innovación, creatividad & pronoia

3.1 EMPODERAR E IMPLICAR: CLAVES PARA ACCIÓN

Desde muchos foros se ha simplificado el debate sobre el estilo de comunicación que debe tener un proyecto solidario o de emprendimiento social. En esa simplificación se realiza una división entre ofrecer argumentos “racionales” y argumentos “emocionales”. Pero no se trata de elegir entre ser una mera descripción de actividades y servicios, o caer en las trampas de marketing. Las grandes marcas las están haciendo, por suerte o por desgracia, cada vez mejor:

Pero como ya os advertíamos en los temas anteriores, no se trata de imitar o copiar los avances realizados en el marketing tradicional, sino crear caminos propios.

Recuerda:

“Cambiar de respuesta es evolución. Cambiar de pregunta es revolución”, Jorge Wagensberg.

Cambiemos por tanto las preguntas. No se trata tanto de cómo convencer a nuestra comunidad sino como nuestra comunidad nos puede ayudar a crear un producto mejor y una comunicación más efectiva. Es decir, cambiar “¿cómo conseguir que compren nuestros productos?” por “¿cómo podemos empoderar a aquellos que conectan con nuestro proyecto?”, “¿cómo podemos invitarles a la acción?”.

Vayamos paso por paso. Veamos qué nos pueden aportar estos dos conceptos.

Empoderamiento se refiere al proceso por el cual se aumenta la fortaleza social de los individuos y las comunidades para impulsar cambios positivos de las situaciones en que viven.

Engagement es un anglicismo de moda que puede asimilarse a compromiso o implicación utilizado en el ámbito de las relaciones laborales y la cultura organizacional que se identifica con el esfuerzo voluntario por parte de los miembros de una organización en su comunidad.

Un engaged (comprometido o implicado) es una persona que está totalmente implicada en una causa y entusiasmada de ella. Cuando tiene oportunidad, actúa de una forma que va más allá de los intereses personales.

Existen conceptos similares en español como compromiso e implicación que no hay que confundir con el engagement pero que nos puede ayudar a ubicarnos inicialmente. Lo más importante es entender que el engagement no es un cúmulo de herramientas, es una filosofía.

Si buscamos “Engagement” podremos encontrar bastante información útil (podéis solicitarnos por email material adicional sobre este concepto) pero en este curso intentaremos ir un poco más allá, ver cómo podemos utilizar esos engaged para la resiliencia de nuestros mensajes.

jeff bezos

EMPODERAR A LOS “COMPROMETIDOS”

Una vez que hemos emocionado a nuestros usuarios… ¿tan sólo queremos que compren nuestros productos o donen a nuestra causa?. Una ciudadanía cada vez más proactiva (aunque a veces no nos lo parezca), nos pide algo más.

Hagamos un brevísimo resumen de esta evolución. Nuestros bisabuelos, dependiendo claro de la edad de cada uno, accedían a la cultura en los espacios públicos. Podían escuchar a Juanita Reina o a cualquier otro cantante en el baile. Más tarde, con la llegada de la radio podían escuchar a estos cantantes, seguir radionovelas o informarse de las noticias desde el salón de casa. Ya no tenían que acceder a la cultura desde el ámbito público. Podías elegir la emisora que querías escuchar, encender o apagar. Más tarde llegó la televisión y aumentó la oferta en contenidos y nos abrió una nueva ventana al mundo. Pero la idea era similar: podías encender, apagar o cambiar de canal.

Sin embargo, internet lo cambia todo. Y lo cambia todo no porque puedas informarte sobre Juanita Reina en websites como wikipedia, escucharla en plataformas como Spotify o verla en redes como Youtube. Lo cambia todo porque cualquier persona del mundo, con conexión a internet y la tecnología mínima necesaria, puede grabarse cantando una canción de Juanita Reina o una canción compuesta por ella misma, y que millones de personas en todo el mundo lo vean. Ahora las personas pueden ser creadores de contenido y distribuidores de contenido. Es más, los usuarios prefieren este nuevo rol proactivo. Y no sólo esto, hay mucho más que pueden hacer.

NUEVOS ROLES PARA UNA COMUNICACIÓN DIFERENTE

USUARIO_TIPOLOGIA copia

Esta semana veremos cuatro roles que podemos utilizar para que nuestros receptores nos ayuden a difundir y mejorar nuestros mensajes.

Estos roles ya se encuentran de forma potencial en ellos pero dependiendo de cómo elaboremos las CTA o CTD (llamadas a la acción) inherentes en el mensaje, podremos inspirarles a actuar de una u otra manera.

Este sería el rol tradicional:

1. RECEPTOR: simplemente recibe nuestra información. Muchas veces, cuando planteamos nuestras campañas de publicidad, notas de prensa o subimos nuestra información a las distintas redes sociales, buscamos simplemente que nos lean. Pero… ¿y si aprovechamos que hemos llegado hasta ellos para hacer más fuerte nuestro mensaje?

Estos son los 4 nuevos roles que veremos ampliados (de forma teórica y práctica) en los próximos dos temas de esta semana:

2. DISTRIBUIDOR: no sólo por las redes sociales, el “boca a boca” está más vivo que nunca porque la confianza en las instituciones, los medios de comunicación y la propia publicidad está cayendo. Por ello, cada vez más queremos distribuir la información que nos resulta valiosa y recibir información desde fuentes horizontales.

3. PROTAGONISTA: nuestros usuarios, clientes, donantes… no tienen porqué estar sólo a un lado de la pantalla. También pueden transformarse en protagonistas de nuestros mensajes.

4. IMITADOR: este rol se encuentra en la frontera entre el resto de roles y despierta en el receptor, la iniciativa de imitar el mensaje. Con ello, se convierte en distribuidor de un nuevo mensaje que complementa el creado por nosotros.

5. INNOVADOR: es el rol más avanzado pues no se limita a imitar sino que añade elementos nuevos que hacen mejor o más efectivo el mensaje sin perder su esencia. Pero también es el más peligroso porque si la esencia de nuestro mensaje no es transmitida correctamente, la deformación hará que se rompa o transforme en otra cosa.

Por tanto, la resiliencia de nuestro mensaje dependerá también, de la creación de capacidades en nuestros receptores.

Recordemos:

Nuestro mensaje debe tener la capacidad de absorción, adaptación, transformación, recuperación, anticipación, gestión del cambio, aprendizaje e innovación. Desde el principio hasta el final del proceso: antes (anticipación), durante (absorción del choque) y después (recuperación y adaptación).

Kopy Theme . Proudly powered by WordPress . Created by IshYoBoy.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies