innovación, creatividad & pronoia

8.2 Despeja tu horizonte

Uno termina siendo tal como su mente quiere que sea. Upanishads

La mente es como una habitación en la que habitan nuestros recuerdos, ideas, emociones, reflexiones…Por eso, como ocurre con las habitaciones, es preciso que nos ocupemos de ella. Piensa en aquellas ideas que creo que pueden ser útiles para tener y mantener la mente cuidada, como si de nuestro pequeño cuarto se tratase.

Por alguna razón parece que las personas creativas son bastante reacias a buscar una mayor productividad a través de una mejor organización personal. Existe la idea de que, para ser creativo, uno no debe estar sujeto a ningún tipo de regla o sistema que pueda reprimir la libertad que requiere la creatividad. Se debe dar rienda suelta a la imaginación, la intuición y la curiosidad intelectual.

desorden gestion teimpo

Seguramente sea porque la creatividad viene de lo que se llama pensamiento divergente (el que genera ideas), mientras que las listas de tareas son el resultado de nuestro pensamiento convergente (el que ordena y analiza nuestras ideas para obtener el mejor resultado). Ambos tipos de pensamiento son importantes y complementarios e, idealmente, hemos de ser capaces de alternar entre las dos clases de pensamiento cuando sea conveniente.

La creatividad en el trabajo consiste en aportar nuevas ideas o conceptos que generen valor, o nuevas asociaciones entre ideas o conceptos ya existentes. La creatividad, hoy en día, no está limitada a diseñadores, arquitectos, artistas o científicos. Todos tenemos un trabajo en el que hemos de aportar una buena dosis de creatividad. Y si no lo tienes, mal asunto. Los trabajos que no requieren creatividad están desapareciendo; o bien se automatizan, o bien se subcontratan a países con mano de obra mucho más barata.

creatividad productiva

¿Son la creatividad y la productividad mutuamente excluyentes?

Existen varias teorías sobre el proceso creativo, pero una de las más aceptadas es la de Graham Wallas. Después de establecer los parámetros y restricciones del problema, se atraviesan cinco fases:

Preparación. Te sumerges y absorbes toda la información que te sea posible para entender bien el problema, explorar todas las asociaciones y preparar a tu cerebro para una posible respuesta.

Incubación. Interiorizas el problema y te das el tiempo y el espacio necesarios para que puedan fluir las ideas.

Intimación. Juegas con todas las ideas que surgen. Dibujas esquemas, haces bocetos, creas prototipos, etc. Empiezas a intuir que la solución está próxima.

Iluminación. Por fin, la idea creativa salta al consciente.

Verificación. La idea se verifica conscientemente, se elabora y se aplica. La verificación de la idea implica hacer cosas, un nivel elevado de esfuerzo que requiere planificación, constancia y control.

Se trata de un trabajo exhaustivo que se puede hacer mejor con una buena organización: Proceso de búsqueda, investigación, lluvia de ideas, asociar ideas, establecer analogías, etc. Aunque la idea creativa pueda aparecer en cualquier momento, para inventar, la mente ha de estar preparada previamente, consciente o inconscientemente.

Por lo tanto, tanto antes de empezar el proceso creativo como una vez finalizado, necesitas cierta planificación y organización. Son momentos en los que hay que cambiar hacia el pensamiento convergente y establecer con claridad el camino a seguir.

Los métodos de productividad personal deben ser una herramienta para enfocar nuestros esfuerzos hacia lo que realmente importa, y esto no supone ningún tipo de bloqueo a la creatividad. Al contrario, si sabes en cada momento en qué debes concentrarte, será mucho más difícil que tu cerebro se distraiga con tonterías cuando llegue el momento de ser creativo. También será mucho más fácil que entres en la zona y fluyas.

gestion tiempo espacio de trabajo

Organizarte es simple, pero no simplista.

Tómate cinco minutos, coge un bolígrafo y suelta todo lo que te venga a la mente. No analices ni organices nada. Más tarde lo resolverás. Limítate a soltarlo.

Una vez hecho analiza cómo te sientes y piensa cómo te sentirías si no tuvieras que preocuparte por las cosas que no has hecho.

Esta es la clave, liberar a tu cerebro de todos los pensamientos que te abruman. Te voy a dar algunas pistas para sacarlos y tener así la mente liberada de los compromisos contigo mismo y así tendrás la mente más abierta y relajada para enfocarte y concentrarte en tu tarea del momento.

infografc3ada-mamaemprende-gestiontiempo

Piensa que si tienes un compromiso en la mente, probablemente no lo estás haciendo y no lo tienes programado para ejecutarlo, es lo que te estresa inconscientemente. Arréglalo…

1º- Vacía tu cerebro: escribe en un papel o mejor en una libreta que llevaras siempre contigo todos los pensamientos que te vienen a la mente para no abrumar tu cerebro. Preocuparse es una pérdida de tiempo.

2º- Organiza tus pensamientos: Has una lista de prioridades de lo que debes hacer y luego pon una fecha a cada cosa que tienes que cumplir. Para más eficacia, prográmalo en tu agenda electrónica y con alarma en el caso de algo muy importante.

3º- Enfócate en tu tarea del momento sin preocuparte del resto. Tener dos compromisos distintos en la mente lleva al estrés y al fracaso. La creatividad aparece cuando le dejas espacio. Piensa que tu energía sigue a tu pensamiento.

Que te parece empezar ahora mismo. Estoy convencida que tienes una multitud de cosas en la cabeza… No lo dejes para mañana. Actúa desde hoy.

mente-despejada-relajacion-en-casa1

Kopy Theme . Proudly powered by WordPress . Created by IshYoBoy.com  .  Hosting por dinahosting  .  Contacto: info@disenosocial.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies