innovación, creatividad & pronoia

5.1 El valor de las pequeñas cosas

Hoy os queremos presentar el valor de las cosas pequeñas para aquellos que han perdido el miedo a subir su primer escalón. No hace falta crear una fundación, ni inventar una fuente de energía renovable, ni organizar un evento multitudinario… a veces, un proyecto pequeño puede tener una gran proyección que inspire y cambie la vida de muchas personas. Ese es el caso de proyectos que empezaron con una idea tan sencilla como “Abrazos Gratis“.

Abrazos Gratis es un movimiento de carácter internacional que consiste en ofrecer abrazos a desconocidos con el afán de regalar afecto, en un mundo globalizado donde reina la desconfianza, los prejuicios y los problemas.

UN PROYECTO PERSONAL

En el año 2004, Juan Mann (seudónimo cuya fonética coincide con One Man, “un hombre”) regresa a Australia, su país natal. Una vez allí, el sentimiento de soledad comienza a invadirlo: sus padres acababan de divorciarse, se había separado de su prometida y su abuela había fallecido.

Para animarse decide ir a una fiesta, donde una desconocida le regala un abrazo, “Me sentí como un rey, fue lo mejor que me ha pasado nunca”, así describiría ese momento tiempo después, en una de las pocas entrevistas que se le han realizado. Con ese sentimiento, un 30 de junio, decide salir a repartir abrazos a la gente que transitaba por Pitt Mall Street en Sídney.

CONSTANCIA EN LA ACCIÓN

Juan Mann siguió con su campaña y todos los jueves por la tarde repartía sus abrazos en el mismo lugar de la ciudad más poblada de Australia. Pronto más gente se unió a la causa llegando a aparecer en algunos diarios australianos. Todos debían respetar unas mínimas normas: sólo abrazos, nada de citas, ni nombres, ni números de teléfono.
The Illustrated Guide to Free Hugs

Seguramente a casi todo el mundo que le contara su idea le parecería absurda y arriesgada. ¿Qué hubiéras dicho tú si un amigo te dice que va a repartir “abrazos gratis” por el centro de la ciudad?.

Pero “Juan Mann” encontró a otro “loco” como él: Shimon Moore. Un día abrazó a Shimon (guitarrista y líder de los Sick Puppies, cineasta, actor…) que por aquel entonces trabajaba como hombre anuncio en Pitt Mall Street.

¿Por qué haces esto?” le preguntó, y Mann le dio la misma respuesta que a todo el mundo: “porque me gusta dejar sonriendo a la gente cuando se separan de mí”.

Shimon se quedó sorprendido “pensé que era la idea más alucinante que había visto en mi vida” declaraba posteriormente en una entrevista, así que, decidió grabar en vídeo la historia de su amigo Juan pensando en un posible documental.

CONFIANZA ANTE LA ADVERSIDAD

La popularidad de Mann y la cámara de Moore llamaron la atención de las autoridades de Sydney que tomaron una absurda medida: prohibieron a Mann que siguiera con su campaña salvo que suscribiera un seguro de responsabilidad civil de 25 millones de $. Lógicamente esto no estaba al alcance de Mann. Pero nuestro héroe no se rindió y aunque acosado por la policía, siguió con su campaña aunque recogiendo firmas para presentar frente a las autoridades y seguir repartiendo abrazos. Recogió más de 10.000 que presentó en el ayuntamiento de Sydney que revocó la prohibición.

La historia siguió su curso hasta que un inesperado hecho desencadenó un nuevo rumbo. La abuela de Juan Mann falleció. La noticia llegó hasta Shimon Moore que en la actualidad reside en Los Angeles, y que pensó que tenía que hacer algo, siguiendo el espíritu del Free Hugs, para arrancar una sonrisa de Mann. Así que recuperó las horas de grabación y realizó una especie de videoclip con las imágenes de Mann y un tema de su banda (‘All the same’). El montaje lo hizo en una noche y se lo envió a Mann en un CD con el mensaje: esto es lo que tú eres. Además lo colgó en YouTube para compartirlo con el resto del mundo. Seguro que eres una de las 71.846.787 personas que ya lo ha visto.

VIRALIDAD Y REDES SOCIALES

El vídeo comenzó a hacerse muy popular y el 22 de septiembre apareció en la portada de YouTube. La historia apareció días más tarde en el popular programa de la ABC “Good Morning America” y en otros programas de televisión (mira éste de la televisión australiana, o este resumen del 60 Minutes Australia). Además se ha transmitido de manera viral hasta llegar a todo el mundo. A día de hoy es uno de los vídeos más populares de YouTube y ya supera los 4 millones de visualizaciones.

(Puedes incluir subtítulos en castellano a la conferencia)

Para finalizar, en el video original de Free Hugs podemos encontrar el siguiente mensaje del autor.

There has been thousands of emails from all over the world by people seeking to participate in the Free Hugs campaign and asking for permission. You do not need permission. This is the people movement, this is *your* movement. With nothing but your bare hands you can make THE difference.

Pero lo más increíble es que el movimiento Free Hugs ha roto todas las fronteras y ya hay gente que se ha sumado al movimiento en todo el mundo: Nueva York, Polonia, Corea, Canadá, Zurich, Roma, Dussledorf, Kiev, Barcelona, Valencia, Tel Aviv… Y sigue…

Sin duda el mayor viral de la historia. Quizás un hombre, Juan Mann (One Man), nunca imaginó hasta donde iban a llegar sus abrazos. Seguro que Shimon Moore ni remotamente imaginó que su vídeo clip iba a convertir a su grupo en mundialmente famoso. Es el poder de YouTube. Juan Mann permanece en su anonimato aunque ya es mundialmente famoso. Sigue yendo cada jueves a Pitt Mall Street. Y sus abrazos siguen recorriendo el mundo…

En la actualidad Free Hugs tiene un sitio oficial, además de un grupo propio en YouTube, junto con una entrada propia en la Wikipedia.

Se han recibido miles de correos electrónicos de todo el mundo de personas buscando participar en la campaña Free Hugs y, a la vez, curiosamente, solicitando permiso para hacerlo en su ciudad. Tú no necesitas permiso para realizar este proyecto. Ni para crear uno propio. Este es un movimiento de la gente que demuestra que sólo con tus brazos puedes hacer feliz a muchas personas. Incluso a ti mismo.

Os dejamos también esta recomendación y reflexión sobre los abrazos propuesta por nuestra compañera Dulima:

Licencia Creative Commons
“Valor de las cosas pequeñas” por EN+ se encuentra bajo Licencia
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

¿Qué puedes aprender de la historia de “Abrazos Gratis”?
¿Conoces más ejemplos de proyectos que partiendo de una idea muy sencilla hayan conseguido tener una gran influencia?

Comments (19)

  • Marta . 9 Marzo, 2017 . Responder

    Las ideas sencillas son las que pueden llegar a tener más éxito porque son las que llegan a más personas. Lo importante no son los recursos, qué también ayudan pero lo principal es la idea. Además, si tú eres parte de ella eso lo hace más creíble.
    Yo conozco la idea de un joven portador del VIH que se crio en uno de los suburbios más pobres de Nairobi y que quería jugar al tenis. No fue hasta que llegó a secundaría que consiguió poder practicar deporte, pero no tenis. Se fue a la biblioteca y aprendió a través de los libros a jugar al tenis. Hoy en día es entrenador de tenis y en sus ratos libres entrena a otros chicos y chicas de su suburbio con sus más que limitados medios. Está historia ha llegado a España y se ha organizado un Torneo Solidario de Pádel “Terrific Tennis” para ayudarle a tener más recursos para con su programa en la comunidad. Os invito a conocerla en http://www.amigosdenyumbani.es/actividades/terrific-tennis-una-historia-con-exito/
    y el Torneo en https://www.facebook.com/terrifictennis/?fref=ts organizado por un grupo de jóvenes en Madrid.

  • Itxaso Espinal . 22 Febrero, 2017 . Responder

    Por un lado, que la idea más sencilla como es la de dar un abrazo a alguien, puede convertirse o puede derivar en un gran proyecto, hace falta creer en ellos y ser constante.
    Por otro lado, querría subrayar el hecho de cuántos de nosotros hubiéramos etiquetado esta misma idea de loca, absurda o pérdida de tiempo.
    Lo importante es que las ganas e idea o razones de base sean reales, que la persona promotora así lo crea y la constancia.
    Creo que la idea inicial es siempre sencilla.
    Podríamos hablar de las plataformas de crowdfunding, de las plataformas para compartir transporte, change.org, las cadenas de favores, los bancos de tiempo, los negocios efímeros que comparten local y gastos de alquiler…

1 2 3 4

Deja un comentario

Kopy Theme . Proudly powered by WordPress . Created by IshYoBoy.com  .  Hosting por dinahosting  .  Contacto: info@disenosocial.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies