4.1 Diseño Social aplicado a Diseño Industrial

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageBuffer this pageEmail this to someone

Nuevo Acceso a:

1.4 DISEÑO SOCIAL APLICADO AL DISEÑO INDUSTRIAL

 

“Design has become the most powerful tool with which man shapes his tools and environments and, by extension, society and himself.” Victor Papanek

It is my hope that we are only in the infancy of the “socialdesign” movement — a time when genuine social engagement remains a peripheral niche in the field of design. Web confirm this hope by demonstrating the enormous potential for growth, professional satisfaction and transformative change that social design wields. In outlining strategies for community engagement, and breathing life into them with two concise case studies apiece, the blog inspires and teaches in equal measure.

 ____

137 comments

  1. […] Social aplicado a Diseño Industrial por EN+ se encuentra bajo una Licencia: Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 […]

  2. […] ¿QUÉ ES “DISEÑO SOCIAL” 2.1 REDES SOCIALES & ONGS 3.1 SOLUCIONES CREATIVAS DE DISEÑO 4.1 DISEÑO SOCIAL Y DISEÑO INDUSTRIAL 5.1 YOUTUBE Y LAS CAUSAS […]

  3. Guadalupe dice:

    Creo que el diseño social ha estado siempre ahí; en un plano muy oculto, pero ahí. Sin embargo, hablar del Buen Diseño Social es otra cosa. Si pasas este video entre un público infantil, pero sin el sonido, lograrás que todos quieran un objeto como ese, sin interesarse del contenido social que lo rodea.

    En la infancia, o por lo menos en mi entorno, se transmite escolarmente que debemos reciclar; ducharse en lugar de bañarse para ahorrar agua; separar el plástico en los contenedores amarillos….. ¡Hazlo, es bueno para todos/as! Más aún, esas mentes pequeñas llegan a pensar que el agua que no gastan se la dan a personas necesitadas de ella en otro país, porque así lo entienden. Ahí tenemos un movimiento social a medias. La segunda parte del movimiento no aparece en lugar alguno, y mientras las pequeñas mentes se convierten en grandes se dicen para sí: "yo separo el plástico, así que contamino menos y el mundo está mejor". ¡Pura mentira! A lo mejor, ese contenedor de basura amarillo es vaciado en un lugar lleno de plástico, esperando que una empresa lo transforme en material reciclado,algún día.

    Con este comentario responderé a la tercera pregunta: nunca pensamos en la mayoría al diseñar/ofrecer nuestros productos. De la persona que separa la basura se ha beneficiado el comerciante de contenedores especiales y el vendedor de bolsas amarillas entre otros. Si pensara en la persona que separa la basura, ¿quien se beneficiaría?

    El diseño actual es mayoritariamente comercial en un mundo enormemente consumista. Esto no significa que no exista el "buen diseño social" y que no confíe en el cambio; pues ese es mi fin: "buscar mi grano de arena"

  4. Paloma dice:

    Como diseñadora gráfica en curso y anteriormente cooperante, creo que hay que aprovechar el beneficio que se puede sacar a grandes empresas para crear diseños que realemnte cumplan una función para aquellos que no tienen tantos beneficios. ¿Por qué se diseña el cacharrito para la ducha y no se hace una campaña para que tengan un sistema de alcantarillado,agua caliente y tuberías? A veces se diseñan cosas que creyendo que son la panacea y que van ha hacer felices y facilitar la vida, pero se olvida que, ateniendome al ejemplo de la lección, que lo mejor hubiera sido invertir esfuerzos y tiempo en el telediario para lo que verdaderamente es necesario, el alcantarillado. No sé los motivos por los cuales esto no se dá, no hay información suficiente, pero 11 meses para terminar creando algo que es más "un roto para un descosido" me parece un tiempo maravilloso para dar una solución más beneficiosa y cómoda para todos.

    A veces el diseño es mucho más simple, a veces el diseño esta en aquello que se necesita sin más rodeos.

  5. Lorena Velasco dice:

    La clave es la observación. Advertir las necesidades de entornos que nos son ajenos, para generar productos que mejoren la calidad de vida de la comunidad para la que fueron creados.

    Ante esto la respuesta es sí. Un buen diseño y el diseño social son compatibles, los conocimiento están, lo único necesario es dejar que nuesta indiosincrasia opere en otras colectividades.

  6. Alba Cruz dice:

    Lo cierto es que en el diseño actal se pueden encontrar propuestas muy creativas. Pero a veces la funcionalidad, entendida desde ese "diseño en cadena" (ese al que la mayoría de la gente tiene acceso) mata la creatividad, en pro de ventas (de lo bonito y barato y relativamente bueno). En muchas ocasiones, el diseño más atractivo, que está fenomenalmente adaptado a la vida diaria del común de los mortales, casi siempre es prohibitivo, en cuestión de precios, porque no se hace para el 90% sino para el 10% con posibles económicos. El diseño actual, creo que pretende crear necesidades (innecesarias) en la mayoría de los casos para sostener la economía salvaje del capitalismo. Un buen diseño y un diseño social, son compatibles y se me ocurren muchos ejemplos, desde cualquier objeto fabricado, manufacturado y vendido de manera sostenible (pero de verdad) hasta una campaña que realmente quiere producir un cambio en la sociedad, que pretenda hacernos reflexionar o pensar y remover conciencias para cambiar situaciones que no nos gustan.

    No pensamos en ese otro 90% al diseñar, quizá porque tampoco pensamos en ese otro 90% en general. Con una buena idea, un buen diseño, me da la impresión de que la mayoría de las veces se quiere llegar al 10% porque..¿poderoso cabellero es don dinero? Se que hay personas diseñando, creando y teniendo en cuenta al 90% y lo valoro muy positivamente, pero lo cierto, es que las ventas, son las ventas en este modelo consumista de sociedad.

  7. Saturnino dice:

    Aunque un poco tarde, trato de responder a las preguntas del tema 4.1. Como muy bien dice Araceli en sus respuestas y aportaciones del día 12 de enero, el buen diseño y el diseño social son compatibles y, yo añadiría que, desde la óptica de la intervención social, ha de ser una exigencia. Un ejemplo de esta coherencia y armonía, es la campaña de diseño elaborada por los estudiantes de la Universidad Católica de Chile. Accesorios y herramientas llenos de utilidad, sencillos, pensando en las necesidades de las personas, respetuosos de verdad con el medio ambiente, y elaborados a partir de conocer las necesidades de las personas. Colmo dice un verso de un poema de José Hierro, tarde se valora lo sencillo

    No soy diseñador, pero pienso que la misma separación que existe entre el diseño y su utilidad, es la que existe entre la clase política y los ciudadanos y ciudadanas. Si hablamos de recuperar e inventar nuevas formas de hacer política, es lógico que, en la línea que se plantea en el tema, se recupere e impulse el diseño social como función práctica, (…) enfocado para resolver problemáticas dentro de un contexto social.

    Conozco poco el diseño actual. Mí conocimiento está referido al ámbito de la comunicación social, pese a trabajar en una ONG, pero vuestras experiencias y, este propio curso, está ofreciéndome un panorama maravilloso que desconocía.

  8. Vanessa dice:

    El diseño actual no es muy practico, no es ecológico y esta diseñado para una sociedad de consumo. Creo que el buen diseño y el diseño social pueden ser compatibles si cambiamos nuestra definición del buen diseño. Si el buen diseño tiene que ser estéticamente bueno, entonces claro que no va a ser compatible con el diseño social. El diseño social puede que sea estético y puede que no lo sea porque su fin no es lo estético, sino satisfacer una necesidad.

    Creo que no pensamos el el otro 90% porque tenemos la idea que el diseño es algo diferente y fuera de nuestro control, reservado para diseñadores. Pero solo tienes que ir a un país pobre, a un hogar pobre, o incluso a una cárcel para ver la ingeniosidad de esos hogares con pocos recursos. Tampoco pensamos el el otro 90% porque no es compatible con una sociedad capitalista y de consumo como en la que vivimos hoy.

  9. Alba López Ma dice:

    El diseño industrial es como todo: elitista por una parte y por otra, enfocado a que todos tengamos de todo gastando lo justo y muy importante, que sea perecedero para comprar más más más y más.

    Claro que el buen diseño y el diseño social son compatibles, siempre hay HUMANOS conscientes de la realidad más allá de la sociedad de la que formamos parte y que necesitan ayudar a todo aquel que pueda.. Ser útiles, tener paz interior y ayudar a todo aquel que podamos es vital!

    Si no pensamos en los demás quizá sea porque realmente desconocemos que, por ejemplo en Chile, todavía no tienen agua caliente en algunas poblaciones (claro que no hace falta ir tan lejos para conocer este tipo de casos). El problema es que en la televisión desperdician el tiempo en decirnos que si Cristiano Ronaldo metió un gol o se rompió las uñas, o que Guti no se puso mechas, en vez de mostrarnos la realidad del mundo, que no son sólo tsunamis, incendios, niños de áfrica desnutridos o guerras…

    Necesitamos más impacto visual, más cercanía con realidades que nos parecen ficción…

  10. SIMONA dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Había comentado pero no se envió, así que vuelvo a comentar más en breve! Siempre he asociado la palabra 'diseño' con 'bonito, elegante, de calidad visual'. Pero nunca -sinceramente- lo había asociado a la idea de 'útil', 'que soluciona problemas sociales serios'. Ahí radica la diferencia entre diseño industrial y diseño social. Este último debería hacerse un hueco en el mundo del diseño como algo necesario, bonito, y útil a la vez.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Claro que sí. Algo puede ser de diseño y útil a la vez… ¿no creéis?

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Creo que no se piensa en diseñar para el otro 90% por lo mismo por lo que los inversores (vamos a llamarlos así) invierten millones en nuevas curas para el herpes simplex, y casi nada para enfermedades ya inexistentes en occidente (como la malaria, por ejemplo): porque prefieren invertir en productos cuyo público es capaz de pagar por ellos, y que por eso resultan ser rentables. El famoso otro 90% no entra en esa categoría de público.

    A nivel de diseño, hemos visto que que existe talento de sobra y que existen personas que -por conciencia, por compromiso, por lo que sea- ponen su talento y su creatividad al servicio del otro 90%. No estaría mal fomentar ese compromiso desde las facultades de diseño, y crear circuitos de diseñadores comprometidos.

  11. Vero Castro dice:

    Este articulo me ha parecido fabuloso, gracias por compartir tanto con nosotros!

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?


    Pienso que efectivamente se diseñan “cosas” principalmente para ser vendidas, como mencionan al hacerle creer a las personas que necesitan tal o cual articulo, el diseño pasa a ser cómplice de esa seducción para influir y posiblemente concretar la compra.

    También creo que el diseño actualmente esta muy subvalorado al menos en mi país, lo anterior por infinidad de aspectos, de los que en este momento no entrare a detalle por que no acabaríamos…

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?


    Definitivamente creo que si con compatibles, sin duda la creatividad siempre resulta de gran ayuda, sin embargo en muchos casos se requiere de una gran “inversión” para poder llevar las ideas a los hechos.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    La verdad es que yo si pienso en ese 90% y diseño para ellos; bueno es un decir, es obvio que no para el 90% literalmente pero si para quienes creo que lo necesitan, para quienes ese diseño puede ayudar en conseguir bienestar en mas personas, etc., claro yo de verdad disfruto ayudando a los demás, es parte de esa “vocación de servicio” que es parte de la vida de algunos de nosotros, pero la verdad es que también me he topado que de pronto es difícil económicamente diseñar sólo para estos sectores.

    Creo que la mayoría de quienes no toman en cuenta a ese 90% se debe a varias causas, por ejemplo:

    a) por egoísmo o desinterés, pues de verdad no les importa en lo más mínimo hacer algo que beneficie a ese sector.

    b) porque es difícil mantener su economía realizando proyectos para quienes quizá no pueden ni pagarlo.

    c) porque por increíble que parezca hay quienes no saben de estas problemáticas.

  12. karina Viñas dice:

    Mi opinión sobre el diseño actual es que hay muchos productos que sobran por responder a necesidades superfluas; los productos que rozan lo artístico creo que tienen sentido por esa belleza o aportación,però seria necesario cobrir atender también, y con prioridad a responder las necesidades básicas de toda la población. Crea que buen diseño y diseño social serian compatibles si hubiese persones/empresas sensibles y solidarias, así como gobiernos. Difícil, no?

  13. karina Viñas dice:

    Me alegro de ver estas iniciativas de Chile. Hay muchas necesidades a cubrir entre la población que tiene menos recursos i menos oportunidades,; eso podria mejorar mucho la calidad de vida y podria posibilitar el avance de sociedades hacia un mayor bienestar. Otro ejemplo es las necesidades de las mujeres en africa en su trabajo cotidano. Se ven obligadas a triturar el cereal o el cacahuete en los morteros manuales, y les supone muchas horas diariamente. Los molinos pueden hacer parte del trabjo, però no todo. Vi un sencillo mecanismo de hierro que sirve para pelar el cacahuete. ¿Nadie piensa en fabricarlo?

  14. Gádor dice:

    En mi opinión, creo que el diseño actual es el que está basado en la captación del consumidor. Es su principio y fin. Sin embargo, no creo que el buen diseño y el diseño actual no sean compatibles. Se puede hacer un buen diseño y que sea social, que su fin no sea crear necesecidades y desemboque en el consumismo. Por otro lado, creo que no se piensa en ese otro 90% porque siempre a estado ligado a una élite "superior", artistas, etc.

  15. Bea dice:

    1. ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    El diseño actual principalmente es diseño industrial, con el que se pretende sacar beneficios económicos sin pensar en mejorar la calidad de vida de las personas. Intenta llegar al mayor número de destinatarios sin tener en cuenta la mayor parte de la población carece de recursos.

    También hay que destacar que el momento socioeconómico en el que nos encontramos es una oportunidad brillante para el desarrollo del diseño social.

    2. ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    En mi opinión sí puesto que una cosa no quita la otra. El hecho de que sea un diseño social no quiere decir que no sea un buen diseño: estructurado, planificado, con estética, etc. Siempre que el diseño social vaya orientado a la satisfacción de necesidades latentes en la población objetivo será un buen diseño.

    3. ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar ofrecer nuestros productos?

    Somos demasiado egoístas como para ver más allá de nuestras narices. Es mucho más fácil evitar el problema que mirarlo de frente y buscarle soluciones eficaces. Este 90% no genera los beneficios económicos que el diseño industrial busca. Pero es para este 90% para lo que surge el diseño social, un diseño basado en la satisfacción de las necesidades de las personas, mejorando su calidad de vida.

  16. Aixa AG dice:

    El diseño industrial ha de ser siempre social.

    En la ACTUALIDAD no lo es, seguimos con la misma sociedad de consumo de hace casi un siglo. Consumimos compulsivamente, acumulamos lo innecesario y tiramos lo reutilizable. Y cuando ya lo tenemos todo viene alguien a decirnos que NO: que sin 'internet móvil' ya no eres nadie porque puedes perderte en una ciudad y no tener forma de encontrarte; o que tener wassapp es ahora tan imprescindible como saber hablar, leer o escribir para poder tener una relación del tipo que sea; o que no necesito unas gafas, si no dos, o incluso tres. RIDÍCULO. Pero estamos tan medidos que aunque lo veamos somos incapaces de salir del círculo.

    Por lo tanto, creo que es 100% COMPATIBLE Y NECESARIO que el buen diseño industrial sea también social. Que piense en los recursos que escasean, en el futuro de los mismos y no en su explotación con fines hedonistas dirigidos a una parte ínfima de la población mundial.

    Si no se está haciendo ya es porque la mentalidad de los que tienen el poder para cambiar las cosas mide siempre los beneficios de los productos en €, que es una de tantas cosas que ése otro 90% no tiene.

  17. ÁlvaroC dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Creo que es evidente que el diseño de hoy en día está casi exclusivamente dirigido a conseguir el mayor número de ventas, sin importar demasiado cuestiones sociales. Incluso cuando aparentemente se siguen pautas RSC, buena parte de los casos responden a estrategias de marketing.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    En mi opinión son compatibles, pero no mientras el modelo de negocio siga siendo el que tenemos en funcionamiento. Un sistema ‘depredador’ no puede encajar con el diseño social.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Evidentemente por la propias características del sistema. El modelo prima los beneficios económicos frente a cualquier otro de tipo social, como podría ser la protección del medio ambiente o mejora de la calidad de vida de aquellos que no pertenecen a la clase media-alta. Con un sistema de este tipo en funcionamiento es lógico que los productos estén diseñados para aquellos que pueden comprarlos.

  18. Mireia dice:

    Mi opinión sobre el diseño actual es que prima lo estético frente a lo útil. Se invierten grandes cantidades económicas en diseñar edificios, utensilios para casa o cualquier otra cosa, "bonitos", estéticamente valiosos, si se prefiere. Yo estoy de acuerdo en que lo estéticamente valioso exista y haya quien lo adquiera, pero debería existir también ese mismo producto en su versión simplemente útil y menos bella, si eso va a suponer un ahorro económico en su producción y por lo tanto en su precio final (y si puede ser ecológico y poco contaminante a lo largo de todo el proceso, estupendo!)Soy valenciana y desgraciadamente en mi ciudad abundan edificios estéticos y poco "útiles", donde se primó la belleza frente a la calidad (ejemplo: el Palau de les Arts). Es sabido que cuando llueve se producen inundaciones dentro del edificio, que el señor Calatrava se "olvidó" de poner baños en determinadas plantas, etc. vamos, que un desastre. Además de su poco uso, porque Valencia no es una ciudad donde se "consuma" mucha ópera, pero ese es otro tema.

    Yo sí creo que el buen diseño y el diseño social son compatibles, pero eso supondría un esfuerzo que a día de hoy muchas empresas no están dispuestas a asumir. El ejemplo de Chile es genial, ya que son inventos muy útiles, que cubren una necesidad social real y que no deben suponer un coste muy elevado. Esa idea podría aplicarse aquí a diferentes niveles, tanto en los barrios más desfavorecidos como en los menos, sobre todo en este contexto económico de crisis, donde se debería primar lo básico y útil frente al capricho o secundario.

    También pienso que sí se piensa cada vez más en ese otro 90%, al menos yo cada vez veo más negocios dedicados al comercio justo, y creo que hay más personas concienciadas que hacen lo que pueden para no beneficiar siempre a las mismas firmas y empresas, e intentan consumir lo necesario y de la forma más respetuosa con el medio ambiente y la sociedad en general posible.

  19. Eva dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Pienso que en la sociedad en la que nos movemos, la prioridad es el consumo. No somos consideradas personas sino bienes de consumo (como comentaron también algunos compañeros/as) junto con las cosas. De ahí que el diseño actual busque ese fin. Considero que el diseño juega un papel fundamental en el entramado consumista y la verdad es que son de agradecer algunas nuevas ideas creativas, aunque sean para potenciar el consumo (p.e campañas como las de Coca-cola)

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Por supuesto, no tengo la menor duda que se está caminando hacia esto y se está consiguiendo.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Porque no se les pregunta por lo que necesitan sino que se presupone lo que necesitan desde nuestra mirada. Pensamos que no deben tener un criterio acertado ya que puede que sea diferente al nuestro. Esto me recuerda mucho a cuando diseñamos proyectos ante necesidades sociales (desde dónde miramos?)

  20. Irene Sánchez dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Estoy de acuerdo con el post que todavía no estamos concienciados para realizar productos verdaderamente sostenibles sino que para las empresas (y no solo grandes sino todas aquellas que quieran hacer negocio) prima la forma de hacer que se venda un producto más, ahora toca cuidar el medioambiente, pues hacemos que parezca que no contamienen… No sé si correspondería a este tema, pero tengo una posición encontrada con los productos que con parte del beneficio reallizar una buena causa, ya sea investigación del cancer etc… Realmente buscan un cambio social o buscan la forma de vender mas? Me decanto mas por la segunda opción…

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles? yo no soy diseñadora y tengo pocoas nociones sobre el tema pero yo creo que no es incompatible, es más lo veo más viable que vender algo que no hace bien a nuestro mundo…

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos? Pues no lo tengo muy claro, porque ese 90% también es consumidor, pero supongo que los productos que interesan vender sería emjor hacerlo al 10%…

  21. Esther Pamplona dice:

    Cuando pensamos en objetos de diseño lo primero que nos viene a la cabeza son objetos con un valor añadido, caros y destinados para la población con un nivel económico medio-alto, pero lo cierto es que todo lo que tenemos a nuestro alrededor en algún momento ha sido diseñado, desde lo más sencillo a lo más complejo, desde lo funcional a lo meramente estético. Muchas veces la idea que tenemos de diseño industrial es equivocada, es innegable que la mayoría de empresas diseñan para el 10%, pero no siempre es así, siempre hay gente que lo hace para el 90% restante. Yo no veo incompatibles el buen diseño con el diseño social, el diseño social siempre es un buen diseño.

  22. Mayte Fontán dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    En este artículo el diseño actual está planteado desde una perspectiva casi negativa al estar enfocada solo al consumismo y mediante unos procesos de fabricación dudosos… pero por otro lado somos consumidores cada vez más exigentes y precisamente con los materiales, sostenibilidad… por lo que el diseño tambien esta sufriendo su propia transformación y concienciación hacia también otras aplicaciones de los diseños que pueden ser soluciones efectivas a problemas reales planteados.

    Me parecen perfectamente compatibles el buen diseño y el diseño social y cada vez más ya que los diseñadores del futuro, los jovenes de ahora que están en las Universidades son los que tienen en su mano cambiar y buscar soluciones innovadoras así como mejorar este mundo sobre el que ya tenemos una mayor conciencia y responsabilidad que tan siquiera hace 10 años.

  23. mario dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Todavía no tengo muchas herramientas como para opinar de manera "eficiente" pero creo que mucha parte del diseño industrial está enfocado a vender un producto sin más, sin mirar ninguna otra consecuencia. Tampoco se ve el impacto de determinados objetos en el moviliario urbano, a veces se prima la estética cuando por ejemplo hay barrios dónde se proyectan diseños urbanos completamente incompatible con las personas que los pueblan.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Supongo que deberían serlo en lo "ideal" pero es algo que de base dificulta su compatibilidad. Lo que si creo es que poniendo ejemplos que lo comptabilicen más personas se animaran a hacerlo compatible -un poco como lo que vimos de las "neuronas espejo" y la "teoría de los tres grados de separación".

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Bueno, en mi caso … como no suelo trabajar con "productos" se me hace extraño pensar en como "diseñar/ofrecer" productos a otras personas. Todavía no tengo esa noción. :-S

  24. Jon González dice:

    Hola. Interesante enfoque el que se nos propone en este artículo.

    Considero que el diseño actual, en la mayoría de los casos, está enfocado a la venta de productos, es decir, centrándose en aquellas personas que precisamente tienen capacidad de comprar y de adquirirlos. Obvian conscientemente a aquellas personas que no tienen capacidad de consumo,y que por tanto, quedan fuera de ser objetos de diseño. Sin embargo, hay personas y empresas que ya están empezando a diseñar con otros objetivos además del de conseguir ventas, es decir, tratar de mejorar la vida de las personas. Tan sencillo, pero tan complicado. Ojalá este tipo de diseño vaya a más.

    Considero que el buen diseño y el diseño social sí son compatibles, es más, considero que para que un diseño sea bueno, según mi criterio tiene que ser social. Para mi no hay diseño bueno que además de ser funcional, bonito, existoso en ventas… no sea social, en el sentido de que tenga que contribuir a la mejoría de las condiciones de vida de las personas, de todas, de las que pueden adquirirlo, pero también a las personas más empobrecidas.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos? Quizás será una cuestión de cultura empresarial. Hasta hace poco quizás se priorizaban otros valores a la hora diseñar. Hoy me alegra de que se busquen y se apliquen otros criterios a la de diseñar.

  25. Maria dice:

    El diseño actual para mi es completamente diferente al diseño social que hemos visto en el video. El diseño actual pretende crear una necesidad mientras que el diseño social lo que pretende es dar una solución a una necesidad que ya se tenía. Así, con el diseño actual lo único que hacemos es entrar en un círculo vicioso del consumismo donde se van creando necesidades, consumiendo, creando necesidades consumiendo…etc.

    Según mi punto de vista el diseño y el diseño social son perfectamente compatibles, la prueba está en el proyecto de un techo para chile. Los instrumentos para la ducha son útiles, cubren una necesidad, seguramente tendrán un precio asequible y además son lindos. Perfecto, que más se quiere es simple y resuelve!

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Porque las empresas siempre piensan la manera de obtener beneficios y minimizar costes, por tanto no hay lugar para considerar el beneficio 0, o el beneficio negativo que se tendría si hicieran un diseño más solidario. Al menos eso es lo que se cree/ se vende al público.

  26. Cristina dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Como bien comentáis el diseño actual está orientado según una lógica capitalista de consumo que no piensa en el beneficio de las personas sino en el crecimiento económico.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    No, al contrario, el buen diseño es un diseño social ya que favorece a la sociedad en su conjunto.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Porque no se considera rentable.

  27. Jesús dice:

    Los estudios de mercado pretenden conocer las necesidades de los consumidores. Sus resultados van enfocados a trasladarse a la idea, concepción y desarrollo de productos y servicios que serán ofrecidos al mercado. Pero en ocasiones existen necesidades latentes expresadas por un grupo de personas que el mercado considera“irrelevante” y por lo tanto rara vez el mercado va a recibir estos productos y servicios demandados por un bajo porcentaje de la población. De ahí que hablar de diseño para TODOS sea una utopía. El deseo es que la excelencia del diseño comercial sea compatible con el social.

  28. Nohara Rubio dice:

    Qué opinas sobre el diseño actual?

    Creo que el diseño actual pocas veces se orienta a lo práctico o pensando en su consumidor final, más bien se hace desde "arriba"

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Por supuesto! Social es para todos, por lo tanto un diseño orientado a la sociedad, que no solo "sea bonito" si no también práctico y no destinado al comprar-tirar-comprar, me parece que es la combinación perfecta entre ambos.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    La palabra "diseño" tiene unas connotaciones "high class", y de mano del fabricante dirigido a sacar el máximo beneficio con ello. Pero está cambiando, por necesidad es evidente la necesidad de un mundo más sostenible! y eso abarca TODO, desde el diseño a la alimentación.

  29. Luis Manuel N&uacute dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    El diseño actual de grandes empresas está enfocado a la venta y entre más ventas genere mejor. Pienso que el diseño actual nos crea una serie de necesidades de las que, en mayor o menor medida, podríamos prescindir completamente.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Por supuesto. El diseño social puede ser muy bueno ya que, con pocos recursos, puedes cubrir necesidades básicas a personas que realmente lo necesitan. Considero el ejemplo del vídeo como un diseño industrial con un buen transfondo social, pero no nos olvidemos que entre más vendan mejor para ellos, ya sea en ese ámbito reducido de población como en otros muchos.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Porque como norma general, creo que en ese 90% están incluidos esos nodos de difícil resolución que afectan directamente a la persona y que en pocas ocasiones nos llegamos a plantear. ¿Para qué comprar si no es necesario? ¿Por qué comprar en grandes almacenes si en la tienda de la esquina también existe el producto? Porque a mi parecer, las grandes organizaciones nos proporcionan, a través del diseño, un valor añadido que nos cuesta sobrepasar.

  30. Carlos dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Creo que el diseño actual se centra en vender y obtener el máximo de beneficio para las empresas, para la industria. Actualmente el diseño nos crea necesidades que en verdad no tenemos, nos venden un producto como necesario, como imprescindible cuando podríamos vivir sin él. Un buen ejemplo de ello es el teléfono móvil. Hasta hace años nos comunicábamos, quedábamos con la gente…sin móvil sin problemas y nuestras relaciones eran prácticamente iguales a las de ahora. Yo mismo no tuve móvil hasta los 25 años cuando mis amigos lo tuvieron con 22 o 23 años y mi relación con ellos se producía sin problemas, nos comunicábamos, quedábamos, si surgía algo había otros métodos para avisarles … Es cierto que te hace la vida más cómoda pero si el diseño actual en lugar de crearnos esas necesidades se dedicase más a solucionar los problemas cotidianos de la gente necesitada, de ese otro 90 % tendríamos un mundo mejor para todos, un mundo igual menos cómodo para el 1er mundo pero más justo.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Yo creo que no. Buen ejemplo de ello son los videos del tema de hoy (que por cierto me han encantado) dónde se nos han mostrado una serie de productos como el Hippo Water Roller, la ducha portátil o la estructura que crea jarras de una botella me parece que tienen un diseño muy vistoso y cuidado.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    No se piensa en ese otro 90% por lo que he comentado en la primera pregunta, cuando se diseña actualmente se está pensando en vender el producto, cuánto más mejor, así obtendré el mayor beneficio posible. No se piensa en el bien común sino en el propio. Vivimos en un mundo en el que la mayoría (menos mal que no la totalidad) no ve o no quiere ver más allá de su zapato.

  31. Raquel dice:

    El diseño actual esta supeditado al modelo económico. El consumismo aboga por la acumulación de objetos sin que estos sean necesarios solo porque nos dan un status. De hecho, la mayoría de las necesidades que tenemos son creadas.

    Gabriel Sanchez ha escrito en su comentario que un buen diseño es el que aporta soluciones, no el que crea necesidades y estoy totalmente de acuerdo y creo que es el camino que sigue el diseño social. Por tanto, el buen diseño y el diseño social son compatibles, obviamente.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos? al leer esta pregunta pienso en que como consumidores no solemos pensar en el origen de los productos, quien los crea, donde se fabrican, en que condiciones, cuantos km tienen a sus espaldas… Es algo extendido no mirar más allá de nuestras narices. A la hora de diseñar puede suceder lo mismo, sobre todo si el diseño va destinado a vender algo para tener unos beneficios altos directamente en nuestro bolsillo.

    No se si será así, pero creo que el hecho de hacer este curso implica que en algún momento nos hemos fijado en mayor o menor medida en ese 90%.

  32. Lidia Martíne dice:

    Buen tema sobre el diseño. Ni siquiera sabía que el diseño social podría entrar en el área del diseño industrial, claramente con fines económicos. Espero que el social gane terreno en unos años.

    El diseño de pocos años atrás era puramente para satisfacer a las ventas de las empresas. Hoy en día, como bien habéis dicho, la sostenibilidad está de moda, y con ello el diseño y aspecto social de los productos, o al menos en apariencia (algo es).

    No existe el diseño industrial para ese 90 por ciento porque no interesa, por ahora.

    Esperemos que el ejemplo de Chile llegue a la mayoría de la población, escuelas y artistas. Y, sobre todo, que esas mentes jóvenes cojan este impulso de ideas y no lo suelten en mucho tiempo!

  33. Reyes Riveiro dice:

    El diseño actual se mueve por una única motivación: generar consumismo. No se piensa que con aquello que diseñemos podríamos resolver problemas sociales y ayudar a satisfacer necesidades a los que menos tienen; sino más bien lo contrario, suele crear nuevas y falsas necesidades y deja sin solución las que realmente importan .

    Por supuesto que el buen diseño y el diseño social pueden ser compatibles. Idear algo útil y práctico, además de bonito, sería la combinación perfecta. Pero el 90% correspondiente a los más desfavorecidos se vuelve invisible para la mayoría de los creadores de productos, la industria buscar vender, y tristemente este 90% no puede permitirse el lujo de comprar.

    Leyendo este tema me he acordado de un artículo que leí en la prensa sobre Blake Mycoskie. Se trata de un estadounidense que creó una marca de zapatillas, TOMS, y por la compra de un par envía otro para niños de países de Sudamérica y África. Está claro que este empresario busca un beneficio propio, como cualquiera que empieza un negocio, pero ha descubierto la forma de ayudar a otros gracias a sus ventas. A veces con un gesto tan simple como este, podemos ayudar a miles de personas.

    Podéis echarle un vistazo a lá página web: http://www.toms.com/

  34. Inés dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Tal y como yo lo entiendo el diseño en la actualidad es una máquina especializada en psicología de masas y orientada a crear necesidades a quienes no las tenían.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Esta pregunta ha sido el motivo por el que me he inscrito en el curso. Me estáis ayudando a ver que también puede ser una máquina perfecta para despertar conciencias y crear la necesidad de ser solidarios y responsables a los mismos ciudadanos a los que el diseño del mercado continúa hipnotizando.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    No son clientes, no son compradores potenciales. Pero son los receptores que se beneficiarán del producto que vende el diseño social.

  35. Pilar Cabello dice:

    Quisiera partir de la afirmación “todo es diseño” para argumentar el mal uso que le estamos dando a la palabra diseño. Actualmente se utiliza para calificar determinados productos considerados elitistas, alejados de los cánones populares y de precio elevado. Parece que solo se diseñen aquellos objetos, productos o servicios destinados a un público privilegiado o dispuesto a pagar el doble de su valor por el hecho de venir acompañados de la palabra diseño: muebles de diseño, cocina de diseño, eventos de diseño. Y diseño hay en todo lo que compramos, consumimos, utilizamos. Nos podrá gustar más o menos pero el trabajo está ahí. Cierto es que todo él, sea elitista o no, responde a la economía de mercado, intereses comerciales e industriales y búsqueda de beneficios cuantiosos y rápidos.

    Siempre he defendido que un buen diseño no tenía por qué estar reñido con la utilidad (es más, para mí, buenos diseñadores son los que son capaces de aunar eso), por lo que estoy totalmente a favor y creo firmemente que buen diseño y diseño social han de ir de la mano, con todo lo que ello implica: utilidad, calidad, respeto a la naturaleza y a los seres humanos, economía y belleza. Creo que la puesta en marcha conjunta de estos factores comienza a despertar lentamente y aunque evidentemente hasta ahora no se llegaba a ese 90% de la población por razones, desde mi punto de vista, puramente económicas, cada vez hay más gente concienciada y trabajando con estos nuevos enfoques.

  36. Javi T dice:

    1.- El diseño actual está orientado a aquellos que pueden comprarlo. Es decir, ese 10%. La cuestión es que muchas veces el diseño no va a la par con la utilidad del producto, lo cual hace que compremos cosas que realmente no necesitamos. Simplemente las adquirimos por el deseo de comprar, y una vez comprado, ya deja de tener gracia. Aunque ahora parece que las empresas se dedican más a ese 90% restante, ya que eso tb es márketing para ellos (RSC), aunque se empeñen en decir que es por el bien de las personas, y no por venderse y lavarse la cara. De otra manera, tb creo que la sociedad, especialmente los jóvenes, cada vez está más concienciada de los problemas globales y puede que éstas ideas cojan cada vez más cancha.

    2.- Son compatibles. No hay más que ver el ejemplo de estos estudiantes chilenos.

    3.- Se ignora a ese 90% porque no son potencialmente consumidores. Y en una lógica de mercado, sólo permanece el más grande, es decir, aquel que domina el 10%, potencialmente consumidores. Creo que para invertir realmente esto, deberíamos de invertir primero las idas y valores latentes en la sociedad. Todos formamos parte de este 90% vs 10%. Deberemos cambiar nosotros primero. Estamos viviendo una crisis económica brutal. Pero hay quien dice si realmente es una crisis económica o una crisis ideológica o de valores. Yo personalmente me decanto por esta última, aunque parece que realmente los peces gordos que manejan el cotarro se empeñan en la primera.

    Salud! 🙂

  37. Estefanía dice:

    Creo que un buen diseño puede ser totalmente compatible con el diseño social.

    Es más, hacer un buen diseño atendiendo, no sólo a las necesidades a cubrir sino también a unos recursos (de la entidad o de las personas a quienes va dirigido) que pueden ser, más o menos, limitados, tiene un valor añadido pues pone en juego una serie de condicionantes. Y esas limitaciones suelen darse en el ámbito social.

    Decir, también, que es necesario romper con el estereotipo de lo qué es y no es diseño. Sobre todo, cuando diseño se relaciona más con un nivel estético que funcional.

  38. Moisés Barrio dice:

    Creo que cada vez hay mejores diseñadores, e ideas frescas, diferentes, innovadoras, que no sólo vislumbran la gran capacidad de invención de algunas personas, sino que a la vez despierta y potencia la de personas que están a su alrededor. Creo que estamos en un buen momento para el diseño en general, y creo que no sólo el diseño publicitario o industrial, sino también la innovación en el diseño de las herramientas.

    Desde luego que el diseño social y el buen diseño son compatibles y creo que son lo mismo, el diseño no tiene que compararse en calidad en función de el dinero que mueva, pero si es cierto que cuando hay dinero de por medio el diseño suele estar más cuidado y se tiene en cuenta muchos más aspectos que de otra forma no se mirarían, el problema está en el sistema que rige nuestra sociedad, y la cultura que existe de comparar en función de marcas, calidades, etc, sin mirar las funcionalidad o la utilidad.

    Creo que por lo general no se piensa en ese otro 90% porque el diseño no va ha tener un valor de mercado equiparable a cualquier diseño industrial, ya que sólo pensamos en nosotros y no nos paramos a cuestionarnos situaciones o problemáticas existentes y agendas a nuestro entorno, que no nos van a repercutir en nuestro beneficio, nos tapamos los ojos.

  39. Vero Castañed dice:

    En un documental de obsolescencia programada http://www.youtube.com/watch?v=XDOLcvuX6XA de la 2 dijeron esta frase… "Éticamente, eran tiempos complicados para lso ingenieros. Este enfrentamiento [con la obsolescencia programada] les hizo reexaminar sus conceptos éticos más fundamentales. La vieja escuela [de ingenieros] creía que debían hacer productos duraderos que nunca se rompieran. Los de la nueva escuela, motivados por el mercado, querían hacer productos tan desechables como fuera posible. El debate se resolvió cuando la nueva escuela ganó la partida".

    No pienso que todo esté perdido, todo lo contrario. Creo que, cada vez más, nos damos cuenta de que vivimos en un planeta finito y que debemos optimizar los recursos. En este sentido, hay alternativas al modelo imperante. Son pequeñas corrientes que se van fortaleciendo.

    No creo que el buen diseño y el diseño social tengan porqué estar reñidos.

    En cuanto a si pensamos o no en el otro 90%… pues resulta que hasta ahora producir para ese segmento no ha sido rentable… se ha pensado siempre en términos de rentabilidad para el 10% y no en términos de utilidad y de impacto medioambiental y social del diseño y que afecta al 90% restante.

  40. Klara dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Creo que hay muy buen@s creativ@s en el mundo publicitario. Muchas veces veo anuncios y alucino. Aunque la sensación que me queda no es positiva. Siempre pienso qué desperdicio. Me refiero al fin. Tal derroche de imaginación para qué? para comprar comprar y más comprar.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Deberían serlo, pero para ello queda mucho por cambiar. Si las propia industria se "preocupa" en la sostenibilidad tan de moda, pero es pura fachada, no se preocupan realmente de hacer productos sostenibles de principio a fin.

    Es necesario cambiar el paradigma de vender a toda costa. Sin tener en cuenta si quiera la calidad del producto, ni muchisimo menos el medio ambiente, ni las personas…

    Y por supuesto, la mentalidad del consumidor, comprar a toda costa, sin ser realmente consciente de lo que estás consumiendo, de donde viene, quién lo ha hecho, en qué circunstancias, etc…

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Sencilla y llanamente porque no vende. No está hecho el diseño industrial para ell@s. Sino para quién lo pueda comprar.

    Pero por suerte, existen proyectos como "Un techo para Chile", que abren la esperanza al cambio. A mi personalmente me alegra mucho, que tanta imaginación se emplee para cosas positivas y útiles pero de verdad. Un gran ejemplo a mi entender de diseño social.

  41. segisnogueras dice:

    Pienso que el diseño actual es brillante, y que probablemente nunca antes en la Historia ha habido un acceso tan fácil a las herramientas de diseño como hoy en día, ni tantas personas con la capacidad y la formación para utilizarlas. No es una profesión, ésta, a la que se puedan achacar males mayores que a cualquier otra. Es cierto que la mayor parte de lo que se crea se diseña pensando en el 10% de la población que tiene los recursos para financiarlo,pero no deja de ocurrir lo mismo en cualquier otra disciplina, ya sea la oftalmología, o la cocina. La excelencia, en muchos casos, se destina a consumo exclusivo.

    Por supuesto que el buen diseño y el diseño social son compatibles. Quizás, para empezar a desviar el diseño hacia ese 90% que actualmente resulta excluido, la sociedad primero tiene que replantearse los paradigmas según los cuales se rige. Actualmente, el éxito viene cifrado en función de parámetros tales como el reconocimiento social, la popularidad, la posesión de atributos materiales, el dinero… Si, en cambio, la sociedad cambia esos paradigmas y otorga su reconocimiento en virtud de otros criterios más sociales, no me cabe duda que los esfuerzos se re-orientarán en esa nueva dirección. El ser humano, al fin y al cabo, no deja de ser una animal social que asume –en la mayoría de los casos, los valores de la comunidad en la que se desarrolla como individuo; pero, al mismo tiempo, son los individuos los que configuran la sociedad en la que conviven. Se trata, en definitiva, de una responsabilidad que debe de asumir, primero, cada persona, por medio de su raciocinio, junto con una serie de valores, y que deben de proyectarse, después, hacia el resto del colectivo común.

  42. Constantino Bretin ( dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Creo que el diseño actual, poco a poco, muy despacio, se va ajustando a las necesidades globales. Por ejemplo, hay empresas que ya exigen a sus proveedores, en contrato, que los productos fabricados no lo sean vulnerando derechos laborales básicos o perjudicando el medio ambiente.

    También, sorprendentemente, empresas como Repsol, que venden el producto más contaminante del mundo, se dedican a reciclar asfalto viejo, para hacer nuevas carreteras con este asfalto recuperado. Con estas medidas, da la sensación de que las empresas se pueden estar concienciando de que si no se adaptan a la vigente corriente de mentalización sobre conservación del medio ambiente y deterioro del entorno, los consumidores pueden empezar a darles la espalda.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Entiendo que no solo son compatibles, sino que un buen diseño será aquel que tenga un alto componente social. En caso contrario, simplemente no sería un buen diseño.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    En la práctica, no creo que en los países occidentales y del hemisferio norte, ese porcentaje sea tan alto.

    En cualquier caso, inmersos como estamos en una sociedad de consumo, para los fabricantes sería absurdo diseñar y fabricar ningún tipo de producto que no se va a poder adquirir por los compradores o no va a llegar a los consumidores o a determinados consumidores.

  43. Ana dice:

    Comentar que me ha encantado poder ver algunas de las propuestas que se realizan de diseño social, me parecen muy interesantes y un despliegue auténtico de creatividad e imaginación. Me parecen más que buenos, buenísimos diseños, por lo que el buen diseño y el diseño social por supuesto que son compatibles. Especialmente me ha gustado el horno de leña ecológico y el transportador de agua.

    Pienso que el diseño actual por desgracia, no es que carezca de creatividad, al contrario, es impresionante a veces comprobar la creatividad que hay que tener para conseguir que tanta gente esté convencida de la necesidad de consumir algo que realmente no necesita… para eso también se necesita gran creatividad… Pienso y comparto lo expuesto por el texto del tema que el diseño de hoy en día está enfocado a los consumidores de valor. No se piensa en el otro 90% sencillamente porque no es rentable, no enriquece, no es algo prioritario para la gran mayoría o sencillamente porque no estamos familiarizados o no conocemos de una manera cercana las necesidades que relamente tienen. Para poder diseñar algo que cubra una necesidad hay que conocer bien esa necesidad… y a veces conocemos poco por desgracia, o peor aún nos interesa poco… (hablo generalizando bastante, está claro…)

  44. Eloísa Lagier dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Creo que el diseño actual busca vender, sin contar con algunas excepciones, el diseño esta completamente metido dentro de la maquina.

    De hecho, el tipo del diseño del que estamos hablando implica que necesitará una inversión para llegar a convertirse en producto, no como el trabajo de un pintor, que solo necesita materiales como pinceles, pinturas y lienzo. Por eso, más que depender del diseñador, depende de la empresa que invierte en ese diseño y lo produce. La empresa solo busca vender, por lo que no se centra en las personas, sino en los consumidores, que serán los que comprarán finalmente su producto. Si ese consumidor ya tiene todo, la empresa pedirá al diseñador que diseñe un nuevo modelo, algo que ofrezca algún detalle más que lo haga deseable.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Por supuesto que es compatible, de hecho creo que del diseño social pueden salir excelentes diseños. Como en todos los ámbitos, que algo se haga con un objetivo social, no implica en absoluto que no se haga bien.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Por lo mismo, porque no interesa al sistema de consumo, no son un público que interese a las empresas.

  45. esther dice:

    La verdad es que cuando escucho la palabra DISEÑO la relaciono con algo caro y no tiene porque ser asi.

    El diseño industrial si que es compatible con la comunicacion social, puede aportar muchas mejoras.

    Incluso me atreveria a decir que es necesario.

    Siempre que se desarrolle de una manera util, beneficiosa, ect…

    El ejemplo "un techo para Chile" la ducha, me parece fantastica una cosa tan simple, de una gran utilidad y cubre muchas necesidades y ademas a llegado a la gente que de verdad la necesita y la disfruta..que mayor satisfaccion para el diseñador que esa!!

    De regalo sus sonrisas.

    La gente que compra diseño es otro tipo de diseño y lo compra porque tiene el dinero para comprarlo.

  46. Catalina Villegas dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Considero que el tema del diseño actual es complejo. Existen tanta cantidad de productos en el mercado que "prometen" beneficios de una y otra índole que es abrumador pararse frente a ellos e intentar determinar cuál realmente tuvo en su proceso de producción un desarrollo consciente del cuidado del medio ambiente y demás factores de sostenibilidad de los que se jactan las empresas hoy en día para estar en la onda de la moda (de la sostenibilidad.)

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Estoy absolutamente segura de que el buen diseño y el diseño social son compatibles. Para la muestra el video que se nos presenta del grupo de diseñadores de chile. Considero que el buen diseño es precisamente el diseño social. El otro diseño que también defiendo ya que existen piezas absolutamente hermosas, bien pensadas y de las cuales se puede aprender muchísimo para el desarrollo de algunas otras (porque no con sentido social) es el diseño que no arregla vidas pero que en su escencia son útiles para algunos de alguna manera.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Porque nos falta investigación, exploración y dejar la comodidad. Es necesario entender el panorama y meterse en él.

  47. Cristina dice:

    Yo pienso que sí que es compatible hacer un buen diseño y que este sea social… las mismas cabezas pensantes que paren ideas tan útiles y creativas pueden enfrentarse de igual modo a proyectos con un fin comercial o social. Aunque no voy a ser ingenua, y también hay que tener en cuenta que hay determinadas situaciones que requieren soluciones de diseño industrial más complejas para las que es necesaria una inversión más alta en investigación. Es en casos como estos donde ambos diseños (comercial vs social) compiten de forma desigual, porque a los inversores no les suele interesar prestar su dinero para algo de lo que saben que apenas sacarán beneficio.

    Creo que nuestra sociedad basada en un sistema económico neoliberal, nos educa a que lo correcto es tomar decisiones que nos den una mayor rentabilidad en el menor tiempo posible, para que así “tengamos éxito en la vida”. Por ello nos hace ver que no es “rentable” enfocar esfuerzos en trabajar por los que menos tienen para pagar los productos, dejando este aspecto relegado a actividades de voluntariado o momentos esporádicos.

    Pero es aquí donde es bueno pararse a pensar y decidir dado que solo vivimos una vez, qué nos interesa más ¿lucrarnos todo lo que podamos con nuestro trabajo y formar parte de una sociedad con la que quizás no estemos tan de acuerdo? ¿O sentirnos coherentes cada día con lo que hacemos y con unas necesidades económicas más austeras?

  48. Mati Balsera dice:

    Reconozco que en las escuelas de diseño lo que prima es la estética (por encima de la funcionalidad). Aunque la teoría te diga lo contrario. Se equipara a la creatividad con el arte!. Pero creo que, poco a poco, algunas universidades intentan potenciar cada vez más la función social del diseño (aunque solo sea porque está un poco de moda).

    Cuando sales al mercado laboral te vendes a la empresa para la que trabajas y te dejas arrastrar por las tendencias del momento ya sea porque te comparan o te comparas continuamente con tus propios compañeros i la competencia o simplemente porque resulta más cómodo.

    Esos " no consumidores de valor" no te dan de comer, ¿verdad? tu empresa sí… Si quieres llegar a ellos posiblemente tengas que inventarte algo, para la cual cosa tendrás que ser más creativo, arriesgarte más y trabajar más duro. Será imprescindible compartir/vender tu idea y hacer partícipe a más gente de tu proyecto para unir fuerzas y enriquecerlo. Es complicado hacer viable un proyecto de estas características sin ayuda.

    Evidentemente el diseño de calidad y el diseño social son compatibles. Pienso que es imprescindible que el diseño social sea bueno sino se puede ver vivir como un "fracaso" y una perdida de tiempo. Y lo que está en juego no son los millones que gana una empresa sino la calidad de vida de millones de personas.

  49. José Luis Palacios dice:

    Creo que era Facundo Cabral el que dijo que hacemos lo que no amamos para comprar cosas que no creamos y que no necesitamos para agradar a quien no lo merece. O algo así

    En fin, hay una poderosa maquinaria, engrasada desde hace al menos 200 años, para que deseemos adquirir aquello que otros producen, no tanto para satisfacer las necesidades más humanas, como para engordar la cuenta de resultados de alguna corporación… El mecanismo es sencillo: excitar nuestro deseo infino para adquirir cosas mediante la seducción de que la posesión nos da la felicidad.

    Decía Facundo que debemos aprender a gozar las cosas y no a se esclavos de ellas.

    Entiendo que la definición del diseño social es la búsqueda de la solución más respetuosa, digna y eficaz a problemas sociales, la respuesta justa a necesidades humanas.

    El diseño industrial va por otros caminos: optimizar los inputs para lograr el mejor output. Sin entrar en más consideraciones.

    Efectivamente, habría que poner la ciencia, el conocimiento y la técnica al servicio de las necesidades humanas y de un desarrollo sotenible y justo. Someter la producción a esos criterios. ¿Es muy ambicioso para que el diseño social lo pueda siquiera impulsar?

  50. Jesus dice:

    Qué opinas sobre el diseño actual?

    En la sociedad en la que vivimos el diseño que tiene exito es el que va dirigido a la mayoria yen el cual se buscan dos cosas fundamentalmente: beneficio ecónoico y por otro satisfacer las necesidades de los posibles compradores que en muchos casos no necesitamos esos productos. Es mas me atreveria a decir que muchos diseños esta planteados para no ser utilizados.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Por supuestoa son compatibles en el sentido de que un buen diseño debe buscar la eficacia y la rentabilidad economica, medio ambiental y sobre todo la sostenibilidad.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Desde las epresas que se dedican a diseñar para vender no se piensan solamente en las parsonas destinatarias de ese producto sino en la reación destinataiso rendimiento economico y quien no puede conprar para esas empresas no "cuenta"

  51. MATILDE GORDERO dice:

    Hablar del diseño actual es tan vago y difícil como hablar de la “sociedad en general”. Creo que hay muchas formas de entender el diseño: únicamente desde la perspectiva estética, desde la funcionalidad, desde la sostenibilidad, teniendo en cuenta el coste… Personalmente, creo que el diseño debe contempla los siguientes aspectos: ser respetuoso con el medio ambiente y con las personas, ser funcional (resolver una necesidad, sea física o no) y ofrecer una buena calidad/precio.

    El buen diseño y el diseño social no sólo son compatibles sino indisociables. El diseño social, para ser diseño y para ser social, debe ser un buen diseño. Para ganar eficacia en la transmisión de un mensaje, para ganar credibilidad, para convencer, para conseguir ser propagado. Los estándares del buen diseño son muy altos hoy en día y, por tanto, el diseño social debe estar a la altura de las expectativas de los usuarios/consumidores/público. Y el dinero no es el problema. Una solución de diseño creativa debe ser capaz de superar también esa barrera.

    No creo que nunca pensemos en ese otro 90%. Creo que cada vez hay más iniciativas en todos los campos que se dedican a inventar para ese 90%.

  52. cons dice:

    La calidad del diseño no depende de los destinatarios del mismo ni de las ventas que obtenga el producto en cuestión. Por tanto, POR SUPUESTO que el buen diseño es compatible con el diseño social. En este sentido, el reto es convertir esos buenos diseños sociales en productos exitosos aunque no nos hagan ricos como a los "grandes" diseñadores.

    Difícil es diseñar para el 90% de la población sin acceso a productos "de diseño", si no conocemos su realidad, sus necesidades y sus problemas ¿como vamos a plantear soluciones para algo que no conocemos? Me parece fantástica la iniciativa de la U.Católica de Chile en la que los alumnos/as conviviesen y estudiases durante seis meses la realidad de los habitantes de Renca, para poder ofrecer las mejores soluciones. Conociendo de cerca el problema. No es lo mismo hacer fotos de un baño, que hablar y trabajar durante ese tiempo con los vecinos.

  53. Miguel dice:

    Cuando pienso en el diseño actual, me viene a la cabeza lo que a muchos: la obsolescencia programada http://veryactuar.blogspot.com/2011/01/documental… . Es evidente que es una realidad que mantiene el sistema en que vivimos ya que si no hay consumo habitual de ciertos productos, no estaríamos hablando de sistema capitalista, simplemente sería otro sistema.

    Me parece importante que cuando hablamos de sostenibilidad en el diseño ese diseño social tenga coherencia en toda la cadena: no sirve que el algodón de una camisa sea ecológico y que después la camisa sea producida en condiciones de semi exclavitud en una fábrica de Tánger. Creo que en el diseño social, unido a un buen diseño, le falta sumar el "diseño justo" que garantice como lo hace el comercio justo que todos los eslabones de la cadena son justos, entonces estaremos incorporando a ese 90%, estaremos pensando en todos y podremos hacer verdadero diseño social.

  54. Maika dice:

    En la actualidad el diseño mayoritariamente esta pensado para crearnos necesidades inexistentes, queriendo a si vez crearnos una sensación de angustia si no lo tenemos pronto.. mayoritariamente por ese afán consumista que tenemos en esta sociedad, el vecino de enfrente se ha comprado un chisme ultimo modelo, yo como quiero ser mejor me voy a comprar otro mas nuevo.. no casi siempre es a si la gran mayoría, y eso es una demanda del comprador, dándonos igual de donde procede el "chisme" en cuestión o como ha sido su cadena de producción, y eso esta a la orden del día, lamentablemente..

    Si. Sin duda son completamente compatibles, pero para nada reconocidos. Se tendrían que aunar en fuerzas para desarrollar productos tremendamente exitosos, con gancho.. y así entre todos intentar mejorar un poquito este mundo, intentando crear diseños para este 90% desfavorecido.. que nunca casi nadie se acuerda.. Sería tremendamente maravilloso, diseñar algo genial que cambiara las vidas de toda esa gente que sufre por tantas necesidades básicas.

  55. Paco López Mu dice:

    Creo, o quiero creer, que avanzamos hacia un diseño más "responsable" con el medio ambiente, con la sociedad. Nos estamos familiarizando con términos como ecodiseño, producción sostenible, obsolescencia programada, diseño social… La ética tiene cabida junto con la estética en el diseño. Es cuestión de educación.

    Dice Paolo Deganello (arquitecto y diseñador) "Empecemos por nuestras escuelas, cambiemos la cultura del diseño de nuestros docentes, optemos por convertirnos en diseñadores-empresarios capaces de promover esa ética del diseño que sólo genera productos de utilidad pública incluso cuando sirven para satisfacer necesidades privadas."

    Diseño para el 100%

    Os paso el enlace del artículo, me parece de lo más interesante
    http://www.experimenta.es/noticias/fondo/dar-la-v

  56. @krmakrma dice:

    1.-Creo que el diseño actual está regido mayoritariamente sinó totalmente por las reglas del mercado, por las reglas de la oferta-demanda, y no tiene en cuenta a las personas; únicamente las contempla como entes-consumidor@s: yo te diseño/fabrico lo que tu me compres, y cuanto mayor beneficio económico pueda obtener, mejor para mí. El diseño actual busca el beneficio de un@s poc@s en detrimento de much@s.

    2.-Creo que el buen diseño y el diseño social no es que sean compatibles, sinó que han de ser lo mismo; ¡¡todo diseño tiene bueno y a la vez, ha de ser social!! Por poner un ejemplo sencillo y de fácil visualización, al diseñar un edificio, desde un principio ya ha de estar adaptado sin barreras arquitectónicas antes de que surja la necesidad. Tod@s somos discapacitad@s; si ya desde el inicio se diseñan las cosas bien, luego no se ha de realizar la gran inversión económica para modificarlo.

    En cuanto al vídeo de Chile, no me ha gustado nada que los estudiantes se hayan aliado con Unilever, que "regalara gratis sus creaciones con la compra de sus productos a los consumidores". Que pasa, ¿que para un consumidor de clase media no es suficientemente "vendible" y se lo regalaran como si fuera un "toi" del Bollycao?¿Para un consumidor de clase media una estructura para transformar cualquier botella en un práctico jarro no es vendible?

    3.-Tal y como he expresado anteriormente, creo que no se piensa en las personas que no consumen o no tienen suficiente poder económico para ello, sinó en l@s clientes-consumidores; sólo se tiene en cuenta a la gente con recursos.

    Creo que el diseño-social ha de tener en cuenta a todo el mundo, el consumidor, el potencialmente consumidor y el que si pudiera consumiría (de manera responsable,claro).

  57. Juanjo Salido dice:

    ¡Enhorabuena por el post! Hay cosas muy interesantes y que desconocía!

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    El diseño en la actualidad esta llegando a cotas insospechadas, debido especialmente a la digitalización tanto a la hora de realizar el diseño, y a las mejoras de ingeniería en el proceso productivo del objeto o servicio.

    Ahora bien, los diseñadores (y aquí hay unos cuantos 🙂 ), en la gran mayoría de casos diseñan para terceros. Por lo tanto, el diseño final está supeditado a las necesidades que el cliente les demanda, y aunque los diseñadores puedan aportar nuevas soluciones a través del diseño en temas como sostenibilidad, abaratamiento, etc.

    Por tanto, creo que ponemos el dedo sobre los diseñadores olvidándonos de los fabricantes. Siempre, me gusta poner el ejemplo, con el tema del reciclaje. ¿Debemos ser los consumidores quiénes nos responsabilizamos de este tema? Sí, de acuerdo.

    Pero no sería mucho más eficiente, especificar a través de una legislación a los fabricantes que el envase de tal producto deberá ser fabricado con este material desechable, que no es legal poner 3 envoltorios, uno de cartón, otro de plástico y una bandeja de poliespan, etc.

    Un buen ejemplo, de cuando los diseñadores tienen potestad sobre todo el ciclo productivo es el caso de habéis planteado de la Universidad Católica de Chile.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Sencillamente, el buen diseño debería ser el diseño social. Teniendo en cuenta las premisas del diseño social, creo que se plantearía el buen diseño. Especialmente, porque se alejaría mucho de esa idea del diseño elitista…

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Afortunadamente, creo que cada vez pensamos más en ese 90%. Claro que no es el caso de las grandes corporaciones que en un mercado global tan sólo buscan consumidores potenciales entre aquellos que puedan comprar sus productos o servicios.

    Pero lo que es interesante, son todos estos emprendedores y emprendedores sociales. Al igual, que alguien creo Unilever, Coca-Cola… Alguien está creando ahora mismo, unas pequeñas empresas socialmente responsables y pensando en la minoría que poco a poco irán/iremos estrechando esta gran brecha que existe hoy en día.

    Aunque, ojalá la solución sólo esté desde el punto de vista de la producción y el consumo…

  58. Laura dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño social? Pues que es una herramienta fundamental para que las cosas cambien. Hoy en día,se crean las cosas primero para que duren poco y así tener que comprar más [la obsolescencia programada], creándonos la necesidad de consumir, productos de baja calidad, con una estética llamativa, que visualmente llamen la atención y que nos hagan pensar que ese producto es único para nosotros, que se ha creado especialmente para nosotros. Con el diseño social la cosa cambia, ya no importa tanto el vender el producto por encima de todo, sino lo que importa es la persona a la que va dirigido. Si es útil para ella, si va a permitir un cambio en positivo en su día a día y no sólo para esa persona sino para todo un pueblo o ciudad.

    Por eso el buen diseño no está para nada reñido con el diseño social, sino que el diseño social es el buen diseño.

    Creo que actualmente no se piensa en ese 90% porque no se las ve como futuros consumidores. No son "billetes con patas". Es triste, pero creo que es así.

    Es esperanzador ver todas esas propuestas de diseño social, y motiva a pensar y ser creativos cada uno dentro de sus posibilidades.

  59. Beatriz dice:

    El diseño responde a las lógicas sociales en las que se desarrolla, actualmente responde a la capitalista y consumista en la que nos movemos y con ello hace espacio en la respuesta en base a esos reductos de filantropía derivada de la caridad cultural, que unido a la caradura de las empresas transnacionales, aparece con el nombre de Responsabilidad Social de la Empresas y en este espacio aparece un campo amplio, amplio para el desarrollo del diseño, social. El sistema capitalista está movido por corrientes de rentabilidad y desarrollo económico, todo lo que se ponga en marcha dentro de este engranaje, participa de este concierto. En el video del proyecto de Chile, al margen de la funcionalidad de los diseños, se habla de la posibilidad que sean comercializados por una multinacional, pero no se habla de la posibilidad de instar al gobierno chileno y al resto de gobiernos mundiales, especialmente Europa y EEUU, que frenen las políticas que aumentan la brecha de la marginalidad en el país, en todos los países. Entonces de qué diseño social estamos hablando? De qué medidas de mejora en la vida de las personas estamos hablando si no miramos el trasfondo? si no se ve de una forma holística? No, no creo que el diseño social sea ponerle un lazo a la situación y darle un mejor aspecto, va más allá, de ahí la pregunta de por qué no se dirigen los productos al 90% .

    Si el buen diseño no es social no creo que puedan ser compatibles en ningún sentido. Y el buen, o mal, diseño que camine a ser social, tendrá que tener en su proceso, antecedentes y finalidad, un propósito de cambio en positivo, de desarrollo y de sostenibilidad y mantenimiento de la función de dicho cambio y teniendo una visión sistémica.

  60. Valentín dice:

    Buenas tardes!!

    Me permito hablar sobre el título del post que podría haber sido "Diseño industrial aplicado al diseño social" … es una forma de empezar mis comentarios este tema tan interesante y lleno de contenido para desarrollar.

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Siempre es subjetivo y está acompañado por modas…el diseño se aplica en multitud de facetas…apuesto por el diseño que se ocupa de todos los factores que intervienen en el proceso para que sea lo más sostenible posible…

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Por supuesto. Entiendo por buen diseño aquel que es sostenible como he dicho antes, pero que no solo esté hecho de material reciclado/reciclable…sino que el proceso de producción contemple esa sostenibilidad, no solo por quedar bien, hacerlo de verdad. Así que el diseño se convierte en social desde ese punto de vista y por supuesto para poder hacer más fácil la vida de la gente que lo necesita, de gente discapacitada, etc etc…en muchos campos puede intervenir el dsiseño social…como dicen en "Un techo para Chile", transformar los problemas sociales en opoyrunidades.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Lo tengo claro, por que no es rentable economicamente, no da dinero ni prestigio…los inversores no quieren saber nada de diseño para ayudar…están equivocados…puede hacerse de forma inclusiva para que los beneficios sean para la mejora social. Cada día hay más trabajos de emprendedores sociales, de mejora social…para conseguir disminuir esa brecha de clases en la que vivimos.

    Apuesto por el diseño social, sostenible en todo su proceso e inclusivo, me ha gustado mucho el ejemplo de "Un techo para Chile"…me da muchas respuestas a las preguntas que habéis planeado.

    Feliz domingo!!

  61. Virginia Segu&iacute dice:

    El diseño actual ha generado una fiebre de necesidades ficticias. La sociedad de consumo, es así … no hay personas, hay consumidores, y lo único que se busca es vender y obtener beneficios.

    Estoy firmemente convencida de que el buen diseño y el diseño social son compatibles, pero tiene que existir la voluntad de unirlos. Y la VOLUNTAD, no está muy de moda en estos tiempos.

    Ese 90% nos queda muy lejos, es fácil ignorarlos cuando no suponen un mercado opulento. No vemos a ese 90%, ignoramos su existencia, y así es más fácil vivir.

    Tener en cuenta a ese 90% supone tener que afrontar una realidad, que no queremos ver.

  62. Juanjo Manzano dice:

    Vivir nuestra propia vida es como el gran foco que muchas personas tenemos [o deberíamos tener], sin embargo cada día se hace más dificil. El marketing y la presión social hace que acabemos haciendo lo que "la mayoría hace". Nuestro hijo llega a casa y quiere lo que su amigo tiene, antecedido por unos padres que les permiten todo. La presión llega por todos lados y a veces es agotador. Sin embargo, es importante ver como millones de personas comienzan a hacer de ellos lo que quieren y no lo que les imponen. Buena señal de ello es las numerosas personas que veo a diario en el medio rural, huyendo de el gran foco consumista de la ciudad.

    Creo a pies juntillas que el buen diseño y el diseño social son perfectamente compatibles, incluso puede que ya estén de moda. Y eso, también da miedo. Comprar por que se lleva o por que socialmente estoy mejor posicionado es "pan para hoy y hambre para mañana".

  63. Sandra López dice:

    ¿El diseño actual? Creo que nunca ha existido un oferta tan grande de productos para satisfacer las necesidades más mínimas. La sociedad de consumo "obliga" a ser creativos y mejorar la oferta de la competencia continuamente. Pero, bien es cierto que esa oferta es para una población muy reducida, la que está también metida de de lleno en la vorágine de la sociedad de consumo, que somos de todo menos sostenibles, a la mínima que algo se estropea, se vuelve feo, anticuado, etc…no lo reutilizamos, directamente lo tiramos, ¡hay tanta oferta nueva! Sólo se diseña para aquellos que realmente pueden pagarlo, y en la mayoría de los casos no es respondiendo a unas necesidades que tengamos sino a las que nos crean los medios de comunicación y las tendencias.

    Desde mi punto de vista el diseño debe estar atado a las necesidades reales de la población y ese es el buen diseño social, el que directamente responde a una demanda. He visto grandes diseñadores sociales que ni siquiera sabe que lo son… porque buscan soluciones alternativas, nuevas y cretivas a un problema que les surge en un momento dado, esto sobre todo tiene lugar entre las personas con menos recursos y menos accesos a la información que tienen que sobrevivir en un entorno hostil dáia a día y continuamente su ingenio mejora sus condiciones

  64. Sandra M. dice:

    1. El diseño actual se basa en la ganancia económica a través de la creación de necesidades en lugar de basarse en la creación de soluciones a necesidades existentes, es el capitalismo en estado puro.

    2.Para mi el buen diseño une la estética con la creación de una solución ingeniosa para una necesidad por lo que crear soluciones para el 90% que sean estéticas como esa ducha de colores para los Chilenos es hacer buen diseño social, son perfectamente compatibles, por supuesto.

    3. Por lo de siempre:PODEROSO CABALLERO DON DINERO. Para que el diseño sea rentable tiene que responder a las necesidades del 10% que está dispuesto a pagar por ello, el otro 90% no interesa, no es rentable.

    Estoy de acuerdo con consumir más mercado justo y artesanía local pero el problema, como siempre, es la diferencia abismal de precio, yo no suelo poder permitírmelo, la verdad.

  65. Laura López dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Como todo, desde el Norte se piensa en crear para el Norte. Se buscan o crean necesidades que suplir para sacar beneficios económicos.

    El diseño es importante y necesario, pero falta ese punto social que vaya más allá de querer vender para pensar en beneficiar la vida de las personas de TODO el mundo.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Creo que sí, como en el ejemplo que hemos visto. El diseño puede servir perfectamente para ayudarnos a tener una vida más fácil cubriendo necesidades o facilitando ciertas actividades, esto puede ir más allá de mejorar coches para que tengan cuarenta pijotadas y en su lugar diseñar, como hemos visto, productos que mejoren la vida de gente con menos recursos y más dificultades en su día a día.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Si el mundo se redujera a 100 personas, 6 personas poseerían el 59% de la riqueza. Y se produce para quien pueda pagar y, a ser posible, con un alto margen de beneficio. El querer obtener más y más hace que nos olvidemos de ese 90% que necesita más ayuda pero no puede pagar tanto. Se ha creado un sistema excluyente, por eso los que crean crean para ellos. Crean cosas según sus necesidades y según su entorno. Una razón puede ser el desconocimiento, pero creo que es el sistema capitalista y de beneficios económicos lo que genera este hecho.

  66. Juan_dlo dice:

    Como bien comentaban en la introducción de la temática de esta entrada los diseños buscan el fin comercial, y si colateralmente ayuda, pues oye hacemos una campaña social (también ocurre al contrario se diseña de manera social para obtener un fin comercial).

    En cuanto al diseño comercial, las empresas buscan beneficios. Cuando intentan hacer algo social las tildan de que nso quieren engañar y es una estrategia. Hagan lo que hagan las empresas siempre lo verá con sospecha el público, porque ellas mismas se han buscado que desconfíen de lo que hacen.

    El buen diseño y el diseño social son compatibles, y creo que el concepto es diseño universal. Los diseños deben realizarse de forma que tod@s las personas podamos utilizarlos y por supuesto que no supongan un cargo al mundo en el que vivimos, ya sea social o medioambientalmente. En el II Foro Internacional de Diseño Universal, celebrado en febrero de 2011, me abrieron un nuevo mundo, una nueva visión de lo que toco y uso cada día. Un ejemplo muy sencillo pero práctico, era el diseño de las casas, la mayoría no tienen las medidas para silla de ruedas, o los baños de las mismas deben ser modificados. Qué ocurre si tengo un amigo o amiga minusvalido? ¿No puedo ofrecerle usar mi baño? Ya no hablemos de prestarle mi vehículo si tiene el suyo en el taller. Y esta idea de reinvidicar un diseño para todos, instaló en mi un detector de diseñoschapuceros: contenedores que se abren al pisar con el pie, escenarios de Universidades y edificios recién inaugurados sin rampas, butacas para personas en silla de ruedas en las primeras filas del cine (enserio nadie se sienta en esas filas)…

    En fin solo puse el ejemplo de este colectivo, pero cualquier persona a medida que pasen los años será más dependiente, cómo conseguir que no lo sea, pues el diseño un gran aliado ¿qué costaría un poyete o una barra para apoyarnos al lado del retrete?

    Ya que nos ponemos a diseñar algo, hagámoslo bien, pero bien para tod@s

  67. Marta Ferreres dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Si pensamos en el concepto diseño la primera relación de ideas nos lleva a los adjetivos: exclusividad, lujo o elitismo. Otorgamos esas características de forma inconsciente por que es lo que nos han vendido del concepto diseño. Creo que el diseño actual se enfoca, erróniamente, más a la estética y la originalidad que a la comodidad y practicidad de los objetos. Creo que, actualmente, se usa la palabra diseño de una forma muy 'snob'.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Demostrado queda en el proyecto realizado en Chile, que obviamente pueden ser compatibles. Todos los gadgets que se muestran en la notícia son altamente prácticos, funcionales y estéticamente bonitos. Y otro punto importante, es que el precio de los mismos, seguramente, no es disparatado con el pretexto de que es de "diseño".

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Por que ese ínfimo 10% es mucho más rentable económicamente. Un hecho meramente egoísta.

  68. Manuel dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?
    En general, bien. Ser creativo, novedoso, original.. es importante siempre y difícil. En este mundo consumista, todavía más.
    Parace que está todo inventado pero no. Hay que tener talento ó imaginación para ver lo que otros no ven.. pero que está ahí.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?
    Si, aunque seguramente la mayoría no tengan tiempo para ese diseño social.
    Mira IKEA… diseñan en Suecia y fabrican en China.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?
    Si yu fuera diseñador y dependiera de una empresa, ésta solo se preocuparía del tanto por ciento que puede adquirir el producto

  69. pablo fonte dice:

    Muy interesante el tema de hoy, principalmente por mi poco conocimiento de este campo del diseño, la publicidad, el márketing etc.

    Cuando pienso/pensaba en diseño industrial siempre lo relacionaba con un producto/marca, y una empresa que lo único que busca es el beneficio económico por encima de cualquier otro valor, como comentáis al principio del tema, asociado al modelo de producción y consumo como un pilar básico para mantener el sistema. Veo que por un lado están los valores que se transmiten al intentar vender un producto pero que un escalón más arriba está el diseño social aplicado al diseño industrial, y como ejemplo el que nos proponéis de la Universidad de Chile, un diseño basado y orientado a cubrir las necesidades de las personas.

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Creo que mi visión del diseño actual está muy sesgada, principalmente por desconocimiento, por eso me está gustando tanto este curso 🙂 Como comentaba al principio veo el diseño muy orientado no sólo al consumo sino a intentar vendernos valores y productos que realmente no necesitamos o que son muy prescindibles en nuestra vida diaria. Supongo que el contexto de crisis en el que nos encontramos provoque cambios en el campo del diseño y quizás empiecen a nacer nuevas experiencias como la de Chile.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Creo que tienen que ser totalmente compatibles, un diseño orientado a las personas, a sus necesidades, no tiene por que ser un mal diseño, el problema está en si todo nuestro esfuerzo al diseñar lo ponemos en crear un producto para que se consuma de forma masiva sin pensar en su función social.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Supongo que por lo que comentaba arriba, generalmente se invierte en diseño para vender un producto y obtener beneficios, para generar una necesidad en la gente más que para cubrirla.

    Siento ser tan escueto en el tema de hoy pero se me escapa un poco de mis conocimientos 🙂

    saludos y buen día¡

  70. Nacho dice:

    El diseño actual puede que esté más orientado a la estética del producto, a su capacidad de venta como elemento decorativo, más q al servicio q puede dar, a su practicidad, o a las consecuencias q tiene para el entorno su uso, su fabricación, su coste… Es una orientación única del producto como producto de mercado.

    por supuesto que es compatible diseño social con el buen diseño, es más, creo que el diseño social es el buen diseño, el que tiene una visión más amplia: el producto, el uso, las mejoras que puede provocar en la vida diaria de los usuarios, las repercusiones que tiene el producto (en todo su proceso) en el entorno… el diseño social es efectivo, sostenible y responsable, piensa en los demás… como no va a ser bueno? es el mejor!!

    No llega a ese otro 90% porque está orientado al consumo dentro de una economía capitalista, en el q prima su estética y la posibilidad de sacar un alto rendimiento económico por su venta, no en resolver problemas cotidianos, como decía el presentador del video, de la población q por su situación económica queda fuera del mercado de consumo, no interesan, no compran o los productos tiene escaso margen. En definitiva, el diseño no está orientado a la persona y a hacerle la vida mejor, ahora y en el futuro.

  71. Itziar dice:

    Es evidente que el buen diseño y el diseño social no son en absoluto incompatibles. En todo caso, la definición del buen diseño debería incluir la perspectiva ética del diseño social. Creo que el diseño actual genera necesidades que a menudo no se pueden satisfacer, pero me parece de alguna manera comprensible (no justificable ni deseable) diseñar para “el 10%” si perteneces a ese grupo, lo conoces mejor y lo consideras “tu público”. Por suerte, como se menciona en el post, la sostenibilidad y la responsabilidad social son valores en boga: para que el mundo mejore, deben satisfacerse los intereses de todos, por eso, más que intentar cambiar el problema de raíz, lo que es complicadísimo, creo que vale la pena intentar/inventar un escenario donde todos ganemos.

  72. Paula Vázquez dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Coincido con lo que se dice en el post de que asociamos el diseño a una clase media-alta y que por ello sólo está al alcance de unos pocos. Vivimos así mismo en una sociedad consumista donde sólo importa el beneficio económico, de ahí que las necesidades de los más desfavorecidos ocupen casi siempre un segundo plano.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Claro que son compatibles. Además, pienso que el diseño social debería ser cada vez mejor, abundante y alcanzar así un mayor estatus. Iniciativas como las de Chile deberían ser abundantes en nuestro entorno social.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Las clases bajas no son rentables, no aportan el beneficio económico que buscan de los diseñadores. Casi toda la producción actual se encamina al consumismo.

  73. María dice:

    !Me ha encantado el artículo y el proyecto chileno!. El diseño social puede tener la misma calidad que el industrial y por supuesto, mejores fines. Los motivos por los que no pensamos en ese porcentaje, tiene un carácter, exclusivamente económico, sin valorar el potencial del diseño social.

  74. Lidia Chía dice:

    Quizá sea una idealista (como todos aquí :P), pero creo firmemente en que el diseño y lo social no sólo son compatibles, sino que deberían ir de la mano. Si el diseño no obedece a satisfacer necesidades de la sociedad, entonces qué sentido tiene, ¿no?

    Lamentablemente como bien decís vosotros, el motor económico es lo que ha producido que la cadena de producción haya crecido exponencialmente con el paso de los años por la expansión del capitalismo, lo que deja de lado la ética socioambiental digamos. Siguiendo la ley del máximo beneficio, es lícito… Pero más o menos gracias a la gente las empresas han ido adaptándose un poco a cuidar esa imagen de 'ser verdes' y aunque yo tampoco estoy muy contenta de que sea para aparentar, lo cierto es que al menos en algunos puntos la cosa habrá mejorado. Aunque hay algunos ejemplos para la indignación, como cuando los coches empezaron a venderse como superecológicos cuando en realidad era por imposición de la UE…

    Supongo que si no se piensa en ese otro 90% en parte es por hábito, y en parte porque no interesa que la gente desarrolle esa ética; no interesa que los niños (grandes y pequeños) quieran desarrollar soluciones para pueblecitos en desarrollo, porque entonces verán cosas que las empresas no quieren que vean y se pondrán a exigir cambios. Y el cambio no sólo es que dé miedo, es que supone un gasto (que otros considerarían 'inversión'). Y si la cadena se hace más horizontal… dónde habrá espacio para mi megadespacho y mi salario con mil cifras?

  75. Noelia dice:

    Antes de contestar a las preguntas que habéis planteado me gustaría hacer un par de comentarios sobre el post que habéis escrito.

    Me parece un texto muy maniqueo y, por que no decirlo, caricaturizador y simplista el el sentido de que las afirmaciones que se exponen carecen de una argumentación de peso con ejemplos que acrediten lo que se dice.

    Os comento en que párrafos creo que se ha dado el caso y doy ejemplo argumentando:

    "El principal fin de la producción de objetos es hacer crecer el capital de la industria y las marcas sobre todas las cosas, sin importar si se atenta contra el medio ambiente, si se explota a los trabajadores, si se desplaza a pequeños productores y a la economía local, y sin importar, incluso, la calidad de los mismos productos.": Bien, creo que no es cierta la afirmación sobre la calidad de los productos. Si bien ekl mercado capitalista busca el ofrecer un producto al menor coste de material y mano de obra no es cierto que aporte a los consumidores productos de poca o mala cantidad. A un industrial de productos de lujo creo que le importa la calidad pero es que a un productor de móviles (objetos en los últimos años muy democratizados los cuales son utilizados cada vez más por más usuarios) también!

    Sobre este punto, por ejemplo está el Apple II sacado al mercado en los años 70 por Wozniak y Jobs el cual fue el primer ordenador con una garantía de un año en contraste con los 90 días que ofrecían el resto de ordenadores. Ofrecer ese producto con una garantía tan prolongada en el tiempo, en esa época, es un sello de calidad ya que si el producto no es bueno no te dura tanto.

    Como anécdota y argumentació cabe detacar que cuando se presentó el Apple II Jobs vio que la carcasa de plástico tenía diminutas imperfecciones y las hizo llevar al taller donde fueron fabricadas para que resolvieran ese casi imperceptible fallo. Eso es cuidar el producto y no creo que sea el único empresario que se preocupe por la calidad de lo que ofrece al fin y al cabo un cliente contento por lo general repite si está satisfecho con la compra.

    Otro! "Hemos estigmatizado de tal manera a los grupos más pobres, como suele pasar en el resto de ámbitos, que durante años el diseño indutrial los ha considerado como “no consumidores de valor”

    Mmmm…¿en serio? porque las empresas se están espavilando y gran cantidad de empresasas globales viene siendo atraída por la seductora idea de que se puede hacer dinero desarrollando e ingresando en el mercado productos para quienes están al fondo de la pirámide. Son unos 4,000 millones de personas alrededor del mundo que se ganan la vida con alrededor de dos dólares y a las empresas no se les escapa ni una. Leí un artículo muy interesante este verano en una revista empresarial en un avión que hablaba sobre ello. Y, que conste que que no esté deacuerdo con que no se tiene en cuenta a "los pobres" en la elaboración del diseño de los productos no quiere decir que esté deacuerdo con que las empresas saquen rédito hasta de la pobreza de la gente y quieran sacar tajada hasta de los dos dólares al día que muchos de ellos ganan.

    En fin, ya os digo que sin ánimo de que nadie se sienta ofendido. No sé que le parece al resto los comentarios que he hecho, ya diereis.

    Y ahora, al lío! Estas son mis respuestas:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Que cada vez se ha dotado de más fuerza a la imagen del producto y a la atrinución que se le da para potenciar la venta de productos pero creo que a parte del diseño industrial nuestras vidas se han impregnado de diseño y éste se ha instalado en uno de los valores al alza en la población. La gente cada vez valoramos más un buen diseño pero la clave está en no concentranos en la forma y que el fondo pierda importancia. Por ejemplo, me parece estupendo ese diseño del jabón que me proporciona una experiencia orgánica pero… ¿se ha experimentado en su elaboración con animales? ¿Lleva polopropilenos deribados del petróleo? Educar para que las personas utilicemos el pensamiento crítico, relfexivo, responsable y ético es imprescindible si no nos queremos perder en el continente y olvidarnos del contenido de lo que obtenemos.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    No solo son compatibles sino que deben de serlo para estar a la par del resto de elementos diseñados si no nno atraen y permanecen como diseños de segunda división relegados a tener menos impacto que el resto.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Por que el mercado del cual también somos responsables por el hecho de elegir lo que consumimos ofrece productos y la gente decide comprarlos.

    En mi opinión es el pez que se muerde la cola: compramos productos de mala calidad porque los fabrican o se fabrican porque hay un mercado que los compra?

    Solución: eduquemos y enseñemos a comprar para que la gente sepa elegir. 🙂

  76. Sara G. de Blas dice:

    Creo que el diseño actual está un poco deshumanizado, tanto por parte de quienes producen los productos como por parte de quienes los consumen. Lo importante no son las personas, sino los consumidores. Un claro ejemplo es el coltán. Es conocido por gran parte de la sociedad que la extracción de este mineral, que se utiliza para los aparatos electrónicos como los móviles, es el causante de algunas de las guerras del continente africano. Sin embargo, eso no evita que la gente cambie de móvil cada año. Simplemente un poco de empatía hacia aquellos que sufren haría que nos replanteáramos esta costumbre.

    Creo que sí son compatibles, sólo se necesita voluntad. Para ello debe prevalecer la ética sobre la estética, en vez de la estética sobre la ética.

    Probablemente porque ese 90% busca productos necesarios, mientras que el otro 10%, que normalmente tiene satisfechas sus necesidades básicas, demanda productos distintos, como estética o diversión. Se piensa que son los que tienen el poder adquisitivo por lo que se busca llegar a ellos. Pero no siempre es así, muchos productos son consumidos por ese 90%, o lo harían si tuvieran la opción, como el caso de las regaderas que podemos ver en el vídeo enlazado en este post.

  77. Nuria dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual? El diseño actual está vendido a las grandes corporaciones, que son las encargadas de diseñar necesidades en las conciencias de los seres humanos. Con pocos fondos, una ONG puede ser creativa, audaz, llegar al espectador, pero nunca contará con el colchón económico y las posibilidades de diseño que las grandes corporaciones disponen.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles? Sí son compatibles, aunque el capitalismo voraz tiene mayores recursos para hacer que el diseño esté al servicio del consumismo y no al servicio de la conciencia social. Sin embargo la creatividad y la innovación son claves para que el buen diseño también tenga tintes sociales. Hoy en día, inclusos las grandes empresas comienzan a pensar en Responsabilidad Social corporativa, con lo cual, destinan grandes fondos a grandes campañas de concienciación en las que pretenden mejorar su reputación a través de buenos diseños sociales.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos? Porque efectivamente, las grandes empresas no piensan en ese 90% que no puede incrementar sus riquezas. Piensa en enriquecerse aún más haciéndoles la pelota a ese 10% de la población que desafortunadamente está de vuelta de todo.

  78. Miguel Ángel dice:

    Existe un diseño que tiene en cuenta valores y visiones sociales (aunque no sea su objetivo principal), al igual que existe una economía de producción que tiene en cuenta el impacto ambiental y la reposición de los bienes consumidos como una parte más de los costes de producción. (No estoy de acuerdo con muchas de las afirmaciones que se hacen en este artículo, quizá hagan referencia a la industria del siglo XIX y no a la del XXI)

    El diseño basado en mejorar la calidad de las personas irá por la propia definición orientado a las necesidades (profundas o superficiales) de ciertas personas.

    Quizá la distinción es a quiénes va destinados, a cuántas personas o a qué tipos de necesidades.

    Puede que mi visión sea muy idealista, pero hoy NO todo el diseño está orientado a aquello que más dinero puede producir. El diseño, claramente, se ha democratizado, está al alcance de mucha gente, y llena desde lo anecdótico, hasta soluciones para cubrir necesidades básicas, pasándo por lo superfluo y lo orientado al consumo masivo.

    El diseño puede ser forma de expresión personal para nuestro tiempo libre, una forma de arte o una forma de ganarnos la vida, y por lo tanto que busque un beneficio económico (nuestro)

    Estará en manos del diseñador si quiere volcar sus valores personales, visión positiva del mundo y ese diseño sigue un fin más allá del económico

  79. Cátia Gon&cce dice:

    El diseño está cada vez mejor desde un punto de vista técnico y creativo. Pero, la verdad es que tenéis toda la razón, el diseño tiene su foco en solo 10% de la populación. Ese porcentaje que tiene dinero para pagar los productos que ese diseño promociona.

    Las técnicas creativas están cada vez más desarrolladas, las ideas son cada vez más brillantes y los creativos son cada vez más profesionales. Pienso que estas tendencias representan buenas noticias para el entorno social. Sin embargo, hay que encontrar formas para aprovechar las capacidades creativas del mercado actual, adaptándolas a las causas sociales.

    El buen diseño y el diseño social no solo son compatibles como tienen que ser indisociables. Solo con un buen diseño podremos dar más amplitud a las causas sociales y hacer con que el “resto de la población” (los 90%) sean más tenidos en cuenta por parte de las organizaciones.

    Hasta ahora, tendemos a olvidarnos de esos 90%. A las organizaciones comerciales y con fines lucrativos “quizás” no les interese que estemos muy preocupados. Yo pienso que el buen diseño social puede generar un cambio en nuestras mentes. Si este cambio acontece, nosotros acabaremos por cambiar a las organizaciones comerciales, ya que ellas son un reflejo de nosotros mismos.

  80. jpzafra dice:

    El post está lleno de frases bastante intesantes.

    Sin duda el diseño industrial puede hacer lo que quiera como llevarnos a crear necesidades inútiles incluso resolver problemas sociales pero ¿interesa? contra esto solo se puede luchar con educación.

    Esta claro que la sostenibilidad está de moda pero no sabemos a que precio.

    El diseño industrial y social deberían ir de la mano pero sabemos que no es así, un ejemplo en Apple todos queremos un iPad cuando su código es totalmente cerrado, nos han creado esa necesidad en lugar de que el código pudiera ser abierto para que todos pudiésemos mejorarlo y compartirlo, prefieren vender un producto cuando hay otras posibilidades en los servicios, y al final todos nos alegramos porque Apple contribuye con tal campaña o con la otro…

    La mentalidad de la industria en el ejemplo anterior si un código fuese libre ayudaría al bien común ya que podríamos compartirlo y mejorarlo de este modo todos nos beneficiaríamos, la industria tiene miedo de hacer un cambio en su modelo de negocio.

  81. Sara Zahzil dice:

    Este tipo de diseño se basa en la venta masiva de productos. Existen tambien productos diseñados especificamente para los sectores mas vulnerables, esto no significa que sirvan o ayuden a mejorar su calidad de vida. Las soluciones creativas en la cotidianeidad para accesar a mejores cosas es pan de cada día en nuestros países. Sólo que masificarlo es lo dificil.

  82. Cris dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual? ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles? ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    En general está bien, está recuperando una estética de hace 100 años con todo un repaso de lo que continuó. Me gusta. Cuando hablamos de diseño actual ¿de cual hablamos del que tenemos a mano, o pensando en lugares menos desfavorecidos? El video está muy bien, pero esos estudiantes chilenos tuvieron que vivir unos días con otros compatriotas que vivían en otro lugar de Chile para darse cuenta de las necesidades reales que necesitan (aquí respondo a la 3ª persona) Es difícil diseñar algo que no sabes si es necesario o no, y más si tú no vives esa problemáticas.

    Respecto a si son compatibles…por supuesto, no sé ve en el video su compatibilidad? Un buen diseño, no es el que estéticamente es bello, sino el que es útil. Sino fuera útil…lo desechas, lo ignoras por lo que no te sirve.

  83. xavi chamorro dice:

    ¿El diseño actual? Nos encontramos hace años en un momento prólijo en creatividad y producción artística. La red no sólo ha hecho que accedamos a muchas más campañas y contenidos, sinó que además ha estimulado la materia gris, no sólo de profesionales sinó de neófitos también. Las posibilidades del 2.0 en este campo son fecundísmas. No hay excesivas campañas que me sorprendan. Hay que distinguir el diseño publicitario puro y duro, el marqueting de ventas, en el que conviven una gran calidad técnica (en este país tenemos grandes agencias y diseñadores) con mediocridad de conceptos y esquemas en ocasiones demasiado exprimidos. De todos modos subrayo la gran calidad técnica de muchísimas campañas.

    No sólamente son compatibles el buen diseño y el diseño social, sinó que campañas excelentes pertenecen al ámbito del diseño social que en creatividad y calidad superan a marcas comerciales en muchos casos. Otro tema está en los recursos económicos. Si muchas ong's tuvieran para una campaña el mismo dinero que la innombrable bebida carbonatada de azúcares (por poner un ejemplo) podríamos comparar resultados en igualdad de condiciones. Si juzgamos el éxito de una campaña por la influencia que ha ejercido en la gente, claro si llegas a millones de personas (la TV es muy cara) más opciones tienes de triunfo. Más impactos = más posibilidades.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos? Por que el capitalismo es un mounstruo tan maquiavelicamente bien construído que ha llegado a instalarse en nuestro inconsciente colectivo.

  84. juandepaso dice:

    Primero de todo. Perdón. Soy Diseñador Industrial.

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Que es verdad que venimos de un epoca superficial, donde prima el beneficio economico sobre el social o ambiental. Pero eso ha empezado a cambiar. Cada vez hay más proyectos conciencienciados con estos temas.

    El diseño para el otro 90% no solo se refiere a las clases más desfaborecidas tambien lo se refiere a personas descapacitadas. Un proyecto que de trabajo algun sector en horas bajas, ya es un proyecto social. Eso no quiere decir que todo vale. Se debe enteder que debe cumplir unos reuisitos ambientales y sociales.

    3 ejemplos de proyectos en España.

    ESTUDIO STIMULO – Silla de ruedas EVCUACIÓN PS-160

    GERARD MOLINÉ – La Lana de la Oveja Xisqueta

    Vino Lazarus – Etiqueta en braile

    Otro ejemplo: Un documento interesante de varias personas relacionadas con el diseño – "Diseño para todos" http://w3.bcn.es/fitxers/ajuntament/guiabondissen

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    No es que sean compatibles, es que si el diseño no es social y ambiental no es bueno. Asi de simple.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Porque desde las escuelas se nos inculco que no era un sector atractivo para los intereses de un diseñador. Lo más fuerte es que yo hasta hace poco me lo habia creido. Ahora intento salir de este pantano.

    Es gracioso ver como los maetros y escuelas que antaño no dejaron hacer proyecto ambientales o sociale ahora correr a ponerse en "la foto". Es posible que sea una moda pasajera (social/ ambiental) pero depende de nosotros que no sea así. Además como romantico empedernido y un poco inocente creo que el cambio va en serio (por es un cambio logico). Un discicplina como el diseño que se enmarca en entre el usuario, el entorno y el producto debe ser social y ambiental sino se tira piedras sobre si misma…

    no queria hablar mucho, porque reconozco que soy el primer culpable,… pero el corazón pudo a la cabeza 😉

  85. ana reyero dice:

    Se me ha colado una pregunta del post al final. Oooops.

    Mi hurra final es VIVAN ELL@S!!!

  86. ana reyero dice:

    Voy a suponer que con "buen diseño" nos referimos a diseño de calidad [vamos que podría estar diseñado para "este 10%" y lo usaríamos de tener la necesidad para la que se ha diseñado]. EL DISEÑO SOCIAL puede ser tan bueno o malo como otro tipo de diseño, ESTÁ IDEADO POR EL SER HUMANO. En cada diseño va parte del concepto del mundo, objetivos, razón de ser, saber hacer de su creador/a. Puede ser tan compatible con cualquier diseño como su creador/a sepa. pueda y quiera hacer que sea.

    Y sí, son compatibles.

    Pueden pasar varias cosas para que no tengamos presente a ese 90% [me lo estoy inventando, aunque reflexionado, porque yo no soy diseñadora profesional o alomejor sí y lo descubro en este curso]:

    -Tenemos una visión muy reducida. A pesar de la globalización también de la información, ésta está mediatizada y además condicionada por nuestra percepción. Las necesidades son muy diferentes en cada población, para cada persona, para cada continente, para hombres y mujeres, niñ@s o mayores, estado de salud… sí, supongo que éste es uno de los desafíos de los "inventos", tener el mayor impacto en volumen de población al que "resuelven" la papeleta. Para el lanzamiento de medicinas siguen ese criterio [no es desde luego un buen ejemplo, pasan muchas cosas con el mercado de los laboratorios farmacéuticos], las medicinas que "salen ganadoras" para curar las enfermedades [que ya nos hemos encargado antes de crear] no son las más efectivas contra la enfermedad, sino las más "resultonas" con más volumen de población. Vaya tema que me ha salido… bueno, las medicinas son también resultado de un diseño y sí, y no sólo están dirigidas al 10% sino que están restringidas al otro 90; ésta era la segunda cuestión.

    Cuando tenemos nuestras necesidades básicas cubiertas entonces tenemos la necesidad de la estética. Antes en Yammer hemos compartido piezas de música clásica que son la belleza; son la belleza si he comido antesdeayer, ayer y hoy. SI NO, LA BELLEZA ES UN POTAJE.

    Recapitulemos: visión humana reducida, todo-por-la-pasta, necesidades diferentes [desconocidas o no-queridas-conocer por el mundo del 10%].

    Pero igual que no conocemos las necesidades tampoco conocemos a un montón de gente que sí diseña para ese 90% [incluso pudiera ser que formara parte de él] y que EXISTE AUNQUE NO SALGA EN LA TELE, ni el facebook, ni en ningún mundo virtual. y que está seguramente inventando cositas resultonas cotidianas a cada rato, cada vez que tengan que solucionar un problema, y no creo que estén inscrit@s en ninguna escuela de diseño de ningún tipo. VIVAN ELL@S!!!

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

  87. David dice:

    Si miramos años atrás, veremos que los seres humanos vivían con menos cosas que ahora y vivían! Ahora estamos repletos de cosas a nuestro alrededor, productos nuevos, tecnologías nuevas. Constantemente nos bombardean con productos nuevos, con lo último y si no lo tienes no estás a la moda. En todos estos productos industriales, no veo que piensen en la necesidad de las personas en concreto como este anuncio en Chile, sino que piensan en un producto que vaya a comprar mucha gente y que sea goloso para ganar mucho dinero con ello.

    Creo que el buen diseño tiene mas valor, gente que se dedica a crear cosas que sean útiles a las demás personas, gente que se dedica a realizar cosas con sus propias manos y no piensan en hacerse ricos sino en un bien para otros, o en quienes comprarán su producto y en hacer feliz a esas personas, esto tiene mas mérito no creéis??

    Mi conclusión al tema que deberíamos ser diseñadores creativos para hacer de ello un mundo mejor no para que el mundo compre nuestro diseño.

  88. Lucía dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Creo que la necesidad de productos más ecológicos y reciclables chocan completamente con la metodología de las escuelas de diseño.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    En cierto modo creo que no, de hecho existen diseños facilmente reconocibles como diseños baratos y buenos, por ejemplo el boli bic, la silla 14 de Thonet y algunos de los productos de ikea. El fallo… son económicos y sencillos de fabricar pero no se piensa en la segunda vida del objeto.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    No creo que sea siempre así, pero sí he de decir que al menos por mi experiencia en la escuela de diseño te educan más para que crees productos "de diseño" que productos con una producción eficiente.

    Por otra parte quería mencionar que quizás los europeos no pensamos en el otro 90%, bien, pero actualmente muchos comerciantes chinos tienen sus objetivos comerciales en Africa, ofrecen lo dicho, productos baratos, pero en punto sigue siendo el mismo ¿Qué pasará con el planeta si seguimos así?

  89. Karina dice:

    Me parece muy interesante lo expuesto en este tema, me hizo reflexionar sobre el diseño de un modo diferente.

    En general estoy totalmente de acuerdo con lo que se expone, el diseño actual está muy centrado en lo económico. Yo creo que hoy en día hay más recursos para hacer mejores cosas, pero los intereses económicos van en una línea muy definida, y cuesta cambiar eso.

    Es difícil pensar en "el otro 90%" porque nuestra visión del mundo es limitada, y cuesta hacer cosas centradas en algo que no conocemos ni siquiera nos interesa conocer.

    En cuanto a si el buen diseño y el diseño social son compatibles, por supuesto!!

  90. Paula dice:

    Poco o nada más puedo aportar además de lo que han dicho otros compañeros. El diseño actual está pensado para vender, por supuesto, pero eso tampoco me parece que tenga que ser malo en sí mismo. Quizás el problema esté no tanto en que los que diseñan sólo piensen en una parte de la población, sino en que los que compramos tampoco lo hacemos.

    En cualquier caso, considero que el buen diseño no está reñido con el diseño social en absoluto.

  91. Cristina Pet dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    El diseño, la innovación es el futuro, según mi forma de pensar. No todo está inventado y, si lo está, se puede hacer desde otras perspectivas.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Deberían de ser compatibles pero, el negocio es el negocio. Por ejemplo, existen diseños de aparatos técnicos de apoyo para las personas que tienen movilidad reducida pero a unos precios abusivos que no se corresponden con los sueldos.¿De qué me sirve a mí que exista un aparato que te permite caminar autónomamente si tiene un precio que es totalmente inalcanzable para la mayoría de los bolsillos?

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Pues creo que es porque se piensa siempre en lucrarse antes que en los demás.

  92. Oscar dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Estoy de acuerdo con lo que se dice en el post, estamos en una sociedad consumista y capitalista, y el diseño es otro de los medios para conseguir ese fin.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Yo creo que si, son conceptos totalmente compatibles, que un diseño sea bueno no depende de que sea social, industrial, o de cualquier otro tipo, sino que depende más de la voluntad de las personas u organizaciones y de lo que inviertan en el, y no hablo solo de inversión económica, sino también de inversión en tiempo, ganas…

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Porque "el dinero es el dinero", y por tanto el que paga es que pone las reglas…

  93. NPG dice:

    Para mi el diseño actual sólo va enfocado a que la gente compre y compre sin parar. La calidad de los productos es peor, las cosas se rompen antes, arreglarlas es más caro que comprar algo nuevo… nos venden productos perecederos para que sigamos comprando y cada dos por tres sacan al mercado el mismo producto pero con alguna innovación, detalles mínimos que nos hacen creer que vuelven al producto completamente nuevo.¡No paran de crearnos 'necesidades' que no necesitamos! No estoy de acuerdo con esta tendencia, de hecho, me molesta bastante que nos traten así, aunque en realidad creo que nosotros nos dejamos… esto es un bucle imparable que terminará cuando los recursos naturales se acaben, y entonces ya será demasiado tarde…

    Por eso hay que confiar en el diseño social, tener en cuenta a todo el mundo (ricos, pobres, clase media) y pensar en el medio ambiente. Eso es por lo que debemos luchar y trabajar día a día!

  94. Alejandro Morcillo dice:

    El diseño, hoy en día, se encuentra excesivamente mediatizado por el mercado. Es natural que, con una economía en recesión, diseñadores y fabricantes se peguen al suelo y arriesguen lo mínimo.

    En mi opinión existe en España un excelente nivel de diseño, tanto gráfico, como industrial, expositivo, ambiental, corporativo… pero a la vez una competencia salvaje, un ámbito asociativo pésimo y un apoyo institucional nulo (lo del DDI es sangrante). Poca colaboración interprofesional, apoyos nulos y un mercado reptante, hacen que al diseñador español… casi no le quede otra que emigrar.

    Por supuesto diseño social y buen diseño pueden y deben ser compatibles, al punto que incluso existen sólidos avances regulativos en materia de sotenibilidad y residuos en los procesos de producción industrial para artes gráficas, por ejemplo, y ello no merma en absoluto la calidad final de los productos editoriales.

    Finalmente, plantear el diseño como actividad comercial para un sector de la población que no puede pagarlo, hasta la fecha ha sido lógicamente desestimado. Y ello se debe a que el diseñador, en realidad, es un mero conceptualizador, pero siempre hay una empresa de producción detrás que es quien financia el encargo, la producción y la comercialización del producto… Empresa que basa su existencia en el rendimiento económico y los márgenes de los costes de producción, con lo que lógicamente los productos realizados con materiales de alto coste y producciones limitadas a targets de alto poder adquisitivo rendirán un mayor beneficio comercial… y éste es el secreto, no hay otro…

    Si deseamos comercializar productos de diseño social para ese 10%, sólo se podrán realizar contando con patrocinadores institucionales o corporativos y como complemento a programas específicos de desarrollo social, evidentemente al margen del mercado y con un rendimiento comercial mínimo, nulo o en pérdida. Hoy me toca ser el pepitogrillo de los comentarios…

  95. Isabel dice:

    Buenas noches a todos. En cuanto al tema de hoy, soy contraria al sistema capitalista y consumista impuesto en la actualidad. Por ello, considero que el diseño social no sólo debe ser una herramienta del tercer sector, sino que también debe extrapolarse a otros ámbitos, como el empresarial, institucional, comunitario y personal. El diseño industrial debería convertirse en diseño social, ya que éste debe aplicarse en todos los sectores, en primer lugar, por cuestiones de moralidad y principios, algo de lo que carecen el neoliberalismo empresarial y el terrorismo financiero de hoy en día. Es otro motivo de lucha el que cualquier entidad que venda un producto o servicio sea coherente en sus mensajes, sin manipular informaciones e imágenes y sin hacer todo lo posible para que el consumidor adquiera su producto independientemente de los medios utilizados para ello (explotación, contaminación, creación de falsas necesidades…).

    En muchas ocasiones, el diseño industrial refuerza estereotipos y alimenta modas a través de la repetición de mensajes. Además, con respecto a lo de sostenibilidad, lo tenemos tan asimilado que nos engañan continuamente con falso respeto al medio ambiente, que no hace sino alimentar su imagen.

    Creo que el buen diseño y el diseño social son 100% compatibles, ya que el mejor de los diseños será el que sea transparente y cuente con un fin realmente social, huyendo del beneficio económico como lo único importante (que es lo que caracteriza al diseño industrial).

    Y por supuesto que el consumidor también es responsable. Y es que en nosotros está el poder, y por ello debemos exigir productos, servicios, etc. que respondan a criterios sociales y morales, debemos saber de dónde viene el producto que consumimos y cómo se fabrica. A ser posible, lo ideal es evitar el mayor número de intermediarios.

    Por último, me ha parecido muy interesante el proyecto Un techo para Chile, porque refuerza los lazos entre la comunidad y contribuye a la economía local. Y qué buena idea lo de la ducha portátil. Recuerdo lo que dice una de las alumnas: “Para nosotros eso es vital, hacer un diseño que sea pensando en las necesidades de las personas y no desde la idiosincrasia simple del diseñador”.

  96. Ana dice:

    Hola a todos =)

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Yo pienso que el diseño que existe en la actualidad crea unas necesidades que no necesitamos, haciéndonos creer a todos que es algo prioritario. Hoy en día se desarrolla un movimiento de marketing que envuelve ese diseño que crea “el querer tener sí o sí un producto”. Es verdad que la mente del consumidor es fácil de manipular y convencer haciendo que compre un bien material que es innecesario, pues tan solo hay que ver los anuncios de Teletienda que a mí me hacen mucha gracia porque en verdad sabes que te están vendiendo cosas poco creíbles y absurdas y aún así las compramos. El otro día por la noche vi que anunciaban una aspiradora la cual te la vendían como si fuese lo más maravilloso del mundo, pues te prometían que con su adquisición tus necesidades serían satisfechas, tu vida sería más fácil e incluso parecía dar a entender que conseguirás al amor de tu vida si compras este aspirador; la verdad que era un poco surrealista, pero la publicidad y el diseño actual te invita a ello, es su finalidad VENDER.

    Pero, también considero que estos objetos nos necesitan para que éstos puedan existir, sino no tendría lógica el crearlos y diseñarlos ¿no? Pues, los consumidores son el principio y el final de un proceso empresarial. También, opino que la creación e invento de estos diseños nos hacen darnos cuenta de otras necesidades más importantes y más simples.

    Así que, no pienso que todo sean aspectos negativos.

    Además, hay que ver que poco a poco como se muestra en el vídeo, el diseño va cambiando y va adquiriendo características que hace que sean creados con motivos cada vez más ecológicos y solidarios, como el simple hecho de hacer que una familia chilena pueda tener agua y ducha caliente con ese sencillo producto. Los jóvenes son los más concienciados con ello y los que van a ir cambiando paso a paso los diseños puramente materiales.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Es necesario crear una metodología del diseño de acuerdo al tipo de sociedad a la cual pertenecemos y ese diseño no tiene como punto de partida la estética, pues a la forma de los productos no se llega a través de la forma misma, es decir que primeramente se crea un producto que tenga un diseño social y que cubra unas necesidades de carácter social, pero luego se debe de dar contorno al producto con cierta calidad estética para llamar la atención del consumidor y que sea atractivo. Pero, si el producto y la idea social es buena no necesitará mucho retoque exterior. De este forma, pienso que por supuesto que es compatible el buen diseño y el diseño social.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Porque el único fin de diseñar productos es venderlos, y por lo tanto no se tiene en cuenta el público no consumidor, sino el público activo y consumista que sabemos que va a comprarlo, considerando también que este 90% no tiene recursos económicos para obtener dicho bien comercial y que tienen otras necesidades más importantes que cubrir hace que tan solo se piense en el 10% restante.

    ALGO QUE DEBE CAMBIAR, SIN DUDA.

  97. Martus dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Creo que actualmente el diseño está centrado en "qué hace la competencia para ser yo más original". Las necesidades ya están cubiertas, por lo que el diseño no busca crear productos geniales para necesidades sin cubrir, sino crear productos originales que hagan parecer al producto anterior antiguo y así fomentan en el consumidor la necesidad de "ese nuevo producto ", olvidando que ya tenían algo que cubría esa necesidad…

    por supuesto que este diseño es el existente en el mundo occidental países ricos, países consumistas.

    En países en vías de desarrollo siguen diseñando/creando nuevas maneras para llevar el agua desde un manantial a sus poblado, por poner un ejemplo, aunque el vídeo de Un Techo Para Chile ejemplifica muy bien esta idea.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Si hay un fin lucrativo detrás ¡complicadísimo lo veo! estoy convencida de que si diseñásemos con el mismo objetivo que los estudiantes de la universidad de Chile… buscaríamos de verdad la necesidad y los RECURSO de que disponemos para satisfacerlos; seríamos mucho más eficientes!!! y recordado a Einstein y la cita del otro día: " Sin la crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía. Sin crisis no hay méritos. Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia." Sin crisis, sin necesidad real… ¿creamos o sólo innovamos, queriendo superar al de enfrente?…. da qué pensar…

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Porque en el mundo occidental, a ese 90% (¡¡¡que se dice pronto!!!) no es considerado como "target", como consumidor. No buscamos cómo llegar a ellos, ni sus necesidades, ni nos interesamos por conocer los recursos de qué disponen para cubrirlas… cuando llegamos a ellos es para imponerles nuestros productos.. no hay cosa más chocante que ver a un chico de la tribu de los Masai Mara (Kenia), que viste con una tela tejida por su madre, que le cubre lo justo, unas sandalias regalo de algún misionero y que caza para alimentarse ¡¡¡con un móvil!!! ¿¿a quién va a llamar??? no sabe porqué lo tiene..alguien en Nairobi se lo dio y ahí que va con él….

    No pensamos en ellos porque les tenemos olvidados… ;(

  98. Carola dice:

    Creo que el diseño actual esta regido más por modas que vienen desde afuera. Sin embargo, un buen diseño y que a la vez sea social puede ser totalmente compatible cuando hay creatividad de por medio. Pienso que quizás casi nunca pensamos en ese otro 90% llevados por el individualismo y el deseo de ganar más y de la manera más fácil posible. El desafío esta en buscar solucionar problemas y/o satisfacer necesidades de quienes más lo necesitan y con ello hacer una diferencia. Me parece excelente el ejemplo chileno y ojalá se pudiera difundir mas ejemplos de este tipo.

  99. ThaisBonilla dice:

    Gran tema el de hoy, y a partir de ahora el de todos los jueves.

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?


    En esta línea, debo comentar que estuve un tiempo trabajando en una revista del sector del mueble. Un sector ligado al diseño industrial. La revista se hacía eco de los mejores diseñadores y, sobre todo, de las ideas más vanguardistas de aquellos estudiantes recién licenciados en diseño industrial. Al hablar con ellos, con los estudiantes, siempre aseguraban que a la hora de pensar un objeto, un diseño, era primordial la funcionalidad. Que nada se diseñaba si no era funcional. De hecho, Cristina Toledo (http://cristinatoledo.com/), una diseñadora joven con ideas muy innovadoras me dijo: "Nosotros, los diseñadores industriales, deberíamos atender más a las necesidades de la gente. Creo que con ello cambiaría la percepción que se tiene de nuestra profesión" [recuperado de un reportaje que realicé ;-)]

    La realidad, después, era bien distinta. En las diversas ferias de muestras de producto a las que asistí los empresarios dejaban de lado a los buenos diseñadores (para mí aquellos que tienen en cuenta la funcionalidad, la sostenibilidad). Para los empresarios primaba lo "estético" y "vendible". Los diseñadores aprendían pronto la lección y olvidaban eso de funcional y sostenible aprendido en el aula. Además, aquellos que hacían diseño "sostenible", vendían ahora algo carísimo.

    Me encanta el diseño industrial, la creatividad llevada a objetos cotidianos. Me fascinan los diseñadores. Pero, es cierto que a menudo se piensa para el mundo neoliberal-capitalista, dejando de lado a los que necesitan de verdad un diseño industrial social, basado en mejorar el día a día de la gente y no en vender más. En esto, el proyecto que nos mostráis de Diseño para la innovación Social me parece 100% remarcable. Hasta ahora solo había visto diseños con productos reciclados o diseños que cubrían necesidades muy de los países desarrollados, como la falta de espacio.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?


    Por supuesto. Es más, diría que el buen diseño debe ser diseño social.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Simplemente porque no son un target potencial. A menudo, y como bien explicáis, los diseños se crean para vender más y su fin no suele ser mejorar el día a día. Pese a que hay una tendencia actual del diseño que busca solucionar problemas (medioambientales, de pobreza, de casas destrozadas por seísmos o huracanes, de situaciones económicas limitadas, etc.). Una moda, si queremos llamarle, que yo alentaría sin pensarlo y que podría llevar a que por fin el diseño sea útil, de verdad para ese otro 90%. Hay que sensibilizar en ello para que tanto diseñadores como empresarios, que son los que financian se movilicen.

  100. ariadna dice:

    el disegno actual se centra demasiado en la estetica, en hacer algo bonito y ese 90 popr ciento de la sociedad demanda algo que a parte de lindo le haga la vida mas facil. Obviamente si orientamos el disegno a esa minoria con poder adquisitivo el disegno industrial se convierte en una herramienta al servicio del mercado del lujo. Pero me alegro mucho de que esto este cambiando 🙂

    si creo en la compatibilidad de la calidad y la finalidad social.

    respecto a la ultima pregunta, ese 90 por ciento de poblacion al servicio de la industria no se ha considerado usuario de consumo potencial hasta que CHINA hizo temblar lo que siempre ha sido asi.

  101. eva dice:

    Hola a todos,

    Como siempre, muy interesante esta entrada. Me ha gustado porque nunca me había parado a pensar en el poder del diseño como transmisor de valores y,desde luego, lo es, puesto que el diseño industrial reproduce las jerarquías del sistema en el que vive: individualidad,elitismo… pero en el fondo todo es igual,un poco lo que nos vende la publicidad a nosotros (para ser único,compra esto,lo que sea, que tendrá también mucha gente)

    Creo que el buen diseño y el diseño social son compatibles como demuestra el proyecto chileno que hoy nos presentáis. Esas duchas son originales, útiles y están muy bien hechas. ¿Cómo se ha conseguido? Haciendo lo que no solemos hacer:poniéndonos en el lugar del otro. Me ha gustado mucho, mucho el proyecto porque ha unido a dos grupos aparentemente diferentes para trabajar por algo al tiempo que se van conociendo y eliminando prejuicios.

    Esta entrada está muy relacionada con la publicada ayer en la que se hablaba de creatividad. Quizás no se diseñe para ese 90% restante porque nunca se ha hecho antes de forma masiva, porque hay miedo a ser creativo y arriesgar. De momento son los estudiantes quienes más lo hacen… no tienen nada que perder y son más libres.Después vendrá la multinacional a comprarles su idea: pues que pague lo que verdaderamente vale.

    Un abrazo

  102. lucce dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Pues que ciertamente asociamos (o yo, normalmente, así lo hago) el diseño con esa élite de las clases medias-altas y no nos damos cuenta que el diseño industrial es aplicable a todo tipo de productos.

    Y sí, resulta difícil establecer un paralelismo semántico entre diseño y ética. Parece que son conceptos que no tienen que ver entre sí, pero realmente, como decís en el texto, se puede diseñar desde un punto de vista ético…

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Debería de serlo precisamente por ética. Yo, como Educador, quiero cuidar mi espacio de trabajo no sólo por mí si no porque creo que las familias con las que trabajo se merecen las mejores prestaciones e instalaciones. De ahí que sí debamos preocuparnos de cuidar todo, tanto desde un punto de vista práctico como estético.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Por lo que decía al principio, porque "nos han enseñado", "hemos aprendido" a asociar diseño sólo con un determinado y pequeño sector de la población y, sin embargo, todo va provisto de disño sólo que también hay diseños guays y otros cutres…

    Y, por cierto, aunque suene políticamente incorrecto en este foro, jejeje, no entiendo porque no nos fijamos en ese 90% a la hora de diseñar ya que, obviamente, tal y como indican las matemáticas, tenemos muchas más posibilidades de "vender" ante tal cantidad de gente que si nos centramos exclusivamente en el 10% restante. Veamos cuáles son las necesidades reales y prácticas del 90% y demos la calidad que todo el mundo se merece…

  103. Noelia A. dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual? El diseño actual como bien decís está pensado para unos pocos. Se trata de generar supuestas necesidades (y que para nada son productos necesarios) y crear en la sociedad esa necesidad de constante consumo. No tiene nada de social, salvo excepciones.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles? Por supuesto que son compatibles y el ejemplo de los estudiantes de esta universidad chilena lo demuestra.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos? En mi opinión no es que no pensemos, no se puede hablar en general. Volviendo al ejemplo del vídeo, ellos han pensado en algo útil para aquéllos con menos recursos,, pero ¿qué pasa con la mayoría? En mi opinión solo diseñadores que no tienen detrás un interés económico o lucrativo pueden sacar tiempo para ello. Es decir, aquí se trata de investigadores de universidad, en otros casos puede tratarse de asociaciones, etc. También es cierto que grandes empresas podrían hacer lo mismo dentro de una “obra social”, como hacen las cajas de ahorros. No obstante, lo cierto es que en el capitalismo queda fuera eso de ayudar a los más desfavorecidos… podemos hacer un paralelismo con las farmacéuticas y las enfermedades raras: no me interesa investigar X enfermedad porque no voy a tener “clientes” que me hagan recuperar los beneficios. Sin duda es triste pensar en esta realidad…

  104. Romana dice:

    Creo que este es uno de los grandes retos para el diseño social, lograr ser inclusivo y llegar aquellos grupos más desfavorecidos. Estoy de acuerdo con lo que dice el post sobre que el diseño ha tenido (y tiene actualmente) como población diana la clase media y alta, ya que los grupos más desfavorecidos no son considerados “consumidores de valor”, de ahí que ese 90% no “interese”. La barrera tecnológica afecta al diseño social de forma sustancial, el acceso de las personas en situación de pobreza a las nuevas tecnologías e incluso a los medios de comunicación es muy limitado y por otro lado, las personas que se dedican al diseño social también ven dificultado su incidencia sobre estos grupos. El objetivo ya no consistiría simplemente en tener ideas creativas sino en lograr un canal que distribuya el mensaje de manera universal y eficaz, superando las situaciones de pobreza y exlusión.

    • eva dice:

      Completamente de acuerdo, al final todo gira en un círculo vicioso. Está claro que Internet ayuda,pero quedan millones de personas sin conectar

  105. Martagv dice:

    Efectivamente las empresas lo que buscan en su producción es un fin puramente monetario y no tienen en cuenta las posibles repercusiones en su entorno, o para no generalizar, muchas de ellas no tienen en cuenta las repercusiones en su entorno.

    Como muchas de las cosas que involucran a las empresas y a la industria, podrían ser aplicadas en el desarrollo social y en generar un cambio social, pero actualmente son cuestiones que realmente no interesan.

    Considero que el diseño social debe de procurar ser un buen diseño, por que si no, realmente no tendría sentido. Aunque en la actualidad no parece que la gente considere que deban de ir unidas.

    Creo que no se piensa el ese otro 90% simplemente por que no generan el volumen monetario que realmente le interesa a la gente que lo diseña, puede que mi opinión sea muy tajante, pero es lo que pienso.

  106. susana dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Partiendo de la base de que el diseño es una herramienta que; mediante el desarrollo de objetos o servicios debe mejorar la calidad de vida de las personas. Pienso que el diseño actual de hoy en día, está dirigido a reforzar el consumo de las marcas sin tener en cuenta el principal objetivo, que es mejorar la calidad de vida. Quizás ahora, con la crisis, los consumidores nos volvemos más selectos y exigentes parándonos a pensar lo que realmente necesitamos y no como en muchos casos, comprar por comprar (porque lo tiene fulanito y yo también lo quiero, porque lleva ropa de marca y yo no voy a ser menos, porque está de moda….etc).

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Yo creo que sí, siempre y cuando el diseño esté basado en la necesidad y en la realidad.

    ¿Por qué nunca pensamos en el otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    La mayoría de la sociedad tendemos al consumo capitalista. Favoreciendo así, el principal fin de la producción de objetos, que es hacer crecer el capital y las marcas, poniendo en último lugar lo realmente importante, que es la calidad y la necesidad. El principal problema es que el diseño industrial ha marginado a los grupos más pobres considerándolos como dice el blog “no consumidores de valor”, por lo tanto, no interesa.

  107. josu dice:

    1. El diseño en la actualidad esta más para comerzilaizar y vender que para responder a unas necesidades. que necesidad tenemos de tener una Tablet, si ya tenemos un ordenador, pues nada como tener una tablet, para desconectar más del mundo que nos rodea. Realmnente necesitamos lo que consumimos, o somos consumistas patológicos. Abramos nuestra armario cuanta ropa tenemos que no utlizamos pero seguimos comprando sin utilizar la que ya tenemos, claro la moda avanza y no podemos quedarsnos atrás con la camisa de hace 10 años. el diseño está para crear, comprar, es decir consumir……….

    2.Son compatibles los dos, pero en la práctica es más puntero el diseño innovador que el otro, tenemos que crear productos atractivos, para que se compren, y ahi está la maldita oferta y demanda y viceversa. Pero las grandes empresas moran hacia otro lado en cuento al diseño social, no produce los beneficios que se marcan como objetivo.

    3. Por falta de recursos económicos, o realmente no son clientes potenciales. La moda, el negocio esta realmente orientado al capitalismo, consumismo…..hay que darle la vuelta y ver la botella al revés para ver que se pueden convertir en clientes incluso más atractivos que los de la actualidad.

  108. María Gares dice:

    Está claro que el diseño actual busca el beneficio económico, y parte de esta culpa la tiene la sociedad. No sólo pasa con el diseño actual, pasa con todo. Vivimos sólo para buscar el beneficio propio sin tener en cuenta muchas veces a los más desfavorecidos.

    A la sociedad en general le falta educación en valores para que las personas sepan desenvolverse en esta sociedad de consumo, respetando aquello que nuestra sociedad propugna y evitando los estereotipos con que nos persuade el consumismo. De este modo pensaríamos un poco más en ese 90% de gente.

    En cuanto a la pregunta de si el buen diseño y el diseño social son compatibles, claro que lo son, y deben serlo. Un buen diseño no tiene por qué implicar un elevado coste económico. La gracia está, como decíamos ayer, en ser creativos, hacer más con menos.

  109. Adriana Corté dice:

    Por supuesto que el buen diseño y el diseño social son compatibles. Así ha sido a través de los siglos, antes de que la sociedad de consumo fuese lo que hoy es. También creo que justo ahora es el momento de dejar de quejarnos por el tipo de diseño, sociedad o mundo que hemos construido, y en el que incluso las empresas y las personas más "capitalistas" (en el sentido de absoluta rentabilidad de la palabra) puedan participar, para lograr hacer un mundo nuevo y mejor. Es cierto que el diseño actual, aunque práctico y estéticamente agradable, busca como principio vender, y en sí misma la venta no es el problema, sino el precio que se paga por un producto que excluye a los consumidores de bajos recursos, pero no por ello menos necesitados ni de mal gusto. Y creo que hay mucha gente que piensa en el 90% restante que no consume, sobre todo ahora, que con la crisis hay cada día más gente con talento que busca nuevas vías

  110. Tere Souto dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Creo que está demasiado enfocado al consumismo, a la espiral de comprar sin pensar, seguir sin pensar y volver a comprar. además de ciertos anuncios y diseños por ejemplo de perfumes femeninos, que son totalmente sexistas y que consumimos a diario en los medios de comunicación.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Creo que sí, claro que son compatibles, me ha encantado el ejemplo de los diseños de un techo para chile.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    creo que no se piensa en las personas que no consumen, por que lo que realmente les importa es aumentar el consumismo. no buscan la utilidad, no se piensa en el medio ambiente, en el respeto de los derechos de todas y todos, no buscan las alternativas, buscan perpetuar una sociedad consumista

  111. Miquel dice:

    Casualmente hoy, leía una entrevista a Zygmunt Bauman que decía, entre otras cosas que "Objetos y personas son bienes de consumo, y como tales pierden su utilidad una vez usados", (en yammer he colgado la entrevista), y es así como veo el diseño actual; se fabrican "nuevos" productos para crearnos nuevas necesidades…

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Si bien es cierto que creo que a día de hoy no se cumple esta premisa, si creo que cada vez vamos más encaminad@s a ello… Cada vez existen más voces críticas!!

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Por lo que se comentaba anteriormente, vivimos para crear necesidades, y quien puede pagar esas necesidades? solo el 10%…

  112. Coro dice:

    Yo creo que actualmente todo es diseño. Hablamos cotidianamente del diseñador de interiores, del diseñador de joyas, del diseñador de moda, del diseñador gráfico, etc. También creo que todo diseño tiene un valor estético y un valor funcional que hay que saber distinguir, que ambos pueden confluir en un objeto, pero que no siempre es así. Finalmente, creo que está mejor visto, más aceptado, o tiene más repercusión mediática aquel diseño que tiene un valor artístico que aquel que tiene una aplicación práctica o resuelve una necesidad (basta ver los diseños de la famosa marca de ropa interior Victoria Secret cuando saca al mercado alguna prenda hecha en piedras preciosas, francamente impagable por cualquier mortal, cuántas veces aparece en diarios y telediarios).

    A la luz de los ejemplos dados por vosotros considero que sí, que el diseño y el diseño social son compatibles, y que esa debería ser la tendencia por la que los diseñadores de todas las ramas tendrían apostar, por el bien de la sociedad en general. Ahora bien, también es cierto que parte de la responsabilidad de que las cosas sean como son actualmente es nuestra, ya que como bien apuntabais somos los consumidores lo que debemos comenzar a demandar productos sostenibles creados de manera verdaderamente sostenible y tomar conciencia, de una buena vez, que el consumismo salvaje del que somos partícipes diariamente no puede traer nada bueno al final, ni para nuestras economías personales, ni mucho menos para el planeta.

    Ese 90% de la población en la cual nunca se piensa al diseñar u ofrecer productos sencillamente se ignora porque ellos no poseen los recursos económicos suficientes que les permitan adaptarse al ritmo de aparición y desaparición de un producto del mercado, tomando en cuenta que, hoy por hoy, el ciclo de vida de un producto lo marca el fabricante, quien decide cuándo, por ejemplo, un ordenador o un móvil está obsoleto y cuándo no, aunque apenas tenga en el mercado un año o menos, haciendo que sea económicamente inasumible para ese 90% estar al día en ese sentido, sin mencionar que tienen necesidades básicas más importantes que internar satisfacer.

    • Lorena dice:

      Exacto, desde la industria no hay demasiado interés en crear productos realmente sostenibles, pero yo considero que en la medida podamos demandar otros tipo de servicios y, sobre todo, desde que haya más gente con capacidad de promover otro tipo de industria orientada a solucionar problemas reales, otro mundo mejor y sostenible es posible.

      Realmente estoy emocionada con todo lo que estamos aprendiendo, qué importante es nuestra creatividad, manos a la obra!

  113. anavidal dice:

    Como solucionó la Bauhaus, MENOS ES MÁS.

    Un buen diseño es aquel que consigue satisfacer la función para la que ha sido creado mejor que cualquier otro diseño. Funcionalidad ante todo, por supuesto. La sencillez es elegante.

    Al margen de lo que es considerado un buen o un mal diseño (opiniones para todos los gustos, yo he dejado clara la mía…), creo firmemente -tal vez muy optimista por mi parte- en el papel de educador del diseñador del siglo XXI.

    No podemos obviar que el diseño está en todas partes, diseño es lo que comemos, lo que olemos, lo que tocamos, lo que oímos, lo que vemos e incluso lo que sentimos! Es sentimiento. De ahí cuando comento en otros post que no podemos ser ingenuos. Sino críticos: con nuestro trabajo, con nosotros mismos, con la sociedad y con el mundo.

    Estoy muy convencida de que mi actitud puede cambiar el mundo, cambiarlo a través de un ejercicio de diseño sano y responsable en donde soy consciente de mis limitaciones y consciente de la finalidad y el alcance de mi trabajo.

    No voy a dar lecciones de moralidad, ni si quiera de estartegia. Cada uno es consecuente consigo mismo y con sus intereses y eso es lo que debemos de hacer, pues siempre habrá una respuesta positiva y una negativa por parte del público y de los consumidores.

    Hay gente que opina que la energía nuclear es buena porque es muy limpia y no contamina; otros no usan nada que provenga de esa energía por el peligro que contiene el uso de esas centrales. ¿Qué es mejor? Ecología vs. el peligro que posee.

    Siempre, en todo diseño, hay una cara oculta, por eso hay que saber muy bien qué, cómo, y para quién se está creando lo que se crea. Como maestros debemos de hacer ver esa realidad en la que creemos y educar a través de nuestro diseño, un diseño responsable, un diseño social pensado con cabeza y con corazón, con vida, llegar al público y que estos tomen no sólo conciencia, sino el propio espíritu que impregna nuestros diseños.

  114. Alexbu dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    El diseño en la actualidad está subordinado a las marcas y al mercado. Un diseñor, normalmente trabajará para una marca, si trabaja por su cuenta tendrá el objetivo de vender el producto diseñado. Por esto el diseño actual es así.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Creo que sí es posible convinar diseño social y buen diseño. Ejemplos como el mostrado en el post nos enseñan que ésto es posible.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Esta pregunta enlaza con la primera; el diseño actual subordinado a los mercados piensa en diseñar para ganar más y más dinero. Si el 90% no es considerado público rentable no se diseña pensando en ellos e incluso ni se le ofrecen los productos diseñados.

  115. Adrián Novoa dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Pues creo que es el reflejo del modelo de sociedad que tenemos un modelo que está demostrando estar agotado. No se puede hacer productos para personas sin las personas.

    Cuando vas a crear un objeto o un servicio tienes que adaptarte a las necesidades de esa personas, no obligar a las personas a que te compren tus productos creando nuevas necesidades -ejemplo, vendiendo cosas mas por la marca que por la necesidad/calidad de un producto-.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Por supuesto, si eres capaz de crear algo útil, duradero y encima "bonito" mejor que mejor ¿no?

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Por que existe la tendencia de cosificar a las personas, las personas se comvierten en "clientes/ consumidores" entonces se toman un montón de decisiones suponiendo que nuestro producto es lo mejor para ellos.

    Pero no, lo correcto es empezar a pensar en que son personas necesitan algo con estas características, que cumpla esta determinada función etc.

    Es decir creando cosas útiles duraderas y bonitas 🙂

  116. Paz dice:

    El diseño actual busca llegar a mayor número de compradores para hacerlo rentable, por tanto, elimina a las personas que menores recursos. Sin embargo, sí que creo que el buen diseño y el diseño social sean compatibles, aunque tiene que haber de todo, tanto un como el otro y ambos juntos. Si con diseño social estamos pensando en productos sostenibles también, se deben crear y no sólo vender, como habla el post que muchas veces se hace. Pero también se puede hacer diseño social para, como cuenta el último video de Chile, mejorar las condiciones de vida de otras personas. Me ha encantado un vídeo en uno de los enlaces de este post sobre las "botellas de luz" en un barrio donde las cajas están tan juntas entre sí que no tienen luz en el interior. Es un diseño sencillo que, sin embargo, ha favorecido a muchos hogares. ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos? Porque en muchas ocasiones a las empresas no les sale rentable promover estos productos.

  117. ire87 dice:

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    SI, y el ejemplo de hoy sobre el diseño práctico para Chile es muy bueno. Se puede diseñar buscando la estética del pruducto solamente, pero se puede diseñar también buscando una practicidad a algo "agradable a la vista".

    Esas "regaderas" en chile, no me parecen nada feas, son prácticas y las hay de colores..así tambien se le puede dar una función distinta a cada una si se tienen varias en casa.

    Esto último puede parecer tonto, pero los diseñadores pensaron en fabricar varias de colores quizás tambien PARA ALGO.

    Así que el diseño puede perfectamente trabajar con un PARA ALGO, con la búsqueda de una practicidad óptima en los productos que se crean.

    Hay que apoyar iniciativas como esta, de igual forma que hay que hacerlo (y lo recuerdo al pensar en el tema de hoy) con el comercio justo:

    Si hay un 10% de la población que diseña para el otro 90%, porque no invertimos en productos hechos por ellos? quizá de esa forma los porcentajes se vayan equilibrando.

    Qué mas nos da comprar una bolsa de zara que comprarla en algun establecimiento de comercio justo, o en paradas de artesania que sabemos que son cosas hechas a mano?

    Personalmente para mi ese tipo de cosas tienen mucho más valor, además, generan originalidad y reducen el riesgo de ir a una boda vestidos igual que otros…y la calidad, no creo que se menor.

    Apoyemos, apoyemos estas iniciativas sociales que desarrollan productos funcionales, e invirtamos en productos únicos para que los grandes empresarios que dominan nuestras compras de Navidad bajen de status económico!! es posible!!! lo creo!!

  118. lupe dice:

    Creo que el diseño actual está concebido para llegar al mayor número de población posible, descartando a la gran mayoría de la población sin recursos que no puede acceder ni a lo más básico para cubrir sus necesidades. La gente hoy en día no sabe realmente lo que necesita, compra por comprar. Producto que sale nuevo al mercado, producto que necesitamos para poder vivir.

    En cuanto a lo que se refiere de si el buen diseño y el diseño social son compatibles, yo creo que no. Porque un buen diseño no esta planificado para explotar su lado social, sino para acercar el producto al mayor número de posibles compradores, creando necesidades y no soluciones.

    Lo relacionado con ese 90%, es más fácil olvidarse de ese porcentaje, que tratar de buscar una respuesta adecuada.

    • ire87 dice:

      Lo malo es que la mayoria de esos productos que compramos que dices que necesitamos para vivir, no es cierto!! estamos metidos en la sociedad que nos dice y nos manda qué necesitamos y qué no, y nosotros nos lo creemos!! La cuestión es entonces, hacerles caso o no.

      Pero esto tendria que ser en masa.

      ASÍ QUE A TRABAJAR POR ELLO!!

  119. Elena dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    pues un poco lo que se habla en la entrada de hoy, que el diseño está "vendido" a compañias, marcas, etc que busca crear necesidades que no hay, que sobreexplotan las que si pueden serlo(puedo necesitar un coche pero no necesito que sea un todoterreno), que son una parte más de una sociedad basada en el consumo. quizas si conociera mas el tema, seria conocedora de otras experiencias diferentes como las que relatais.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Yo creo que si, no es incompatible un buen diseño en cuanto a calidad, belleza, etc con el diseño social.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Pues porque ese 90% no puede pagar el precio al que salen esos productos…ese 90% no nos da de comer y nosotrxs tambien tenemos "necesidades" impuestas que cubrir 🙂

  120. Sandra Muñoz dice:

    El diseño actual personalmente tiene como finalidad crear una serie de necesidades, las necesidades no se crean si no que estan "dormindas" en el individuo, pero con el diseño nos hacen ansiar cosas que realmente no necesitamos y muchas veces desear cosas que se han hecho de forma no sostenible.

    El buen diseño y el diseño social son compatibles, ya que el diseño social ayuda al contexto social, actualmente se trabaja para que el diseño sea sostenible por lo que es compatible, aunque todavia esté muy presente el industrial yo creo q la tendencia puede cambiar.

    Ignorar el 90%? porque es más fácil evitar el problema que afrontarlo o dedicar esfuerzos y recursos en evitarlo.

    Un saludo

    • Coro dice:

      Estoy de acuerdo con lo de la creación de necesidades hechas por el diseño, basta ver con qué frecuencia aparecen móviles en el mercado cuya única diferencia con el anterior pueden ser un par de cosas, pero ahí vamos a comprarlo, y desechamos nuestro móvil anterior, que está en perfectas condiciones y cuyo ciclo vida en nuestras manos ha sido, quizás, de un año o menos…

  121. Jesús M. dice:

    ¿Qué opinas sobre el diseño actual?

    Considero que, como hemos visto en el vídeo, son los más jóvenes los que están cambiando de perspectiva. Al igual que señalaba anteriormente un compañero, muchos trabajadores buscan crear diseños de gran éxito para lucrar a su compañía y lucrarse ellos. Pero los jóvenes pienso que están viendo en las últimas décadas sus antecesores en todos los órdenes, políticos, empresarios, etc. han buscado el éxito a cualquier ejemplo, y al final han terminado por defraudar, engañar y delinquir. Ése ejemplo pienso que lo están adoptando los que ahora se están formando y tienen muy claro que no quieren repetir esos mismos errores, y para eso están buscando nuevos puntos de vista. Los jóvenes desde hace tiempo son los que más se preocupan por la ecología, por los animales, por ser solidarios… no sólo se puede asociar a los jóvenes botellón y generación ni-ni, si no que una gran cantidad de ellos aspiran a hacer de este mundo mejor y para eso hacen falta buenas ideas.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Seguramente el diseño social será siempre un buen diseño. Puede no ser récord de ventas, pero con que beneficie a una única persona en su vida cotidiana ya se puede dar tanto su creador como los que le ayudaron a hacer realidad esa idea como muy satisfechos y orgullosos.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Yo tampoco me había parado a pensar en eses 90%. Supongo que porque estamos instalados en un ámbito en el que tenemos de todo y muchas veces no pensamos más allá de nuestro círculo. Lo que vemos en televisión pensamos que está tan lejos que no podemos hacer nada al respecto, y que con tener conciencia ya vale. En cualquier caso los ingenieros industriales, los creativos y diseñadores a buen seguro que sí conocen de sobra que entre sus funciones y posibilidades también se encuentra el diseño social.

  122. Ana dice:

    Hay una cosa que en este articulo no me queda clara, si son las empresa tan "malas" que hace UNILEVER apoyando los "productos" de la Universidad catolica de Chile, Presuponemos que lo hace ¿por imagen? Yo entiendo y soy consciente de que en esta vida hay que ser criticos pero tambien entiendo que no se puede generalizar, si podemos hablar de una mayoria y estamos en todo nuestro derecho de criticar y decir lo que se esta haciendo mal para cambiar. Evidentemente los productos que se presentan en este tema son ingeniosos y muy útiles, pero que pensariamos si fuera directamente UNILEVER la que los comercilizaria sin importar su diseñador? Como repeti en Yammer nos guste o no formamos parte del sistema, podemos cambiar cosas pero no todo, y bajo mi punto de vista creo que empresas como UNILEVER, tienen entre su plantilla a gente comprometida y que de verdad cree que un mundo mejor es posible. y yo si que creo firmemente en RSC y que algunas empresas son conscientes que su empresa no es sostenible ni un mundo asi es sostenible.

    • Saturnino dice:

      Hola Ana,

      Coincido contigo en la importancia de la Responsabilidad Social Corporativa, pero ésta ha de estar guiada por la coherencia y ética, y no ser una justificación para mejorar la cuenta de explotación de la empresa. Desde el punto de vista del diseño social, la RSC ha de estar enfocada a cambiar la realidad social, a transformarla.

      Si la compañía Unilever hubiera diseñado los utensilios y herramientas, éstos no hubieran tenido la sencillez que les han dado los estudiantes, porque éstos han convivido durante once meses con las personas, y han conocido sus necesidades reales.

      Un abrazo solidario.

  123. gabriel sánch dice:

    Muy bueno.

    Mi opinión sobre el diseño industrial es que mientras se viva en un sistema basado en tener más cosas que los demás, aunque no nos sirvan de nada, el diseño, tanto industrial como gráfico, estará al servicio de los que quieren grandes beneficios a toda costa.

    Yo, sin ir más lejos, no creo que hiciese una campaña en la que no sacase beneficio, ya que no tienes la posibilidad ni de adquirir comida sin que otro se enriquezca.

    Lo que sí deberíamos hacer todos es, con nuestros diseños y forma de vida, predicar con el ejemplo.

    No es de recibo que haya quién vive de manera opulenta y ostentosa y sea, precisamente él, el que recomiende a los demás ser austeros.

  124. Araceli dice:

    Qué opinas sobre el diseño actual?

    Dejando al lado el buscar siempre un beneficio económico, es necesario, creo concienciarnos desde pequeños.

    Creo que sería básico el introducir como asignatura básica en los centros educativos la creatividad, la innovación …orientada siempre a buscar un beneficio social.

    ¿El buen diseño y el diseño social son compatibles?

    Por supuesto que son compatibles.

    Todo diseño y si encima es social debe ir encaminado a satisfacer las necesidades de las personas y como no, la mejora de la calidad de vida.

    Creo que es básico y necesario el diseñar bajo un prisma social.

    ¿Por qué nunca pensamos en ese otro 90% al diseñar/ofrecer nuestros productos?

    Pues siempre hemos considerado que el diseño era para los artistas. El tema del diseño era como inalcanzable para nosotros.

    De ahí que piense que esto es un tema cultural y formativo.

    • gabriel sánch dice:

      Totalmente de acuerdo, de hecho, creo que un buen diseño es el que aporta soluciones, no el que crea necesidades.

      Un ejemplo de esto es la célebre frase de Steve Jobs: "el consumidor no sabe lo que necesita hasta que se lo pones delante". Es aterradora.

      • Coro dice:

        Efectivamente, deberíamos comenzar a tomar más en serio la frase "mejor con menos" de Joaquim Sempere y que, por lo tanto, no seremos menos felices al consumir menos…

    • Vero Castañed dice:

      me ha encantado tu respuesta y comparto lo que dices!!!

  125. emiliano labrador dice:

    Como diseñador industrial (de formación) es evidente que lo que más deseas es hacer diseños (industriales) que vendan mucho a muchos. No piensas en la gente que no tiene (o tiene poca) opción de compra.

    El diseño industrial para la sociedad es algo que se está explorando ahora (al menos en el ámbito de mi conocimiento) y no solo es posible, sino que es algo que afortunadamente se está empezando a desarrollar con fuerza.

  126. […] Información ampliada para alumnos del curso: 0901 COMUNICACIÓN Y DISEÑO SOCIAL 4.1 DISEÑO SOCIAL APLICADO AL DISEÑO INDUSTRIAL […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *