado.

    >> ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Un buen diseño supongo que es aquel que cumple con los objetivos y que da como resultado una buena solución.
    Creo que es totalmente compatible con el diseño social, dependerá de si cumple o no esas expectativas sociales. Otra cosa es el hecho de que un buen diseño social sea también un buen diseño desde el punto de vista de la sociedad de consumo. En este caso los objetivos serán distintos y el diseño también.

    >> ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Quizás porque la sociedad no te orienta hacia ese camino. Se te enseña a dirigir tu trabajo a consumidores de forma que puedas prosperar y ganarte la vida, y no se te enseña a que tu diseño pueda facilitar que los usuarios de tu producto prosperen.
    Se fomenta la competitividad para conseguir el éxito personal, y no se fomenta el trabajo en común para mejorar la calidad de vida de la sociedad en general.

  23. Elena dice:

    En el diseño actual creo que se está gestando una tendencia que va hacia el diseño más social. Aunque la historia del diseño ha ido asociada a la moda o las tendencias y, en consecuencia, por lo general, a lo exclusivo de alguna manera, en la actualidad puede que se vea más esas acciones más encaminadas a un concepto de diseño más comunitario (o tal vez tenga que ver con las posibilidades de difusión son más amplias con las RRSS…) INdependientemente, diseño y social son dos palabras que van de la mano y que general productos de calidad que no sólo buscan el generar inversión económica si no inversión social. Ojalá esa tendencia sea más general y se deje de crear para satisfacer necesidades de los que lo pueden pagar…

  24. Ximena Chaparro dice:

    El diseño social es indispensable para el desarrollo, porque es usar la creatividad para aportar a la mejora de la calidad de vida de las comunidades y del mundo entero, el buen diseño y el diseño social son 100% compatibles y a mi criterio, cuando un diseño es totalmente funcional y ayuda a solucionar dificultades siendo este sostenible desde su invención hasta su uso, es un buen diseño; pienso que si no se piensa en ofrecer este tipo de productos es por el temor a diseñar sin tener retribución económica, pero allí está la creatividad unida a la estrategia para realizar proyectos sostenibles en toda la traducción de la palabra.

  25. Natalia dice:

    Hola compañeros,

    Estoy en la línea de lo que comentáis. El diseño actual persigue el dinero y la alienación de las personas.

    De todas maneras esta forma de diseñar creo que es tan insostenible que en algún momento explotará. No creo que termine drásticamente, pero sí pienso que se va a tender hacia otras formas de diseño más sostenible y centrado en las necesidades reales de las personas que en generar necesidades.

    A la vista de los distintos ejemplos que se mencionan en el post, está claro que el buen diseño es compatible con el diseño social. Como ya he comentado, bastaría con comenzar pensando en diseñar para usuarios reales con necesidades reales. Pensar en la mayoría y no sólo en unos pocos. Tratar de ver que más allá de los productos y fijarnos en los servicios que se ofrecen. Y puestos a soñar, creo que es posible un diseño más que sostenible. Con esto me refiero a generar un valor en la sociedad aún mayor que los recursos que se gastan en lograrlo.

    No se piensa en ese otro 90% porque se tiene la opinión de que no es rentable. Yo lo creo. Sí sería rentable. A lo mejor no a corto plazo, pero a largo seguro. Igual lo que no interesa es dar oportunidades a ese 90% y que las cosas puedan cambier demasiado e incluso cambiar las tornas de la balanza.

    Un saludo 🙂

  26. Jose dice:

    Hola:

    Comparto las respuestas de mis compañeros. Y como me toca aportar algo, ahí va:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?
    Está claro que el diseño actual está enfocado al consumo inmediato, al no vale lo que te compraste ayer porque hoy ya hay algo “mejor”. Y mañana sale otro producto que si no lo compras te hará sentir “excluido”.

    Pienso que todo esto, en parte, es fruto de la inacción de parte la sociedad, de no creernos el poder que tenemos las personas para cambiar las cosas, de permitir que nos lleven a donde quieren.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?
    Aquí va mi parte de optimista: yo creo que sí. Todos podemos poner nuestro granito de arena y sumando contagiaremos cada día a más. Todo es atrevernos, avanzar sin miedo, estar seguros de que lo que hacemos está bien aunque hoy seamos parte de una minoría.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Puede ser porque como nadie frena esta máquina de consumo controlada por unos pocos de manera inteligente: como sin dinero prácticamente no podemos vivir en el mundo actual, pues nos vemos obligados a cumplir lo que se nos pide. Pero si no nos plantamos pronto esto que he leído “El 1% de los más ricos será dueño de la mitad de la riqueza del mundo” será realidad en 2016.

    El cambio es posible si nos juntamos los que queremos que se produzca, porque si no acabaremos siendo víctimas tarde o temprano, si es que no lo somos ya.

    Un saludo.

  27. Jaime Castro dice:

    El diseño social, como bien se dice en el primer párrafo de este punto, está centrado en la obtención de beneficios y crecimiento económico. Por ese motivo, cada diseño que se hace tiene sólo el dinero como finalidad. Es el motor que mueve los hilos de empresarios y multinacionales, los mismos con los que después nos manejan a nosotros. Es esa la única y sencilla razón por la que no creamos para el 90% por ciento restante, es esa la única y sencilla razón por la que se generan la mayor parte de los diseños. Podemos decir que una gran parte del diseño actual está “prostituido” a todos los niveles.

    Un claro ejemplo de cómo, para qué, por qué se diseña es la llamada “obsolescencia programada”. Esto no es otra cosa que limitar la vida útil de los productos. Es un diseño de usar y tirar, con la única idea de mantenernos en el bucle de comprar, tirar, comprar. La consecuencia más directa de esto no tiene ningún misterio, el dinero, pero también otros resultados, de los que nos convertimos lógicamente en cómplices, como son el uso excesivo de recursos, superávit de desechos, mala calidad del producto y dependencia del consumidor hacia las grandes empresas, ignorando a las economías locales.

    Al margen de este juego de títeres, en los últimos años se está sintiendo un movimiento en auge, auspiciado por asociaciones y particulares que buscan a través de diseños la mejora de la calidad de vida de las personas, la conservación del medio ambiente y la educación en valores. No es una tarea fácil, ya que aunque se haya demostrado en los ejemplos de Nuru Energy, el inodoro portátil y la botella-bombilla, que es posible hacer diseños muy buenos a coste cero, que el buen diseño y el diseño social son compatibles, de manera frecuente los diseños requieren de inversiones millonarias, a las que sólo tienen acceso grandes empresas y multinacionales. Ningún gobierno, ni institución internacional soltaría un centavo, aunque muchas veces se hagan pasar por valedores de ideas.

    El mundo podría ser un lugar más emocionante, creativo y JUSTO si se invirtiera sólo la tercera parte de lo que se destina a diseño con fines comerciales. Pero eso no entra en los planes del capitalismo, en este sistema es necesario que haya pobres para que existan ricos, es necesario un “tercer mundo” para que persista un “primer mundo”. Las desigualdades sociales son las entrañas del actual orden mundial.

  28. Adriana dice:

    Aqui el problema nuevamente radica en la base, nos entrenan para ser competitivos,
    generar “riquezas” a cualquier precio, para mantener a un sistema insostenible,
    la industria nos vende una vida irreal para alcanzar la felicidad por medio de productos de consumo que normalmente no nos aportan nada y dinero que en muchos casos se lo comen las polillas.

    Se podría decir que el Diseñador Industrial esta en jaque mate,
    personalmente he tirado a la basura proyectos personales pues me ocupan muchos todos
    los temas tratados: medioambiental, explotación laboral, productos mediocres sin ningún aporte autentico, etc…

    pero claro … mientras el capitalismo funcionen hay que generar dinero para vivir,
    y esa es una de las razones por las cuales me llamo la atención este curso,
    adquirir más herramientas para facilitar el cambio a un entorno donde todos los implicados
    podamos vivir en armonía.

    ahora bien crear productos para la clase baja también pude ser un buen negocio
    dado el porcentaje de pobreza tan alto que tenemos 🙁 .

    Otra cosa muy necesaria es: concientizar y darle opciones de productos/servicios
    reales y sostenibles al mercado. Estos productos son más costosos y hay es donde esta la súper trabajo de CONCIENTIZAR…

    Mientras las empresas se rijan por el beneficio económico es imposible que tengamos un cambio radical, por supuesto esta no es razón para tirar la toalla sino para explorar más posibilidades.

  29. Sandra dice:

    Creo que en nuestra sociedad el objetivo principal de la industria es generar riqueza. Para ello, siempre se va a dar preferencia a productos destinados a una clase media-alta que puede pagar más por ellos. Esta clase social tiene las necesidades básicas cubiertas por lo que realmente se está haciendo es crear nuevas necesidades (coches más rápidos, teléfonos que hacen de todo, nuevas opciones de ocio…).

    El buen diseño y el diseño social son compatibles a mi parecer, pero resulta menos rentable y probablemente no sea una prioridad para las empresas.

    • Roger dice:

      Coincido con Sandra,el objetivo prioritario de nuestra industria no es abastecer a la sociedad de productos útiles que necesita (eso era lo que hacía el herrero, el zapatero, el carpintero…, antes). Ahora el objetivo es ganar el màximo posible y por ello algunas empresas se deslocalizan a paises donde los costes laborales de producción son menores gracias a que las condiciones de trabajo son paupérrimas y ello no supone ningún reparo para estas empresas, que incluso emplean niños.
      El buen diseño si que puede ser social y algún caso he conocido. Recuerdo un señor con una gran capacitación en medios de impresión y serigrafía que puso su saber al servicio de un centro para personas discapacitadas y logró que estos jóvenes elaboraran productos con impresión serigráfica que luego se comercializaban.
      Yo creo que esta sociedad se nos olvida ese otro 90% porque prevalece el egoismo y la avaricia. Es muy escandaloso en las grandes figuras del futbol, de la ópera, del epectáculo… que cobran fortunas y sin embargo deciden declararlo en otro país para pagar menosimpuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *