innovación, creatividad & pronoia

5.3 DYNAMIC STORYTELLING: historias que conectan

El Dynamic Storytelling es una evolución del Storytelling, sobre el que nos detendremos la próxima semana. Si Storytelling es una técnica que consiste en crear contenidos que conecten con el público objetivo y que consigan con esa conexión generar una imagen positiva de la marca de la ONG, el Dynamic Storytelling no es otra cosa que contar historias con distintos eslóganes y desde muy diferentes y variados formatos, con el mismo objetivo de conectar con el público creando una imagen positiva hacia la ONG.

Pero este sería sólo un primer paso. Ahora las marcas van mucho más allá. Si una marca hace unos años realizaba un spot clásico para televisión, que luego adaptaba a otros medios, como las vallas publicitarias, la prensa o la radio, y donde lo más que se explicaban eran las cualidades del producto-servicio. Ahora, utilizando todas las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, con la web 2.0 a la cabeza, puede llegar a su público objetivo contando historias en las que el producto queda en segundo plano.

Además, para apoyarlo se puede hacer una página web para la campaña, o se pueden crear perfiles en redes sociales o realizar vídeos virales que el mismo público comparte en sus perfiles. Es decir, se ha pasado de un modelo en el que un mismo mensaje se repetía en distintos formatos a otro en el que distintos mensajes se distribuyen en distintas y muy diversas formas.

Para ejemplarizar todo eso, si en algún momento os preguntan sobre la marca que mejor maneja la publicidad y el marketing, es muy posible que al instante se os pase por la cabeza el archiconocido logo-símbolo de Coca Cola. En confianza, antes de seguir os tenemos que contar un secreto: odiamos Coca Cola… ¡cómo puede ser que lo haga tan bien!. Y es que, aunque el gran conglomerado de los refrescos a nivel mundial haga –que lo hace– muchas cosas mal, en el ámbito de la comunicación son realmente buenos.

En el caso de la técnica del Storytelling la cosa no cambia mucho, Coca Cola parece ser la marca experta en contar historias que poco tienen que ver con ella y sin embargo que conectan al público con la marca.

Lo lleva haciendo desde hace muchos años y también ha sabido adaptar sin problemas el Storytelling a los nuevos tiempos. ¿Cómo? Manejando a la perfección eso que a día de hoy se conoce como Dynamic Storytelling. Tanto es así que no sólo tiene montada una súper estrategia de marketing digital, sino que además, hacen un Dynamic Storytelling para contarnos cómo lo hacen:

ENGAGEMENT: fidelizando al público con su participación

Con las campañas de sensibilización y captación no se quiere conseguir otra cosa distinta a lo que se conoce como engagement, es decir, una interacción entre la ONG y el público.

Se trata de motivar al público objetivo para que se involucre en las campañas que genera la ONG, convirtiendo esa “involucración” en un donativo y una fidelización. A rasgos generales el engagement es el “compromiso” que adquiere el público con nuestra ONG u organización.

El grado de engagement es fundamental para conseguir una imagen de identidad positiva, puesto que es actualmente, el boca a boca funciona mucho mejor que otras acciones comunicativas. Hacer que el público se sienta identificado con la ONG, la defienda y predique sus características entre sus amigos y familiares para que éstos también se conviertan en sus seguidores, es una de las mejores estrategias de comunicación.

Desde el punto de vista del marketing es una forma de invitar al público a participar en el desarrollo de la identidad de la ONG. Los donantes no son vistos como receptores pasivos, sino que son parte fundamental del acto comunicativo. Sería una forma de cocreación dentro de los programas de marketing de las compañías o lo que se conoce como marketing participativo.

 TRANSMEDIA: historias que no tienen límites.

En el transmedia cada soporte contribuye al desarrollo de la marca de la ONG de una manera diferente. Así una historia se puede convertir en infinitas historias cuando al difundirla de forma diseminada a través de diferentes formatos y canales el público entra en contacto con ella, teniendo una experiencia única y propia.

Si antes una película, un juego o un libro eran canales de difusión que funcionaban por separado, prácticamente sin relación entre sí, con la narrativa transmedia se ha pasado a una unión o interacción entre todos los contenidos que se pueden generar de una misma historia. Por ejemplo, no es nuevo que un libro que pasa a ser de masas vaya acompañado de una película, la película de un videojuego, el videojuego de merchandising… y así “hasta el infinito y más allá”.

Aunque en esto del transmedia las herramientas son importantes, cada soporte (Internet, libros, películas, redes sociales, videojuegos, juegos tradicionales…) contribuye de una manera diferente a la experiencia que el público tiene de la misma historia, del mismo concepto. Lo fundamental es la experiencia que el público tiene, la cual ayuda a construir el propio relato. Los contenidos que consumimos bajo el prisma de la narrativa transmedia ya no están masticados. Nosotros, el público, formamos parte fundamental del proceso de creación del relato.

Por lo tanto, los contenidos, gracias a Internet y a otros dispositivos tecnológicos, han cobrado una nueva dimensión. La historia ya no es lineal, no acaba con un “The End”. La historia no tiene límite, está en todas partes. Y seamos sinceros, si hay un sector que tiene grandes historias que contar esas son las ONGD. Y seamos críticos, nuestras historias merecer ser mejor contadas.

GAMIFICACIÓN

Para conseguir esto, actualmente también se está utilizando mucho la técnica de la Gamificación, como ejemplo una de las últimas campañas de Greenpeace, que utiliza para sensibilizar y conseguir la participación del público, sobre el tema de la pesca sostenible, un juego en el que lo primero que tienes que hacer es crear un barco de papel.

La “gamificiación” está de moda y es fácil obtener resultados con ella. Lo complicado es usar los marcos adecuados. Es decir, usar la “gamificación” como un nuevo “truco” del marketing o bien crear una comunicación de valor a través de ella.

Veamos otro ejemplo: Uno de los grandes éxitos del año pasado fue la campaña “Llévalos a la escuela” de UNICEF, que fue galardonada en los Premios Fundraising 2012 otorgados por la AEFr en la categoría Premio a la Mejor Iniciativa de Colaboración ONL – Empresa para Entidades de Mayor Presupuesto.

ACTIVIDAD

Detrás de una idea hay una historia que contar y también unos vehículos para hacerla accesible. Los canales de comunicación, además, ya no son solamente unidireccionales por lo que en la comunicación de nuestra idea también debemos tener en cuenta qué vías de interacción (más allá del donativo) vamos a plantear a nuestro público. ¿Sabes ya cómo vas a contar tu idea? Pues demos un paso más… ¡transformémosla en una historia líquida! 

Deja un comentario

Kopy Theme . Proudly powered by WordPress . Created by IshYoBoy.com  .  Hosting por dinahosting  .  Contacto: info@disenosocial.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies