Todas las entradas de: Diseño Social

ONG Diseño & Comunicación Social. Ayudamos a la creación de nuevas plataformas de comunicación orientadas al cambio social. CEO María Hidalgo

¿Ejemplos de diseñadores sociales? Entrevista a Coco Cerrella, creador del proyecto “Enseñar entre rejas”

.C

@Cococerrella terminó en la cárcel, pero por decisión propia! Desde hace unos años enseña un taller de diseño gráfico a cientos de reclusos en el Centro Universitario de Devoto. En esta charla, él nos cuenta sobre los impresionantes resultados que tiene la educación en la vida de estas personas. Diseñador Gráfico y docente universitario.

Comenzó a dar clases en 2007 en la Universidad de Buenos Aires, donde también dictó talleres y cursos sobre Diseño de Identidad Visual y Afichismo Social para estudiantes y graduados. Nació en 1977 en Buenos Aires, ciudad en la que creció y vive. Actualmente, está a cargo de dos talleres de Diseño Gráfico en la Cárcel de Devoto, en el marco del Programa de Educación en Cárceles UBA XXII.

En 2011, comenzó a diseñar afiches con su propia voz, y difunde así mensajes sobre Derechos Humanos y temas de relevancia social. Sus trabajos han sido reconocidos por numerosas organizaciones internacionales y exhibidos en más de treinta y nueve países.

Desde 2012 hasta 2016, coordinó el Departamento de Comunicación de la ONG Ingeniería Sin Fronteras Argentina, donde encontró que con el Diseño Social también es posible tender puentes y construir un mundo más equitativo.

– ¿Qué te inspiró a realizar este proyecto?

Como diseñador gráfico me costó muchos años vincular mi profesión a cuestiones sociales. Si bien venía publicando mis carteles sobre Derechos Humanos y en paralelo enseñando diseño en la Universidad de Buenos Aires, cuando me enteré que se podía dar clases en una cárcel entendí que era desde allí que podría realmente construir y cambiar algo de este mundo tan desigual. Dar clases en un contexto tan adverso me cambió la vida. Ya pasaron más de 6 años de ir todas las semanas y cada vez estoy más convencido del proyecto. Pero no es una fe ciega. Al año y medio de haber comenzado hubo resultados concretos: Un grupo de detenidos de la cárcel de Devoto conformaron una cooperativa de imprenta para autogestionar su propio trabajo. Esto implicó enseñarles software profesional y tecnología gráfica, y fue para mí la prueba de que esta locura era posible.

– ¿Qué es lo que más te ha sorprendido?

La cárcel es una radiografía perfecta de la desigualdad. El último eslabón de un sistema roto. La enorme mayoría de los detenidos son personas de barrios marginales, expulsados del sistema. Me sigue sorprendiendo primero, la ignorancia que tenemos la clase media acerca de la pobreza. Creemos que sabemos y opinamos, pero la realidad profunda no se puede conocer desde el sofá de casa. Hay que estar, escuchar, conocer y ser parte activa de las transformaciones que uno desea. Otra cosa que me sorprendió muchísimo fue que a pesar de que mis alumnos nunca habían diseñado, en pocas clases podían hacer carteles muy fuertes y conmovedores, sin mayor tecnología que un lápiz y un papel. Algunos de estos afiches fueron expuestos en la Bienal iberoamericana de Diseño, en el Museo de Diseño de Lisboa e importantes galerías de Buenos Aires. No hay palabras que puedan expresar mi orgullo y emoción.

.

– ¿Qué aprendizaje rescatarías?

Aprendí mucho, pero principalmente que los gritos más fundamentales de la dignidad humana, siempre están en los márgenes de la cultura y que como profesionales de la comunicación es nuestra responsabilidad darle visibilidad a la desigualdad. Aprendí que la mejor política de seguridad posible es brindar oportunidades a tiempo. Cuando los presos estudian, aprenden un oficio y se los trata con dignidad la reincidencia al delito baja drásticamente. Aprendí que con el Diseño Gráfico también se puede construir una sociedad más justa.

– ¿Futuros proyectos?

Sueño con incorporar la Carrera de Diseño Gráfico en la cárcel. Estamos trabajando muy fuertemente en lograr qué salgan con un título universitario y puedan elegir el diseño gráfico como un nuevo camino posible. Es realmente difícil de lograr, pero no es imposible, y si no es imposible debemos intentarlo.

– ¿Qué anécdota te gustaría compartir con la comunidad de Diseño Social?

Uff… tengo muchas! Hace un tiempo empezó a venir al taller un hombre de unos 40 años, enorme, pelo largo negro, con un ojo lastimado y manos de roca. Nos dejó admirados con su diseño. Él miraba sorprendido, escuchando nuestros elogios. Después, tímidamente nos confesó que él tampoco sabía que tenía ese don. “¡¿Pero nunca habías dibujado?!” le pregunté incrédulo. “No, nunca había dibujado”. Sólo le había faltado la oportunidad de hacerlo. Siempre me pregunto cuántos talentos como él estarán durmiendo en las calles de Buenos Aires.

“Gustavo parece perdido. Es uno de mis nuevos alumnos en la cárcel. Tiene mirada animal. Es fácil imaginarlo feroz. Pero ahí, en mi clase, es un niño. Parado, mira sin rumbo. Le brillan los ojos grandes. Su cara y su cabeza están surcadas por cortes toscos y profundos. No llega a los 30 años. Está aprendiendo a leer.

Me contó del paco, del barrio, de sus hermanas y su mamá. Del llanto, de la culpa, del robo y el frío. Aún cuando sonríe se percibe miedo y tristeza.

Le costó muchísimo concentrarse. Su afiche es un dibujo de la Villa 31, su barrio. La autopista divide los edificios dibujados a mano, de los edificios hechos con regla. Y en esa sutil metáfora de la desigualdad, Gustavo me dejó conmovido. Tan inocente. Tan auténtico. Le dije que su trabajo me encantaba.

Lo ayudaron a escribir su nombre, y como un niño, me lo regaló”

…..
Mariano Cerrella “Coco”
(ver publicación en su Facebook personal)

Diseño Social: En busca de Identidad Propia

[vc_row bg_color=””][vc_column][vc_cta h2=”DISEÑO SOCIAL” h4=”EN BUSCA DE IDENTIDAD PROPIA”]En el número 12 de la revista Gràffica nos propusieron hablar de nuestra vía profesional: trabajar sin clientes o encargos previos. Una guía imprescindible para saber cómo puedes llevar a cabo tu propio proyecto, hacerlo rentable y vivir de él. En esta edición, reúnen a  proyectos que ponen el foco en el creador, en cómo uno mismo puede crear y generar su propio trabajo. ¿Qué nichos profesionales podemos explorar trabajando sin clientes? ¿Qué hay que tener en cuenta para comenzar un proyecto? ¿Cómo podemos conseguir financiación? ¿Qué oportunidades, retos y riesgos nos presenta esta opción profesional? Os dejamos un breve extracto del artículo completo que puedes leer en la versión impresa de Gràffica nº12.[/vc_cta][vc_empty_space][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=pqmOBfD6QMg”][vc_empty_space][vc_column_text]Paralelo al auge del diseño sostenible, otros términos como el diseño social se han convertido en un referente esencial para prácticas creativas que generan soluciones positivas de cambio social. Pero antes de adentrarnos en su definición, despejemos uno de los grandes mitos: no es el diseño destinado a los que no pueden pagar por otra clase de diseño. No es el premio de consolación ni para el usuario ni para el profesional. El diseño social es la apuesta donde todos ganan.

Mi personal búsqueda profesional comenzó a través de unas palabras sencillas escritas en un cómic de superhéroes: “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Y quizás no lancemos telarañas o podamos sobrevolar edificios pero como profesionales del diseño, tenemos el poder y por tanto la responsabilidad, de ayudar a diseñar un mundo mejor.

[…][/vc_column_text][vc_single_image image=”18849″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_rounded”][vc_column_text]Empezamos a analizar la situación en la que se encontraban estas organizaciones y nos dimos cuenta que los diseñadores llevábamos años aplicando en ellas, las misma fórmulas que nos habían enseñado en las escuelas de diseño pero destinadas a la creación de productos de consumo. En este artículo no podemos extendernos para poder explicaros porqué esto supone una pésima idea pero para los que queráis profundizar en los detalles de este error, os recomendamos la lectura de “Finding Frames: New ways to engage the UK public in global poverty”.

Nuestras conclusiones iniciales fueron muy similares a las planteadas en este informe. Y por si aún tienes dudas sobre a qué nos referimos, para ayudarte a entender este necesario ejercicio de autocrítica te recomendamos la página online de los Rusty Radiator Award, los premios anuales a las peores campañas humanitarias. Unos premios divertidos, indignantes y muy necesarios.

[…][/vc_column_text][vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=xbqA6o8_WC0″][vc_column_text]En nuestra propia formación reglada, universitaria, de postgrado… se encontraba la base de muchos de los problemas ya que carecían de una metodología propia adaptada a los nuevos movimientos e inquietudes sociales. Queríamos ayudar a las ONG aplicando soluciones de comunicación cuyo objetivo era perpetuar precisamente ese modelo económico, social y ético contra el que pretendíamos luchar.  Como muchas otras agencias de comunicación, descubrimos que nos estábamos equivocando al no generar una metodología que ofreciese a nuestros clientes una alternativa de servicios profesionales. Decidimos entonces comenzar desde cero. Crear grupos de investigación y colaboración con distintas entidades para crear procesos de innovación social y creatividad aplicada.

[…][/vc_column_text][vc_single_image image=”18852″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_rounded”][vc_column_text]El término “diseño social” corre el mismo riesgo que el término “paz”. Cuando intentamos buscar la mejor definición para “paz” nos suele venir a la mente la respuesta “ausencia de guerra”, pero la paz merece ser descrita por atributos propios, como por ejemplo, la presencia de justicia social. De igual modo, “diseño social” debe ser un término que construyamos desde su propia realidad y no en contraposición al diseño orientado a fines comerciales.

El concepto diseño social se utiliza indistintamente entre diferentes disciplinas; algunos lo utilizan como el diseño de un mundo mejor y más sostenible y otros se refieren al proceso basado en una metodología de diseño participativa o social. En Diseño Social EN+, realizamos una labor muy concreta: desarrollamos metodologías para empoderar a las asociaciones o los emprendedores formándoles para que puedan usar en su día a día, conceptos esenciales de diseño y de pensamiento de diseño.

[…][/vc_column_text][vc_single_image image=”18853″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_rounded”][vc_column_text]Si has leído el decálogo ético para la práctica del diseño creado por La Red Española de Asociaciones de Diseño, puede sonarte utópica la idea de empezar a crear diseños responsables, sostenibles y la vez, funcionales. Pero más utópico sería seguir ignorando que estamos formando parte del problema en lugar de formando parte de la solución. El momento de apostar por el diseño social es ahora y muchas asociaciones, emprendedores y consumidores así lo reclaman. ¿Estamos los diseñadores preparados para afrontar el reto?
[/vc_column_text][vc_single_image image=”18847″ img_size=”large” add_caption=”yes” alignment=”center”][vc_column_text]

Artículo Completo en Gràffica nº12

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

// Aquarius como ejemplo de fisura en nuestra moralidad y ética: el dilema del tranvía

[vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″][vc_cta h2=”Dilemas morales y percepción de la realidad” h4=”El caso Aquarius como ejemplo de fisura en nuestra moralidad y ética compartida” color=”mulled-wine”]La paradoja de tolerancia fue descrita por el filósofo austríaco Karl Popper en 1945. Es una paradoja enmarcada dentro de la teoría de la decisión. La paradoja declara que si una sociedad es ilimitadamente tolerante, su capacidad de ser tolerante finalmente será reducida o destruida por los intolerantes. Popper concluyó que, aunque parece paradójico, para mantener una sociedad tolerante, la sociedad tiene que ser intolerante con la intolerancia. Estoy totalmente de acuerdo.

Hoy os volvemos a aportar un punto de visa más sobre importantes e inquietantes fenómenos que se están sucediendo en la actualidad internacional desde la comunicación y el diseño social. Muchos de nosotros hemos visto aterrorizados las imágenes de los niños y niñas separados de sus padres en los centros de detención de migrantes en Texas o por las desoladoras imágenes de las personas migrantes que huyen del horror en sus países y se juegan la vida en el Mediterráneo. Puede parecer que cualquier ciudadano defensor de los derechos humanos esenciales como ética pública y como moral personal, por coherencia ideológica y emocional, estaría en favor de actos de solidaridad y justicia social para estas personas. Pero no.

Lo realmente sorprendente estos días no son las noticias en sí, sino el timeline de las redes sociales de muchos de nuestros amigos  y familiares justificando las medidas ejercidas por los políticos (cierre de puertos y fronteras o encarcelamiento de ciudadanos y niños inocentes).

Hoy no se trata de juzgar estas opiniones. Ni de criticarlas. Ni de eliminar de nuestros contactos a quienes no piensen como nosotros. TODO LO CONTRARIO. Intentemos entender por qué nosotros no pensamos igual que ellos y por qué ellos no piensan piensan como nosotros. Sin dejarnos llevar por sesgos cognitivos como el del exogrupo o el efecto Dunning-Kruger. Se trata de aportar debate, ciencia, psicología, filosofía e incluso poesía a todos estos sentimientos que nos hacen temer que el bienestar de otro ser humano puede hacer daño a nosotros mismos o a nuestros seres queridos.

Sólo desde la comprensión del otro podemos iniciar el diálogo para poder aportarles nuestra visión y encontrar un camino lleno de valores de convivencia y bien común. Para ello, os plantearemos la perversión de los marcos conceptuales en los que se establecen, en redes sociales y medios de comunicación, los dilemas éticos sobre las migraciones.[/vc_cta][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_single_image image=”18783″ img_size=”full” alignment=”center” onclick=”custom_link” link=”http://pictoline.com/”][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

“Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación,
os harán amar al opresor y odiar al oprimido“.

Malcolm X

[vc_column_text]

Resonancia límbica y empatía

[/vc_column_text][vc_column_text]

Justo cuando estaba inmersa en el primer capítulo del libro que estamos editando sobre Sense8, la noticia de que España se ofrece a acoger al barco Aquarius en Valencia por razones humanitarias ha llenado mi timeline de redes sociales de mensajes del tipo:

“Acógelos en tu casa”.
—”Primero los de aquí”.
—”Yo jamás recibí una ayuda”.

…y muchos más.

No son los más originales, pero os podéis hacer una idea de qué estoy hablando porque seguramente tu timeline, alimentada por la prensa nacional, también se haya llenado de este tipo de noticias. Quienes me conocéis sabréis que, aunque estoy en contra de la ayuda asistencialista, en situaciones de crisis es esencial brindar esta ayuda. Sin excusas. Pero mi opinión no es importante, lo relevante es que a pesar de mi opinión (que el algoritmo de Facebook ya debe conocer), que mi timeline se haya llenado de este tipo de mensajes supone que personas muy afines a mis ideas (desgraciadamente y como ya explicamos en este post), en este caso concreto tienen serias dudas “éticas” y “morales” sobre lo sucedido.

Ya se ha escrito mucho y muy bien sobre todo lo sucedido (sobre los conceptos de aporofobia, exogrupo, racismo, xenofobia…), pero queremos aprovechar el momento para plantear este mismo debate desde los marcos conceptuales que pervierten el debate y todo lo que hemos aprendido sobre dilemas morales escribiendo el libro Amor Vincit Omnia.

[/vc_column_text]

[vc_empty_space][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/3″][vc_single_image image=”18512″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_rounded”][vc_column_text]

Manipulación mediática

[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/3″][vc_single_image image=”18391″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_rounded” onclick=”img_link_large” img_link_target=”_blank”][vc_column_text]

Algoritmo de convergencia

[/vc_column_text][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/3″][vc_single_image image=”18502″ img_size=”full” alignment=”center” style=”vc_box_rounded”][vc_column_text]

Perversión retórica

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_message]

MANIPULACIÓN MEDIÁTICA · Primera gran observación:
Cuidado con las redes sociales y las noticias que aparecen en ellas (manipulan los medios masivos, pero también las fakes news sin fuentes que circulan por ellas). Walter Lippmann expone que los medios informativos determinan los mapas cognitivos que nos hacemos del mundo, o lo que es lo mismo, construyen nuestras imágenes de la realidad social, y explica también que la opinión pública no responde al entorno, sino al pseudo-entorno construido por estos.

[/vc_message][vc_message icon_fontawesome=”fa fa-mouse-pointer”]

ALGORITMO DE CONVERGENCIA · Segunda gran observación: 
El algoritmo que gestiona tanto Google como tus redes sociales selecciona para ti las noticias más afines a tu ideología, es decir, no todo el mundo piensa como tú, pero internet te hace creer que tu opinión es la mayoritaria o más aceptada (echa un vistazo a la imagen de Pictoline que adjuntamos).

[/vc_message][vc_message icon_fontawesome=”fa fa-users”]

PERVERSIÓN RETÓRICA · Tercera gran observación:
Incluso los derechos humanos pueden ser debatidos por aquellas personas que siempre los han defendido si les muestran debates en marcos conceptuales donde entran en juego dilemas morales que redirigen la opinión pública hacia un sentido u otro.

[/vc_message][vc_empty_space][vc_column_text]

El dilema moral del Aquarius vs. el tranvía

[/vc_column_text][vc_empty_space height=”16px”][vc_column_text]

Os contamos en qué consiste:

Estos debates nos recuerdan a uno de los que estamos tratando para el libro que estamos creando sobre Sense8 llamado el dilema del tranvía. Es un dilema muy sencillo basado en esta situación hipotética:

SITUACIÓN A

Hay un tren que se acerca a gran velocidad y fuera de control. A cien metros de esa misma vía se encuentran cinco personas atadas por un asesino en serie y sin posibilidad de escapar. Pero tú estás ahí, contemplando la escena un lado de la vía. No te da tiempo a desatarlos, pero tienes la posibilidad de accionar una palanca que cambia la dirección del tren a una vía paralela. Si la accionas, cambias el tren de vía y salvas a los 5 atados; pero el problema es que en esa otra vía hay una persona que moriría atropellada por este tren. El dilema parece sencillo: la muerte de cinco personas frente a la muerte de una persona. Casi todo el mundo apuesta por pulsar esa palanca.

SITUACIÓN B

Sin embargo, después plantean una variante en la que estás sobre un puente contemplando la escena junto a un hombre muy muy gordo. Si lanzas a este hombre a las vías salvarías, el tren descarrilaría y salvarías la vida de esas cinco personas. Aunque el resultado es el mismo, una vida por salvar a cinco, en esta ocasión la mayor parte de la gente entrevistada no lanzaría a esa persona a las vías.

[/vc_column_text][vc_column_text][/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_icon icon_fontawesome=”fa fa-comments-o” color=”peacoc” size=”lg” align=”center”][vc_column_text]

¿Qué harías en el caso A? 
¿Salvarías a cinco personas si eso implicase matar a una?

[/vc_column_text][vc_single_image image=”18519″ img_size=”full” alignment=”center” onclick=”img_link_large” img_link_target=”_blank”][/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″][vc_icon icon_fontawesome=”fa fa-comments” color=”peacoc” size=”lg” align=”center”][vc_column_text]

¿Qué harías en el caso B? 
¿Matarías a una persona si eso implicase salvar cinco vidas?

[/vc_column_text][vc_single_image image=”18518″ img_size=”full” alignment=”center” onclick=”img_link_large” img_link_target=”_blank”][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_column_text]

Estamos ante un experimento mental que inició e ideó la filósofa británica Philippa Foot y fue adaptado posteriormente por Judith Jarvis Thomson en 1985. La corriente de estudio que dice que la moral surge de rasgos internos de la persona, las virtudes, en contraposición a la posición de aquellos que dicen que la moral surge de reglas o que depende del resultado del acto. Foot fue especialmente crítica con el consecuencialismo, es decir, que dice que el fin justifica los medios, que cuando un objetivo final es lo suficientemente importante, cualquier medio para lograrlo es válido. Philippa entonces ideó el dilema del tren, una fórmula en la que planteaba la discusión, ¿de verdad puede justificarse matar a una persona para salvar a otras?

Y llevándolo a una visión más amplia: ¿puede justificarse el sufrimiento y esclavitud al que sometemos a otros ciudadanos en distintos países para salvar nuestro estilo de vida? ¿Hay diferencia entre causar un mal y no evitar que ocurra?

[/vc_column_text][vc_column_text]

Doctrina del doble efecto

[/vc_column_text][vc_column_text]

¿Qué opinaría sobre este dilema moral Santo Tomás de Aquino? Él defendía la doctrina del doble efecto y daba importancia a la intención. Es decir, sería ético el escenario A porque la acción de pulsar la palanca es positiva, aunque tenga consecuencias negativas (daños colaterales); mientras que el escenario B no es ético porque la acción de arrojar al hombre es negativa, aunque tenga consecuencias positivas.

Esta doctrina se aplica hoy en día en muchas de las leyes que depende de la ética. Por ejemplo, en determinadas circunstancias un médico puede administrar medicación para reducir el dolor a una persona que está muriendo, a pesar de que esta medicación pueda acelerar su muerte. Pero lo que no puede hacer es inyectarle morfina con el objetivo de matarle.

[/vc_column_text][vc_message message_box_color=”alert-info” icon_fontawesome=”fa fa-exclamation-triangle”]

MORAL PERSONAL VS. ÉTICA COLETIVA (**)

Y el dilema puede complicarse aún más si nos plantean si cambiaríamos la respuesta si esa persona es un ser querido. Es decir, si mover la palanca implica entre matar a un ser querido o salvar a cinco desconocidos (o 15, o 50, o a 500), la mayoría contestamos que salvaríamos a nuestro ser querido. Nuestra moral personal (referente a lo individual) seguramente no nos permitiría tomar una justa decisión ética (referente a lo colectivo). Por tanto, a medida que entendemos, reconocemos y nos vinculamos a “los otros”, mejores decisiones éticas podemos llegar a tomar.

[/vc_message][vc_message message_box_color=”alert-info” icon_fontawesome=”fa fa-pencil-square-o”]

(*) La moral es un conjunto de normas, creencias, valores y costumbres que dirigen o guían la conducta. La moral nos permite distinguir qué acciones son correctas (buenas) y cuáles son incorrectas (malas).

(**) La ética es la rama de la filosofía que estudia lo correcto o equivocado del comportamiento humano. Incluye la moral individual, pero también la virtud, el deber, la felicidad y el buen vivir. Esto implica, por ejemplo, que no es ético el concepto de “paz” si simplemente entendemos como tal “la ausencia de guerra”. La paz, desde un punto de vista ético, para que pueda darse en una comunidad o país, debe incluir, además, el bienestar y felicidad de los ciudadanos que viven en ella.

[/vc_message][vc_column_text]

Cómo aplicar el dilema moral a la situación del Aquarius

[/vc_column_text][vc_column_text]

¿Salvar o no salvar a esas 629 personas a la deriva? Puede que la pregunta sea sencilla, pero depende siempre de en qué marco conceptual nos la planteen los medios de comunicación o los debates públicos. Es decir, la mayoría de respuestas sería es muy diferente si nos plantean cualquiera de estas dos opciones:

1. Salvar a 629 inocentes que huyen de una situación de condiciones infrahumanas en sus países de origen.

2. ¿Salvarías a esos 629 inocentes SI ESO IMPLICASE…

a)…un perjuicio a las personas en exclusión social de nuestro propio país?
b)…crear una situación de avalancha masiva de inmigrantes a nuestras costas?
c)…que tú tuvieras que ayudarlos en tu propia casa y con tus propios ingresos?

d)…hacer recortes en las dietas a políticos y cargos públicos con sueldos superiores a 3000€/mes?
e)…hacer recortes a las ayudas públicas a las autopistas privadas, banca, explotaciones petroleras…?
f)…hacer recortes en fiestas públicas como el desfile de fuerzas armadas, festejos taurinos, alumbrado de navidad…?

¿Tus respuestas serían diferentes ante la pregunta 1, 2a, 2b, 2c, 2d, 2e o 2f?

Como vemos, dependiendo de cómo nos planteen la situación, el hecho de salvar 629 vidas puede llegar a ser “justificado”. Al igual que en la Alemania Nazi pudo llegar a estar justificado todo el horror y torturas cometidas por el fascismo o como sucedió en la Rusia comunista o en cualquier guerra civil.

La crisis migratoria sigue cobrándose vidas (y no solo hablamos de la muerte de las personas migrantes, sino toda la tortura física y psicológica que sufren desde su país de origen a su destino). Pese a lo dramático de la situación, el mundo y el balón sigue girando ante nuestra complicidad.

En la UE, el debate sobre cómo avanzar en busca de una solución conjunta está más anclado que nunca con la llegada de gobiernos populistas y xenófobos como el del primer ministro italiano Giuseppe Conte. Por eso es tan importante la implicación de una ciudadanía activa, pero solo casos excepcionalmente mediáticos como el de Aquarius, nos recuerda nuestra parte de culpa (como sociedad) en toda esta grave crisis humanitaria.

[/vc_column_text][vc_message message_box_color=”alert-info” icon_fontawesome=”fa fa-exclamation-triangle”]

EL RAZONAMIENTO MOTIVADO

El razonamiento motivado es el resultado de la implicación de nuestras emociones en nuestros razonamientos y decisiones hipotéticamente racionales. Vemos, por tanto, que acciones que consideradas fuera de la moral y de la ética pueden llegar a ser justificadas si se plantean en el marco conceptual adecuado. Por ejemplo: “ellos o nosotros”. Nuestro consejo: si te ves a ti mismo planteándote acciones amorales o que escapan a la dignidad humana pregúntate:

  • ¿En qué marco conceptual me están o me estoy situando?
  • ¿Este marco conceptual “pervierte o condiciona” mi moral o mi ética?
  • ¿Existe otro marco conceptual donde puedo establecer este debate de forma justa y coherente a mi moral y mi ética?

Nuestro cerebro está infectado por lo que los psicólogos denominan razonamiento motivado, es decir, que dirigimos inconscientemente nuestro argumento hacia una conclusión favorita en lugar de seguirlo hasta donde nos lleve.Lo que los científicos llaman “razonamiento motivado”, responde, en resumen, a nuestra tendencia a ver como aliadas a ciertas informaciones o ideas. Queremos que ganen, queremos defenderlas. Y las que contradicen esa opinión son el enemigo y queremos vencerlas. Nos lo tomamos como algo personal. Cuando la gente se aferra a creencias falsas, a pesar de la abrumadora evidencia, se produce este fenómeno porque no sienten que estés atacando su idea, sino a ellos mismos.[/vc_message][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_raw_html]JTNDZGl2JTIwc3R5bGUlM0QlMjJtYXgtd2lkdGglM0E4NTRweCUyMiUzRSUzQ2RpdiUyMHN0eWxlJTNEJTIycG9zaXRpb24lM0FyZWxhdGl2ZSUzQmhlaWdodCUzQTAlM0JwYWRkaW5nLWJvdHRvbSUzQTU2LjI1JTI1JTIyJTNFJTNDaWZyYW1lJTIwc3JjJTNEJTIyaHR0cHMlM0ElMkYlMkZlbWJlZC50ZWQuY29tJTJGdGFsa3MlMkZsYW5nJTJGZXMlMkZqdWxpYV9nYWxlZl93aHlfeW91X3RoaW5rX3lvdV9yZV9yaWdodF9ldmVuX2lmX3lvdV9yZV93cm9uZyUyMiUyMHdpZHRoJTNEJTIyODU0JTIyJTIwaGVpZ2h0JTNEJTIyNDgwJTIyJTIwc3R5bGUlM0QlMjJwb3NpdGlvbiUzQWFic29sdXRlJTNCbGVmdCUzQTAlM0J0b3AlM0EwJTNCd2lkdGglM0ExMDAlMjUlM0JoZWlnaHQlM0ExMDAlMjUlMjIlMjBmcmFtZWJvcmRlciUzRCUyMjAlMjIlMjBzY3JvbGxpbmclM0QlMjJubyUyMiUyMGFsbG93ZnVsbHNjcmVlbiUzRSUzQyUyRmlmcmFtZSUzRSUzQyUyRmRpdiUzRSUzQyUyRmRpdiUzRQ==[/vc_raw_html]

La perspectiva lo es todo, sobre todo cuando concierne a tus creencias. ¿Eres un soldado, dispuesto a defender tu punto de vista a toda costa? ¿O un explorador, movido por la curiosidad? Julia Galef examina las motivaciones que hay detrás de estas dos actitudes y cómo moldean la forma en la que interpretamos la información, todo mezclado con una lección de historia imponente de la Francia del s. XIX. Cuando pongas a prueba tus opiniones más firmes, Galef te pregunta: “¿Qué es lo que más deseas? ¿Deseas defender tus propias creencias o deseas ver el mundo lo más claramente posible?”.Julia Galef
[vc_single_image image=”8658″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]

DESDE LA VANALIDAD DEL MAL…

En su libro Eichmann en Jerusalén, Hannah Arendt expuso su concepto de banalidad del mal: un funcionario nazi mediocre como Adolf Eichmann fue capaz de poner en práctica asesinatos en masa, no por crueldad, sino simplemente porque actuaba dentro de las reglas del sistema al que pertenecía sin reflexionar sobre sus actos. Cegados por los postulados de una ideología dominante, el neoliberalismo, y diluida su responsabilidad individual ante la colectiva, legitima el hecho de que algunos de sus líderes —o ellos, o sus familiares o sus amigos— se enriquezcan a cambio del horror al que sometían al pueblo judío.

¿Podría regresar un fascismo similar a Europa? En el 2008 se estrenó la película alemana Die Welledirigida por Dennis Gansel, se ubica en una escuela alemana donde se invita a los profesores a dictar diversas clases sobre política: al maestro Rainer Wegner le toca hablar sobre la autocracia. Decide realizar un experimento con los alumnos inscritos: convertir al aula misma en una dictadura en la que él, por decisión unánime, se consagra como máxima autoridad y líder del grupo. No os vamos a desvelar lo que sucede, pero todos deberíamos verla y debatir sobre ello.

[/vc_column_text][vc_single_image image=”18579″ img_size=”full” alignment=”center”][vc_column_text]

AL GRAN SUEÑO AMERICANO…

Pero también nos recuerda a los principios del “sueño americano” en el que no se ofrece un mundo de justicia social, sino la promesa de que cualquiera puede estar en la parte alta de esa pirámide de desigualdades. Me recuerda al libro Cómo hacerse rico de Donald Trump y los miles de libros escritos en esa misma línea y que ofrecen como clave del éxito, el poder transformar en esclavos a otros.

El gran sueño americano se ha globalizado y toda la clase media mundial parece tener clara su aspiración: con mucho trabajo conseguiré escalar en esta pirámide de desigualdad social. Y también parecen tener claro cuales son “los enemigos” en esta lucha legítima por ascender socialmente: los otros pobres que también aspiran a lo mismo o, como en el caso del Aquarius, incluso seres humanos inocentes que simplemente buscan sobrevivir y a los que se les niega una vida digna.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_empty_space][vc_message message_box_color=”alert-success” icon_fontawesome=”fa fa-quote-left”]

PERO RECUERDA:

“Si asumes que no hay esperanza, garantizas que no habrá esperanza. Si asumes que hay un instinto de libertad, hay oportunidades para cambiar las cosas, existe la posibilidad de que contribuyas a hacer un mundo mejor. La elección es tuya”.

“If you assume that there’s no hope, you guarantee there will be no hope. If you assume that there is an instinct for freedom, there are opportunities to change things, there’s a chance you may contribute to making a better world. The choice is yours.”

Noam Chomsky 

[/vc_message][vc_empty_space][vc_separator][vc_empty_space][vc_column_text]

Amor Vincit Omnia es un proyecto sobre narrativas que empoderan con el que rescatamos los conceptos de resonancia límbica, neuronas espejos y empatía como conector social esencial para alcanzar la libertad, justicia social y otros derechos humanos esenciales.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Naomi Klein y los peligros del concepto “polarización” en la inteligencia colectiva

[vc_row bg_color=””][vc_column][vc_cta h2=”Los peligros del concepto “polarización” en la inteligencia colectiva” h4=”NAOMI A. KLEIN Y LA POLARIZACIÓN DIRIGIDA”]En su biografía de twitter, la periodista, escritora y activista canadiense Naomi A. Klein afirma “They say I’m polarizing” como respuesta a las críticas a su libro: Esto lo cambia todo: capitalismo vs. El clima. Rob Nixon, para su reseña en New York Times, escribió que “es el libro sobre medio ambiente más trascendental y polémico desde Primavera silenciosa“. Foster y Clark también proporcionan un detallado análisis de los contra-argumentos en respuesta a lo que ellos llaman los “liberales críticos” del libro. Pero no, Naomi está de todo menos POLARIZADA.[/vc_cta][vc_column_text]

La estrategia de la polarización de posiciones intermedias

[/vc_column_text][vc_column_text]Hoy hablamos de sesgos cognitivos. Es decir, ser conscientes de qué sucede al señalar como “polarizadas” o “radicales” posturas como el “feminismo” o la lucha contra el cambio climático. Hablamos de tomar consciencia de la perversión argumentativa que tienen algunos debates.

Señalar como “polarizadas” o “radicales” posiciones intermedias permite que la aceptación de acuerdos se incline. Debemos prestar atención a qué visiones se nos muestran como polarizadas. Mostrar una postura de consenso como la de Naomi Klein como una postura polarizada, condiciona la visión general de conjunto y permite desplazar el debate hacia una escala de opinión determinada o incluso dejar fuera de la escala otro tipo de visiones.

El concepto polarización determina los parámetros de diversidad de opinión para conformar grupos que deben llegar a acuerdos. Por ello, su ubicación incide en el consenso y en la extrapolación de resultados al conjunto de la sociedad. Esta desviación se puede aplicar a cualquier debate público donde encontramos, por ejemplo, a dos tertulianos “polarizando” dos posturas o dos columnas de opinión que establecen límites de pensamiento a uno u otro lado.

[/vc_column_text]

[vc_message]La inteligencia colectiva es una forma de inteligencia que surge de la colaboración y concurso de muchos individuos, generalmente de una misma especie. Hoy es un término generalizado de la cibercultura o la sociedad del conocimiento. Amalio Rey os puede ayudar a entenderlo, debatirlo, analizarlo.[/vc_message][vc_message icon_fontawesome=”fa fa-television”]El problema ya no es el acceso, es la selección. En un mundo en el que la información es infinita resulta difícil distinguir el buen periodismo del simple ruido. La tecnología evoluciona y ahora, además, lo hace más aceleradamente que en otros periodos de la historia. Mientras algunos perciben la tecnología como la causa del problema, otros encuentran en ella la solución. Pero la tecnología es solo como cualquier otro instrumento para un fin, y el fin sigue siendo la narración de las historias. Los expertos afirman que, para ser efectivos, los hechos deben integrarse en una narrativa.

Las redes sociales nos muestran cómo se manifiesta  la polarización política en internet y por qué las divisiones son tan difíciles de superar. Los extremos son un terreno fértil para las campañas de manipulación informativa.

En lugar de tratar de forzar sus mensajes a la corriente principal, las campañas de desinformación se dirigen a las comunidades polarizadas e infiltran cuentas falsas dentro de ellas. Estas cuentas falsas interactúan con personas reales de esas comunidades para generar credibilidad. Una vez que se ha establecido su influencia, pueden introducir nuevos puntos de vista y amplificar las ideas divisorias e inflamatorias que ya están circulando. Es el equivalente digital al hecho de mudarse a una comunidad aislada y unida, usar sus propias peculiaridades del lenguaje y atender sus obsesiones e influir en sus ideas políticas. [Este artículo de MIT Technology Review y sus mapas explican con detalle todo este fenómeno][/vc_message]

[vc_column_text]

Peligros de la polarización unidireccional

[/vc_column_text]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]

SITUACIÓN DE POLARIZACIÓN ACTUAL

Desviaciones de la ponderación en favor de uno de los polos

Por ejemplo, si creamos un grupo de opinión sobre la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo y establecemos como sujetos polarizados:

A1. Persona que está en contra del matrimonio igualitario bajo los argumentos: las personas homosexuales son enfermos mentales (aunque la ciencia diga lo contrario) viven en pecado (tal y como reconocen la mayoría de religiones) y deben ser tratados psicológicamente y guiados espiritualmente para proteger a la familia tradicional basada en un hombre y una mujer unidos en matrimonio con el objetivo de tener descendencia.

B1. Persona que está a favor del matrimonio igualitario bajo los argumentos: todos los ciudadanos deben tener los mismos derechos civiles sea cual sea su identidad, expresión u orientación sexual. Entre estos derechos se encuentra la unión civil del matrimonio. La religión u opinión personal, profesada por terceras personas no puede influir en los derechos de estas personas.

Tendríamos, por tanto, a alguien completamente en contra y a alguien completamente a favor abriendo y cerrando esta escala de opiniones:

Es una escala lineal sencilla donde 1 representa la negación y 10 la aceptación, pondríamos en los extremos a nuestros dos sujetos señalados como visiones “polarizadas” y al resto del grupo, en posiciones intermedias. El consenso del grupo posiblemente se establecería en la escala 4, 5 o 6 de opinión.

Tomemos otro ejemplo: en un debate, lo normal es que encontremos un defensor o defensora de una visión machista, un defensor o defensora de una visión feminista, y varios invitados que median entre ellos.

A2. Persona que está a favor de un machismo institucional y social: la mujer es inferior o diferente al hombre y, por tanto, merece unos derechos, oportunidades y privilegios limitados y adaptados a las consideraciones sociales atribuidas a su sexo biológico.

B2. Persona que está a favor de un feminismo institucional y social: los ciudadanos merecen igualdad de derechos, oportunidades y privilegios. Estos no deben ser condicionados por los roles de género que el contexto social atribuye a cada sexo biológico.

Aplicando esta escala de opción tendríamos, por tanto, una escala de 1 a 10 donde 1 representa el machismo, 10 el feminismo y el resto del grupo se situaría en posiciones intermedias. La conclusión del grupo posiblemente se establecería en la escala 4, 5 o 6 de opinión (parcialmente machistas-feministas). 

Al igualar como polarizada la visión “machista” y “feminista”, establecemos una opinión global de consensos en posiciones de machismo o feminismo “relativo”.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[vc_message message_box_color=”warning” icon_fontawesome=”fa fa-exclamation-triangle”] ¿Dónde se sitúa el pensamiento mayoritario? El sesgo cognitivo conocido como el efecto bandwagon es el responsable de que, de forma inconsciente, tendamos a estar de acuerdo con opiniones mayoritarias y alejadas de los extremos socialmente considerados como “polarizados” aunque la evidencia o nuestra razón nos indique lo contrario. Las discrepancias nos hacen sentir fuera de nuestra “zona de confort” así que, por regla general, el individuo tiende a adoptar el sentir mayoritario.[/vc_message][vc_message message_box_color=”warning” icon_fontawesome=”fa fa-exclamation-triangle”]Consideración adicional: sesgos como el efecto Dunning-Krugger desviarán aun más la ponderación hacia la postura menos informada. Este sesgo es atribuido a una inhabilidad meta-cognitiva del sujeto de reconocer su propia ineptitud. A esto se suma que los individuos más competentes asumen, falsamente, que los otros sujetos tienen una capacidad equivalente o igual de respetable que la suya. Por tanto, aquellas personas más preparadas para tomar una decisión a partir de una opinión formada suelen ser quienes “más cedan” para alcanzar un consenso. Aquellos menos preparados para tomar una decisión suelen ser los individuos menos dispuestos a ceder y por tanto, los consensos suelen inclinarse hacia su postura.[/vc_message]
[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]

SITUACIÓN DE POLARIZACIÓN OBJETIVA

Ponderaciones alternativas al considerar otras variables de polarización

La polarización expuesta anteriormente es la más común en ese tipo de debates. Sin embargo, no es la más justa y por supuesto, no es una polarización objetiva. Os explicamos el porqué.

Los ejemplos anteriores muestran una “perversión” de los debates debido a la elección de los “polos” que determinan el marco del debate. La polarización del sujeto B debería estar determinada por el sujeto A que hemos elegido en la muestra. Por tanto:

Si A1 es: Persona que está en contra del matrimonio igualitario bajo los argumentos: las personas homosexuales son enfermos mentales que viven en pecado, deben ser tratados psicológicamente y guiados espiritualmente para proteger a la familia tradicional basada en un hombre y una mujer unidos en matrimonio con el objetivo de tener descendencia.

B1 debería ser: Persona que está en contra del matrimonio tradicional bajo los argumentos: las personas heterosexuales son enfermos mentales que viven en pecado y deben ser tratados psicológicamente y guiados espiritualmente para poder curarse y debe prohibirse la unión en matrimonio entre hombres y mujeres.

La conclusión del grupo posiblemente se establecería en la escala 4, 5 o 6 de opinión (donde se situarían las visiones en favor del derecho al matrimonio independientemente de la orientación sexual de la pareja).

 

Si A2 es: Persona que está a favor de un machismo institucional y social: la mujer es inferior al hombre y por tanto merece menos derechos, oportunidades y privilegios. Estos deben ser limitados a los roles de género atribuidos a su sexo biológico.

B2 debería ser: Persona que está a favor de un hembrismo institucional y social: el hombre es inferior a la mujer  y por tanto merece menos derechos, oportunidades y privilegios. Estos deben ser limitados a los roles de género atribuidas a su sexo biológico.

Aplicando esta opción tendríamos, por tanto, una escala de 1 a 10 donde 1 representa el machismo, 10 el hembrismo y el resto del grupo, en posiciones intermedias. La conclusión del grupo posiblemente se establecería en la escala 4, 5 o 6 de opinión (donde se situarían las visiones feministas).

[/vc_column_text][vc_cta h2=”Propuesta alternativa” h4=”Aplicar marcos de debate que corrijan los sesgos cognitivos” color=”blue” css=”.vc_custom_1553279217118{background-color: rgba(221,170,170,0.35) !important;*background-color: rgb(221,170,170) !important;}”]_

Para un debate donde la inteligencia colectiva y el diseño social nos ayude a trazar soluciones de bien común, ambas partes deben entender que su objetivo final es compatible con los derechos civiles del conjunto de ciudadanos que componen el debate. En los debates anteriores podemos ver claramente cómo la postura feminista era la más integradora para el conjunto (ya que no discriminaba a ninguno de los dos sexos) o cómo la postra en favor del matrimonio igualitario y tradicional era también la más integradora (ya que no negaba derechos civiles a ningún ciudadano).

Para hacerlo aún más fácil, piensa también en estas dos estrategias de cómo construir IC. Una, en la que los individuos suponen que “lo mejor para el grupo es lo mejor para mi”. Y la alternativa, que consiste en poner el foco en sí mismos, adoptando la lógica de que: “elegir lo mejor para mí es también lo mejor para el grupo”. Según las propuestas de inteligencia colectiva que trabajamos en Diseño Social EN+, la primera opción nos lleva a sistemas inteligentes y la segunda a sistemas estúpidos. ¿Por qué lo digo? Me acogeré a dos ejemplos sencillos.

Dos visiones:
– Lo mejor para el grupo es lo mejor para mi.
– Lo mejor para mi es lo mejor para el grupo.

En el primero de ellos, mientras intento moverme por una calle abarrotada y mis decisiones individuales me hacen sumarme o crear flujos de peatones que caminan en una dirección o en otra. Confiar en que todos tenemos un objetivo común (aunque nuestros destinos sean diversos) me hará sumarme al movimiento coordinado de los que van en mi dirección, respetando, además, a los que van en otra. Sin embargo, si en ese mismo momento se produce una situación de peligro que me haga creer que sólo algunos podrán salvarse y desconfiar del grupo ya que sus intereses se oponen a los míos, se producirán las temidas “avalanchas”  que pueden poner en crisis el agregado colectivo.

¿Cómo aplicarlo a debates polarizados?

Imagina el mismo grupo de debate al que en lugar de plantear la pregunta “¿Está usted a favor de prohibir a los homosexuales el derecho civil al matrimonio igualitario y/o prohibir las exhibiciones públicas de su amor?” >> para corregir el sesgo cognitivo del endogrupo se plantea la pregunta: “¿Está usted a favor de que un ciudadano con una orientación sexualidad o religión diferente a la suya pueda determinar cómo debe vivir su vida afectiva y condicionar el tipo de uniones civiles a las que tiene derecho?

Cambiaríamos el sesgo cognitivo del endogrupo por el de empatía. No se trata de heterosexuales prohibiendo derechos civiles a homosexuales. De igual modo que es absurdo e irresponsable un debate de homosexuales prohibiendo derechos civiles a heterosexuales (“lo mejor para mí es también lo mejor para el grupo”).

El debate trataría de si la opinión personal de un ciudadano puede condicionar los derechos civiles de otro… o lo que es lo mismo, si la opinión personal de otro ciudadano debe condicionar tus derechos. No es si yo puedo decir a otros cómo deben vivir sino si otros pueden decirme a mi cómo vivir (“lo mejor para el grupo es lo mejor para mi”).

Y planteado así, la respuesta parece clara para la mayoría.[/vc_cta][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[vc_column_text]

Ejemplos de cómo el diseño social ayuda a explicar conceptos complejos a través del grafismo · Buenas Prácticas vía Pictoline

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″]

[/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″]
[/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″]
[/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″]
[/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″]
[/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″]
[/vc_column_inner][/vc_row_inner]
[vc_cta h2=”¿Qué opinan quienes cuestionan el cambio climático?” color=”green”]

Según The New York Times, la mayoría de los ataques a la ciencia climática provienen aquellas posiciones políticas contrarias a las iniciativas públicas que se han propuesto para combatir el calentamiento global. En lugar de negociar estas políticas y tratar de llevarlas hacia los principios del mercado libre, han optado por bloquearlas tratando de quitarle legitimidad a la ciencia que las sustenta. Y la opinión pública generada a partir de la polarización de las evidencias científicas ha ayudado a dilatar la presión social. Por ejemplo, ¿recordáis cómo justificaba hace unos años Mariano Rajoy el hecho de que el cambio climático no debe ser considerado como un asunto relevante?

“Yo sé poco de este asunto, pero mi primo (catedrático de física) supongo que sabrá. Y entonces dijo: He traído aquí a diez de los más importantes científicos del mundo y ninguno me ha garantizado el tiempo que hará mañana en Sevilla. ¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?”.  —M. Rajoy

Todas estas lógicas cambiantes dependen, habitualmente, de la misma táctica política subyacente: afirmar que la ciencia tiene incertidumbres y que hay serias dudas acerca de los hechos básicos. Pero hoy no vamos a hablaros de cambio climático, sino de cómo consiguen que no estemos actuando contra él.

¡Cuidado! Quizás no están condicionándote para que tengas una opinión concreta, pero sí dentro de qué escala debes tenerla.

[/vc_cta]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]
[vc_column_text]

Anexo 1: La identificación con el argumentador en lugar del argumento

[/vc_column_text][vc_column_text]Para algunos expertos, la implicación de los famosos en el movimiento contra el cambio climático puede ser un “arma de doble filo”, en palabras de la socióloga de la Universidad de Plymouth (Reino Unido) Alison Anderson. Los especialistas en sociedad y medio ambiente Maxwell Boykoff y Michael Goodman advertían de que la implicación de las celebrities en estas causas puede implicar una trivialización del mensaje y “reduce la propuesta de cambios críticos de comportamiento al dominio de la moda y la novedad, en lugar de influir en cambios sustanciales a largo plazo en la acción y el discurso popular”.

Daniel Pink en su libro To Sell Is Human: The Surprising Truth About Moving Others llega incluso a decir que todos estamos vendiendo nuestro punto de vista y nuestros intereses todo el tiempo. Gastamos mucha saliva persuadiendo, queremos que los demás vean el mundo a través de nuestros ojos y ganar discusiones, pero frecuentemente no funciona.

Cuando no funciona y no podemos hacer ver al otro que está equivocado, tendemos a pensar que simplemente el otro es tonto. La verdad está ahí y decide no verla. En palabras de Kathryn Schulz:[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]Una de las cosas que estudia la psicología social es cómo la pertenencia a un grupo introduce sesgos en nuestra percepción del resto. Así quedan definidos los conceptos de endogrupo, el grupo al que pertenecemos, y el concepto de exogrupo, el grupo al que no pertenecemos, esto es, el resto.

Es el que nos invita a estar de acuerdo con las personas que forman parte de nuestro entorno más cercano, como nuestra oficina o nuestro círculo de amigos. También lo podemos identificar cuando nos sentimos mas afines a aquellas personas que votan al mismo partido político que nosotros o animan al mismo equipo de fútbol.

Es el germen de muchas “fobias” a los pertenecientes al exogrupo: racismoxenofobiahomofobiamachismo… Y, por ello, muchas veces confundimos “discriminación” con “libertad de expresión“. Si lo piensa alguien que consideramos afín a nuestro grupo (aunque la característica que nos vincule en ese grupo no tenga nada que ver sobre el tema que se está opinando) tenderemos a empatizar más con esta opinión. Da igual que seamos conscientes de que ese mismo sesgo nos hacía quemar a las brujas, esclavizar a personas de otras razas, juzgar a mujeres por “solteronas” o, en su día, a los hombres o las mujeres divorciadas. La paradoja de tolerancia fue descrita por el filósofo austríaco Karl Popper (1902-1994) en 1945. Es una paradoja enmarcada dentro de la teoría de la decisión. La paradoja declara que si una sociedad es ilimitadamente tolerante, su capacidad de ser tolerante finalmente será reducida o destruida por los intolerantes. Popper concluyó que, aunque parece paradójico, para mantener una sociedad tolerante, la sociedad tiene que ser intolerante con la intolerancia.

La polarización es un terreno fértil para las campañas de manipulación informativa, como la que llevó a cabo Rusia para influir en las elecciones estadounidenses de 2016 (ver La derecha de EE. UU. retuiteó a troles rusos 30 veces más que la izquierda).

Es un sesgo que se repite: mientras menos informado y más limitado sea un grupo social, más incapaces seremos de aceptar normas sociales diferentes a las de nuestro grupo.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_column_text]Este favoritismo endogrupal se denomina Paradigma del Grupo Mínimo y se pone en marcha a la mínima que se logra hacer que un individuo se etiquete como perteneciente a un grupo.

Por tanto, si somos hombres nos sentiremos más afines a las opiniones feministas que nos argumente otro varón y esos argumentos, aunque sean los mismos que use otra persona, serán más aceptados por “nuestra razón” mientras más nos identifiquemos con el grupo al que pertenece (ya sea porque pertenecemos a él o bien porque nos gustaría pertenecer a él). Otro ejemplo: un argumento social o político es más escuchado por los fans de un cantante o actor que si el argumento procede de un científico o experto en la materia al que no conocen.

CUIDADO:  tus sesgos cognitivos condicionan cómo interpretas, sientes y aplicas un argumento. En la década de 1990, la psicóloga social Ziva Kunda definió el concepto del razonamiento motivado debido al cual, es más probable que las personas lleguen a las conclusiones a las que desean llegar. Sé consciente de ello, amplía tu capacidad para empatizar con grupos que piensan diferente y aprende a identificar el efecto dunning-kruger en ti mismo y en los demás.

[/vc_column_text]

discriminar no es opinar
[vc_column_text]

Anexo 2: El valor de los marcos conceptuales (Finding Frames)

[/vc_column_text][vc_column_text]En el proceso de generación de opiniones debemos no solo tener en cuenta la mentira o manipulación del otro, debemos considerar además, el “autoengaño”. Si bien mentir a los demás suele ser un acto consciente, el autoengaño no siempre es un proceso voluntario. El autoengaño es una de las facetas inherentes a la condición humana que nos concede una estabilidad excepcional para convertirnos en animales sociales. Todos los humanos sin excepción son altamente susceptibles al autoengaño que nos permite sostener creencias que pueden ser irracionales (y quizás, por ello, se extienden como la peste, las fake news, noticias falsas o los bulos), pero que nos permiten identificarnos con un grupo. La única forma de corregir estos sesgos cognitivos es siendo conscientes de ellos y actuando para compensarlos.[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]Al analizar cómo procesamos las mentiras de los políticos hay que tener en cuenta, además, que no nos llegan en bruto: generalmente ya aparecen en nuestro menú informativo convenientemente procesada por los líderes de opinión que elegimos para cocinarlas. Así incluso nos ahorramos el esfuerzo de buscar justificaciones: la cadena de turno nos hace el trabajo sucio de evitarnos la disonancia cognitiva. Incluso cuando todas las partes aceptan que el actual sistema de gestión de los recursos naturales no funciona, el modo en el que se enmarca el debate prejuzga quién es responsable del problema y de quién depende la solución.

Al profesor George Lakoff le agrada comenzar sus clases universitarias advirtiendo lo siguiente: “No penséis en un elefante”. Por supuesto, a los estudiantes les resulta imposible no hacerlo.

Este académico lingüístico de la Universidad de California en Berkeley, en su libro No pienses en un elefante: Lenguaje y debate político, argumenta que en Estados Unidos los republicanos son mejores a la hora de enmarcar los debates y, como resultado, ganan la mayoría de ellos. No se trata de encontrar un buen argumento: se trata de encontrar un buen marco de debate.

Lakoff nos advierte de que los marcos son especialmente peligrosos porque a menudo son inconscientes, ya que las personas no necesariamente perciben que existan o que les influyan en su toma de decisiones.

Esto explica en parte por qué los marcos son tan poderosos y por qué el marco puede perdurar en el tiempo una vez establecido: si no eres consciente de su existencia no podrás cambiarlo.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[vc_column_text]

The Common Cause Handbook es una investigación sobre la vinculación que existe entre valores y marcos (estructuras mentales inconscientes) que influyen en el comportamiento. Sugiere nuevos caminos de trabajo muy relacionados con la propuesta de investigación Finding Frames: New Ways to Engage the UK Public in Global Poverty (versión en español). Basado en el estudio anterior, examina la posibilidad de utilizar la teoría de los marcos como una herramienta práctica para volver a implicar a la ciudadanía con la pobreza global.

Creas lo que creas, con Internet a la mano, aún si estás equivocado podrás armar un buen muro de opiniones que hagan un cómodo pero erróneo colchón sobre lo que crees. Y tu burbuja informativa probablemente se dedique a retroalimentar tu propia visión. Incapaces de discernir entre lo que sabemos y lo que pretendemos saber, en última instancia nos convertimos en víctimas de nuestra propia pereza y falta de honradez intelectual.

CUIDADO: El posicionamiento de una idea o argumento se refiere a cómo se sitúa dentro de un marco conceptual que lo engloba. Para crear un marco conceptual hay que modificar la forma en que las personas perciben, analizan o se sienten al identificarse con esa idea dentro de un contexto.

[/vc_column_text]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column][vc_column_text]

Anexo 3: La ilusión de profundidad explicativa en la polarización

[/vc_column_text][vc_column_text]En otro estudio clásico, realizado por los psicólogos Charles LordLee Ross y Mark Lepper, se presentaban análisis falsos sobre la pena capital a partidarios y detractores de la misma. Uno de los análisis venía a decir que en los estados donde se aplicaba la pena de muerte se había conseguido reducir el número de homicidios; otro decía justo lo contrario. Gracias a este enjuiciamiento selectivo, los participantes estaban más polarizados que al principio después de haber sido expuestos todos ellos a las mismas evidencias: los detractores eran más detractores y los partidarios, más partidarios.

En muchos casos, cuando creemos tener una verdad absoluta en la mano, sólo estamos demasiado confiados sobre nuestras impresiones, esto se llama la ilusión de profundidad explicativa.

La técnica Feynman, que en principio es un sistema de aprendizaje que ayuda a identificar los conceptos que no manejas bien, puede ayudar a demostrar quién tiene razón o cuanto menos, llegar a un consenso a medio camino entre los interlocutores de un debate. La técnica se basa en el rasgo cognitivo de que se aprende mejor explicando.  Ante la situación: si no sabes algo, lo mejor que puedes decir es “no lo sé”, las personas no hacen esto. Dicen lo primero que se les pasa por la cabeza que ha de ser correcto y lo defienden a capa y espada.

En este caso no se ha desarrollado lo suficiente la modestia epistemológica: conciencia de lo poco que sabemos y podemos llegar a saber en proporción al todo.  Si en el problema que debe analizarse subyace el más mínimo tinte político, somos aún más incompetentes aunque las cuestiones requirieran nociones de análisis básico como también refleja este estudio sobre Numeridad motivada y autogobierno ilustrado de Kahan y Peters.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

El valor de la visibilidad para marcas éticas y sostenibles. Guía práctica

[vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]

“Soy ecologista pero no compro productos sostenibles. Me gusta cuidarme pero compro comida basura. Estoy en contra de la esclavitud pero tengo producto realizados en condiciones infrahumanas”

Si eres de los piensas así, hoy puedes empezar a cambiar. Te explicamos cómo

< class="ish-sc-element ish-sc_headline">Guía práctica para consumidores de marcas éticas y sostenibles[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column align=”left” width=”1/1″][vc_column_text color=”color8″ align=”left”]

Cuando compramos algo, estamos dando nuestro apoyo e inversión indirecta de un tipo de mundo concreto. Somos financiadores de todas esas prácticas que nos aterran o aquellas que hacen de este mundo un lugar mejor para todos.

Cada artículo que hay en nuestras casas, en nuestro cuerpo o en nuestras vidas, es una apuesta no sólo estética o económica. Es una apuesta por un estilo de vida y sociedad. Es nuestra cara de presentación al mundo pero también, nuestra forma de moldear el mundo.

[/vc_column_text][vc_column_text align=”left”]

Ya hay varias universidades de todo el mundo que estudian este curioso fenómeno. ¿Qué nos frena para tener una vida más acorde con nuestros ideales? ¿Qué nos impide unirnos para construir un mundo más justo para todos? ¿Por qué no valoramos aquellos productos que realmente están cargados de ética, estética y valor?

Desde hace unos meses, hemos empezado a estudiar este fenómeno y analizando estudios sobre el perfil de los comportamientos de consumo, como Motivations of the Ethical Consumer, publicado por el Journal of Business Ethics o Ethical intentions, unethical shopping baskets, de la Universidad de Melbourne, ponen de manifiesto las convicciones y las motivaciones negativas y positivas que se producen en el proceso que va desde las creencias personales hasta el momento de optar por realizar una compra. Cuatro son los motivos principales es:

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/6″][/vc_column][vc_column width=”1/6″]< class="ish-sc-element ish-sc_headline ish-center">1.[vc_column_text]

Es más complicado encontrar productos éticos/sostenibles

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/6″]< class="ish-sc-element ish-sc_headline ish-center">2.[vc_column_text]

El cliente no confía en que la marca sea realmente sincera sobre su ética

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/6″]< class="ish-sc-element ish-sc_headline ish-center">3.[vc_column_text]

La estética de estos productos no se ajustan a la norma social del momento

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/6″]< class="ish-sc-element ish-sc_headline ish-center">4.[vc_column_text]

No cree que sus compras vayan a influir realmente en un mundo globalizado.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/6″][/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]

[vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=7wBVdaZ3VI4″ align=”center”]
[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]
[vc_cta h2=”No tienes excusa” h4=”Formar parte del cambio es más sencillo de lo que imaginas”][/vc_cta][/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

Hay nuevas iniciativas que enriquecen las alternativas consumistas como la economía colaborativa, en la que compartir es la base, o la Economía del Bien Común, que traza unas reglas económicas que ponen el beneficio social en el foco. A esto tenemos que unirle por supuesto el consumo local y lo próximo también se ha convertido en uno de los principales criterios del ocio y del consumo responsable.

Aplicar criterios como cercanía, pequeña escala, tiendas de barrio, durabilidad, fácil reparación, segunda mano, alimentos ecológicos y de temporada, cooperativas de empleo, finanzas éticas. En definitiva, no comprar ciertas marcas, ciertos productos. Consumir menos; consumir mejor.

[/vc_column_text]

“Resulta que si uno no se apura a cambiar el mundo, entonces es el mundo el que lo cambia a uno.”

Mafalda

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]
< class="ish-sc-element ish-sc_headline">Os dejamos 10 consejos clave que pueden ayudarte:[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]< class="ish-sc-element ish-sc_headline ish-color12">1. Antes de nada: reduce tu consumo[vc_column_text]

De las famosas tres R –reducir, reutilizar y reciclar–, la más importante es reducir. Nuestro actual sistema consumista lleva décadas convenciéndonos de que las necesidades humanas se satisfacen comprando objetos, y de que el consumo es garantía de felicidad.

Incluso educamos a nuestros hijos como nos educaron a nosotros: si sacas buenas notas, serás recompensado con objetos; si te portas bien, serás recompensado con objetos; si es el día de tu cumpleaños, serás recompensado con objetos… Es como si nuestro valor como personas fuera reconocido no con emociones y afecto sino con objetos materiales. Pero es inútil seguir engañándonos: los objetos materiales no nos aportan ni reconocimiento ni felicidad.

[/vc_column_text]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″]

[vc_column_text] Os recomendamos dos libros que pueden ser de gran ayuda: Desembasura (un proyecto para promover la conversión de residuos en recursos) y Vivir mejor con menos, del precursor del consumo colaborativo Albert Cañigueral. Puedes descargártelo en .PDF gratis en este enlace o bien comprar la versión papel o Kindle en este otro.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]< class="ish-sc-element ish-sc_headline ish-color12">2. No se trata de posesión, se trata de acceso[vc_column_text]

¿Cuánta gente tiene en su casa un taladro para hacer agujeros en la pared? Esta herramienta se usa unos 12 minutos en toda su vida. ¿Es necesario que todos compremos una? El futuro nos demostrará que es mejor tener acceso a las cosas que la propiedad de las mismas. No tiene sentido la propiedad sin el uso. Es un exceso que ni el planeta se puede permitir ni éticamente deberíamos consentir.

Hemos creado un mundo lleno de riqueza material e inmaterial (conocimiento). El único problema es que está mal o injustamente distribuido. Pero aunque desde pequeños nos enseñan el valor de “propiedad”, cada vez hay más jóvenes y no tan jóvenes que prefieren poder disponer de un coche cuando lo necesitan en lugar de tener un coche que apenas necesitan.

Este directorio de economía colaborativa te ayuda a encontrar iniciativas que jamás pensaste que existían >>

[/vc_column_text]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”11/12″][vc_text_separator title=”Principales Recursos Web”][vc_column_text]·  Recopilación de Trueque y Bancos de Tiempo en SinDinero.org

· VivirSinEmpleo.org otra inagotable fuente de buenas ideas

·  No Lo Tiro, te lo regalo (sin condiciones)

·  Las veinte mejores webs de trueque online artículo delb blog SinDinero.org.

·  Las 10 mejores webs para conseguir cosas gratis desde SinDinero.org

·  Obsso, app móvil que te permite intercambiar objetos gratis[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]
< class="ish-sc-element ish-sc_headline ish-color12">3. El poder te lo dará la información real, no la publicidad[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El primer paso es saber qué compramos, sobre todo si somos consumidores habituales de un tipo de productos. Saber que grupo empresarial hay detrás de un logotipo también es esencial.

No está de más, pararse a consultar la etiqueta y buscar información sobre qué hay detrás de ella: ¿De dónde vienen las materias primas? ¿En qué condiciones laborales, de seguridad e higiene se fabricó?.

[/vc_column_text]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]Uno de los lugares más sencillos y seguros para conseguir esta información es Carro de Combate. Consumir es un acto político, Laura Villadiego y Nazaret Castro. Editorial Clave Intelectual, 2014.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]
< class="ish-sc-element ish-sc_headline ish-color12">4. Elige en qué pero también el dónde[vc_column_text]

En líneas generales siempre es mejor optar por el pequeño comercio local y de proximidad, ya que las grandes superficies suelen promover un comercio más injusto, irresponsable e insostenible. Otra opción sería comprar directamente al productor, o en tiendas de comercio justo.

En Madrid también podemos encontrar un proyecto similar en este caso relacionado con el trueque: La tienda “Ábrete Sésamo“. Esta tienda surgió con el propósito de ayudar a los madrileños a enfrentar la crisis económica. “El desperdicio de unos puede ser el tesoro de otros”, tal como las cosas funcionan en la naturaleza

[/vc_column_text]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_text_separator title=”Imprescindibles”][vc_column_text]· I Feel Maps. Mapas y guías para encontrar establecimientos comprometidos en España
· Guía de mercados sociales en España
· Directorio de Moda Ecológica y Slow [/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]< class="ish-sc-element ish-sc_headline">5. No necesitas tanto plástico para todo[vc_column_text]

¿Sabes que hay balsas de plástico en los océanos del tamaño de tres veces la Península Ibérica? ¿No crees que ya es hora de tomarse enserio la reducción de los envoltorios y plásticos? En su mayoría absolutamente innecesarios. Hay personas que han decidido eliminarlos de su vida y también ya hay supermercados que han optado por reducir a “cero”, sí has leído bien, reducir a cero el uso de plástico en sus envases. Ya conocemos la importante labor del reciclaje, pero es muchísimo más efectivo reducir el consumo directo de estos materiales, por ejemplo, volviendo a los envases retornables y la venta a granel.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]

< class="ish-sc-element ish-sc_headline">6. Alimentos de kilómetro cero[vc_column_text]

Tenemos que tener en cuenta que gran parte de lo que consumimos se produce fuera de nuestro país.  Pero podemos luchar contra ella apostando por los productos locales.

También puedes crear grupos de consumo, que suelen estar formados por amigos, vecinos o conocidos que se ponen de acuerdo para comprarle verduras a un agricultor y que, una vez reciben el pedido, se reparten los productos y las tareas. Verduras, hortalizas, frutas, pan de masa madre, vinos ecológicos, carnes ecológicas, huevos, cervezas artesanales… Una infinidad de productos alimentarios son vendidos semanalmente por sus productores y elaboradores a los consumidores en distintas partes del país.

[/vc_column_text]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_text_separator title=”Imprescindibles”][vc_column_text]·  LaColmenaQueDiceSi los mejores productos directamente de tus agricultores locales.
·  ECO agricultor, para fomentar su contacto y crear redes locales.
·  El Hatillo grupos de compra para pequeños productores de España
·  Grupo a Grupo para organizar grupos de comprar local.
· Huertos Compartidos, tú cultivas, yo te dejo la tierra.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]
< class="ish-sc-element ish-sc_headline">7. Apoyando SIEMPRE lo ecológico[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

La llegada de los grandes supermercados consiguió que la mayoría de los españoles olvidemos la compra de proximidad y la producción ecológica. Prueba alguna vez a realizar tu compra a través de un grupo de consumo. No solo por seguir la corriente de los productos ecológicos que aborda a la mayoría de los que consumen este producto, sino la curiosidad de conocer a quién cultiva y el valor de los sabores que aportan.

Esta decisión repercutirá en tu vida desde el primer momento que la tomes. Liberar de toxinas tu cuerpo de llenará de energía y buen humor en tu vida. Desde aquí te instamos a comprar frutas y verduras de producción ecológica, incluidos los huevos y la carne, ya que los que se adquieren habitualmente proceden de animales que vivieron en condiciones de absoluto sufrimiento; fueron además tratados con hormonas y antibióticos que pueden suponer un riesgo para tu salud. Pero, ante todo, evita productos elaborados industriales: mete las manos en la masa y descubrirás que cocinar es uno de los mayores placeres.

[/vc_column_text][vc_text_separator title=”Apuesta Eco”]

[vc_column_text]Catálogo de la Federación de Empresas con Productos Ecológicos de España.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]
< class="ish-sc-element ish-sc_headline">8. Mentiras Arriesgadas[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]Hecho en casa, artesano, auténtico, de temporada, tradicional, real, natural, como antes, sano, tradicional, casero… Estos son algunos de los reclamos publicitarios más utilizados por la industria alimentaria para hacernos creer que los productos que compramos cuentan con propiedades o atributos que, en realidad, no tienen mientras que nos aportan a nuestra dieta indirecta propiedades que pueden afectar más de lo que imaginamos a nuestros cuerpo y mente.[/vc_column_text]
[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]

Sabemos de la importancia del impacto laboral y ambiental de una empresa, pero además de esto debemos añadir la responsabilidad de los mensajes que transmite a través de su propaganda. Para ello, los Ecologistas en Acción crearon sus Premios Sombra, premios destinados a los peores anuncios del año, aquellos que han destacado en los últimos 12 meses por transmitir valores sexistas, xenófobos, insolidarios, consumistas, o por hacer pasar un producto como ecológico sin serlo. Los finalistas de este año a la peor publicidad son: Volkswagen, Bankia, Nestlé, Ecoembes, BMW, La Caixa y McDonnalds.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]
< class="ish-sc-element ish-sc_headline">9. Conoce y reclama tus derechos como consumidor[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

En España, sobre todo los últimos 5 años, y gracias al aumento de la preocupación de muchos ciudadanos alrededor de las temáticas sociales y medioambientales, se busca consumir de una manera responsable y sostenible. En referencia a la alimentación, hay un creciente interés por saber el origen de los alimentos y comer de manera más saludable, a la vez que de proximidad.  Así que la gente busca cada vez más se apunta a iniciativas de consumo local y directo entre consumidores y productores.

Primero tenemos que cundir con el ejemplo, pero el consumo individual es sólo el primer paso para la concienciación. En el camino hacia el cambio debemos aunar fuerzas y hacer presión política para forzar cambios en las legislaciones que garanticen un mundo más justo y sostenible. El boicot es una forma de presión, pero hay otras: por ejemplo, las asociaciones que se centran en mejorar el etiquetado y la campaña Stop Impunity, que trata de crear un marco legal internacional que ponga freno a la impunidad corporativa.

[/vc_column_text]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″]

[vc_column_text]Te ayudarán estas iniciativas:

Fundación Knowcosters. Proyecto que pide una mejora en el etiquetado que refleje el coste social y ecológico de un producto

Campaña Stop Impunity. Campaña que pide un sistema internacional de rendición de cuentas para los crímenes de las multinacionales.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”11/12″]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/12″]

[/vc_column_inner][vc_column_inner width=”11/12″][vc_column_text] ¿Es esto leal?
 Guía de la Unión Europea sobre prácticas comerciales desleales e ilegales.
[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]
< class="ish-sc-element ish-sc_headline">10. Crea tus propias alternativas[vc_column_text]

Los emprendedores sociales son personas con soluciones innovadoras para los problemas que afectan no sólo a un individuo concreto, sino a toda la sociedad. Son ambiciosos en su lucha por los asuntos sociales más importantes y en la búsqueda de nuevas ideas que provoquen cambios a gran escalas. Los emprendedores sociales a menudo parecen poseídos por sus ideas, dedicando sus vidas a cambiar el futuro de su terreno. Son al mismo tiempo visionarios y realistas, preocupados por la puesta en práctica de su visión por encima de todo.

Forma parte activa del cambio:
Ejemplo de iniciativa en activo: Uttopy es un proyecto que nace con el objetivo de “sacar la solidaridad a la calle”. Es una marca de moda solidaria que a través de su diseño da visibilidad a causas sociales, ayudando a las ONGs a concienciar y obtener recursos para ponerles solución.

[/vc_column_text]

Descubre ECOVAMOS[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/12″]

[/vc_column_inner][vc_column_inner width=”11/12″][vc_column_text]Colabora en proyectos de consumo crítico y grupos de consumo. Si en tu barrio no existen, anímate a crearlos.

Ecovamos.com La primera Agenda de Ocio Consciente y Turismo Responsable
Mecambio.net. Página web para encontrar alternativas comprometidas

Cómo crear un grupo de consumo. Tríptico de Ecologistas en Acción con consejos para formar uno de estos grupos.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[/vc_column][/vc_row]

Diseño social & periodismo ciudadano con Rosa María Calaf

disen%cc%83o-social-periodismo-ciudadano

Después de una semana muy inspiradora en la que hemos celebrado las jornadas ConstruAcción para intentar integrar un grupo selecto de ingeniers, arquitectos, diseñadores y artistas en torno a las energías renovables y la bioconstrucción… también pudimos asistir al EmpoderaLIVE y hablar en persona con Dara Dotz para comenzar nuestra colaboración con Field Ready y llevar impresoras 3D a las zonas de emergencia humanitaria. Todo un reto que nos llena de energía y fe en el poder del diseño para hacer de este mundo un lugar mejor.

Octubre nos espera con distintas aventuras que irán desde el
periodismo ciudadano con EAPN y Rosa María Calaf (1),
consumo colaborativo con Oxfam (2),
el emprendimiento con AlmaNatura (3)
… y mucho más.

¡Construyamos juntos lo que no sería posible por separado!

disenosocial

Cada vez nos preocupa más el valor medioambiental y social de los eventos y festivales a los que asistimos. ¡POR FIN!

Los nuevos usuarios han evolucionado la palabra Wanderlust. Se han convertido en viajeros que integran sus ganas de explorar y conocer nuevas experiencias y lugares,  con el respeto por la ética empresarial, la sostenibilidad y la afinidad con los emprendedores que hay tras el proyecto.

No buscan viajar lejos y al menor coste posible. Han descubierto que también pueden tener experiencias muy enriquecedoras en su misma ciudad y están dispuestos a invertir en aquello que les aporta valor añadido a un precio razonable.

Por ello, hemos colaborado con Ecovamos para reunir a los mejores blogueros y blogueras en sostenibilidad y les hemos pedido que nos comenten sus festivales favoritos y qué claves valoran más cuando van a un evento.

Cada uno de nosotros debe ganar su batalla y empezar a vivir una vida más #coherente a sus ideales y su ética. Lo que hacemos cada día marca la diferencia. Aquello que compramos y lo que no, cómo tratamos a los demás, qué conversaciones tenemos o qué comentarios consentimos en nuestra presencia, qué ropa vestimos o incluso qué comemos.

En momentos crisis tendemos a esperar que desde las instituciones políticas o desde las grandes empresas se adopten medidas que produzcan un #cambiopositivo en nuestra sociedad, sin ser conscientes de que, cada vez más, el poder de cambiar las cosas sólo está en nuestras manos. Quizás tengamos poco margen de maniobra, pero es unas responsabilidad explorar al máximo ese margen.

Sólo una ciudadanía consciente y comprometida será capaz de hacer frente y resolver los problemas a que nos enfrentamos como sociedad enferma e infeliz. El #empoderamiento ciudadano necesita de infraestructuras, educación… pero también de ciudadanos y consumidores valientes.

Todo influye en el cambio social y en nuestra felicidad.

¿El problema es el acceso a la educación? Quizás nos estemos equivocando gravemente

[vc_row bg_color=””][vc_column]

“Erradicar la semilla de la guerra sembrando educación y cultivando paz”Federico Mayor Zaragoza
[vc_column_text]

El Informe Delors fue encargado en 1996 por el entonces presidente de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza. Bajo el título de La educación encierra un tesoro, se planteaban los cuatro pilares en los que debería sustentarse la educación: aprender a ser, aprender a aprender, aprender a hacer y aprender a convivir. Pilares también de esta formación destinada a empoderar a los agentes sociales para la promoción de la Educación para una ciudadanía global en la escuela.

Tuve la oportunidad de compartir una conferencia en valores que di junto a él. Yo hablé sobre la importancia de despertar la creatividad e integrarla en la educación para la ciudadanía global, y Federico habló sobre la importancia de los valores para educar en la cultura de paz. El formato permitió conversar y compartir impresiones mutuas, pero como suele ocurrir en estas citas, las conversaciones más fluidas y atrevidas se mantuvieron durante la comida que nos organizaron tras las jornadas.


Federico es un firme defensor de que todas las personas deben tener las mismas oportunidades de aprendizaje y es responsabilidad de los estados, pero también de las organizaciones de la sociedad civil, tomar y exigir las medidas adecuadas para lograrlo.
De hecho, es el segundo objetivo del milenio tras la erradicación de la pobreza extrema y el hambre. Todas las personas tienen derecho a una educación de calidad, inclusiva y equitativa. Y como estandarte de este derecho están la joven Malala Yousafzai o  la palestina Hanan Al Hroub, nombrada mejor profesora del mundo. Hasta este punto todo correcto, correctísimo, pero hay algo que no consigo encajar en esta defensa de la educación para la paz.

¿Es el acceso a la educación lo que genera un sistema desigual o simplemente lo que te puede hacer mover de lugar dentro de ese sistema?

Todos somos conscientes de la importancia de la educación para alcanzar los retos de paz y sostenibilidad que nos exige el planeta. Pretendemos alcanzar el acceso universal a la educación superior de calidad y promover el acceso a la formación técnica, eliminando las barreras económicas y de género que generan inequidades. Pero, ¿la solución contra la desigualdad es formar a los más desfavorecidos? Lo siento, pero no. No son ellos los que deben ser “educados” para acabar con la guerra, el racismo o la xenofobia. Somos nosotros. Son todos ellos:

Prime Minister David Cameron of the United Kingdom, President Barack Obama, Chancellor Angela Merkel of Germany, Jose Manuel Barroso, President of the European Commission, (centre L-R) and others watch the overtime shootout of the Chelsea vs. Bayern Munich Champions League final in the Laurel Cabin conference room during the G8 Summit at Camp David, Maryland, May 19, 2012. REUTERS/White House/ Pete Souza/POOL (UNITED STATES - Tags: POLITICS SPORT SOCCER)
El primer ministro británico, David Cameron, el expresidente estadounidense, Barack Obama, la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y otros viendo el partido Chelsea contra Bayern de la final de la Champions durante el G8 de Camp David, en mayo de 2012. REUTERS/White House/ Pete Souza/POOL

El problema de los “bien educados”

Los señores de la guerra, magnates del petróleo, la energía, el narcotráfico, la prostitución, los grandes políticos, los agentes de bolsa, los grupos de inversión, los altos cargos de distintas multinacionales… están muy bien educados. En las mejores universidades. En las mejores familias. En los mejores contextos. Y, sin embargo, no parece que se muestren muy partidarios de la paz, la solidaridad, la ecología, la interculturalidad, la empatía… que le presuponemos a la educación y a la formación recibida.

Llevar la educación a zonas en conflicto o “en desarrollo”, sin duda ayudará a la paz en esos territorios y comunidades, pero ¿por qué los países que estamos “tan bien educados” seguimos promoviendo guerras, xenofobia, dolor, esclavitud y demás?

Todo ello me hace recordar los principios del “sueño americano” en el que no se ofrece un mundo de justicia social, sino la promesa de que cualquiera puede estar en la parte alta de esa pirámide de desigualdades. Me recuerda al libro Cómo hacerse rico de Donald Trump y los miles de libros escritos en esa misma línea y que ofrecen como clave del éxito, el poder transformar en esclavos a otros:

trump

“Tristemente, el sueño americano está muerto. Pero si fuera elegido presidente, lo traería de regreso más grande, mejor y más fuerte que nunca y haríamos a Estados Unidos grandioso de nuevo”. Donald Trump

El gran sueño americano se ha globalizado y toda la clase media mundial parece tener clara su aspiración: con mucho trabajo conseguiré escalar en esta pirámide de desigualdad social. Y también parecen tener claro cuales son “los enemigos” en esta lucha legítima por ascender socialmente: los otros pobres que también aspiran a lo mismo.

Educar a ciudadanos, no a trabajadores

Volviendo a la educación accesible y gratuita para todos, me sumo al reto compartido pero, créanme, si es la misma que reciben “los señores de la guerra” y los grandes líderes políticos actuales, de poco o nada servirá para cambiar el mundo. Apostemos por educar no a trabajadores, sino a ciudadanos y, a ser posible, educar en una ciudadanía global (no te pierdas todo los materiales que ofrece Oxfam en esta web).

cg_banner_ES

Estos son algunos de los puntos que se podrían trabajar, pero seguro que tú puedes aportar más o corregir esta propuesta:

1. La necesidad de un nuevo modelo educativo humanista y global

En la era global la educación podría servir a un proyecto de ser humano y de sociedad distinto. Para ello, mostraremos cómo aprovechar sus posibilidades y afrontar los riesgos formando a sujetos que la puedan reorientar. En definitiva, se trata de plantear un nuevo modelo educativo más humano y global y éticamente más comprometido.

2. Ciudadanía global desde la responsabilidad local

Plantear la escuela como constructora de ciudadanía con capacidad para generar alternativas de acciones implica un compromiso de esta con el entorno y con la comunidad global. La propuesta de la educación para la ciudadanía global implica una educación para la justicia y la solidaridad no como consumo, sino como encuentro glocal (global/local). La ciudadanía glocal asume la responsabilidad de lo que sucede localmente y la integra desde la visión global.

3. Desarrollar el criterio crítico y activo

En este contexto, el ciudadano y la ciudadana reflexivos y activos juegan un papel fundamental, ya que no solo reflexionan, sino que adaptan sus prácticas sociales a las circunstancias de manera individual, pero también en comunidad. Tan necesario como los ciudadanos y las ciudadanas reflexivos es la creación de “comunidades reflexivas” que construyan nuevos significados compartidos. 

4. Protección ante la infoxicación y la manipulación externa

Una educación para la ciudadanía global debe abordar la entrada de los medios y las nuevas tecnologías en la escuela, pero no solo como instrumentos para proveer información, sino también como objetos de análisis sobre lo que dicen y lo que no dicen. Tan importante es preguntarnos cómo podemos utilizar internet para educar como cuestionarnos sobre cómo los medios manipulan líneas de pensamiento.

5. Desarrollo de la actitud dialógica

Las personas nos entendemos y nos desarrollamos a través de la comunicación y la interacción. La corriente comunicativa propone adoptar una actitud dialógica para que, a través del diálogo, llevemos a cabo proyectos democráticos, justos y solidarios, a fin de construir una sociedad de ciudadanos y ciudadanas reflexivos en un mundo verdaderamente humano.

En definitiva, la educación puede ser la clave para alcanzar la paz, justicia social, el respeto entre culturas… pero empecemos por la nuestra.

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column][/vc_column][/vc_row]

Diseño coherente, consciente, responsable, necesario

La gran mentira a voces del crecimiento infinito, de una obsolescencia programada necesaria, de unos recursos naturales infinitos se implanta en los países occidentales. En los emergentes se vende esa mentira como “desarrollo” y se reivindica el derecho a crecer a cuenta de una igual o mayor explotación de sus recursos como antes hicieron y hacen otros.

Los ciudadanos de unos países huyen de la miseria a países como el nuestro. Nuestros ciudadanos, por su parte, huyen de la pobreza y el paro a países más ricos. Y, curiosamente, los grandes empresarios del primer mundo se desplazan con sus grandes empresas a esos países sumergidos en la miseria para hacer negocios.

emigrantes CRITICA DISEÑO SOCIAL

Ya no hay solo miedo al futuro. Hay resignación. Hay indefensión aprendida. Asimilada. Tatuada. Nos asusta el cambio porque, cuando cambiamos, sabemos lo que perdemos, pero no lo que podemos ganar. Y por eso no solo se necesitan ideas, se necesitan ideas que inspiren a la acción más allá de la reflexión.

Vivimos en una época en la que cada uno de nosotros podemos hacer algo para cambiar la economía y la sociedad, y orientarlas hacia un modelo más sostenible, humano y feliz. De hecho, el reto ya no es cambiar el mundo, es cambiarnos a nosotros mismos y ver si la suma de todos logra el cambio global. Y los diseñadores tenemos mucho que ver en ese cambio. Recordemos que en esta selección también se encuentra Victor Papanek:

personas-que-deberias-conocer

Diseño excluyente, identificativo y necesario

El mundo actual es un mundo de productos que van desde lo funcional a lo totémico. Cada vez menos productos tienen un diseño práctico. Buscan un valor añadido que atribuye el marketing para vender la exclusividad o identidad de la marca por encima del valor útil.

Las desigualdades aumentan en tiempos de crisis. Y también en el diseño. Si hay tres grandes clases sociales, hay tres grandes diseños: el excluyente, el identificativo y el necesario. La necesidad es descendente: los consumidores, que caracterizan la lógica económica de hoy, engordan la clase de los excluidos y desprecian el diseño necesario.

La crisis moral (algunos dicen que también financiera) acelera el proceso de degradación al tiempo que el asombroso desarrollo de la ciencia y la innovación no discurre paralelo al desarrollo social. Y, de repente, a alguien se le ocurre decir que gracias a la innovación, la autoestima de una niña depende de si le brilla el pelo o no. ¡WTF!

El diseño tiene una responsabilidad que debe asumir. Una función social que no puede obviar.

diseño e innovacion socialLa gran mayoría de productos responden al modelo de consumo capitalista, constante generador y abastecedor de “necesidades” de consumo. El principal fin de la producción de objetos es hacer crecer el capital de la industria y las marcas sobre todas las cosas, sin importar si se atenta contra el medio ambiente, si se explota a los trabajadores, si se desplaza a pequeños productores y a la economía local, y sin importar, incluso, la calidad de los mismos productos. No lo tienen en cuenta los productores, pero tampoco, y en esto tenemos gran parte de la culpa, lo tenemos en cuenta los compradores.

Cada uno de nosotros debe ganar su batalla y empezar a vivir una vida más coherente con sus ideales y su ética. Lo que hacemos cada día marca la diferencia. Aquello que compramos y lo que no, cómo tratamos a los demás, qué conversaciones tenemos o qué comentarios consentimos en nuestra presencia, qué ropa vestimos o incluso qué comemos.

“Cuando estoy trabajando en un problema nunca pienso en la belleza. Solo pienso en cómo solucionar el problema. Pero cuando he terminado, si la solución no es bella, sé que es incorrecta”. —R.Buckminster Fuller

La belleza de lo funcional

“Lo que funciona se vuelve hermoso” decía Rafael Marquina. Rafael era de una escuela de pensamiento del diseño en el que si este no responde a una necesidad, no es diseño, es una frivolidad. Nunca le preocuparon las cuestiones estéticas. En el caso de sus famosas vinagreras, que no gotearan, que se pudiera ver el color del líquido que contenían, la cantidad que quedaba, etcétera.

Rafael Marquina, con su aceitera antigoteo. Joan Puig
Rafael Marquina con su aceitera antigoteo. Joan Puig

Rafael creía que lo que funcionaba, se convierte en hermoso. Estaba convencido de que la mente llega a considerar hermoso lo que responde a un planteamiento lógico. Y no es el único:

“Me gustan los números porque con ellos verdad y belleza son lo mismo. Te das cuenta cuando las ecuaciones empiezan a resultar bellas. Ves que los números te acercan al secreto porqué de las cosas”. —Jericho (Enigma, 2001)

Sin embargo, abandonó el diseño porque consideraba que no podía ponerse en contra de la sociedad de consumo. Perdió la batalla. El mercado necesitaba cambiar de modelos para fomentar el consumo. Como diseñador, él no aceptó hacer productos por el simple hecho de surtir al mercado, no le parecía deontológico. Para él, cualquier producto debe obedecer al intento, exitoso o no, de mejorar otro anterior.

En momentos de crisis tendemos a esperar que desde las instituciones políticas o desde las grandes empresas se adopten medidas que produzcan un cambio positivo en nuestra sociedad, sin ser conscientes de que, cada vez más, el poder de cambiar las cosas solo está en nuestras manos. Quizás tengamos poco margen de maniobra, pero es unas responsabilidad explorar al máximo ese margen.

Solo una ciudadanía consciente y comprometida será capaz de hacer frente y resolver los problemas a que nos enfrentamos como sociedad enferma e infeliz. El empoderamiento ciudadano necesita de infraestructuras, educación… pero también de ciudadanos, consumidores y padres valientes.

“Al nivel más fundamental, la naturaleza, por alguna razón desconocida, prefiere lo bello”.  —David Gross, físico

Repensar el diseño y redefinir la innovación

Una de las conclusiones de los estudios realizados por los expertos en innovación y desarrollo social es que no existe una receta perfecta. Cada comunidad tiene sus particularidades y lo que le ha funcionado en a persona en su comunidad no tiene por qué funcionar en otra. No hay fórmulas cerradas y si fuese una fórmula cerrada, no sería innovación.

“Innovación no es evolución. Innovación es romper paradigmas, no avanzar en lo que ya se está haciendo”. —Lotfi EL-Ghandouri

Las personas son el centro de la innovación. Tú eres el centro de la innovación. De ti surgen las ideas, las motivaciones y las ambiciones que dan lugar al cambio social. Los círculos sociales son los vínculos que unen la diversidad de perspectivas de las personas.

La evolución humana está marcada por la innovación. Es el oxígeno de nuestra sociedad. El control del fuego, la agricultura o la democracia son ejemplos de grandes innovaciones que han marcado nuestra historia. La actual crisis económica, financiera y moral es una ocasión única y tenemos que estar a la altura. Debemos pensar y actuar como nunca antes lo hicimos con un único temor: que todo siga igual.


Nos negamos a creer que no hay alternativa para el diseño. Para los diseñadores. Diseñemos un futuro distinto. Construyamos un nuevo presente.

¿Te sumas al reto?

“Design is future” la crónica de nuestra intervención en la BCN Design Week

conferenciante mujer diseño innovacion social

La BDW 2015 celebraba este año su 10º aniversario. Para la ocasión prepararon un programa completo de 7 días en el que Diseño Social pudo participar dentro uno de sus eventos destacados: Design is Future, un ‘congresstival’. Es decir, un evento que reúne lo mejor de un congreso y un festival de diseño, con la participación de 10 delegados de diversos World Design Weeks y todo ello en el Disseny Hub.

maria hidalgo diseño social conferencia

‘Design is Future’  nació con el objetivo de potenciar el valor económico y social del diseño y de crear un espacio de encuentro, intercambio de conocimiento y debate para empresas, entidades y profesionales de ámbito nacional e internacional. Y Diseño Social pudo aportar su particular visión a través de su CEO María Hidalgo junto a Matthew Cohen (del MCDC Matthew Cohen Design Collective, NY) y Mariano Alesandro 8Head of Future Thinking & Technology de Index).

diseñadora social innovacion
María Hidalgo participando en la Barcelona Design Week (Fotógrafo: José Ballesteros).

Os dejamos los principales puntos tratados durante las conferencias:

1. El diseño social está basado en la creación de soluciones. No en la creación de nuevas necesidades de consumo.

Diseñar para crear una solución a una necesidad, no diseñar para crear una nueva necesidad. Se suele relacionar con “sociedad de consumo” a la adquisición de bienes materiales sin valor significante, consumidores poco concienciados, y uso irresponsable de los recursos naturales.

El diseño social está basado en la creación de nuevas plataformas de comunicación, interacción, intercambio y desarrollo, que huyen de la simple protesta para buscar soluciones a través del diseño.

Sus intervenciones quieren fomentar el debate social, el planteamiento de problemas y a su vez dotar de nuevos espacios y herramientas para la participación y empoderamiento ciudadano.

Insistimos en gastar nuestros esfuerzos por exigir o suplicar, a aquellos que no desean cambiar el sistema, que lo hagan. La pregunta es ¿por qué no cambiarlo nosotros?.

design innovation spain

2. El diseño social no es asistencialista. Su misión no es ofrecer soluciones de diseño “low cost” para aquellos que no puede “financiar” otro tipo de diseño.

La gran mayoría de productos responden al modelo de consumo capitalista, constante generador y abastecedor de “necesidades” de consumo. El principal fin de la producción de objetos es hacer crecer el capital de la industria y las marcas sobre todas las cosas, sin importar si se atenta contra el medio ambiente, si se explota a los trabajadores, si se desplaza a pequeños productores y a la economía local, y sin importar, incluso, la calidad de los mismos productos. No lo tienen en cuenta los productores pero tampoco, y en esto tenemos gran parte de la culpa, lo tenemos en cuenta los compradores.

Cada uno de nosotros debe ganar su batalla y empezar a vivir una vida más coherente a sus ideales y su ética. Lo que hacemos cada día marca la diferencia. Aquello que compramos y lo que no, cómo tratamos a los demás, qué conversaciones tenemos o qué comentarios consentimos en nuestra presencia, qué ropa vestimos o incluso qué comemos.

Os invitamos a dejarnos buenos ejemplos sobre “diseño social” en los comentarios de este post.


Reflexiones RSC desde el otro lado del Atlántico

Cada verano tengo la oportunidad de asistir a varias citas al otro lado del Atlántico. Una para colaborar con la Universidad Rafael Landívar en Guatemala, la Universidad de Mendoza de Argentina, con los compañeros de DIRCOM en Ecuador y varias en los FabLab de Córdoba (Argentina). ¿Motivo de la visita? América Latina, con sus 650 millones de habitantes, es un continente a veces olvidado por los españoles, pero donde se están planteado importantes preguntas éticas de las que debemos participar y aprender.

conferencia diseño responsable

universidad conferencia diseño social

Los latinoamericanos son cada vez más conscientes de los grandes desafíos éticos planteados, en pobreza y desigualdad, a los que se pueden sumar otros como la situación de discriminación de las poblaciones indígenas, de género o la falta de atención a los discapacitados y a los ancianos. En encuestas como el Latinobarómetro, el 89% de los habitantes de la región rechaza los elevados niveles de desigualdad. Hay necesidad y ganas de cambio. Y las empresas y emprendedores sociales van a ser la clave de este cambio.

Las sociedades civiles han aumentado sustancialmente sus niveles de articulación ética y participación ciudadana. Se ha desarrollado un tejido social cada vez más denso a través de movimientos sociales de toda índole.

La opinión pública latinoamericana está integrando a la agenda colectiva la exigencia de más responsabilidad social corporativa. Aumentan las ONG dedicadas al tema, su cobertura en medios masivos, las audiciones y espacios sobre ella, pero sobre todo, la conciencia de los consumidores, que exigen a sus empresas que la practiquen para poder sentirse identificados con ellas.

En mis viajes pude conversar con distintos profesionales latinoamericanos que, conscientes de su realidad y su contexto, analizan la comunicación y su poder en pro del desarrollo y el cambio social. Buscan así nuevas fórmulas que contemplen el contexto actual sin perder de vista la crítica objetiva y analítica.

DSC_0080

Desde ella nacen las expectativas básicas, como que las empresas traten bien a sus empleados, brinden al consumidor productos de buena calidad a precios razonables, cuiden el medioambiente, tengan buen gobierno corporativo y se involucren activamente en problemas críticos para la sociedad, empezando por hacerlo en su entorno geográfico inmediato. En definitiva, entender que las empresas son un ente orgánico que debe integrarse en una comunidad respetando sus valores.

Se está abriendo también una visión avanzada de la responsabilidad social corporativa en el diseño. Hay un sector en crecimiento dinámico, y muy esperanzador, que ha ingresado en la responsabilidad empresarial. Sus aportes puntuales a causas de interés público aumentan, aun cuando siguen siendo mucho menores de lo deseable.

“La misión del diseñador hoy pasa por activar y sostener procesos de cambio social. Para ello, el primer paso es asumir la innovación social como un punto de partida y utilizar las habilidades y capacidades específicas de los diseñadores para proponer una nueva orientación de los productos y la innovación de servicios.

»El segundo es considerarse a sí mismos como parte de la comunidad con la que se colabora. El diseñador asume cada vez más el papel de facilitador en el proceso de aprendizaje y de apoyo de las habilidades del diseño. En otras palabras, su campo de acción se aleja cada vez más de la figura del diseñador tradicional en favor de la de un agente que trata de hacer que una serie de actividades orientadas sucedan y de asegurarse de que las personas interesadas participen en ellas, y lo hagan creativamente.

»Se convierte en un facilitador del proceso que actúa ‘con herramientas de diseño’, por ejemplo, generando ideas sobre posibles soluciones, visualizándolas, argumentándolas, planteándolas en amplios y diversos escenarios, presentándolas de un forma concisa, visual y potencialmente participativa.

»¿Su mayor cualidad? El diálogo. Diálogo que significa escucha, ideas propias e intercambio de ideas”.

—Ezio Manzini

El diseño es visto por algunos no solo como una habilidad profesional, sino una competencia humana básica. Se ha dicho que muchos de los problemas sociales actuales podrían mejorar si se abordaran con actitud de diseño. “Diseño para el cambio social” es una frase que se escucha cada vez más. Parece la solución para todo problema social, desde la pobreza a la contaminación. Sin embargo, para ser eficaz como un medio para el cambio social, se requiere una cierta masa crítica de ciudadanos con las competencias, destrezas y habilidades propias de los “pensadores de diseño”.

diseño social y etico ponente

Algunas empresas están dando, o ya han dado, el salto de la filantropía a una visión amplia de la responsabilidad social corporativa que incluye los temas antes mencionados, lo que significa ponerla dentro de sus políticas corporativas y asignarle recursos estables; e incluso algunos emprendedores sociales, integrándolas en su Core Business.

Es, a partir de la comprensión del contexto y su importancia para comprender los problemas de comunicación y la manera de solucionarlos, así cómo la comunicación en Latinoamérica crea nuevas corrientes de estudio entorno a la comunicación, siendo el principal foco el desarrollo y el cambio social, más allá del “empoderamiento” planteado en la política.

La opinión pública latinoamericana está integrando en la agenda colectiva la exigencia de más responsabilidad social corporativa

Los progresos son, sin embargo, reducidos frente a lo que se necesita. Hay un extenso camino por andar en este tema ético clave.

La pobreza constituye, como señaló repetidamente el papa Juan Pablo II (1998), una violación de derechos humanos fundamentales. En sociedades con tantas posibilidades como las latinoamericanas es inadmisible que tenga tan amplias proporciones.

Entre otras paradojas, América Latina produce alimentos para tres veces su población y, sin embargo, el 16% de los niños padece desnutrición crónica y hay 53 millones de desnutridos. A pesar de su enorme potencial de aguas limpias, 50 millones de personas carecen de agua potable. Casi uno de cada cinco latinoamericanos viven en infraviviendas de extrema precariedad.

Los factores incidentes son múltiples y varían según la historia de cada país, pero la mayor parte de los países presenta un signo común: las enormes disparidades. Tienen el peor coeficiente Gini de desigualdad en la distribución del ingreso. Las distancias entre el 10% más rico y el 10% más pobre van desde 30 a 60 veces según el país. En Noruega son de 6 veces.

La desigualdad se presenta no solo en los ingresos, sino también en el acceso a la tierra, donde el coeficiente Gini es aún peor, y en diversas dimensiones más. El Banco Mundial (2004) plantea:

“América Latina sufre de una enorme desigualdad […] se trata además de un fenómeno invasor que caracteriza cada aspecto de la vida, como el acceso a la salud, la educación y los servicios públicos; el acceso a la tierra y otros activos; el financiamiento de los mercados de crédito y laborales formales y la participación e influencia política”.

La elevada desigualdad genera cotidianamente “trampas de pobreza“: los niños de familias pobres tienen riesgos graves de salud y desnutrición, trabajan, no completan la secundaria y, sin ella, quedan fuera de la economía formal.

Temas como la promoción de los valores constitucionales, de promoción de los derechos humanos, de asistencia social, de cooperación para el desarrollo, de promoción de la mujer, de promoción y protección de la familia, de protección de la infancia, de fomento de la igualdad de oportunidades y de la tolerancia, de defensa del medio ambiente, de fomento de la economía social o de la investigación, de promoción del voluntariado social, de defensa de consumidores y usuarios, de promoción y atención a las personas en riesgo de exclusión por razones físicas, sociales, económicas o culturales, y cualesquier otro de similar naturaleza, se aúnan en una preocupación social latente que demanda nuevos lenguajes y formas.

La demanda social viene logrando cambios significativos en términos éticos en varios países. El nuevo interés en la ética aplicada a la economía se refleja también entre múltiples manifestaciones en los altos niveles de credibilidad que hoy tienen las organizaciones no gubernamentales y los emprendedores sociales. Sin duda, más allá de las leyes que ayudan al desarrollo de prácticas empresariales más éticas, el poder del cambio lo ostentamos los consumidores, pero pocas veces somos conscientes de nuestra responsabilidad.

Cada uno de nosotros debe ganar su batalla y empezar a vivir una vida más coherente a sus ideales y su ética. Lo que hacemos cada día marca la diferencia. Aquello que compramos y lo que no, cómo tratamos a los demás, qué conversaciones tenemos o qué comentarios consentimos en nuestra presencia, qué ropa vestimos o incluso qué comemos.

En efecto, según indica The Economist, el 1% de la población mundial es actualmente propietario del 43% de los activos del mundo. El 10% más rico posee el 83% de los mismos. Por otra parte, el 50% de la población mundial con menos ingresos tiene el 2% de los activos. La encíclica vaticana llama a esta situación “el escándalo de las disparidades hirientes”.

Está surgiendo una industria colaborativa y multisectorial, y ya existen casos de innovación social que resuelven problemas de acceso a los servicios básicos a millones de personas.

Para que una iniciativa pueda llegar a “escalarse” se requiere, en muchos casos, una dinámica compleja entre varios actores económicos: donantes que apuestan con capital inicial, gobiernos que ajustan el marco regulatorio e inversores que valoran el impacto social. A medida que este ecosistema está cada vez más desarrollado, van proliferando en distintas partes del mundo una serie de iniciativas que llegan a tener un impacto considerable.

De gira por #Argentina colaborando con el Ecosistema Emprendedor y los FabLab 😉

Una foto publicada por DISEÑO SOCIAL (@disenosocial) el

La economía está a punto de cambiar, pero aún no está claro cómo. Lo que está claro es que el liderazgo moral e intelectual es esencial. Esta crisis internacional es una oportunidad valiosa para comenzar a construir la hoja de ruta para un nuevo modelo de la economía sostenible, fundada en el bienestar humano.

Se necesita una agenda ética en la economía para encarar estas y otras contradicciones inadmisibles moralmente, y fracturadoras de la cohesión social. Entre sus dimensiones centrales deben hallarse algunos de los temas que se sintetizan.

Con frecuencia hay un trade off latente que solo se explicita cuando el desarrollo no se mide únicamente con el producto bruto, sino con indicadores más amplios, como los que propone la comisión y anteriormente el paradigma de desarrollo humano de la ONU tal y como se expuso en las Jornadas Internacionales de Comunicación Responsable.

S-SDG-Poster_-Letter

Se necesita una agenda ética en la economía para encarar contradicciones inadmisibles moralmente y fracturadoras de la cohesión social.

El nuevo interés en vivir de un modo más armónico ha llevado a múltiples movimientos y al deseo de aprender de experiencias como la hoy muy visitada de Bután, el único país del mundo donde se mide sistemáticamente la felicidad interior bruta que produce la sociedad anualmente.

La demanda social de responsabilidad social de la empresa privada crece a diario. Aumenta la presión de los pequeños inversionistas ansiosos con razón después de los graves daños que les produjo la irresponsabilidad de políticos y grandes empresas, de los consumidores responsables que tienden a preferir cada vez más los productos de empresas con alta responsabilidad social corporativa y de la sociedad civil en general.

#ecofiltros #ecologia #tradición #procomún mucho por descubrir pero también, mucho por recuperar

Una foto publicada por DISEÑO SOCIAL (@disenosocial) el

¿Qué influencia ejercemos las ONG?

El mundo de las ONG viene expandiéndose y hoy, según las mediciones de la John Hopkins University (Salomon, 2003), somos la octava economía del mundo en producto bruto. Según las estimaciones preliminares del Primer informe mundial sobre el voluntariado preparado por la ONU en 2011, los voluntarios suman ya mil millones. Estos marcan la diferencia a diario brindando solidaridad directa con calidez, calidad y compromiso. Ello nos ha llevado a encabezar las tablas de credibilidad en múltiples países.

Además de su efecto directo, somos una escuela de preparación moral en la acción para los jóvenes y gozamos de gran aceptación entre ellos. Contribuimos directamente al nivel ético de la sociedad al constituirnos en un modelo de conducta altruista. Sin embargo, aún queda demasiado por hacer y desde luego, por hacer mejor.

Nuestra época requiere conciliar economía y ética, pero de forma urgente y concreta. Toda la sociedad debería exigir e impulsar una renovación del paradigma de desarrollo, que avance hacia uno integral e inclusivo, la responsabilidad social de las políticas públicas, la responsabilidad social corporativa, la movilización del capital social a través del fortalecimiento del voluntariado y otras expresiones, como la profundización del compromiso social de las universidades, el apoyo a la gran tarea comunitaria de las organizaciones basadas en la fe y el respaldo a los emprendedores sociales.

Infraestructuras Ecológicas Urbanas Compartidas, Autoconstruibles y de Código Libre

El centro de innovación social La Noria, dependiente de la Diputación de Málaga, acogerá el proyecto de Innovación Social presentado por Diseño Social y Pez Estudio. ¡Súmate al proyecto!

Por eso queremos convocar a todxs lxs interesadxs a participar en el 1er Encuentro del Proyecto Agronautas en La Noria. Esta actividad GRATUITA en Málaga está abierta a todos aquellos que quieran colaborar/participar.

AgroChambao en La Noria Málaga - prototipo de semillero y espacio de sombra autoconstruido en caña.

AgroChambao La Noria Málaga autoconstruido en caña maria hidalgo

AGRONAUTAS pretende desarrollarse a través de otras construcciones, dispositivos e infraestructuras, siempre partiendo de unas condiciones básicas: reformulación de relaciones entre personas y medio natural; código abierto: licencias libres de los sistemas de construcción generados, replicabilidad y/o autoconstrucción ; minimización de energía y recursos; usos colectivos y creación de redes y plataformas de personas y conocimiento.

Será un encuentro abierto a todos los colectivos/iniciativas/personas interesadas locales y/o suscritos, que consistirá en:

Pez - Madrid - talleres Agroestacion

+ Presentación del Proyecto Agronautas: aplicaciones prácticas y métodologías de trabajo colaborativo.

+ Dinámica Agentes y Oportunidades: conversación abierta para conocer y mapear agentes y recoger necesidades e imaginarios sostenibles de los participantes y futuros usuarixs.

El proceso está abierto a las aportaciones de los colectivos y personas interesadas (puedes venir aunque no estés suscrito). Si quieres suscribirte o aportar información sigue este enlace.

Para cualquier duda escríbenos a: info@pezestudio.org

El proceso está abierto a las aportaciones de los colectivos y personas interesadas.

#AULARURBANA
Aprendizaje y exploración participativos en torno a #agroecología, #bioconstrucción y #espaciospúblicosy #espacioscomunitarios
#AulaRUrbana plantea la generación de redes y el intercambio de saberes entre ciudades y entornos rurales. Ha consistido en un programa de aprendizaje a través de visitas, conferencias, proyecciones, talleres de construcción y metodologías de intercambio de conocimientos. Ha incluido un proceso participativo que ha involucrado a unas 60 personas relacionadas con estas temáticas en la definición de una Instalación Ecológica – AgroChambao – que respondiera a las necesidades de la ciudadanía y colectivos de Málaga participantes.

#AGROCHAMBAO
Semillero y Espacio de Sombra para Huertos y Espacios Comunitarios de Málaga
El #AgroChambao es un espacio multiusos y desplegable de sombra, trabajo, reunión y celebración. Incluye un semillero donde reproducir semillas autóctonas para generar plantones ecológicos para huertos y espacios comunitarios.
El primer prototipo, construido en Ecohuerto El Rabanito, se plantea como proyecto semilla que pueda a su vez ser replicado por otros huertos y espacios públicos de Málaga. Para ello se construye con materiales y herramientas fácilmente accesibles en la zona y con un bajo coste económico: caña, cuerda (cáñamo y sisal) y botellas reutilizadas. El espacio ha sido realizado por en torno a 35 personas en un taller colaborativo de 5 días de duración.

¿QUÉ ES AGRONAUTAS?

Agronautas es un proyecto multidisciplinar que incide en las relaciones entre las personas y el medio natural.

Uno de los objetivos del proyecto es generar, formalizar y transmitir al imaginario colectivo Nuevas Realidades Urbanas reformuladas en términos de sostenibilidad y procomún que se hacen posibles a través de la generación de espacios que propicien el encuentro y el acercamiento a tecnologías libres para la reinvención de la relación con nuestro entorno natural.

El proyecto Agronautas La Noria propone generar un Laboratorio de Exploración, Experimentación y Construcción Abierto para la Generación de Infraestructuras Ecológicas Urbanas Compartidas, Autoconstruibles y de Código Libre. A través de las Redes Ecosociales de la provincia de Málaga con La Noria como nodo de actividad se propone generar un espacio de investigación libre y colaborativo, donde detectar y analizar recursos locales y compatibles, tanto sociales, como tecnológicos y materiales, para generar herramientas, conocimiento y lugares donde testar nuevas prácticas y nuevas iniciativas ciudadanas que nos acerquen a una mayor autosuficiencia tecnológica, energética y alimentaria.

Pez - Bilbao - Agrokulunka

+ Aula RUrbana Física: Sesión de definición de infraestructuras.
Trabajaremos ahora en diseñar prototipos para espacios comunitarios y huertos de Málaga (invernaderos, espacios de trabajo, sombra…) de acuerdo a vuestras necesidades. También sobre qué aprendizajes, materiales y técnicas os gustaría emplear. Los talleres de construcción serán en septiembre.

+ Aula RUrbana Encuentro: Ensayo del intercambio de conocimientos
Proponemos ensayar la metodología para intercambiar saberes contados en charlas de 20-30minutos sobre conocimientos de agroecología, recuperación de espacio público y bioconstrucción en el contexto de Málaga. Puedes venir al encuentro como oyente/relator* o como DISTRIBUIDOR* de conocimientos. Si quieres ser distribuidor* de tus conocimientos, indícanoslo en los comentarios de esta publicación, y nos pondremos en contacto contigo!

Además, continuaremos con las Sesiones Abiertas para avanzar en la definición y diseño de la infraestructura a construir!

RESULTADOS DEL TALLER

El taller resultó una experiencia increíble para tod*s. El trabajo se basó en el aprendizaje de la construcción con caña, que necesita de muy pocos medios materiales y herramientas para llevarse a cabo: caña, cuerda, cuchillos, guantes y manos.

tumblr_inline_nxlh4ujy0V1qkw7rk_500

Realizamos el proceso completo del trabajo con la caña. En primer lugar, la limpieza de las cañas verdes recogidas por parte del equipo de preparación del taller y que utilizaríamos en los elementos más flexibles. En segundo lugar, la construcción de los distintos elementos constructivos que constituyen la estructura. A continuación, el montaje de la misma sobre una pequeña cimentación de tierra endurecida con cal y arena.

Para finalizar, la realización del mobiliario interior y los revestimientos. Estos revestimientos nos sirvieron para aprender diferentes maneras de utilizar el material: desde rollos de cañizo entero y media caña hasta el trenzado tipo “cesto” sobre la estructura.

tumblr_inline_nxlt767PDC1qkw7rk_500 tumblr_inline_nxlt6k9esK1qkw7rk_500 (1)

Además de estos aprendizajes, dada la asistencia de personas provenientes de diferentes colectivos relacionados con la Red de Huertas de Málaga, el taller sirvió para generar red entre las iniciativas, de manera distendida; fue también una excusa para encontrarse, charlar, conocerse mejor, relacionarse con nuevas personas vinculadas a nuevas iniciativas etc.

tumblr_inline_nxlgh0T0cU1qkw7rk_500

La asistencia superó todas nuestras expectativas: más de 40 personas inscritas al taller que  participaron con diferente dedicación, con un núcleo mínimo de asistente en torno a 10-15 personas que podían llegar a las 20 ó 25 en momentos punta.

DCIM100GOPRO
DCIM100GOPRO

tumblr_inline_nxlmzhLUUR1qkw7rk_500

¿Qué puede aprender el Diseño Social del Arte?

Tuvimos la oportunidad de ser invitados a la Feria de Arte Emergente JustMad, la hermana pequeña de la gran Feria de Arte Contemporáneo ARCO. Más fresca, más económica y con un perfil más joven, recibe a aquellos coleccionistas que buscan arte emergente y nuevos talentos. ¿Qué buscábamos nosotros? Inspiración.

En esta edición, menos es más. Pese a contar con solo 33 expositores, la feria ha ganado en calidad y en público. Ubicada en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), JustMad ha pasado «del subsuelo al cielo» de la capital.

Curiosamente, el arte de JustMad es más comprometido con la realidad social que el de su hermana mayor ARCO.

La creatividad no es algo relacionado única y exclusivamente con lo artístico, pero lo artístico es uno de los primeros espacios donde empezamos a acercarnos, sentir y experimentar con lo creativo desde pequeños. Es una forma de comprender y relacionarse con el mundo; una manera de expresar nuestra visión personal, de opinar, criticar, plantear, poner en tela de juicio: a nosotros y a la sociedad de la que formamos parte y construimos.

justmad-justadam-artivismo.jpg

El arte permite buscarse, encontrar nuevos caminos. Ha servido durante siglos para transmitir creencias, modos de vida, ideas; para promover estereotipos y modelos, también para cuestionarlos, denunciarlos y romperlos. De las pinturas prehistóricas a la publicidad, de las pirámides a los retratos de monarcas absolutistas, de las obras de los revolucionarios Románticos a las rompedoras vanguardias.

Comprender el Arte, su iconografía, su lenguaje, sus herramientas, es una manera de análisis, de crítica, de libertad. Experimentando, probando cosas nuevas, buscando qué queremos contar, de qué manera, con qué recursos; encontramos y conocemos el medio y a nosotros mismos y descubrimos otras posibilidades, que podemos replantearlas o incluso podemos crearlas.

Vivimos en la sociedad de la imagen, pero nadie nos enseña a leerla, a comprenderla, a mirarla desde dentro. Recibimos bombardeos constantes de mensajes, que engullimos, sin cuestionar. Crecemos en un medio en el que la Educación Artística y Visual se basa en colorear todos las mismas plantillas, sin salirse; recortar sin salirse; hacer flores iguales; pintar árboles verdes con tronco marrón y vacas blancas con manchas negras, tocar un poco la flauta, bailar sin romper los pasos. ¿Dónde quedan los espacios para imaginar, para resolver, para cuestionar, para probar, para plantear…para crecer y ser? Si la actividad del hombre se limitara a reproducir el pasado, él sería un ser vuelto exclusivamente hacia el ayer e incapaz de adaptarse al mañana diferente.

>> Te puede interesar:
Formación en comunicación y Diseño Social

arte-emergente-comprometido-justmad.jpg

#CUESTIONARTE

Pudimos visitar también CuestionARTE, organizada por Oxfam Intermón en colaboración con Blanca Soto Arte y ArtFairs, su proyecto de Arte LaSede del COAM.

Esta apuesta por el arte se está llevando a cabo dentro del proyecto “Más y Mejor Ayuda”, cuyo objetivo principal es recuperar el respaldo social y político a la política pública de Cooperación al Desarrollo, una de las políticas públicas más recortadas, sin que hubiera una reacción ciudadana en su defensa.

Con esta iniciativa Oxfam Intermón buscaba reivindicar el arte como motor de cambio, un lenguaje libre, transformador y mágico, para trasladar a la sociedad historias que reflejan la importancia de la Ayuda Oficial al Desarrollo, cómo la ayuda funciona: salva y cambia vidas.

boamistura-artivismo-oxfam.jpg

ARTE + ACTIVISMO = ARTIVISMO

El arte contemporáneo está íntimamente ligado a la sociedad, a la evolución de los conceptos sociales, como el mecanicismo y la desvalorización del tiempo y la belleza. Es un arte que destaca por su instantaneidad, necesita poco tiempo de percepción, con oscilaciones continuas del gusto, cambiando simultáneamente: así como el arte clásico se sustentaba sobre una metafísica de ideas inmutables, el actual, de raíz kantiana, encuentra gusto en la conciencia social de placer (cultura de masas).

En una sociedad más materialista, más consumista, el arte se dirige a los sentidos, no al intelecto. Las últimas tendencias artísticas pierden incluso el interés por el objeto artístico: el arte tradicional era un arte de objeto, el actual de concepto. Hay una revalorización del arte activo, de la acción, de la manifestación espontánea, efímera, del arte no comercial (arte conceptual, happening, environment).

Artivist (artivista en castellano) es una palabra “portmanteau” que combina “arte” y “activismo“. El Artivismo se ha desarrollado en los años recientes al mismo tiempo que las protestas en contra de la globalización y los conflictos armados emergieron y proliferaron. En muchos de los casos los artivistas tratan de empujar agendas políticas con la idea del arte. De todas maneras este no es arte político como se ha visto anteriormente, en el sentido de trabajos artísticos con tendencia política.

Os recomendamos visitar: http://actipedia.org

El artivista se encuentra involucrado muchas veces en arte callejero o arte urbano, manifestándose en contra de las publicidades (adbasting – subvertising). Un típico objetivo a corto plazo para activistas es reclamar espacios público pero también podemos encontrar artivistas comprometidos en diferentes medios de comunicación como internet y no solo por acciones que podrían ser descriptas como hacktivismo.