Archivo de la etiqueta: inteligencia colectiva

Naomi Klein y los peligros del concepto “polarización” en la inteligencia colectiva

[vc_row bg_color=””][vc_column][vc_cta h2=”Los peligros del concepto “polarización” en la inteligencia colectiva” h4=”NAOMI A. KLEIN Y LA POLARIZACIÓN DIRIGIDA”]En su biografía de twitter, la periodista, escritora y activista canadiense Naomi A. Klein afirma “They say I’m polarizing” como respuesta a las críticas a su libro: Esto lo cambia todo: capitalismo vs. El clima. Rob Nixon, para su reseña en New York Times, escribió que “es el libro sobre medio ambiente más trascendental y polémico desde Primavera silenciosa“. Foster y Clark también proporcionan un detallado análisis de los contra-argumentos en respuesta a lo que ellos llaman los “liberales críticos” del libro. Pero no, Naomi está de todo menos POLARIZADA.[/vc_cta][vc_column_text]

La estrategia de la polarización de posiciones intermedias

[/vc_column_text][vc_column_text]Hoy hablamos de sesgos cognitivos. Es decir, ser conscientes de qué sucede al señalar como “polarizadas” o “radicales” posturas como el “feminismo” o la lucha contra el cambio climático. Hablamos de tomar consciencia de la perversión argumentativa que tienen algunos debates.

Señalar como “polarizadas” o “radicales” posiciones intermedias permite que la aceptación de acuerdos se incline. Debemos prestar atención a qué visiones se nos muestran como polarizadas. Mostrar una postura de consenso como la de Naomi Klein como una postura polarizada, condiciona la visión general de conjunto y permite desplazar el debate hacia una escala de opinión determinada o incluso dejar fuera de la escala otro tipo de visiones.

El concepto polarización determina los parámetros de diversidad de opinión para conformar grupos que deben llegar a acuerdos. Por ello, su ubicación incide en el consenso y en la extrapolación de resultados al conjunto de la sociedad. Esta desviación se puede aplicar a cualquier debate público donde encontramos, por ejemplo, a dos tertulianos “polarizando” dos posturas o dos columnas de opinión que establecen límites de pensamiento a uno u otro lado.

[/vc_column_text]

[vc_message]La inteligencia colectiva es una forma de inteligencia que surge de la colaboración y concurso de muchos individuos, generalmente de una misma especie. Hoy es un término generalizado de la cibercultura o la sociedad del conocimiento. Amalio Rey os puede ayudar a entenderlo, debatirlo, analizarlo.[/vc_message][vc_message icon_fontawesome=”fa fa-television”]El problema ya no es el acceso, es la selección. En un mundo en el que la información es infinita resulta difícil distinguir el buen periodismo del simple ruido. La tecnología evoluciona y ahora, además, lo hace más aceleradamente que en otros periodos de la historia. Mientras algunos perciben la tecnología como la causa del problema, otros encuentran en ella la solución. Pero la tecnología es solo como cualquier otro instrumento para un fin, y el fin sigue siendo la narración de las historias. Los expertos afirman que, para ser efectivos, los hechos deben integrarse en una narrativa.

Las redes sociales nos muestran cómo se manifiesta  la polarización política en internet y por qué las divisiones son tan difíciles de superar. Los extremos son un terreno fértil para las campañas de manipulación informativa.

En lugar de tratar de forzar sus mensajes a la corriente principal, las campañas de desinformación se dirigen a las comunidades polarizadas e infiltran cuentas falsas dentro de ellas. Estas cuentas falsas interactúan con personas reales de esas comunidades para generar credibilidad. Una vez que se ha establecido su influencia, pueden introducir nuevos puntos de vista y amplificar las ideas divisorias e inflamatorias que ya están circulando. Es el equivalente digital al hecho de mudarse a una comunidad aislada y unida, usar sus propias peculiaridades del lenguaje y atender sus obsesiones e influir en sus ideas políticas. [Este artículo de MIT Technology Review y sus mapas explican con detalle todo este fenómeno][/vc_message]

[vc_column_text]

Peligros de la polarización unidireccional

[/vc_column_text]

[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]

SITUACIÓN DE POLARIZACIÓN ACTUAL

Desviaciones de la ponderación en favor de uno de los polos

Por ejemplo, si creamos un grupo de opinión sobre la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo y establecemos como sujetos polarizados:

A1. Persona que está en contra del matrimonio igualitario bajo los argumentos: las personas homosexuales son enfermos mentales (aunque la ciencia diga lo contrario) viven en pecado (tal y como reconocen la mayoría de religiones) y deben ser tratados psicológicamente y guiados espiritualmente para proteger a la familia tradicional basada en un hombre y una mujer unidos en matrimonio con el objetivo de tener descendencia.

B1. Persona que está a favor del matrimonio igualitario bajo los argumentos: todos los ciudadanos deben tener los mismos derechos civiles sea cual sea su identidad, expresión u orientación sexual. Entre estos derechos se encuentra la unión civil del matrimonio. La religión u opinión personal, profesada por terceras personas no puede influir en los derechos de estas personas.

Tendríamos, por tanto, a alguien completamente en contra y a alguien completamente a favor abriendo y cerrando esta escala de opiniones:

Es una escala lineal sencilla donde 1 representa la negación y 10 la aceptación, pondríamos en los extremos a nuestros dos sujetos señalados como visiones “polarizadas” y al resto del grupo, en posiciones intermedias. El consenso del grupo posiblemente se establecería en la escala 4, 5 o 6 de opinión.

Tomemos otro ejemplo: en un debate, lo normal es que encontremos un defensor o defensora de una visión machista, un defensor o defensora de una visión feminista, y varios invitados que median entre ellos.

A2. Persona que está a favor de un machismo institucional y social: la mujer es inferior o diferente al hombre y, por tanto, merece unos derechos, oportunidades y privilegios limitados y adaptados a las consideraciones sociales atribuidas a su sexo biológico.

B2. Persona que está a favor de un feminismo institucional y social: los ciudadanos merecen igualdad de derechos, oportunidades y privilegios. Estos no deben ser condicionados por los roles de género que el contexto social atribuye a cada sexo biológico.

Aplicando esta escala de opción tendríamos, por tanto, una escala de 1 a 10 donde 1 representa el machismo, 10 el feminismo y el resto del grupo se situaría en posiciones intermedias. La conclusión del grupo posiblemente se establecería en la escala 4, 5 o 6 de opinión (parcialmente machistas-feministas). 

Al igualar como polarizada la visión “machista” y “feminista”, establecemos una opinión global de consensos en posiciones de machismo o feminismo “relativo”.[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[vc_message message_box_color=”warning” icon_fontawesome=”fa fa-exclamation-triangle”] ¿Dónde se sitúa el pensamiento mayoritario? El sesgo cognitivo conocido como el efecto bandwagon es el responsable de que, de forma inconsciente, tendamos a estar de acuerdo con opiniones mayoritarias y alejadas de los extremos socialmente considerados como “polarizados” aunque la evidencia o nuestra razón nos indique lo contrario. Las discrepancias nos hacen sentir fuera de nuestra “zona de confort” así que, por regla general, el individuo tiende a adoptar el sentir mayoritario.[/vc_message][vc_message message_box_color=”warning” icon_fontawesome=”fa fa-exclamation-triangle”]Consideración adicional: sesgos como el efecto Dunning-Krugger desviarán aun más la ponderación hacia la postura menos informada. Este sesgo es atribuido a una inhabilidad meta-cognitiva del sujeto de reconocer su propia ineptitud. A esto se suma que los individuos más competentes asumen, falsamente, que los otros sujetos tienen una capacidad equivalente o igual de respetable que la suya. Por tanto, aquellas personas más preparadas para tomar una decisión a partir de una opinión formada suelen ser quienes “más cedan” para alcanzar un consenso. Aquellos menos preparados para tomar una decisión suelen ser los individuos menos dispuestos a ceder y por tanto, los consensos suelen inclinarse hacia su postura.[/vc_message]
[vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]

SITUACIÓN DE POLARIZACIÓN OBJETIVA

Ponderaciones alternativas al considerar otras variables de polarización

La polarización expuesta anteriormente es la más común en ese tipo de debates. Sin embargo, no es la más justa y por supuesto, no es una polarización objetiva. Os explicamos el porqué.

Los ejemplos anteriores muestran una “perversión” de los debates debido a la elección de los “polos” que determinan el marco del debate. La polarización del sujeto B debería estar determinada por el sujeto A que hemos elegido en la muestra. Por tanto:

Si A1 es: Persona que está en contra del matrimonio igualitario bajo los argumentos: las personas homosexuales son enfermos mentales que viven en pecado, deben ser tratados psicológicamente y guiados espiritualmente para proteger a la familia tradicional basada en un hombre y una mujer unidos en matrimonio con el objetivo de tener descendencia.

B1 debería ser: Persona que está en contra del matrimonio tradicional bajo los argumentos: las personas heterosexuales son enfermos mentales que viven en pecado y deben ser tratados psicológicamente y guiados espiritualmente para poder curarse y debe prohibirse la unión en matrimonio entre hombres y mujeres.

La conclusión del grupo posiblemente se establecería en la escala 4, 5 o 6 de opinión (donde se situarían las visiones en favor del derecho al matrimonio independientemente de la orientación sexual de la pareja).

 

Si A2 es: Persona que está a favor de un machismo institucional y social: la mujer es inferior al hombre y por tanto merece menos derechos, oportunidades y privilegios. Estos deben ser limitados a los roles de género atribuidos a su sexo biológico.

B2 debería ser: Persona que está a favor de un hembrismo institucional y social: el hombre es inferior a la mujer  y por tanto merece menos derechos, oportunidades y privilegios. Estos deben ser limitados a los roles de género atribuidas a su sexo biológico.

Aplicando esta opción tendríamos, por tanto, una escala de 1 a 10 donde 1 representa el machismo, 10 el hembrismo y el resto del grupo, en posiciones intermedias. La conclusión del grupo posiblemente se establecería en la escala 4, 5 o 6 de opinión (donde se situarían las visiones feministas).

[/vc_column_text][vc_cta h2=”Propuesta alternativa” h4=”Aplicar marcos de debate que corrijan los sesgos cognitivos” color=”blue” css=”.vc_custom_1553279217118{background-color: rgba(221,170,170,0.35) !important;*background-color: rgb(221,170,170) !important;}”]_

Para un debate donde la inteligencia colectiva y el diseño social nos ayude a trazar soluciones de bien común, ambas partes deben entender que su objetivo final es compatible con los derechos civiles del conjunto de ciudadanos que componen el debate. En los debates anteriores podemos ver claramente cómo la postura feminista era la más integradora para el conjunto (ya que no discriminaba a ninguno de los dos sexos) o cómo la postra en favor del matrimonio igualitario y tradicional era también la más integradora (ya que no negaba derechos civiles a ningún ciudadano).

Para hacerlo aún más fácil, piensa también en estas dos estrategias de cómo construir IC. Una, en la que los individuos suponen que “lo mejor para el grupo es lo mejor para mi”. Y la alternativa, que consiste en poner el foco en sí mismos, adoptando la lógica de que: “elegir lo mejor para mí es también lo mejor para el grupo”. Según las propuestas de inteligencia colectiva que trabajamos en Diseño Social EN+, la primera opción nos lleva a sistemas inteligentes y la segunda a sistemas estúpidos. ¿Por qué lo digo? Me acogeré a dos ejemplos sencillos.

Dos visiones:
– Lo mejor para el grupo es lo mejor para mi.
– Lo mejor para mi es lo mejor para el grupo.

En el primero de ellos, mientras intento moverme por una calle abarrotada y mis decisiones individuales me hacen sumarme o crear flujos de peatones que caminan en una dirección o en otra. Confiar en que todos tenemos un objetivo común (aunque nuestros destinos sean diversos) me hará sumarme al movimiento coordinado de los que van en mi dirección, respetando, además, a los que van en otra. Sin embargo, si en ese mismo momento se produce una situación de peligro que me haga creer que sólo algunos podrán salvarse y desconfiar del grupo ya que sus intereses se oponen a los míos, se producirán las temidas “avalanchas”  que pueden poner en crisis el agregado colectivo.

¿Cómo aplicarlo a debates polarizados?

Imagina el mismo grupo de debate al que en lugar de plantear la pregunta “¿Está usted a favor de prohibir a los homosexuales el derecho civil al matrimonio igualitario y/o prohibir las exhibiciones públicas de su amor?” >> para corregir el sesgo cognitivo del endogrupo se plantea la pregunta: “¿Está usted a favor de que un ciudadano con una orientación sexualidad o religión diferente a la suya pueda determinar cómo debe vivir su vida afectiva y condicionar el tipo de uniones civiles a las que tiene derecho?

Cambiaríamos el sesgo cognitivo del endogrupo por el de empatía. No se trata de heterosexuales prohibiendo derechos civiles a homosexuales. De igual modo que es absurdo e irresponsable un debate de homosexuales prohibiendo derechos civiles a heterosexuales (“lo mejor para mí es también lo mejor para el grupo”).

El debate trataría de si la opinión personal de un ciudadano puede condicionar los derechos civiles de otro… o lo que es lo mismo, si la opinión personal de otro ciudadano debe condicionar tus derechos. No es si yo puedo decir a otros cómo deben vivir sino si otros pueden decirme a mi cómo vivir (“lo mejor para el grupo es lo mejor para mi”).

Y planteado así, la respuesta parece clara para la mayoría.[/vc_cta][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[vc_column_text]

Ejemplos de cómo el diseño social ayuda a explicar conceptos complejos a través del grafismo · Buenas Prácticas vía Pictoline

[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″]

[/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″]
[/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″]
[/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″]
[/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/2″]
[/vc_column_inner][vc_column_inner width=”1/2″]
[/vc_column_inner][/vc_row_inner]
[vc_cta h2=”¿Qué opinan quienes cuestionan el cambio climático?” color=”green”]

Según The New York Times, la mayoría de los ataques a la ciencia climática provienen aquellas posiciones políticas contrarias a las iniciativas públicas que se han propuesto para combatir el calentamiento global. En lugar de negociar estas políticas y tratar de llevarlas hacia los principios del mercado libre, han optado por bloquearlas tratando de quitarle legitimidad a la ciencia que las sustenta. Y la opinión pública generada a partir de la polarización de las evidencias científicas ha ayudado a dilatar la presión social. Por ejemplo, ¿recordáis cómo justificaba hace unos años Mariano Rajoy el hecho de que el cambio climático no debe ser considerado como un asunto relevante?

“Yo sé poco de este asunto, pero mi primo (catedrático de física) supongo que sabrá. Y entonces dijo: He traído aquí a diez de los más importantes científicos del mundo y ninguno me ha garantizado el tiempo que hará mañana en Sevilla. ¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?”.  —M. Rajoy

Todas estas lógicas cambiantes dependen, habitualmente, de la misma táctica política subyacente: afirmar que la ciencia tiene incertidumbres y que hay serias dudas acerca de los hechos básicos. Pero hoy no vamos a hablaros de cambio climático, sino de cómo consiguen que no estemos actuando contra él.

¡Cuidado! Quizás no están condicionándote para que tengas una opinión concreta, pero sí dentro de qué escala debes tenerla.

[/vc_cta]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column width=”1/1″]
[vc_column_text]

Anexo 1: La identificación con el argumentador en lugar del argumento

[/vc_column_text][vc_column_text]Para algunos expertos, la implicación de los famosos en el movimiento contra el cambio climático puede ser un “arma de doble filo”, en palabras de la socióloga de la Universidad de Plymouth (Reino Unido) Alison Anderson. Los especialistas en sociedad y medio ambiente Maxwell Boykoff y Michael Goodman advertían de que la implicación de las celebrities en estas causas puede implicar una trivialización del mensaje y “reduce la propuesta de cambios críticos de comportamiento al dominio de la moda y la novedad, en lugar de influir en cambios sustanciales a largo plazo en la acción y el discurso popular”.

Daniel Pink en su libro To Sell Is Human: The Surprising Truth About Moving Others llega incluso a decir que todos estamos vendiendo nuestro punto de vista y nuestros intereses todo el tiempo. Gastamos mucha saliva persuadiendo, queremos que los demás vean el mundo a través de nuestros ojos y ganar discusiones, pero frecuentemente no funciona.

Cuando no funciona y no podemos hacer ver al otro que está equivocado, tendemos a pensar que simplemente el otro es tonto. La verdad está ahí y decide no verla. En palabras de Kathryn Schulz:[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]Una de las cosas que estudia la psicología social es cómo la pertenencia a un grupo introduce sesgos en nuestra percepción del resto. Así quedan definidos los conceptos de endogrupo, el grupo al que pertenecemos, y el concepto de exogrupo, el grupo al que no pertenecemos, esto es, el resto.

Es el que nos invita a estar de acuerdo con las personas que forman parte de nuestro entorno más cercano, como nuestra oficina o nuestro círculo de amigos. También lo podemos identificar cuando nos sentimos mas afines a aquellas personas que votan al mismo partido político que nosotros o animan al mismo equipo de fútbol.

Es el germen de muchas “fobias” a los pertenecientes al exogrupo: racismoxenofobiahomofobiamachismo… Y, por ello, muchas veces confundimos “discriminación” con “libertad de expresión“. Si lo piensa alguien que consideramos afín a nuestro grupo (aunque la característica que nos vincule en ese grupo no tenga nada que ver sobre el tema que se está opinando) tenderemos a empatizar más con esta opinión. Da igual que seamos conscientes de que ese mismo sesgo nos hacía quemar a las brujas, esclavizar a personas de otras razas, juzgar a mujeres por “solteronas” o, en su día, a los hombres o las mujeres divorciadas. La paradoja de tolerancia fue descrita por el filósofo austríaco Karl Popper (1902-1994) en 1945. Es una paradoja enmarcada dentro de la teoría de la decisión. La paradoja declara que si una sociedad es ilimitadamente tolerante, su capacidad de ser tolerante finalmente será reducida o destruida por los intolerantes. Popper concluyó que, aunque parece paradójico, para mantener una sociedad tolerante, la sociedad tiene que ser intolerante con la intolerancia.

La polarización es un terreno fértil para las campañas de manipulación informativa, como la que llevó a cabo Rusia para influir en las elecciones estadounidenses de 2016 (ver La derecha de EE. UU. retuiteó a troles rusos 30 veces más que la izquierda).

Es un sesgo que se repite: mientras menos informado y más limitado sea un grupo social, más incapaces seremos de aceptar normas sociales diferentes a las de nuestro grupo.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_column_text]Este favoritismo endogrupal se denomina Paradigma del Grupo Mínimo y se pone en marcha a la mínima que se logra hacer que un individuo se etiquete como perteneciente a un grupo.

Por tanto, si somos hombres nos sentiremos más afines a las opiniones feministas que nos argumente otro varón y esos argumentos, aunque sean los mismos que use otra persona, serán más aceptados por “nuestra razón” mientras más nos identifiquemos con el grupo al que pertenece (ya sea porque pertenecemos a él o bien porque nos gustaría pertenecer a él). Otro ejemplo: un argumento social o político es más escuchado por los fans de un cantante o actor que si el argumento procede de un científico o experto en la materia al que no conocen.

CUIDADO:  tus sesgos cognitivos condicionan cómo interpretas, sientes y aplicas un argumento. En la década de 1990, la psicóloga social Ziva Kunda definió el concepto del razonamiento motivado debido al cual, es más probable que las personas lleguen a las conclusiones a las que desean llegar. Sé consciente de ello, amplía tu capacidad para empatizar con grupos que piensan diferente y aprende a identificar el efecto dunning-kruger en ti mismo y en los demás.

[/vc_column_text]

discriminar no es opinar
[vc_column_text]

Anexo 2: El valor de los marcos conceptuales (Finding Frames)

[/vc_column_text][vc_column_text]En el proceso de generación de opiniones debemos no solo tener en cuenta la mentira o manipulación del otro, debemos considerar además, el “autoengaño”. Si bien mentir a los demás suele ser un acto consciente, el autoengaño no siempre es un proceso voluntario. El autoengaño es una de las facetas inherentes a la condición humana que nos concede una estabilidad excepcional para convertirnos en animales sociales. Todos los humanos sin excepción son altamente susceptibles al autoengaño que nos permite sostener creencias que pueden ser irracionales (y quizás, por ello, se extienden como la peste, las fake news, noticias falsas o los bulos), pero que nos permiten identificarnos con un grupo. La única forma de corregir estos sesgos cognitivos es siendo conscientes de ellos y actuando para compensarlos.[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner width=”1/1″][vc_column_text]Al analizar cómo procesamos las mentiras de los políticos hay que tener en cuenta, además, que no nos llegan en bruto: generalmente ya aparecen en nuestro menú informativo convenientemente procesada por los líderes de opinión que elegimos para cocinarlas. Así incluso nos ahorramos el esfuerzo de buscar justificaciones: la cadena de turno nos hace el trabajo sucio de evitarnos la disonancia cognitiva. Incluso cuando todas las partes aceptan que el actual sistema de gestión de los recursos naturales no funciona, el modo en el que se enmarca el debate prejuzga quién es responsable del problema y de quién depende la solución.

Al profesor George Lakoff le agrada comenzar sus clases universitarias advirtiendo lo siguiente: “No penséis en un elefante”. Por supuesto, a los estudiantes les resulta imposible no hacerlo.

Este académico lingüístico de la Universidad de California en Berkeley, en su libro No pienses en un elefante: Lenguaje y debate político, argumenta que en Estados Unidos los republicanos son mejores a la hora de enmarcar los debates y, como resultado, ganan la mayoría de ellos. No se trata de encontrar un buen argumento: se trata de encontrar un buen marco de debate.

Lakoff nos advierte de que los marcos son especialmente peligrosos porque a menudo son inconscientes, ya que las personas no necesariamente perciben que existan o que les influyan en su toma de decisiones.

Esto explica en parte por qué los marcos son tan poderosos y por qué el marco puede perdurar en el tiempo una vez establecido: si no eres consciente de su existencia no podrás cambiarlo.

[/vc_column_text][/vc_column_inner][/vc_row_inner]

[vc_column_text]

The Common Cause Handbook es una investigación sobre la vinculación que existe entre valores y marcos (estructuras mentales inconscientes) que influyen en el comportamiento. Sugiere nuevos caminos de trabajo muy relacionados con la propuesta de investigación Finding Frames: New Ways to Engage the UK Public in Global Poverty (versión en español). Basado en el estudio anterior, examina la posibilidad de utilizar la teoría de los marcos como una herramienta práctica para volver a implicar a la ciudadanía con la pobreza global.

Creas lo que creas, con Internet a la mano, aún si estás equivocado podrás armar un buen muro de opiniones que hagan un cómodo pero erróneo colchón sobre lo que crees. Y tu burbuja informativa probablemente se dedique a retroalimentar tu propia visión. Incapaces de discernir entre lo que sabemos y lo que pretendemos saber, en última instancia nos convertimos en víctimas de nuestra propia pereza y falta de honradez intelectual.

CUIDADO: El posicionamiento de una idea o argumento se refiere a cómo se sitúa dentro de un marco conceptual que lo engloba. Para crear un marco conceptual hay que modificar la forma en que las personas perciben, analizan o se sienten al identificarse con esa idea dentro de un contexto.

[/vc_column_text]

[/vc_column][/vc_row][vc_row bg_color=””][vc_column][vc_column_text]

Anexo 3: La ilusión de profundidad explicativa en la polarización

[/vc_column_text][vc_column_text]En otro estudio clásico, realizado por los psicólogos Charles LordLee Ross y Mark Lepper, se presentaban análisis falsos sobre la pena capital a partidarios y detractores de la misma. Uno de los análisis venía a decir que en los estados donde se aplicaba la pena de muerte se había conseguido reducir el número de homicidios; otro decía justo lo contrario. Gracias a este enjuiciamiento selectivo, los participantes estaban más polarizados que al principio después de haber sido expuestos todos ellos a las mismas evidencias: los detractores eran más detractores y los partidarios, más partidarios.

En muchos casos, cuando creemos tener una verdad absoluta en la mano, sólo estamos demasiado confiados sobre nuestras impresiones, esto se llama la ilusión de profundidad explicativa.

La técnica Feynman, que en principio es un sistema de aprendizaje que ayuda a identificar los conceptos que no manejas bien, puede ayudar a demostrar quién tiene razón o cuanto menos, llegar a un consenso a medio camino entre los interlocutores de un debate. La técnica se basa en el rasgo cognitivo de que se aprende mejor explicando.  Ante la situación: si no sabes algo, lo mejor que puedes decir es “no lo sé”, las personas no hacen esto. Dicen lo primero que se les pasa por la cabeza que ha de ser correcto y lo defienden a capa y espada.

En este caso no se ha desarrollado lo suficiente la modestia epistemológica: conciencia de lo poco que sabemos y podemos llegar a saber en proporción al todo.  Si en el problema que debe analizarse subyace el más mínimo tinte político, somos aún más incompetentes aunque las cuestiones requirieran nociones de análisis básico como también refleja este estudio sobre Numeridad motivada y autogobierno ilustrado de Kahan y Peters.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Compartir no sólo es solidaridad, también es “Innovación Económica”

En innovación económica todo lo que necesita ser dicho, ya se ha dicho. Ocurre que nadie estaba escuchando y todo debe decirse de nuevo.

Parece que los antiguos modelos han entrado en crisis y no funcionan, o les queda poco tiempo de vida. Estamos en el escenario perfecto para dar salida al nuevas iniciativas de innovación y emprendimiento social. Mucha gente ve este momento con pesimismo o incredulidad, pero nosotros pensamos que es una oportunidad única para empezar a creer que otra realidad sí es posible y diseñar juntos una nueva forma de hacer las cosas.

“No existe una mejor prueba del progreso de una civilización que la del progreso de la cooperación.” John Stuart Mill

En un mundo en el que parecen primar los intereses individuales también hay espacio para una nueva forma de hacer las cosas. La economía de la colaboración y el consumo colaborativo cobran fuerza. Cuando no actúas como piensas, acabas pensado como actúas. Y llevamos tanto tiempo actuando como si no fuera posible el cambio, que ahora que es posible, muchos aún tienen dudas. Pero ha llegado y crece a cada paso: economía de la colaboración.

Pero ¿cómo podemos convertir la solidaridad en “innovación económica?

Compartir objetos pero también tiempo y conocimiento. Dos cabezas piensan más que una, sin embargo, el ser humano tradicionalmente ha preferido rodearse de personas de una forma de pensar semejante a la suya a la hora poner en práctica sus iniciativas: los equipos de gobierno de los países o los consejos de administración de las empresas son un claro ejemplo de ello. Sin embargo, está demostrado que la auténtica fuerza de un grupo la genera las diferencias y diversidad que hay entre sus miembros. La igualdad genera unión pero no fuerza. Genera inmovilización, no cambio.

“La fuerza reside en las diferencias, no en las similitudes.” Stephen Covey

 

El viejo modelo de negocio tiene unas características muy rígidas y cerradas. Se aferra a una estructura jerárquica y depende exclusivamente del personal interno e homogeneizado para desarrollar la empresa.

El tipo de organizaciones que proponemos, en cambio, co-crea con todos, especialmente con sus clientes, comparte recursos que anteriormente se hallaban celosamente guardados, aprovecha el poder de la colaboración masiva y, más que como una multinacional, se comporta como una empresa realmente global.

Para romper con ese molde apareció hace unos años un nuevo concepto que evoca algo que ya se hacía antes: la economía de la colaboración masiva,  que podemos encontrar asociados a los términos ingleses: Collaborative consumption y wikinomics.

Estos modelos proponen una alternativa en el que provecha las ventajas que ofrecen Internet (gracias a la Web 2.0 y sucesivas) y a los cambios sociales, culturales y económicos que se están produciendo.

Unen estas ventajas y proponen crear una nueva economía en el que el ciudadano interconectado recupere el concepto de comunidad.  “Wikinomía” es una metáfora de esta nueva era de colaboración y participación basada en la confianza perdida ante el “igual a nosotros” frente a esa confianza que habíamos depositado en las grandes empresas. La Red ha dejado de ser algo pasivo, vertical, impuesto por unos pocos. Ahora todos tenemos algo que aportar, todos somos protagonistas activos y partícipes directos.

Internet no es un depósito de conocimientos, sino el pegamento que une las relaciones sociales. Y esta nueva generación está trasladando este ethos interactivo a ámbitos de la vida cotidiana como el trabajo, la educación y el consumo. 2004 fue una fecha clave: el año en que nació la Web 2.0.

Si no conoces las historia de cómo sucedió y qué implicaciones tiene en el cambio social y cambio de mentalidad en la inteligencia colectiva, puedes descargarte de forma gratuita el libro “Planeta Web 2.0” y conocer las claves de esta revolución digital.

Realizando un breve resumen: Los “perdedores” de esta revolución creaban páginas web estáticas; los ganadores desarrollaron comunidades activas de usuarios y plazas públicas donde interactuar y compartir. Si la evolución continúa, las empresas monolíticas, autónomas y centradas en sí mismas, estarán también condenadas a la extinción.

Del Ágora a la era Wiki

El ejemplo paradigmático de la importancia de la interacción y cocreación es Wikipedia. Cualquiera que haya buscado el significado de un concepto o la trayectoria de un personaje en internet se ha topado con ella. Una enciclopedia construida gracias al “esfuerzo colaborativo” de multitud de personas de todo el mundo que la actualizan continuamente.

Está basada en la producción entre iguales. A día de hoy, para aprovechar todo el talento, es más importante la infoestructura que la infraestructura.

En definitiva, para cualquier empresa que decida adoptar este modelo, “el mundo será su departamento de I+D”. Los principios de la Wikinomía son:

  • Ser abiertos
  • Interacción entre iguales
  • Compartir
  • Actuación a escala global

Inteligencia colectiva

La inteligencia colectiva inspira los principios básicos de la Wikinomía y constituye el núcleo de la colaboración masiva. Se ha de impulsar la inteligencia de las multitudes y la capacidad productiva de la gente.

Nadie puede saberlo todo, pero todos sabemos algo.

A través de la colaboración colectiva se pude aprovechar un caudal de talento que excede lo que se podría contratar a tiempo completo. “En lugar de delegar en 4 expertos que aportan 1000 horas cada uno, delegas en 100 personas que aportan 40 horas cada una”. Sólo se requiere el deseo de crear y las plataformas de colaboración.

Revalorizar la universidad y la enseñanza

El aprendizaje colaborativo cambiará el proceso de enseñanza. Gracias a la tecnología actual podemos adoptar nuevos modelos colaborativos y sociales de aprendizajeInmersión y aprendizajeen grupo serán elementos clave de la nueva pedagogía.

El mejor ejemplo es la iniciativa del MIT Open Course Ware, quizá la aportación más importante y rentable de los últimos 10 años al conocimiento mundial. O la Wikiversidad. Estamos caminando hacia la Universidad 2.0. Las claves del cambio llegarán:

  • adoptando el aprendizaje colaborativo como el modelo pedagógico básico.
  • creando nuevos modelos de ingresos y colaboración entre instituciones de educación superior.
  • cambiando los sistemas de incentivos para premiar no sólo la investigación, sino los resultados en la enseñanza.

La ciencia, por su parte, se beneficia enormemente de la colaboración masiva. Tenemos, por ejemplo, Science Commons, un derivado de Creative Commons, que está desarrollando un nuevo modelo de patentes para que las empresas compartan tecnologías sostenibles. Otra interesante iniciativa vinculada a esta idea es Green Xchange, la cual promueve el reconocimiento del liderazgo intelectual que subyace a las tecnologías compartidas, de modo que se atribuya el mérito debido a las empresas que ceden tecnología.

El progreso comienza con la creencia firme de que lo necesario, es posible.

De las ideas a los productos: el consumo colaborativo

Hay un nuevo movimiento de colaboración y producción social en el que individuos, empresas y organizaciones se inspiran para obtener nuevos modelos de solución de problemas. Se produce un profundo contraste entre un conjunto de instituciones estancadas y que no sólo han perdido el rumbo, sino también el sentido de su creación. Estas instituciones giran en torno a un estereotipo de pensamiento y organización jerárquico, propio de la era industrial frente y a este nuevo modelo de instituciones construidas desde la participación ciudadana, basadas en principios como la transparencia, la colaboración y el uso compartido de los datos y de la propiedad intelectual.

Una variante de la economía de la colaboración es el llamado consumo colaborativo. Donde se da un paso más: de la colaboración a través de las ideas brillantes se avanza incluyendo también el consumo compartido de bienes y servicios.

Quienes comparten coche para ir a trabajar lo practican. También quienes escuchan música en Spotify. Maxime Leroy, en su proyecto documental Collaborative Cities recoge todas las iniciativas que en torno a la colaboración están surgiendo en el mundo. Una nueva economía florece y parece que todos tenemos algo que decir. También en España:

¿Utiliza el coche solo los fines de semana? ¿La plaza de párquing que tiene en propiedad queda vacía la mayor parte de la jornada? ¿Tiene una habitación en casa que no utiliza? ¿O un libro que ya ha leído y está en la estantería llenándose de polvo? Compartir estos bienes con otras personas y, de paso, sacar algún provecho es la filosofía de lo que se denomina “consumo colaborativo”. Coloquio entre Albert Cañigueral, fundador y editor de www.consumocolaborativo.com; y Arantza Suso, responsable de Udaltruke, plataforma para el intercambio de bienes entre ayuntamientos socios de la asociación de desarrollo rural Enkarterrialde.

Además de una economía al servicio del hombre, bien dimensionada y que no invade todos los ámbitos de la actividad humana, es preciso que la economía responda a una realidad y se base en actividades, bienes y servicios verdaderos. De lo contrario, el dinero se multiplica de forma artificial, a través de diversos instrumentos y mecanismos de estafa legal, generando una burbuja financiera que acaba por estallar al descubrirse que la riqueza real solo se corresponde con una ínfima parte de todo ese dinero ficticio en circulación. Hablamos de crear verdadera riqueza y progreso frente a esta obsesión perversa por desplazar beneficios hacia las manos de quienes no lo producen.


¿Qué es consumo colaborativo?
 Explicación en audio :: PODCAST MP3

Principios aplicables a la economía

Estos son los tres principios fundamentales (inspirados en los principios de la Wikinomía), que proponemos para hacer del mundo un lugar más justo, seguro, próspero y sostenible:

  • colaboración
  • uso compartido de recursos
  • integridad (transparencia, consideración y responsabilidad)

La cooperación es la convicción plena de que nadie puede llegar a la meta si no llegan todos.

La cooperación ha llegado al corazón de los barrios donde los vecinos, a título individual o buscando crear comunidades, encuentran la manera de ayudar a los que se hunden en la pobreza sobrevenida. Familias que se organizan para que haya suficientes libros escolares, tiendas solidarias con productos donados, personas que preguntan qué pueden hacer por aquel al que ven sufrir en su calle, el que oye en la oficina que los vecinos han votado por unanimidad perdonar los impagos del que no puede abonar la comunidad; los que organizan comidas en sus casas para repartir entre muchos.

Las innovaciones que se muestran en este ejemplo demuestran que el conocimiento, la información, el talento y la energía avanzan, se moldean y canalizan de maneras completamente novedosas, dentro, fuera y a través de las fronteras de la administración. Parece que muchas de las instituciones que nos han prestado un buen servicio durante décadas hayan llegado a un punto de no retorno y sean incapaces de avanzar.

Afirmar que mi destino no está ligado al tuyo es como decir: “Tu lado del bote se está hundiendo”. Hugh Downs

Sin embargo, no paran de surgir nuevas posibilidades a medida que los ciudadanos con iniciativa, pasión y experiencia se valen de las nuevas herramientas de la Red para participar en la construcción de un mundo más próspero, justo y sostenible. También recogemos casos de webs interactivas y wikis creadas para emergencias como el Katrina, Haití, y muchos más.

Lideres de innovación social

Aún está todo por hacer. Somos optimistas con respecto al futuro y creemos que esta nueva generación puede romper esta crisis moral que nos conducía a una ruptura entre lo que somos y lo que hacíamos para ganarnos la vida. Una educación y una vida laboral que nos condenaba a una vida de inconsciencia y evasión.

Esta nueva etapa reclama un nuevo tipo de líder. Los más jóvenes han crecido conectados y son el futuro. Esto es algo muy interesante, porque es la primera vez en la historia de la humanidad en que los niños tienen autoridad en algo realmente importante; saben más que sus padres sobre Internet y ordenadores. Tiener las aptitudes y el conocimiento necesario para poder liderar esta revolución social y económica.

Tal vez sea posible, con la tecnología moderna, que las organizaciones y las sociedades compartan una perspectiva e incluso una especie de conciencia colectiva, un estado consciente, informado, preocupado e intencional. Si una organización adquiere una conciencia colectiva, quizá pueda aprender. Las llamadas “organizaciones de aprendizaje” represente nuevo modelo de interconectividad consciente. La capacidad de aprender dinámicamente como organización, podría ser la clave para llevar a cabo la transición desde los modelos industriales de creación de valor, ya obsoletos, hasta los nuevos modelos de emprendimiento y empresarismo social.

“Sabio no es el que sabe dónde está el tesoro. Sabio es el que lo desentierra” Quevedo.

Ya tenemos el conocimiento y las herramientas. Sólo queda el valor de poner en práctica lo aprendido. El valor de actuar en lugar de reaccionar ante los nuevos cambios sociales. Cambiar los paradigmas y emprender. Si necesitas ayuda, tan sólo escríbenos y vemos cómo diseñar juntos un proyecto social.

EN+ Diseño Social & Los Derechos Humanos visitan Hungría

Mi maravillosa experiencia en “ViVo Budapest”

Rubén Fernández Vela
Profesor de Cocreación e Inteligencia Colectiva de En+ Diseño Social

“Gracias a En+ Diseño Social, tuve la oportunidad de conocer a Pedro, Director de la Asociación Juventud Intercambia. Él me propuso un viaje que cambiaría por completo mi vida y la forma de contemplar el mundo. Se trataba de asistir durante una semana, del día 19 al 26 del pasado mes, a una conferencia organizada por Video Volunteers (ViVo), llamada REactor, organizada en la sede del Consejo Europeo para la Juventud en Budapest (Hungría).

El equipo de ViVo me dio la apasionante oportunidad de poder explicar mi visión sobre cómo los Derechos Humanos pueden ser desarrollados mediante las herramientas del Social Media, en un doble sentido, tanto un desarrollo positivo, como negativo. Así, mi aportación a la conferencia REactor (ViVo) se denominó: Derechos Humanos y las Redes y Entornos Digitales: Dos Caras de Una Sola Moneda, Pros y Contras.

Seguir leyendo EN+ Diseño Social & Los Derechos Humanos visitan Hungría

Algo está cambiando: Nuevo curso de Cocreación

¿No estáis notando que algo está cambiando? La forma en que nos relacionamos está transformándose de forma acelerada. Las redes humanas, las relaciones interpersonales, están sufriendo una importantísima modificación que está cambiando nuestra vida cotidiana en cuanto a cómo nos conectamos. Las redes humanas se estructuran de manera compleja, desempeñando un papel vital que afecta al conjunto de la sociedad humana. Podemos decir que, con cada paso que andamos nos alejamos del “yo” como individuo, al “yo” como integrante de una red humana, creando y creciendo en número y complejidad los vínculos entre la red que integramos y ésta con otras redes a una velocidad pasmosa. Así las personas estamos conectadas por inmensas redes humanas.

Seguir leyendo Algo está cambiando: Nuevo curso de Cocreación

>> Curso ONLINE: Comunicación y Diseño Social

Este curso online impartido por En+ dará un repaso a las claves para el diseño y aplicaciones imprescindibles dentro del marco de la comunicación social y de proyectos solidarios, respondiendo a dos preguntas fundamentales:

  • ¿Cómo comunicar y crear en positivo?
  • ¿Qué hace bueno un mensaje social?

El objetivo del curso es dotar a los participantes de las herramientas básicas para la mejora en la comunicación y diseño de sus mensajes. Crear un proyecto social, un plan de comunicación, crear comunidad y mejorar su presencia en Redes Sociales e Internet. Además, En+ lo ha dividido en módulos temáticos que tendrán un claro enfoque práctico e interdiscplinar. Hablaremos de inteligencia colectiva, creatividad, procomún, coworking, crowfunding… pero sobre todo de cómo encontrar soluciones.

Nuestro curso de Diseño y Comunicación Social te ayuda a hacer realidad tu proyecto.

Entidad organizadora: EN+ DISEÑO SOCIAL

Horas lectivas: 250 horas
Modalidad: online (pide presupuesto para formación presencial)
Precio: 12

COMIENZA HOY MISMO y disfruta de un año de tutorización gratuita.

 

master_formacion_diseño

Páginas del Manual de Diseño Social 1.0

HORARIO

El curso es de lunes a viernes pero el seguimiento no tiene porqué ser diario. Uno de los motivos para realizarlo online es la flexibilidad. Si un día no has podido mirarte algo, puedes hacerlo al día siguiente o bien, no mirarte ningún tema durante la semana y dedicarle ese tiempo el sábado o domingo. Cada uno puede adaptarlo según sus horarios y necesidades. Y para los más más más ocupados: contarán con todo un año para poder realizarlo.

CONSULTORÍA GRATUITA DURANTE UN AÑO

Se facilitará un servicio gratuito de consultoría durante un año a todos participantes en el curso, a través de un email de asesoramiento y consultas relativas a la posterior aplicación práctica de los conocimientos adquiridos.

 APLICAR SOLUCIONES DE DISEÑO Y COMUNICACIÓN ALTERNATIVAS PARA TU ONG, ASOCIACIÓN O INICIATIVA DE EMPRENDIMIENTO SOCIAL

 

 

____________________

GRACIAS POR CONFIAR EN EL EQUIPO
DE FORMADORES DE DISEÑO SOCIAL EN+

______________________

CONSULTORÍA
Se facilitará un servicio gratuito de consultoría durante un año a todos participantes en el curso, a través de un email de asesoramiento y consultas relativas a la posterior aplicación práctica de los conocimientos adquiridos.
¿TIENES ALGUNA DUDA?
Escríbenos un email a formacion@disenosocial.org
o bien a la cuenta de correo alternativa: disenosocialorg@gmail.com
indicándonos en qué curso estarías interesado y te enviaremos toda la información.

 

talleres diseño y comunicación sociall
Manual de Diseño Social ¿Conoces nuestro libro?

 

METODOLOGÍA Y TEMAS 

Si te gusta la innovación, la inspiración, las tendencias, las aventuras de los emprendedores sociales, la creatividad y todo lo que nos haga aprender y pasarlo bien colaborando juntos por hacer un mundo mejor, te esperamos para compartir contigo la experiencia de emprendedores sociales, profesionales del mundo de la comunicación, medios sociales, coworking, crowdfunding, start-ups… En definitiva, el diseño social y creatividad en cualquiera de sus formas y de una forma única: la tuya.

Enlaces relacionados:

Metodología de nuestros cursos online.
Proyectos realizados por alumnos de ediciones anteriores.

¡Bienvenido a bordo! 

>> EJEMPLOS DE PROYECTOS
fin de curso presentados por nuestros alumnos:

proyecto diseño social.jpg

>> PROYECTO APLICADO A EMPRENDIMIENTO SOCIAL
Ej. Blanca Mata y Lectura Fácil Euskadi: http://disenosocial.org/lectura-facil
.
>> PROYECTO APLICADO A ACCIÓN SOCIAL
Ej. María Bris y Fotos de Narices: http://disenosocial.org/socialclown
Fotos de Narices en las Noticias de Canal Extremadura:
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=LA3J_ZRJVP0
.
>> PROYECTO APLICADO AL ACTIVISMO SOCIAL
Ej. Miquel Rubio y App contra la Mendicidad: http://disenosocial.org/app-movil-change
Iniciativa de protesta en las Noticias de La Sexta (final del video):
https://www.youtube.com/watch?v=k78XpEC4H9s

 

PREGUNTAS A LAS QUE RESPONDE EL CURSO

1. Qué es el diseño social
Introducción al Diseño Social y ejemplos prácticos de su aplicación en proyectos de innovación y emprendimiento social.

2. Comunicar en positivo
Aplicar una línea de pensamiento positivo en la comunicación social y diseño del mensaje.

3. Qué hace bueno un Mensaje Social
Presentación de modelos de campañas y proyectos de desarrollo. Análisis del Diseño y la Comunicación más efectivos.

4.  Analizar nuestros mensajes
Estudio personalizado de los mensajes sociales que cada participante realiza o quiere realizar.

5. Aplicación práctica
Aplicación de las herramientas que ayuden a cada uno de los alumnos a realizar sus proyectos.

POR QUÉ UN CURSO
DE COMUNICACIÓN Y DISEÑO SOCIAL

“No dudes jamás de la capacidad de tan solo un grupo de ciudadanos
conscientes y comprometidos para cambiar el mundo” Margaret Mead.

 

TEMARIO
Hablaremos, entre otras cosas de:

1.1 ¿QUÉ ES “DISEÑO SOCIAL”?
1.2 REDES SOCIALES Y ONGS
1.3 SOLUCIONES CREATIVAS DE DISEÑO
1.4 DISEÑO SOCIAL APLICADO AL DISEÑO INDUSTRIAL
1.5 YOUTUBE Y LAS CAUSAS SOCIALES

2.1 COMUNICAR EN POSITIVO
2.2 FACEBOOK Y LAS ONGs
2.3 TU PROPIO PROYECTO
2.4 DISEÑO INSOSTENIBLE
2.5 VIDEOS CREATIVOS CON POCOS RECURSOS

3.1 TODOS SOMOS DISEÑADORES
3.2 TWITTER: EL REGRESO DEL BOCA A BOCA
3.3 EL PODER DE LAS PALABRAS
3.4 OTRA FORMA DE ENTENDER LA PUBLICIDAD
3.5 JORNADA DE REFLEXIÓN

4.1 COMUNICAR A TRAVÉS DE LA FOTOGRAFÍA
4.2 EL CONTRATO QUE FIRMAS CADA MAÑANA
4.3 MI PROYECTO
4.4 UN PROYECTO SOSTENIBLE
4.5 KNOWMAD DEL DISEÑO SOCIAL

5.1 EL VALOR DE LAS PEQUEÑAS COSAS
5.2 LA MEJOR IDEA ES LA MÁS LOCA
5.3 DISEÑO Y ACTIVISMO SON COMPATIBLES
5.4 ¿QUÉ ES LA LEY SOPA?
5.5 PROYECTOS DE DISEÑO SOCIAL

6.1 INTELIGENCIA COLECTIVA
6.2 ACCESIBILIDAD WEB
6.3 PRESENTACIÓN DE MI PROYECTO
6.4 EL VALOR DE LA INFORMACIÓN POSITIVA
6.5 EL LIBRO DE LOS ABRAZOS
.
7.1 PROYECTOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL
7.2 USABILIDAD WEB
7.3 EMPRESAS SOLIDARIAS & SOSTENIBLES
7.4 BANCA ÉTICA: INVERTIR A LAS PERSONAS
7.5 REFLEXIONES SOBRE LA CRISIS
.
8.1 CREATIVIDAD GRÁFICA: LOGOTIPOS
8.2 CREATIVIDAD ECONÓMICA: CONSUMO COLABORATIVO
8.3 CREATIVIDAD EN LA PALABRA: MANIFIESTO EN+
8.4 CREATIVIDAD EN LA ACCIÓN: ACTIVISMO
8.5 ÚLTIMO POST DEL CURSO: PROYECTO FINAL

taller_comunicacion_social

Páginas del Manual de Diseño Social 1.0