innovación, creatividad & pronoia

7.3 Empresas solidarias & sostenibles

31 Enero, 2013.Diseño Social.0 Likes.141 Comments

La responsabilidad social corporativa (RSC), también llamada responsabilidad social empresarial (RSE), puede definirse como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva y valorativa y su valor añadido.

“No hay cosa que más disfrute el soldado romano que ver a su oficial de mando comer abiertamente el mismo pan que él , o tenderse sobre un sencillo lecho de paja, o erigir una empalizada. Lo que admiran de un jefe es su disposición para compartir el peligro y las dificultades, más que su habilidad para conseguir honor y riqueza, y sienten más aprecio por los oficiales que son capaces de hacer esfuerzos junto a ellos que los que les permiten pasarlo bien”,
Plutarco de Cayo Mario

La responsabilidad empresarial (proactiva, comprometida, respetada) no es un extra. Debe ser la raiz de las empresas. Así lo explica Minerva García una de nuestras diseñadoras sociales:

El mundo está cambiando. Tras la explosión de la crisis mundial en 2008 que ha arrastrado a países y gobiernos, se ha creado un halo de incredulidad en los mercados, en la política, en el sistema capitalista, etc.

A causa de eso, muchas empresas han cerrado y otras muchas que están logrando mantenerse a flote han entrado en una decadencia donde la inversión en marketing y en comunicación ha pasado ha convertirse en una leyenda del pasado”.

“Sólo cuando baje la marea, sabremos quién estaba nadando desnudo” Warren Buffet

¿Eso significa que es el fin del marketing y la ruina de todos los que nos dedicamos a ello?

Minerva nos sigue explicando: “No. Simplemente es la hora de reinvertarnos. Y con eso no me refiero a redefinir las bases del marketing que siguen prácticamente intactas desde que se crearon. Sino el aplicar el marketing a la responsabilidad de las empresas con el entorno y con los ciudadanos. En medio de una crisis social como la que estamos viviendo, las marcas y empresas que crecerán y perdurarán serán aquellas que sean capaces de comprometerse con su entorno”.

“El hombre se descubre cuando se mide contra un obstáculo”,
Antoine de Saint Exupery

 

ECO-MARKETING

Empieza la era del eco-marketing y de la responsabilidad social empresarial como valor de empresa.

Los clientes, el público objetivo y el consumidor en general, quiere a marcas comprometidas, solidarias, que se preocupen por ayudar a las personas y cuidar el entorno.

¿Eso implica que las marcas tienen que dejar de vender productos y convertirse en ONG’s? Obviamente no. Las empresas, tienen que seguir vendiendo sus productos y servicios, pero también tienen que cuidar a su público interno (a sus trabajadores), a su público externo (a sus clientes), a la comunidad (a la población en general de los lugares donde operan) y al entorno (al medio ambiente)

“Si no hay sentido de confianza en la organización, si las personas viven preocupadas por cubrirse las espaldas… la creatividad será una de las primeras víctimas” Napoleón

El eco-marketing, es más que una tendencia que nos puede ayudar a reducir costes, mejorar nuestra imagen, ayudar al medio ambiente, etc. sino que a través de él podemos encontrar nuevas oportunidades de negocio.

Pero el eco-marketing no está hecho solo para grandes empresas. Sino que cualquier pequeña empresa puede poner en práctica el eco-marekting y sus 3 fundamentos básicos:
  1. Reducir.
  2. Reciclar.
  3. Reutilizar.

Pese a que son aspectos muy genéricos, hay muchas maneras de ponerlos en práctica en una empresa y no tiene porqué significar un coste elevado para una empresa, sino todo lo contrario, nos puede ayudar a ahorrar gastos y aumentar ingresos en el mediano-largo plazo. Parece complicado, pero no lo es. Es tan sencillo como aplicar un poco de sentido común a nuestra actividad empresarial. Las opciones son múltiples. Minerva nos propone estos ejemplos:

– Mejorar la calidad de vida de los trabajadores ayudándoles a conciliar la vida familiar con la laboral; un trabajador satisfecho es el mejor comercial que puede tener una empresa.

– Crear productos específicos que se ajusten a las necesidades de los clientes e involucrarlos en las acciones de responsabilidad de la empresa: un cliente involucrado emocionalmente es un cliente fiel.

– Realizar actividades que aporten valor a la comunidad: ayudar a la comunidad además del bien social que comporta aporta valor a la marca, visibilidad, posicionamiento, branding…

– Realizar productos ecológicos con materiales reciclados, etc.:

Otra opción es invertir en innovación para cuidar al entorno, además del bien ecológico que aporta, genera publicity, cobertura en medios de comunicación, visibilidad, valor, etc.

“No podemos resolver problemas de la misma manera que cuando los creamos”, Albert Einstein

Por desgracia, y pese a que es más sencillo de lo que parece, no todas las empresas optarán por el marketing del futuro en sus valores de empresa, pero aquellas que lo hagan, estarán dando un paso de gigante hacia el éxito empresarial y el reconocimiento social.

¡El marketing 3.0, es más verde y solidario que nunca!

OTRA FORMA DE ENTENDER LA ECONOMÍA

Un estudio reciente de Deloitte dio a conocer 10 prácticas que aumentan la efectividad de la cadena de valor sostenible en las empresas (en comparación con aquellas que no las implementan). Los resultados son muy útiles, y se pueden conocer en su totalidad aquí.

Las 10 prácticas que traducimos son resultado de una encuesta realizada a más de mil ejecutivos de cadena de valor, y todas son efectivas tanto económicamente como en resultados sostenibles. El estudio toma en cuenta todo el proceso para crear un producto, desde que se recoge la materia prima de la naturaleza hasta que los desechos regresan a ella, tomando en cuenta acciones concretas que hacen más sostenible la cadena.

1. Involucrar a proveedores.
2. Integrar la sostenibilidad a la cultura laboral.
3. Haber trabajado con proveedores y distribuidores en programas de calidad en el pasado.
4. Hablar sobre sostenibilidad con diversos miembros de la cadena de valor.
5. Recompensar a proveedores por compartir experiencia y conocimientos de sostenibilidad.
6. Publicar y aplicar códigos de conducta a todos los proveedores.
7. Proveer herramientas, políticas o procesos a proveedores y demás socios de la cadena de valor.
8. Dar más oportunidades para participar en futuros proyectos a aquellos proveedores que compartan su experiencia y conocimientos sobre sostenibilidad.
9. Tener un área específica y funcional encargada de los esfuerzos relacionados con la cadena de valor.
10. Destacar los esfuerzos de sostenibilidad para atraer y retener empleados.

Otra realizar el posible, tan sólo hay que #reiniciar nuestra forma de entender el mundo.

Minerva & Idearium cierran esta reflexión que han compartido con nosotros plateando este debate:

¿Crees que el eco-marketing y la responsabilidad social empresarial son el marketing del futuro?
¿Tienes alguna propuesta de eco-marketing o de responsabilidad social empresarial?
¿Conoces alguna empresa que ya practique el marketing del futuro?

Comments (141)

  • Itxaso . 8 Marzo, 2017 . Responder

    Creo que el eco-marketing y la responsabilidad social son el marketing del ahora. Son muchas las marcas que juegan esta carta como valor diferencial. En una sociedad en crisis, las marcas que apuestan por valores sociales y medioambientales logran una mayor identificación con el consumidor y hasta logran hacernos creer en ocasiones, que a través de ellos participamos ya en el cambio por un mundo mejor.
    Como ejemplo se me viene a la cabeza una aplicación que me comentaron que Nike sacó hace un par de años, la Making App. Comparaba los efectos en el medioambiente de distintos materiales e invitaba a buscar soluciones alternativas en materiales menos contaminantes y agresivos con nuestro entorno. Solo con la publicación de esta App, los consumidores asociamos Nike a ejemplo de mejora medioambiental. Solo nos quedará después leer las etiquetas de sus productos.

  • jorge . 29 Octubre, 2015 . Responder

    Con esto de interesarse por la comunicación y el diseño social, junto con las intensiones en emprendimiento social desarrollando empresas con misión de impacto social positivo. He ido encontrándome con un movimiento mundial motivado por un cambio social que involucra a desde los gestores de ideas, diseñadores, proyectistas, fabricadores, y equipos de comunicadores gráficos. Todos pretendiendo que sus lugares de trabajos sean humanizados y sus productos diseñados pensados por el bien al usuario y con menor impacto ecológico. Es un discurso que algunas empresas lo empapan internamente y externamente. Por ejemplo en estos días encontré con el reporte de IKEA que hace mención a todos estos aspectos desarrollado en este articulo. Si lo que proclama IKEA se contradice o no con la realidad, puede necesitar una investigación, que ya otros tendrán la motivación para indagar. Por ahora por lo menos se empiezan a ver algunas acciones por el cambio desde el mundo de la gestión comercial empresarial. Por lo menos es una alternativa al neo liberalismo explotador de recursos y humanos en beneficio de la acumulación del Dios Dinero por el Ser corporativo.

1 26 27 28

Deja un comentario

Kopy Theme . Proudly powered by WordPress . Created by IshYoBoy.com  .  Hosting por dinahosting.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies