Qué hago con mi dinero. Reflexiones.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageBuffer this pageEmail this to someone

Bajo el epígrafe ‘Qué hago con mi dinero’ el escritor de 95 años José Luis Sampedro nos dio una lección de lucidez. La entrevista fue realizada para ‘Salvados’, el programa de LaSexta dirigido por Jordi Évole y nos dejó píldoras de sabiduría.

“Nos han educado para ser productores y consumidores pero no para tener pensamiento propio”

José Luis Sampedro aportó su versión de la crisis económica. Sus argumentos giraron en torno a una idea central: el poder del miedo que ejercen los gobernantes sobre la sociedad para así tenerla controlada. Es una idea similar a la que ya os presentamos en este documental de la BBC “El poder de las pesadillas.

“Si te dicen que te van a degollar y luego te ponen a tirar de un carro, piensas ‘que me quede como estoy'”, explicó Sampedro, asemejando esa situación extrema con lo que sucede en la sociedad actual.

“La libertad de expresión no tiene sentido si no se tiene libertad de pensamiento”

Sampedro también explicó a Évole su visión sobre el capitalismo, que según él, es un sistema económico que “está agotado”. “Fue fantástico, pero se creó para una situación del mundo que hoy ha cambiado, y ahora ya no funciona“, argumentó el escritor.

Imagen de previsualización de YouTube

Sus palabras adquirieron de inmediato una enorme relevancia en las redes sociales, llegando a convertir el nombre de José Luis Sampedro en ‘trending topic‘, además de los ‘hashtags‘ del propio programa (#salvados) y del tema del día (#quehagoconmidinero).

“En la universidad te enseñan a hacer las cosas, pero no cómo son las cosas”

José Luis Sampedro también aprovechó para dar su visión del capitalismo que, a su juicio, es un sistema económico “agotado”: “Fue fantástico, pero se creó para una situación del mundo que hoy ha cambiado, y ahora no funciona”.

Imagen de previsualización de YouTube

Prólogo de José Luis Sampedro en “¡Indignaos!” de Stéphane Hessel

 

Yo también nací en 1917. Yo también estoy indignado. También viví una guerra. También soporté una dictadura. Al igual que a Stéphane Hessel, me escandaliza e indigna la situación de Palestina y la bárbara invasión de Irak. Podría aportar más detalles, pero la edad y la época bastan para mostrar que nuestras vivencias han sucedido en el mismo mundo. Hablamos en la misma onda. Comparto sus ideas y me hace feliz poder presentar en España el llamamiento de este brillante héroe de la Resistencia francesa, posteriormente diplomático en activo en muchas misiones de interés, siempre a favor de la paz y la justicia.

¡INDIGNAOS! Un grito, un toque de clarín que interrumpe el tráfico callejero y obliga a levantar la vista a los reunidos en la plaza. Como la sirena que anunciaba la cercanía de aquellos bombarderos: una alerta para no bajar la guardia.

Prólogo de José Luis Sampedro en Indignaos de Stéphane Hessel

Al principio sorprende. ¿Qué pasa? ¿De qué nos alertan? El mundo gira como cada día. Vivimos en democracia, en el estado de bienestar de nuestra maravillosa civilización occidental. Aquí no hay guerra, no hay ocupación. Esto es Europa, cuna de culturas. Sí, ése es el escenario y su decorado. Pero ¿de verdad estamos en una democracia? ¿De verdad bajo ese nombre gobiernan los pueblos de muchos países? ¿O hace tiempo que se ha evolucionado de otro modo?

Actualmente en Europa y fuera de ella, los financieros, culpables indiscutibles de la crisis, han salvado ya el bache y prosiguen su vida como siempre sin grandes pérdidas. En cambio, sus víctimas no han recuperado el trabajo ni su nivel de ingresos. El autor de este libro recuerda cómo los primeros programas económicos de Francia después de la segunda guerra mundial incluían la nacionalización de la banca, aunque después, en épocas de bonanza, se fue rectificando.

En cambio ahora, la culpabilidad del sector financiero en esta gran crisis no sólo no ha conducido a ello; ni siquiera se ha planteado la supresión de mecanismos y operaciones de alto riesgo. No se eliminan los paraísos fiscales ni se acometen reformas importantes del sistema. Los financieros apenas han soportado las consecuencias de sus desafueros. Es decir, el dinero y sus dueños tienen más poder que los gobiernos.

Como dice Hessel, “el poder del dinero nunca había sido tan grande, insolente, egoísta con todos, desde sus propios siervos hasta las más altas esferas del Estado. Los bancos, privatizados, se preocupan en primer lugar de sus dividendos, y de los altísimos sueldos de sus dirigentes, pero no del interés general”

José Luis Sampedro en “¡Indignaos!” de Stéphane Hessel

¡INDIGNAOS!, les dice Hessel a los jóvenes, porque de la indignación nace la voluntad de compromiso con la historia. De la indignación nació la Resistencia contra el nazismo y de la indignación tiene que salir hoy la resistencia contra la dictadura de los mercados. Debemos resistirnos a que la carrera por el dinero domine nuestras vidas. Hessel reconoce que para un joven de su época indignarse y resistirse fue más claro, aunque no más fácil, porque la invasión del país por tropas fascistas es más evidente que la dictadura del entramado financiero internacional.

El nazismo fue vencido por la indignación de muchos, pero el peligro totalitario en sus múltiples variantes no ha desaparecido. Ni en aspectos tan burdos como los campos de concentración (Guantánamo, Abu Ghraib), muros, vallas, ataques preventivos y “lucha contra el terrorismo” en lugares geoestratégicos, ni en otros mucho más sofisticados y tecnificados como la mal llamada globalización financiera.

¡INDIGNAOS!, repite Hessel a los jóvenes. Les recuerda los logros de la segunda mitad del siglo XX en el terreno de los derechos humanos, la implantación de la Seguridad Social, los avances del estado de bienestar, al tiempo que les señala los actuales retrocesos. Los brutales atentados del 11S en Nueva York y las desastrosas acciones emprendidas por Estados Unidos como respuesta a los mismos, están marcando el camino inverso. Un camino que en la primera década de este siglo XXI se está recorriendo a una velocidad alarmante. De ahí la alerta de Hessel a los jóvenes. Con su grito les está diciendo: “Chicos, cuidado, hemos luchado por conseguir lo que tenéis, ahora os toca a vosotros defenderlo, mantenerlo y mejorarlo; no permitáis que os lo arrebaten”.

Prólogo de José Luis Sampedro en “¡Indignaos!” de Stéphane Hessel

¡INDIGNAOS! Luchad, para salvar los logros democráticos basados en valores éticos, de justicia y libertad prometidos tras la dolorosa lección de la segunda guerra mundial. Para distinguir entre opinión pública y opinión mediática, para no sucumbir al engaño propagandístico. “Los medios de comunicación están en manos de la gente pudiente”, señala Hessel. Y yo añado: ¿quién es la gente pudiente? Los que se han apoderado de lo que es de todos. Y como es de todos, es nuestro derecho y nuestro deber recuperarlo al servicio de nuestra libertad.

No siempre es fácil saber quién manda en realidad, ni cómo defendernos del atropello. Ahora no se trata de empuñar las armas contra el invasor ni de hacer descarrilar un tren. El terrorismo no es la vía adecuada contra el totalitarismo actual, más sofisticado que el de los bombarderos nazis. Hoy se trata de no sucumbir bajo el huracán destructor del “siempre más”, del consumismo voraz y de la distracción mediática mientras nos aplican los recortes.

¡INDIGNAOS!, sin violencia. Hessel nos incita a la insurrección pacífica evocando figuras como Mandela o Martin Luther Kingo. Yo añadiría el ejemplo de Gandhi, asesinado precisamente en 1948, año de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de cuya redacción fue partícipe el propio Hessel. Como cantara Raimon contra la dictadura: Digamos NO. Negaos. Actuad. Para empezar, ¡INDIGNAOS!

Nos quedamos con esta gran frase:

“Existe el derecho a la vida, pero también existe, y es más importante, el deber de vivirla”

Información ampliada para los alumnos del curso 0901
COMUNICACIÓN Y DISEÑO SOCIAL
2.4 EL CONTRATO SOCIAL

Post recomendados:

16 comments

  1. Víctor Paiam dice:

    “Sacred Economics” de Charles Eisenstein.

  2. […] creada por el trabajo debe primar sobre el poder del dinero. * La Resistencia propuso “una organización racional de la economía que garantice la subordinación de los intereses particulares al interés general y que se deshaga […]

  3. Llamadme Israel dice:

    Se podría argumentar que si el capitalismo surgió en una situación determinada del mundo que ha cambiado, lo que se está intentando es volver a esa situación de partida para que el sistema vuelva a ser válido. Y de ahí los recortes en derechos sociales adquiridos, en educación, en asistencia sanitaria, en apoyo a los más desfavorecidos. Si no terminamos como en una novela de Dickens poco nos faltará.

    Ya han anunciado la eliminación del aborto como servicio básico. Hay quien podría pensar que se busca una nueva generación de mujeres deseperadas cuya única salida para comer sea aceptar cualquier condición laboral o ser expulsada del mercado y tener una única alternativa…… Léase los años del hambre, de Juan Eslava Galán. Eso pasaba aquí mismo hace sesenta años……

  4. […] Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona. Miren analiza en esta entrevista las medidas de ajuste y sus consecuencias reales para la economía, pero también, qué puedes hacer tú para formarte o […]

  5. Diseño Social dice:

    "Veo mucho potencial, pero está desperdiciado. Toda una generación trabajando en gasolineras, sirviendo mesas, o siendo esclavos oficinistas. La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos, no hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seríamos millonarios, dioses del cine, o estrellas del rock. Pero no lo seremos, y poco a poco lo entendemos, lo que hace que estemos muy cabreados"

    (El club de la lucha)

  6. Dulima dice:

    Comparto este credo, gracias al maestro José Luis Sampedro!

    CREDO PERSONAL

    Creo en la Vida, Madre Omnipotente,

    Creadora de los cielos y de la tierra.

    Creo en el Hombre, su hijo,

    Concebido en creciente evolución,

    Progresando a pesar de los Pilatos

    Que inventaron sus dogmas reaccionarios

    Para aplastar la Vida y sepultarla.

    Pero la Vida siempre resucita

    Y el Hombre sigue en marcha hacia el futuro.

    Creo en los horizontes del Espíritu

    Y en la energía cósmica del mundo,

    Creo en la Humanidad siempre adelante,

    Creo en la Vida perdurable.

    Amén

    José Luis Sampedro

  7. Valentín dice:

    Sabio Sampedro, gracias por compartir esta formidable entrevista…las dos intervenciones.

    Se aprende tanto…feliz noche!!

  8. lucce dice:

    Sí, fue fantástico y tal… Ya conocía parte de la obra de Sampedro y su figura comenzó a hacerse más destacada a raíz del #15M, a raíz de prologar el Indignaos! de otro jogvencito, Stephane Hessel… Pero eché de menos en la entrevista del otro día en Salvados que el señor Sampedro, además de lo que dijo, hubiese proyectado o sugerido alguna alternativa al sistema capitalista. Évole se lo preguntó de forma tímida pero este el nonagenario economista y novelista o no lo oyó o, de alguna forma, no se atrevió a contestarlo…

    En todo caso, sí, muy interesante y emocionante… Un aplauso a Sampedro y, por supuesto, a Salvados, a día de hoy, para mí, el mejor prgrama que hay en la TV.

  9. Catalina dice:

    Es un gran alivio saber que en todo el mundo las personas estamos empezando a pensar en las cosas que realmente son buenas e importantes para el hombre como ser viviente y absolutamente especial pero grandemente misterioso. Será difícil acabar con las grandes maquinarias, pero estoy segura que llegará el momento en que volveremos a lo básico, a lo simple; a entender y comrender la vida como una gran oportunidad para la calma y el bienestar de todos y no de unos cuantos. Gracias por este maravilloso curso que me ha ayudado a abrir los ojos y darme la seguridad que necesitaba para saber que no es equivocado pensar en los demás, en aportar a otros y así recibir de ellos mucho más. Siempre se aprende más de otros cuando crees que eres tú quien está dando.

    Poco a poco las ideas van fluyendo y las ganas de poner el granito de arena se va volviendo una "loca pasion".

  10. Isabel dice:

    Creo que las reflexiones de José Luis Sampedro son muy acertadas, y me alegro de que en la televisión veamos a personajes como Sampedro que nos abren los ojos sobre la situación en la que vivimos. Por desgracia, este tipo de personas apenan tienen un hueco en los grandes medios de comunicación, extensiones del sistema de economía de mercado. Estoy de acuerdo con Sampedro en que nos gobiernan a través del miedo, nos distraen y nos manipulan de manera que permitamos que tomen medidas que de otra manera no podrían tomar. Por eso nosotros también somos responsables de la situación actual, porque no debemos dejarnos manipular con cortinas de humo y temores infundados.

    En cuanto a la libertad de pensamiento, considero que ésta es la más importante de las libertades, porque es la libertad absoluta. De ahí la importancia de que nadie interfiera en ella.

  11. CARMEN BENAVENT dice:

    Muchisisisimas gracias por compartir la entrevista. No puede verla y es una JOYA poder disfrutarla en vuestros archivos.

    Gracias de nuevo, y MUY BUEN DÍA.

    CArmen

  12. […] mañana 31 enero, 2012 0901 No comments En la misma línea de la entrevista que publicamos de Jose Luis Sampedro encontramos “Inside Jobs“. Un documental muy bien realizado que explica las causas y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *