innovación, creatividad & pronoia

5.2 ¿DÓNDE ESTÁ LA BELLEZA DE NUESTROS MENSAJES?

Si hablamos de innovación, entonces, habría que mencionar la búsqueda de la belleza, sino porque en la historia del arte los ciclos de superación de la tradición desatan reflexiones sobre la necesidad del ser humano de buscar caminos de expresión.

La resiliencia que aportemos a nuestra comunicación será la capacidad que nos permitirá afrontar las dificultades o situaciones potencialmente críticas y que nuestra asociación salga fortalecidas de ellas.

Si lo conseguimos, y como bien diría Pablo Neruda: “podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera” .

Esto supone reestructurar nuestros mensajes y recursos en función de las nuevas circunstancias, pero sin olvidar nuestras necesidades. De esta manera, las asociaciones no solo son capaces de sobreponerse sino que van un paso más allá y utilizan esas situaciones para mejorar su misión/visión/valores y desarrollar al máximo su potencial.

El término estética (del griego αἰσθητική [aisthetikê], ‘sensación’, ‘percepción’, y este de αἴσθησις [aísthesis], ‘sensación’, ‘sensibilidad’, e -ικά [-icá], ‘relativo a’). No es algo relacionado única y exclusivamente con lo artístico, pero lo artístico es uno de los primeros espacios donde empezamos a acercarnos, sentir y experimentar con lo creativo desde pequeños. Es una forma de comprender y relacionarse con el mundo; una manera de expresar nuestra visión, de opinar, criticar, plantear, poner en tela de juicio: a nosotros y a la sociedad de la que formamos parte y construimos.

Theaster Gates, alfarero de profesión y activista social de vocación, quería hacer algo en contra del lamentable estado de su barrio en el sur de Chicago. Y así lo hizo, transformando edificios abandonados para crear centros para la comunidad que se conectan e inspiran a aquellos que todavía viven allí y atraen a los que no viven allí. En esta apasionada charla, Gates describe su esfuerzo por construir una “Versalles en miniatura” en Chicago, y comparte su ferviente convicción de que la cultura puede ser un catalizador para la transformación social en cualquier ciudad, en cualquier lugar.

No hay una estrategia sobre asuntos de identidad estética aun cuando ella determina —en muchos casos— los productos actuales. Yo recomendaría tan solo la educación en y sobre historia del arte que luego aportará al proceso innovador. Esto lo supo bien Jobs, que asistió a un curso de caligrafía en Stanford. A pesar de ello, hoy muchas universidades desgajan sus enseñanzas y vuelven compartimentos estancos lo que deberían ser piscinas comunicantes. Se dice que en el frontispicio de la Academia de Platón se leía: «no entrará aquí nadie que no sepa geometría». De seguro era una llamada al conocimiento riguroso de las proporciones, pero también al buen gusto.

No se trata de una simple adquisición de diferentes tecnologías, sino de una manera estética y más inspiradora de ver el mundo y su labor en él. La resiliencia comunicativa no es una cualidad innata, ni un as en la manga. No es un recurso para crear en crisis. Debe atravesar el CORE de nuestra asociación desde el primer día para que en tiempo de crisis, pueda ser reactivada y utilizada.

Por tanto, cada asociación, conscientes de sus potencialidades y limitaciones, debe encontrar en su comunicación, dónde está la belleza de sus mensajes. El autoconocimiento es un arma muy poderosa para enfrentar las adversidades y los retos, y las asociación resilientes saben usarla a su favor. De esta manera pueden trazarse metas más objetivas que no solo tienen en cuenta sus necesidades y sueños, sino también los recursos de los que disponen para conseguirlas.

Esta son las claves:

Belleza es una noción abstracta ligada a numerosos aspectos de la existencia humana. Vulgarmente la belleza se define como la característica de una cosa que a través de una experiencia sensorial (percepción) procura una sensación de placer o un sentimiento de satisfacción que conecta empáticamente al emisor y receptor.

La percepción de la «belleza» a menudo implica la interpretación de alguna entidad que está en equilibrio y armonía con la naturaleza, y puede conducir a sentimientos de atracción y bienestar emocional. Es una experiencia subjetiva pero en su sentido más profundo, la belleza puede engendrarse a partir de una experiencia de reflexión positiva sobre el significado de la propia existencia con respecto al otro.

A partir de esta reflexión debemos hacernos esta pregunta: ¿dónde está la belleza de mi mensaje? ¿cómo puedo transmitirla?. Os dejamos algunas claves:

LA BELLEZA DE LA IMPERFECCIÓN: La asociaciones con una alta capacidad de resiliencia no se limita a intentar pegar el jarrón roto, es consciente de que ya nunca a volverá a ser el mismo. Hará un mosaico con los trozos rotos, y transformará su experiencia en algo bello o útil que empodere aún más su funcionamiento.

oro resiliente

LA BELLEZA EJEMPLAR: las asociaciones resilientes confían en el valor de ser ejemplares: prácticas ecológicas, contratos responsables a su trabajadores, colaboración con otras organizaciones… Si algo les caracteriza es que no pierden de vista sus objetivos y se sienten seguras de lo que pueden lograr cuidando los medios para conseguirlo. También reconocen la importancia de crear comunidad y no se encierran en sí mismas, sino que saben cuándo es necesario pedir ayuda y consejo.

activismo ejemplar

BELLEZA HUMILDE: Un síntoma de fortaleza de la asociación y su comunidad sucede cuando hay un error o un problema. Si en estos casos conseguimos ser más fuertes y aprender de los errores, será porque estamos trabajando correctamente. Si por el contrario, sentimos que cuando algo falle o cuando vengan tiempos difíciles, todo se vendrá abajo y la asociación puede desaparecer… es porque ahora no estamos trabajando lo suficiente o en la línea adecuada. Debemos asumir que estas crisis llegarán y a que ademas, nos ayudarán a generar un cambio que nos hará para aprender y crecer. Eso sí, sólo si nos hemos preparado para ello.

gestion del tiempo y toma de decisiones

BELLEZA OPTIMISTA: Las asociaciones resilientes son muy objetivas, saben cuáles son sus potencialidades, los recursos que tienen a su alcance y sus metas, pero eso no implica que no sean optimistas. Al ser conscientes de que nada es completamente positivo ni negativo, se esfuerzan por centrarse en los aspectos positivos y disfrutan de los retos. Estas personas desarrollan un optimismo realista, también llamado optimalismo, y están convencidas de que por muy oscura que se presente su jornada, el día siguiente puede ser mejor.

La confianza en uno mismo que tienen las personas innovadoras es uno de los factores clave. Han aprendido a contagiarla a su equipo para motivar a cada persona a desarrollar su mejor habilidad. De esa forma en nuestras asociaciones no debe haber jefes, sino que son líderes son parte el equipo, trabajan con el equipo, y contagian su entusiasmo a todo aquel que trabaja con ellos.

gestion tiempo autonomia

BELLEZA PROACTIVA: A pesar de que las asociaciones tienen una autoimagen muy clara y saben perfectamente qué quieren lograr, también deben tener la suficiente flexibilidad como para adaptar sus planes y cambiar sus metas cuando es necesario (recordar el caso de “La Asociación de Ex-Hombre Lobo de Alicante). La diferencia estriba en que no luchan contra molinos de viento, sino que aprovechan el sentido de la corriente y fluyen con ella. No se cierran al cambio y siempre están dispuestas a valorar diferentes alternativas, sin aferrarse obsesivamente a sus planes iniciales o a una única solución.

El hecho de que debamos ser flexibles no implica que renuncien a sus metas, al contrario, si algo debe distinguirnos es nuestra perseverancia y su capacidad de lucha.  Debemos mantener viva en nuestros trabajadores, socios y voluntarios, la motivación intrínseca que les ayude a mantenerse firmes y luchar por lo que se proponen.

hazquesucedagestiontiempo

RECUPERAR EL VALOR DE LA ALEGRÍA: Una de las características esenciales es rescatar para el activismo nuestro sentido del humor. No se trata de frivolizar. La risa es nuestra mejor aliada porque nos ayuda a mantenerse optimistas y, sobre todo, les permite enfocarse en los aspectos positivos de las situaciones.

¡¡DEFIENDE LA ALEGRÍA!!
Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina

de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas del azar
y también de la alegría

MARIO BENEDETTI

Kopy Theme . Proudly powered by WordPress . Created by IshYoBoy.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies