Widgetized Sidebar

This panel is active and ready for you to add some widgets via the WP Admin

innovación, creatividad & pronoia

>> Juguetes y princesas Disney alentando estereotipos… ¿lo seguimos permitiendo?

7 diciembre, 2013.Diseño Social.0 Likes.61 Comments

Merece ser Compartido

La Navidad está a la vuelta de la esquina y los anuncios de juguetes para los más pequeños ‘bombardean’ la televisión, escaparates y buzones. Todos repiten el esquema: Niñas con muñecas y niños con coches. Tonos rosas para ellas y azules para ellos.

sexismo_juguetes_machismo

Marcas como “LEGO”, tradicionalmente creadoras de juegos “unisex” donde niños y niñas desarrollaban con libertad su creatividad han pasado a ser juegos “sexistas” donde las niñas tienen sus propios juegos diferenciados. Ahora son niñas “amigas” exclusivamente de otras niñas y con ciertos roles/color/estética muy marcados.

Lo que está claro es que por mucho que digan que el sexismo es natural, que las niñas van a las muñecas y que prefieren los modelos más feminizados, detrás de todo hay mucho marketing y mucho interés económico, promoviéndose, a través de la televisión, los anuncios, los juguetes, etc, una socialización primaria a toda la infancia que está muy segregada en función del sexo, y muy sexualizada para las niñas.

CONSEJOS PARA COMPRAR TUS REGALOS:

El juego es libre y espontáneo. No hay juguetes de niñas o niños. Evitemos que se transmita esta idea.

No hay colores de niños o niñas. Intentemos elegir juguetes que reflejen la diversidad de cada persona.

– Escojamos los juguetes teniendo en cuenta que sean seguros, acordes con la edad y libre de prejuicios sexistas.

– Elijamos juguetes que reúnan a niños y niñas cooperando y compartiendo espacios tanto públicos como domésticos

Campaña Juguete No Sexista 2012

– Regalemos juguetes que promuevan todas las capacidades y habilidades de niñas y niños, tanto juegos tranquilos como los que requieran actividad física.

– Busquemos juegos y juguetes que potencien la igualdad en la participación y el desarrollo de sentimientos y afectos, sin diferenciación, en niños y niñas

– Evitemos juguetes, juegos y videojuegos violentos. Eduquemos para resolver problemas de forma positiva, constructiva y creativa.

Pavel-Davinson-Kiev-gabriele-juguetes
Fotografía perteneciente al proyecto “Galimberti ‘s Toy Stories
No es de extrañar que por mucho que algunos padres y algunas madres se esfuercen en coeducar al máximo a su hijo y a su hija, al final las criaturas tiendan a los estereotipos.
Una de las primeras actuaciones para proporcionar una educación lo más anti-sexista posible, es limitar las fuentes estereotipadas que ciertas entidades tratan de mandar a los niños y las niñas.

Las princesas Disney historicamente han sido personajes que reproducían todo tipo de estereotipos sexistas. Parecía que en con Brave (Indomable), podía empezar a cambiar esta peligrosa línea. En varios sentidos, Mérida, la protagonista de Brave estaba pensada para romper moldes, al menos en el codificadísimo universo de la animación Disney. Lamentablemente, parece que tan sólo ha sido una falsa alarma.

Para empezar, se trataba de la primera película de Pixar con protagonista femenina que, además, negaba determinados estereotipos de género y los tradicionalmente asociados a su tipo de personaje; aunque es una princesa (por aquello de ser hija de una pareja de reyes), Mérida se rebela contra todo apunte de desamparo y, en vez de pasar el rato probándose vestidos y buscando marido, prefiere perseguir fuegos fatuos por el bosque y disparar flechas con su arco. Además de todo esto, por primera vez en su historia, Disney hace una película en la que se refleja la relación madre e hija, además de colocar a dos mujeres como protagonistas principales.

machismo disney disenosocial

Algo que no parece casar muy bien con la imagen de las Princesas Disney, línea en la que integra todo su merchandising dirigido a las niñas (muñecas, principalmente). Quienes han visto la película de Pixar podrán comprobar con estupefacción que la Mérida del filme ha recibido ciertas modificaciones antes de ser digna de compartir espacio con Cenicienta, Blancanieves, Ariel Yasmine. 

Como si hubiera pasado por el quirófano, de repente Mérida se ha homogeneizado físicamente con el estereotipo de chica Disney actual e incluso lleva uno de los vestidos ceñidos contra los que se rebela en la película porque no le permiten manejar bien el arco. A la mayor voluminosidad y brillo de su melena pelirroja se añade el trabajo de sexualización que se ha ejercido sobre su cuerpo, haciéndolo más adulto y estilizado.

Brenda Chapman, la creadora del personaje, afirma que “es atroz lo que le han hecho a Mérida”. Dirigiéndose a su periódico local, Martin Independent Journal, ha escrito:

“Mérida se creó para romper ese molde. Para dar a las niñas un modelo mejor, más fuerte y más realista, con sustancia y no sólo una cara bonita que se sienta a la espera de un romance”. 

No se trata del primer problema entre Chapman y Disney, pues la cineasta ya fue despedida durante la producción del filme y reemplazada por Mark Andrews, motivo por el que aparece acreditada como co-directora.

Los fans de Brave (Indomable) tampoco se han hecho esperar y han organizado una petición online que ya ha conseguido más de 136.000 firmas pidiéndole a Disney que dé marcha atrás. En respuesta al revuelo causado, la compañía ha declarado de manera oficial que 

“Mérida ejemplifica lo que significa ser una Princesa Disney a través de su valentía, pasión y seguridad en sí misma. Es la misma Mérida fuerte y determinada de la película, cuyas cualidades interiores han inspirado a madres e hijas de todo el mundo”. 

Lo cual se esfuerza por no tocar el tema del aspecto exterior (que es lo que ha cambiado y lo que se discute) en ningún momento. ¿Tendrán éxito las quejas de los fans y Mérida volverá a ser tal y como la conocimos y fue creada… o permanecerá indistinguible de cualquier otra muñeca pseudo-Barbie?

¿Tú cuál de las dos prefieres: la nueva (izquierda) o la original (derecha)?

 

 

Comments (61)

  • Estelwen . 16 diciembre, 2013 . Responder

    Este artículo me parece exagerado y alarmista. Personalmemte, me pasé la infancia soñando con princesas disney y jugando con ellas al mismo tiempo que leía, jugaba a juegos de mesa, a correr aventuras y al pilla-pilla. Jamás he tenido actitudes sexistas, me he creído inferior a los hombres ni he esperado que me mantenga nadie; de hecho, ahora el principal sostén económico de mi familia soy yo. Mi marido jugó con juguetes bélicos y wargames desde su más tierna infancia y jamás ha tenido transtornos de violencia, de hecho es una bellísima persona que adora los animales y detesta la crueldas. Igual es porque tanto sus padtes como los míos nos educaron para ser personas honradas, autosuficientes y sensatas, que es lo que de verdad importa, y no el muñequito o la pistolita que los niños elijan para jugar. Estoy totalmente de acuerdo con comentarios como el de Sil: ¡los niños no piensan como los adultos! Afortunadamente para ellos, les sobra imaginación e inocencia y les falta mala ostia. Esos mensajes que este artículo atribuye a las princesas Disney, a ellos ni se les ocurren. Igual si nosotros aprendiéramos a ser más como ellos nos iría mejor.
    .

    • Diqus . 16 diciembre, 2013 . Responder

      Además, si todo fuera una cuestión de marketing… ¿qué le importa a la industria si las niñas se interesan por princesas o por camiones de bomberos? Si en las máquinas excavadoras, los helicópteros de la policía, los luchadores de sumo y el color verde militar estuviera el secreto para encandilar a las niñas, seguro que ya lo habrían notado y les habría traído al fresco el debate machismo/feminismo. Mi hija tiene las princesas Merida y Rapunzel. Ambas son princesas, independientes y luchan por lograr sus sueños. Adivinen cuál tiene el vestido rosa y el pelo más peinable. Y adivinen dónde ha acabado la otra. Para mí está muy claro: hagan una heroína tan estupendamente progresista como quieran, pero pónganle el aspecto que atraerá a su público.
      Por otro lado, cuando los padres explicamos a los niños los valores de la película que acaban de ver ya nos encargamos de educar y cultivar su gusto en la dirección que nos parece correcta: por ejemplo, Blancanieves era una niña con facilidad para hacer amigos y cuidar de los demás. Los animales la quieren mucho y está siempre contenta, a pesar de que tiene que hacer tareas de casa o a pesar de que su madrastra quiere matarla. Menos mal que pasó por allí un príncipe y la salvó.
      Dicho esto, todo puede mejorarse y efectivamente no tiene por qué gustarnos todo lo que hace la industria Disney. Más aún, ni siquiera tenemos por qué comprar sus productos ni ir al cine.

      • Noe . 26 diciembre, 2013 . Responder

        Desde luego, es innegable que la empresa que más está marcando a numerosas generaciones en su edad infantil es Disney. ¿Quién no recuerda a Mickey y a Minnie Mouse?, ¿quién no ha echado una lagrimita cuando Blancanievas era envenenada por la malvada bruja?, ¿quién no ha querido ponerse alguna vez en el lugar del apuesto John Smith o de la mismísima Pocahontas para revivir su historia de amor?, que tierna estas películas, ¿verdad?, por ejemplo esa Sirenita y la canción del cangrejo Sebastián, ¿quién no recuerda esa canción de “debajo del mar…”? Pero ahora que hablo de esto… ¿nadie se ha preguntado alguna vez por qué los enanitos no hacían ellos mismos las labores domésticas cuando llegaban a casa una vez que Blancanieves se “mudó” con ellos? O ¿por qué una indígena como Pocahontas, se enamora de un asesino de miles de paisanos suyos como era John Smith? O ¿por qué siempre las brujas son malas? O ¿por qué siempre la mujer está en un segundo plano en éstas películas? O ¿por qué todo el poder siempre se les da a los hombres? O… tantas cosas!!

        • carlos . 27 diciembre, 2013 . Responder

          creeme que cuando un productor de cine esta hacieendo una pelicula ellos NO estan pensando ” oh si voy a hacer una pelicla pare denigrar a las mujeres o a algun grupo particular” no señor las cosas no funcionan asi, como todo arte el cine es un producto de una epoca, en este caso la peliclua de Blancanieves surgió en un periodo donde la gran mayoría de las mujeres se dedicaban a labores domesticas y eso no es malo. Por otro lado Blancanieves en su historia creeme que lucho por su propio bien, dime ¿ acaso te gustaria vivir con una persona psicopata, sadica, tiranica y encima que te quiera matar solo porque te vez mejor? a mi no y a Blancanieves tampoco, en este caso se puede pensar que Blancanievez al ver una casa en desorden y ponerse a ordenarla era en ese momento una manera de ella de ganarse el derecho a quedarse para de esa forma tener un lugar seguro y protegido donde poder dormir, asi los enanos le dejarian quedarse, ¿ no fue acaso eso lo que penso cuando encontro la casa? incluso lo dijo, pues es ovbio si no es mi casa es de alguien y si es dce alguin y ese alguien no se hace cargo por alguna razon de ordenarla puedo llegar con esa persona o personas a un acuerdo para poderme establecer ahí.
          Sobre Pcahontas solo te pido que estudies la historia real de esta persona y de John Smith y descubriras que ella nunca se enamoro de Smith, sin embargo se caso con otro inglés, y para mi esta muy mal generalizar a un grupo de gente solo porque unos de ellos eran unos completos genocidas, no todos lo colonos que llegaron aca al nuevo mundo eran asesinos o conquistadores, muchos eran cientificos, comerciantes, exploradores, o simplemente personas que buscaban una segunda oportunidad en la vida sin afectar a otros, por otro lado los verdaderos culpables del declive de los nativos no fueron los europeos sino las enfermedades que ellos trajeron como la viruela.
          Sobre los villanos de Disney, tu dices que solo las brujas son malas, yo te puedo citar una lista de villanos de estas peliculas que son hombres o de sexo masculino: Jafar, Shere Khan(del libro de la selva), Shan Su ( de Mulan), Clayton (tarzan) Facilier ( la princesa y el sapo), El capitan Garfio, ( Peter pan), Hades (Hercules) El lobo feroz, Escar( de el rey leon). podria seguir con la lista lo que demuestra de que eso de que solo las brujas son las malas en pelis de disney es completamente falso.
          y por ultimo ¿ en que te basas para afirmar categoricamente que todas las mujeres en estas peliculas estan en segundo plano? yo te puedo citar casos como por ejemplo el de Tiana, el de Rapunzel, y recientemente el de la pelicula Frozen con sus dos protagonistas mujeres ( que por cierto al igual que merida de valiente tambien estaran en la linea de Disney princesas) y seguro me diras ” pero esos son personajes recientes” bueno pues remontandonos en el tiempo ahi tienes por ejemplo a Wendy en Peter Pan quen es el cerebro de ese grupo de niños y quien ademas los dirige por ser la mayor y mas madura del grupo, ademas de ser ella quien narra las historias de Peter Pan a sus hermanitos, o a Alicia de ” Alicia en el pais de las maravillas” quien explora un mundo donde la logica no tiene sentido alguno y debe proteger su propia cabeza de la reina de corazones.

  • DP . 15 diciembre, 2013 . Responder

    Ahora resulta que no se pueden tener curvas y estar buena, que es malo, venga hombre las feminazis y las acomplejadas que se traten lo suyo que ya vale de tanta tontería.

    • Quiroga . 26 diciembre, 2013 . Responder

      No se trata en ningún caso de imponer nada, ni de forzar a nada, ni a nadie y tampoco de prohibir, en realidad el problema estriba en considerar “espontáneo”, “innato”, “connatural” algo que es “aprendido”, “educacional” y “cultural”. Nuestros niños/as imitan pautas de conductas observadas en los mayores, asumen los roles vividos en sus casas, en el colegio, en la calle y los reproducen fielmente. Del mismo modo interiorizan la valoración que estos roles adquieren en la sociedad. Lo importante es ofrecerles nuevos patrones y modelos de relación entre géneros.

      No consiste tanto en que los niños deban jugar con muñecas y las niñas con coches, como en superar la dualidad tradicional “esto es de niños” y “esto es de niñas”, y permitir que los juguetes sean empleados por ambos sexos indistintamente; de hecho, si observamos la realidad, tanto niños como niñas juegan con muñecos, es una necesidad. El que unos muñecos sean para niñas y otros para niños es culpa nuestra. Sería conveniente fomentar el deseo en las/os menores de romper barreras o cotos privados así como la curiosidad por lo desconocido, lo nuevo, lo no experimentado comprobar vivencialmente lo atractivo que pueden resultar estas nueva actividades.

      • carlos . 27 diciembre, 2013 . Responder

        toda la razon quiroga, te relatare cosas que yo y mi hermana haciamos de pequeños, ella me prestaba sus autos de barbie y yo le prestaba mis muñecos de accion (que ella segun recuerdo usaba normalmente para hacer el papel de los novios o amigos de sus barbies), y casi siempre acababamos jugando cosas juntos como playmobil, lego o videojuegos como Mario ( que algunas feministas radicales lo acusan de “videojuego sexista” lo cual a mi me parece ridiculo), eramos nosotros como niños quienes escogiamos nuestros juguetes y muchas veces nos los prestabamos. señoras y señores feministas, dejen de andarle buscando tres pies al gato que el sexismo no se origina en el juguete sino en la casa.

  • Sil . 15 diciembre, 2013 . Responder

    Qué harta estoy de que los adultos creamos que los niños piensan como ellos. Generaciones oasadas hemos crecido con princesas, cuentos de hadas, pistoleros y super héroes. Y no pasa nada, nací en los años 70, soy mujer y he podido hacer en la vida todo lo que quisiera, soy ingeniero, tengo dos hijas, he viajado sola, con amigos, amigas, en pareja y con niños, nadie me ha dicho jamás lo que tengo que hacer ni que tengo que esperar a que un hombre me mantenga, y sin embargo crecí con cuentos de princesas. Esa magia, esa fantasía, ese creer en el amor, no está reñida con la educación que demos los padres para que crezcan seguras de sí mismas y sabiendo que pueden hacer lo que se propongan en la vida, que son iguales a los hombres pero que no hay nada malo en sentirse y querer estar guapa. Pero parece que ahora los niños deben pensar como adultos despechados en éste y muchos otros temas. ¡Dejemos a los niños ser niños!

    • MARCOS . 26 diciembre, 2013 . Responder

      La realidad que vemos es que nuestra sociedad está en un proceso de cambio, y los juguetes representan la sociedad de hace 20 años, pero no la de ahora. No es cierto que la mujer esté actualmente encerrada en casa y no tenga otra opción profesional. No es cierto que los hombres no cambien pañales o den de comer. No es cierto que la familia “normal” tenga padre y madre. Y cada día que pasa estas afirmaciones van a ser menos ciertas. El hecho de que los mass-media, la publicidad, los cuentos infantiles sigan dando una imagen del pasado es algo ante el que poco podemos hacer, tan sólo no comprar o no mirar. Pero de los juguetes que compramos somos totalmente responsables. ¿Los juguetes que regalamos a nuestras hijas/os son juguetes para le pasado, o son juguetes para el futuro?

  • Jugarijugar.com . 12 diciembre, 2013 . Responder

    voto por los juguetes tradicionales y pedagógicos:
    http://jugarijugarcast.wordpress.com/category/especial-jugar-i-jugar/

1 2 3 4 6

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Kopy Theme . Proudly powered by WordPress . Política de Privacidad Aviso Legal  .  Hosting por dinahosting  .  Contacto: info@disenosocial.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies